Paso o no paso? ESA ES LA CUESTIÓN

Emotions: confusion

Habré pasado el primero? Te preguntas mientras tomas una caña fresca al sol.

Ya es verano!! Pasarán  el examen nada más que 4 gatos y ahora, qué? No te merece la pena seguir sufriendo cuando lo mas probable, es que no seas de los ELEGIDOS… qué coño, fijo!

– Paso de seguir entregando mi vida para pegarme la castaña.

MAL

Siento decirte que aún estás a tiempo para no reprocharte NADA. Y si pasas? Ataque de nervios remordimiento, casi besando el triunfo con sabor a cerveza en los labios.

Qué puede pasar?   Que no apruebes y hayas estado días haciendo el imbécil? Pues mil aplausos a tu cara sin broncear, a tu lucha final a tu… hasta que reviente.

Tienes que sentirte fuerte, no queda nada, la vas a joder ahora? Ten recursos para poder decirte que no pudiste entregarte más, que sea INJUSTO, pero que no sea por pillar dos cogorzas. Ya invitarás a las rondas tú, eres valiente, tienes un par y no puedes caerte ahora.

No puedes quedar, repasa la programación, defiende frente al espejo, grábate. Controla tus capacidades, explota tu ser.

Eres GRANDE, y no te vas a dejar hundir ahora.

 

Va de ranas… me encantan, fijación.

 

LAS RANAS EN LA CREMA

 

Había una vez dos ranas que cayeron en un recipiente de crema.

Inmediatamente sintieron que se hundían; era imposible nadar o flotar mucho

tiempo en esa masa espesa como arenas movedizas. Al principio, las dos

patalearon en la crema para llegar al borde del recipiente pero era inútil, sólo

conseguían chapotear en el mismo lugar y hundirse. Sintieron que cada vez era

más difícil salir a la superficie a respirar.

Una de ellas dijo en voz alta:

 

No puedo más. Es imposible salir de aquí, esta materia no es para nadar. Ya que

voy a morir, no veo para qué prolongar este dolor. No entiendo qué sentido tiene

morir agotada por un esfuerzo estéril.

 

Y dicho esto, dejó de patalear y se hundió con rapídez siendo literalmente tragada

por el espeso líquido blanco.

 

La otra rana, más persistente o quizás más tozuda, se dijo: No hay caso! Nada se puede hacer para avanzar en esta cosa. Sin embargo ya que la muerte me llega, prefiero luchar hasta mi último aliento. No quisiera morir un segundo antes de que llegue mi hora.

 

Y siguió pataleando y chapoteando siempre en el mismo lugar, sin avanzar un

centímetro. Horas y horas!

 

De pronto… de tanto patalear y agitar, agitar y patalear…la crema, se transformó

en manteca.

 

La rana sorprendida dio un salto y patinando llegó hasta el borde del pote.

 

Desde allí, sólo le quedaba ir croando alegremente de regreso a casa.

 

PATALEA, MUERE PATALEANDO, NO TE DEJES MORIR.

 

 

Yo sigo luchando, personas por skype de Infantil, de primaria… que luchan sin saber. Tutorías de última hora, alumnas de hace 12 años…. Lo vamos a conseguir, estoy con vosotros y yo tampoco piso la playa hasta  que todo esto termine porque estoy en la pota con vosotros y si muero, lo haré pataleando.

 

 

 

 

 

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *