Los niños de ayer y hoy…¿Que será de ellos mañana?

Ayer estuve leyendo y viendo un video de Álvaro Bilbao, neuropsicólogo, que afirmaba : “Si queremos hijos felices hay que enseñarles a navegar en tempestades”

Y que razón que tiene, cuando todo va bien, Marina  es maravillosa, que hija más buena, más tranquila o que alumna más aplicada, no da guerra, así quisiera que fueran todos. Pero cuando algo va mal…hija igualito que tu padre, de quien sacarías esos genes!!! o como profe, que mal educada, que consentida que está…Y  de ahí ya parte nuestro primer error, Marina es la misma niña, ella no cambió, ella sigue con sus dos coletitas, sus pecas y su rodillas peladas de jugar en el parque, ¿pero que hizo que cambiara nuestra idea sobre ella? ¿Qué pasó?

Entonces empieza nuestra labor de investigación y cuidado, no pequemos con el efecto iceberg…una cosa es lo que se ve, y otra lo que hay por detrás de la historia de esta niña, la muerte de un familiar, la separación de los padres, tuvo una hermanita, se cambia de casa…y hay que enseñarles a afrontar las tempestades y aprender de ellas.

 

Los niños muchas veces no saben expresarse, no han desarrollado una inteligencia emocional, unas relaciones sociales satisfactorias, no saben empatizas…y eso significa que hay una parte de su cerebro que no sabe conectar, que no encontró las vías para poder desarrollar esas habilidades al igual que aprendemos a sumar, a leer.

Por tanto está claro…ya sabemos una de las causas del problema, falta de desarrollo

 

. Álvaro Bilbao  brinda cuatro ideas fundamentales para ayudar a nuestros hijos y alumnos  a cuidar su cerebro.

 

Lo primero y quizás más fundamental  a mi parecer es EL AMOR , que se sienta el niño querido, protegido,  que no debemos confundir con la sobreprotección. Cuidado con sobre proteger ,el niño no aprenderá a resolver problemas porque será el papá o la mamá el que lo haga, estamos creándole una indefensión ante la vida, lo importante es enseñarles la manera de  tomar buenas decisiones no es evitarle los problemas sino dejar que tenga aciertos y errores , ayudarle a aprender de ellos .

Yo me acuerdo perfectamente de mi hijo el pequeño cuando empezó el colegio que decía.. no me gusta mi profe mama no da besos, no cuenta cuentos y hablé con la profesora y le expliqué que  mi hijo lo que necesita muchas veces es un beso, una caricia, un estoy contigo tranquilo.. su contestación fue “ya no estamos en la guardería para esas cosas”. Me dejó helada, sin más. Pero cuando acabó el curso, unos días antes tuve tutoría y me dijo. “estamos trabajando que empieza el verano y preparamos la maleta para irnos de vacaciones y tu pequeño cuando llega, cuando se va me dice profe dame un beso que lo meto en la maleta para guardarlo para este verano cuando no te vea”  Así es mi pequeño, mi gitano. Y como madre que deciros… el Facebook me recordaba hace unos días, que un día me acosté pues a eso de las dos de la mañana después de  haber trabajado por la mañana en mi cole y” actualizando temas para mis niñas de la Academia y sus correcciones de Progra y Supuesto semanal”, dejar casa recogida, ropas preparadas , que cuando te metes en la cama, ya no sabes si estas o no estas…, me llamó mi pequeño… que se hacía pis…pues para allá que fuí y dormidin,  cogido  en brazos  me dijo “mama te quiero , mañana nos vemos, pero antes de irte dame besos para hoy y para mañana ”

Creo que me entendéis perfectamente, no solo hay que educar la mente de un niño, también su corazón.. Un cerebro que no recibe afecto en los primeros años de vida va a crecer con serias dificultades, tanto emocionales como intelectuales, cuántos niños conozco yo con abandono emocional..

 

 

Otro de los pilares básico es el EJERCICIO FÍSICO para oxigenar bien el cerebro. El cerebro es un gran consumidor de oxígeno”. Con tan solo un 2% del peso corporal consume el 33% del oxígeno que está en nuestros pulmones. Esto es por todos bien sabido, incluso cuando estudias te recomiendan que salgas a andar, que actives tu cuerpo, que tu corazón bombé sangre y que te oxigenes, ¿por qué crees que cuando discutes muchas veces te vas a la calle a que te del aire y se te pase?

 

Y que importante es la NUTRICIÓN NEUROSALUSABLE .  Habrás escuchado el dicho “somos lo que comemos”, y no le falta razón. Sin embargo, pocas veces tenemos en cuenta cómo nuestra alimentación puede influir en nuestro estado de ánimo, rendimiento intelectual o manera de envejecer. Una alimentación neurosaludable se basa en seguir una serie hábitos con el objetivo último de proporcionar beneficios para nuestro cerebro; aumentar nuestro nivel de energía y rendimiento intelectual, mejorar nuestro estado de ánimo y favorecer un envejecimiento cerebral sano.

 

Aquí es donde llega la puntilla de profe cuando digo ¿ya entendéis porque trabajo con almuerzos saludables, porque promuevo cero chuches y hago talleres de cocina? Ahora solo piensa como madre.. No tengo cena llamo al telepizaa que tarde 40 minutos en llegar o por el contrario  preparas una ensalada de pasta, o un revuelto de verduras…no tardas esos 40minutos del telepizza , es más sano y tus hijos te pueden ayudar a elaborarlo, yo la diferencia la veo claramente. Creo que esta frase de Alvaro Bilbao lo resume claramente “El hecho de que vuestros hijos tengan las arterias limpias u obstruidas tiene mucho que ver con si compras la merienda de tus hijos en la sección de frutería del supermercado o en la sección de grasas hidrogenadas y azúcares”.

 

Y hoy en día  LA GESTIÓN DEL ESTRÉS Y EL AUTOCONTROL son las claves, imprescindibles y muy necesarias, ya no solo ese autocontrol de los niños, sino también nuestro, porque el estrés del día, se lo trasmitimos a los niños. Hoy en día tenemos niños que viven con mucho estrés. No tienen ni un momento libre,

Y si mi cerebro esta estresado, descuida que feliz no estará ¿Tu estas feliz cuando estás estresado? Y esto ocasiona el síndrome de decaimiento, la sensación de que no estamos muy motivados ante las situaciones cotidianas de la vida

 

Padre, profesores, cuidadores todos enseñamos pautas básicas de higiene corporal e higiene dental, enseñamos a ser autónomos a los niños y está muy bien. Y sin embargo la mayoría de padres tienen muy poca idea acerca de cómo pueden cuidar el órgano más importante de sus hijos: su cerebro”. Y esto es así, porque nadie nos lo ha dicho. Nuestros hijos no viene con un manual de instrucciones y según van creciendo sabes, esto no le gusta, esta ropa no le queda bien, cuando está malo lo sé porque le salen granitos, si tiene fiebre apiretal, cuando hay mocos pues suero, si se cae betadine o mi barrita mágica de argidol..Veis cuidamos lo que se ve, aprendemos como podemos cuidarlos desde fuera…pero ¿ y desde dentro? Nadie nos dijo como cuidarlos por dentro ..

Y que diferencia de nuestra infancia a la suya, nosotros  locos por acabar los deberes y salir al parque a jugar a la goma, a pillar, incluso a los toros jugaba yo… y hoy los niños no quieren salir, quieren practicar “sofyng” y su puede ser acompañado de la maquinita de última generación mejor..¡¡Para que voy a salir, si me voy a cansar y sudar y me van a mandar bañar…me quedo calentito en casa¡¡

Nuestras tardes eran de calle y calle, ahora todos a actividades extraescolares, por favor elegirlas con cuidado, que sean pocas, es muy importante que los niños tengan un juego libre, porque la imaginación es fundamental en el desarrollo del niño. Déjalo, ya aprenderán karate, padel, tres idiomas, encaje de bolillos en otro momento de su vida, no tiene por qué ser todo de golpe, ¡¡ vamos a dejarlos respiraaaar¡¡ Los mejores frutos no crecen en pocos días. Para que nuestros hijos den sus mejores frutos, no es favorable meterles en un invernadero que acelere su crecimiento, sino que hay que ser pacientes”.

 

Einstein decía que la lógica nos puede llevar del punto A al B y la imaginación nos puede llevar a cualquier sitio. Los niños no solo deben estar en casa con sus padres, deben poder jugar,leer, fantasear y crear, es la manera de desarrollar un cerebro pleno”.

Rebeca G. L.

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *