OPOSITOR, CAMINA SOBRE EL AGUA

CAMINA SOBRE

Los días de decepción y tristeza no terminan, dicen que el tiempo lo cura todo, pero… ese poso de rechazo siempre queda.

Yo lo viví, lo hago cada año y me muero por dentro, intento transmitir en estas líneas, que no ceso de luchar para que eso no suceda, pero una voz nos dice cosas que no queremos oír. Te sientes capaz de poder superarlo sin ayuda, pero quizá no sea cierto.

 

Una niña colombiana escribió que le gusta que llueva, a veces si, a veces no, porque un día tanto llovió que todo se lo llevó, su cama, la silla de la abuela, las ilusiones y las risas.

 

Pero a esa niña no se le olvida que la lluvia le da la vida a ella y a su pueblo, a veces trae la muerte… es tan difícil no pensar en el futuro, olvidar el pasado.

 

Ayer viendo una serie (superguay… TOUCH) hablaron de algo que me hizo pensar en nosotros, creo que os emocionará, como a mí.

 

Os cuento:

 

hormigas

Las hormigas rojas de fuego viven en tierras cambiantes, a veces hay inundaciones ( como nuestras decepciones) Si una hormiga cae al agua tiene muchas posibilidades de morir ahogada cuando se quede sin fuerzas. Sin embargo, cuando una colonia de hormigas de fuego (Solenopsis invicta) terminan en el agua, la mayoría de sus miembros tienen muchas opciones de salvarse.

Un estudio del Instituto de Tecnología de Georgia (Atlanta, EE.UU.) ha demostrado que estos insectos se unen entre sí y atrapan aire para crear una plataforma resistente al agua.

Las hormigas consiguen formar, según el artículo publicado en la revistaProceedings of the National Academy, una especie de película protectora para mantenerse a flote en el agua y que impide que se ahoguen.

Para explorar la formación de estas balsas, un equipo de investigadores dirigido por David Hu arrojó grupos de 500 a 8.000 hormigas en superficies de agua.

La unión hace la fuerza

Los insectos se agrupaban con rapidez y en pocos minutos lograban construir una plataforma redondeada en la que la mitad de la colonia formaba una única capa sumergida que mantenía a flote al resto de miembros de la comunidad.

Según señalan los autores, y como se puede ver en un video publicado por la revista Wired, las formaciones de aire que queda atrapado bajo las balsas probablemente aumentaban la flotabilidad y evitaban que las hormigas de la capa del fondo se ahogaran.

CARTEL NUEVO

 

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *