Ahora somos detectives

detective_privadoUna vez que pensé que no podían hacer mas despropósitos, me encuentro con que los que pasaron la primera parte, para la segunda están flipando.

Algunos, me lo comentaron alumnas de Inglés, no pueden ni usar el encerado, otros pueden tener incluso el cañón preparado si lo desean, todo depende de la especialidad y el tribunal. IMPRESIONANTE ¡Incluso dentro de la misma especialidad!

Esto me recuerda a Elizabetht Kúbler-Ross, cuando escribe “Carta a un niño con cáncer” ( ya lo se, leo de todo, me encanta) y habla del ARRIESGADO JUEGO DE LA VIDA.

 

Somos como semillas de diente de león al viento, un leve soplo impredecible puede hacer que nuestro destino cambie rotundamente. Y es realmente como ella dice… tribunal 1 tribunal 5, triunfo/ fracaso. Yo creo que nos merecemos ser un poco TEAs ( espectro autista), todos necesitamos saber a qué enfrentarnos, algo que podamos controlar de antemano para poder estar tranquilos. Parece que estamos jugando a la ruleta de la fortuna con nuestro futuro. Esto es definitivamente una enorme mierda.

Yo ya no se qué responder a la gente que nos llama desesperada, doce años como preparadora y es la primera vez que no puedo decir nada que les satisfaga, porque no miento, no doy alientos falsos, nunca. Ni cuando estaba en Única ni ahora.detectib_descuento_detectives_privados_56

Los sindicatos ayudan lo que pueden pero no son Aramís Fuster, consejería ni os cuento… nos queda cotillear, cruzar los dedos para no ser los primeros en exponer, preguntar al tribunal… seguir luchando y sufriendo.

Pero en este puto proceso, os aseguro que estamos con vosotros, que no hay vacaciones para nadie, que atendemos todas las preguntas que nos llegan y que si llueve o hace buen día, a nosotros también nos importa una mierda, ya llegará el verano de la tranquilidad.

De momento, me voy a la academia a cotillear por la red y a resumir los temas del próximo reto, no nos podemos detener.

Estamos con vosotros, siempre.

LogoColorTextBelow

 

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *