Una opositora muy lista…

anitaportadaok

En mis años de opositora, no tan lejanos como algunos pueden creer, llegado este punto ya no sabía que hacer, repasar era un suplicio, tenia todos los esquemas pegados en la habitación, autores por colores, fechas. La legislación en el WC!! Decidí que si tanta incontinencia tenía, me castigaría leyendo la Legislación a cada visita a mi amiga la taza.

 

Los supuestos me comían los nervios, otra cosa no creo, dos meses a arroz no fue fácil, no tenía ni un duro. Yo también quería ir a donde fuera, pero no tenia dinero para todo, los cursos me habían dejado seca y la gasolina para poder ir al ciber mas cerno era una pasta. Las notas, como en Madrid en la sede… no podía estar allí.

 

Aquel año no había en Asturias, así lo decidieron a última hora y me fui a León con mi maleta y un miedo horrible.

 

No es momento de contaros mis peripecias, todos tenemos historias que contar… pero cuando pasé el primer examen y me tocó defender la última, creí que me daban tres males. Desde las 8 de la mañana con el DNI en la mano, sin opción a irme, así que decidí que mejor que quedarme sin comer, seguiría al tribunal sin que me viera, con un maletón que podía tener a alguien descuartizado dentro, escondiéndome detrás de los postes a una distancia prudencial.

 

Entraron en un centro comercial y yo almorcé en el turco de enfrente sin perderles de vista. Luego la misma operación, me sentí lista, resolutiva y sigilosa. Esa era yo!!

 

En resumen os diré, que a media tarde un tribunal que fue al WC, me preguntó si también le iba a seguir… la lista era ahora una ridícula, vieron todo el proceso incluido cuando tropecé , mientras estaba agazapada detrás de un coche, que vergüenza por Dios!!!!th

 

Pero les gusté, saqué la plaza y solo recuerdo que merece la pena sufrir, todo sucede por algo y la recompensa llega, os lo prometo.

 

La risa que debieron pasar, ni os lo cuento.

Facebooktwitter

2 thoughts on “Una opositora muy lista…

    • Gracis ati vida. Me encanta que sepáis que todos somod humanos. En ocasiones locos, ridiculos y mucho mas…idiotas.
      Un beso y fuerza
      María Pizarro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *