Desenchúfalos y Conéctate ……

Los niños de hoy están más deprimidos que los de la Gran Depresión, según los investigadores Australianos, y el estrés de segunda mano es el gran culpable. Parece mentira pero si es así, y cada vez se ve más patente en las aulas. Cuando un niño está expuesto a demasiados temas estresantes, la habilidad del cuerpo para autorregularse y retornar a la base de todas las cosas se desgasta. Por eso muchas veces la excesiva  a estimulación visual a través de la televisión, los ordenadores  y los juegos de video son parte del problema, pero el estrés de los padres, es un gran problema.

 

Llega el verano, seguimos trabajando, seguimos a la carrera al igual que durante el curso, pero ahora están los niños en casa, hay que entretenerlos, manchan más, quieren estar en la calle con los amigos y nosotros estamos más cansados y al final acabamos enganchando a los niños a la tv o a las consolas para poder descansar

Y es que los datos asustan. En España, la televisión  se ha convertido en la primera alternativa de ocio infantil, por encima de leer, jugar o escuchar música.

 

 Si “somos lo que comemos ”, entonces el cerebro es lo que experimenta y el entretenimiento digital es como comida basura  mental para niños  El problema está no solamente con lo que hacen los niños pequeños mientras ven TV; está en lo que no hacen. Específicamente, los niños están programados para aprender interactuando con otras personas. La televisión se ha convertido en el compañero de juegos de juegos de los niños. Atrás quedaron los juegos callejeros como el escondite o el pilla pilla… Los niños de hoy pasan prácticamente las mismas horas al año frente al televisor que en el colegio. 

 

Por eso, por favor vamos a pasar tiempo con nuestro hijos, vamos a apagar la tv, a dejar nuestros móviles, porque abusamos de ellos estando con nuestros niños, y nos perdemos una tarde de parque, un paseo por la playa, y lo peor de todo que nos enfadamos con ellos cuando nos interrumpen cuando estamos viendo el tour o revisamos nuestro correo o Facebook. Recuerda son niños, quieren jugar y quieren estar con nosotros, están de vacaciones y tienen derecho a poder disfrutarnos un poco más.

“Aquí con los tres….. jajaja”

Historia para reflexionar

“Sólo quiero vivir lo que vive un televisor”.

Mientras oraba antes de acostarse, un niño pidió con mucha devoción:

“Señor, esta noche te pido algo especial: conviérteme en un televisor. Quisiera ocupar su lugar. Quisiera vivir lo que vive la tele de mi casa.

Es decir, tener un cuarto especial para mí y reunir a todos los miembros de la familia a mí alrededor. Ser tomado en serio cuando hablo.

Convertirme en el centro de atención y ser aquel al que todos quieren escuchar sin interrumpirlo ni cuestionarlo.

Quisiera sentir el cuidado especial que recibe la tele cuando algo no funciona. Tener la compañía de mi papá cuando llega a casa, aunque esté cansado del trabajo.

Y que mi mamá me busque cuando esté sola y aburrida, en lugar de ignorarme.

Y que mis hermanos se peleen por estar conmigo. Que pueda divertirlos a todos, aunque a veces no les diga nada.

Quisiera vivir la sensación de que lo dejen todo por pasar unos momentos a mi lado. Señor, no te pido mucho.

Sólo vivir lo que vive un televisor”.

 

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *