La falsedad de la Lectura en las oposiciones

Captura

Ahora toca la lectura. Nos enfrentamos cara a cara con nuestro trabajo, tristemente, siempre nos damos cuenta de que nos repetimos, sabemos de sobra que diremos algo mal, lo que somos conscientes de que se nos ha olvidado, etc. Pero ahí vamos, con el DNI en alza y una mezcla de sentimientos, entre vergüenza, miedo o simplemente emoción por conocer qué pasará.

Lo que pasó en Extremadura, en varias especialidades ya lo sabéis, a última hora les dijeron que de 2 horas nada, ¿cómo? ¡Es lo que marca la convocatoria! Pues cambio de planes justo antes de comenzar con el examen, 1 hora y media y venga. Yo entiendo los mandatos divinos, pero joder, solo en dos especialidades, la peña tiene preparada su muñeca para 2 horas, los folios que debe escribir, la estructuración… Es una putada de las que te matan. Ya sé que para todos es lo mismo, pero cada persona reacciona diferente a los estímulos, para la próxima, que nos pisen la mano con tacón de aguja, el que mejor tolere el dolor posterior gana ¡¡genial!!

Y que conste que no culpabilizo a los compañeros tribunales, que ya sé que cumplen órdenes, pero hay momentos en los que deberían dejar de lado el aburrimiento y las ganas de terminar y comportarse. Estoy hablando de la lectura, de esas miradas en las que encuentras a uno mirando al móvil, otro echando un recuento por la ventana… nadie te hace caso. Eso es cruel, todos debemos cumplir nuestro trabajo, por mucho que siempre encuentres una o dos almas cándidas que no dejan de mirarte y asentir, el resto no pueden estar de vacaciones antes de tiempo. Se que es una putada, aburrido, una responsabilidad infinita y cuatro duros de recompensa, pero vete a casa sabiendo que has ayudado, que has hecho sentirse mejor al que será tu compañero y duerme a pierna suelta por eso, es un trauma, las personas lo recordamos toda la vida, y tú también, se que me estás leyendo, SE LEGAL POR FAVOR.

Este es un tema peliagudo, en los tribunales, como en el mundo hay de todo, gente maravillosa, responsable y cercana, pero también hay personas que quieren terminar de una puta vez, que están cansados (como todos) y no les importa hacértelo saber… eso está mal mal mal.

¿Qué hay de los que se hacen los guays? Eso es lo peor sin duda. Dios te libre del tribunal que no quiere malos rollos y te ENGAÑA.

En Infantil León después de la lectura, varios tribunales sonríen unísonamente y te dan la enhorabuena…

Lectura del opositor: ¡¡¡lo hice de puta madre!!!

Realidad: se lo dicen a todos, quedan bien y tranquilos

Algo peor se rumia en varias comunidades diferentes como Asturias (secundaria) en donde se despiden diciendo “ Nos vemos en el siguiente”, “ dentro de unos días espero que lo hagas así de bien”..

Ya no hablo de lecturas que hace el opositor, de hecho se de una que le duró la resaca dos días, pero siento deciros que en muchas ocasiones no implica que paséis, ni de coña.

 

CARTEL NUEVO

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *