Lo vivo..lo quiero vivir…me encanta vivirlo.

Soñar con que se me olvida en dni…, ” jajaja y esto es verídico, el año pasado casi se lo tengo que llevar a una de mis alumnas a La Rioja, se lo hubiera llevado ehhh”, que si no me acuerdo del tema.., que perdí el bus…todos hemos pasado por ahí.
Pero tranquila todo va a salir bien lo se y lo se por todos y cada uno de los años hemos pasado por ello y salimos victoriosos.
A pesar de los años, de la experiencia … yo sigo sufriendo esos nervios, esas ganas de vomitar de llorar;  aún estando en la distancia que nos es mucha porque siempre os acompaño a las sedes, este año Madrid o Andalucía aún no lo se y si pudiera pasaría por todas y cada una de vosotras ese mal trago…pero no sería justo…hay que aprender a ser resilientes porque uno nace se hace y aprende de las pequeñas cosas.
Nosotros desde  Formarte estamos ahí contigo y seguiremos siempre juntos porque si tu saltas yo salto.
Siempre estaremos juntos por ese hilo rojo del destino.

Los japoneses tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique.

 

Esta leyenda surge cuando se descubre que la arteria ulnar conecta el corazón con el dedo meñique. Al estar unidos por esa arteria se comenzó a decir que los hilos rojos del destino unían los meñiques con los corazones; es decir, simbolizaban el interés compartido y la unión de los sentimientos. Por eso también el hecho de hacer promesas en algunos países al entrelazar estos dedos con el otro.


La historia en sí cuenta que entre dos o más personas que están destinadas a tener un lazo afectivo existe un «hilo rojo», que viene con ellas desde su nacimiento. El hilo existe independientemente del momento de sus vidas en el que las personas vayan a conocerse y no puede romperse en ningún caso, aunque a veces pueda estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas.

 

HISTORIA
Una de las leyendas sobre este hilo rojo cuenta que un anciano que vive en la luna, sale cada noche y busca entre las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra, y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan.

Estamos unidos por ese hilo y no os perderemos, siempre estaremos presentes; con algunos de vosotros el vínculo será de Amistad , con otros de Alumnos/Preparadores, pero lo mejor de todo es que después del paso por la Academia ya estaréis preparados para volar solos.

 

hilo rojo


“UN HILO ROJO INVISIBLE CONECTA A AQUELLOS QUE ESTÁN DESTINADOS A ENCONTRARSE, SIN IMPORTAR TIEMPO, LUGAR O CIRCUNSTANCIAS. EL HILO ROJO SE PUEDE ESTIRAR, CONTRAER O ENREDAR, PERO NUNCA ROMPER”.

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *