PUEDES HACERLO

puedes-hacerlo

Y SI NO… PUES NADA (ya lo dijo Amelie con toda la razón)

 

Es una estrategia muy aséptica, la cuestión de decantarte por lavarte las manos.

Me encantaría poder hacerlo, pero cuando ves tanta piedra en el camino, multitud de trabas imposibles de superar si no te asesoran y te hablan en CASTELLANO, no es que te apetezca tirar la toalla, ¡¡apetece quemarla!!

Ya han salido las previsiones y en algunas especialidades son de puta madre… “no te dará tiempo” “lo tenias que haber pensado antes” “para qué esforzarte si vas a hacer el ridículo”… me las se todas y para todas tengo una respuesta:

  • “VETE A LA MIERDA”

ESTÁS A TIEMPO PARA ABRIR LA MENTE, PRIORIZAR Y HACER LO QUE BUENAMENTE ESTÉ EN TU MANO, tienes un punto a tu favor, no llevas un año podre, por lo que no entra dentro de ningún planteamiento que te quejes, déjate de chorradas y ponte como si no existiera un mañana.

  • Prioriza
  • Haz textos que te sirvan para muchas cuestiones
  • Busca tu esencia, esos 21 gramos y déjalos bien claros, es el peso de tu alma
  • No copies lo que veas por internet, puedes hacer un guión, pero la actualización didáctica es lo esencial.

Recuerda que la suerte no existe, existe el momento en el que el talento se encuentra con la oportunidad.

No lo dejes pasar, yo estoy aquí. Si necesitas algo cuenta conmigo, aunque no seas mi alumno, soy buena gente ¡¡ existimos!!! Yo fui opositora, no tenía ni un duro, perdida y rodeada de listos.

No hablo sin conocimiento, todos a plantar tomates, tu a tu rollo y taconea.

¿Un cuento? Siempre

“Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo.
Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo. Cuando vieron cuán hondo era, dijeron a las dos ranas que estaban en el fondo, que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.

Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas. Las otras ranas seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles. Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Se desplomó y murió. La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.

La multitud de ranas le gritaba que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir. Pero la rana saltaba cada vez con más fuerza hasta que finalmente saltó fuera del hoyo.Cuando salió, las otras ranas le preguntaron:

– ¿No escuchaste lo que te decíamos?

La rana les explicó que era sorda. Ella pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más para salir de allí.”

 

logo-nuevo

Maria Pizarro

Quisieron enterrarnos, pero no sabían que somos semillas…

www.academiaformarte.com

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *