LAS OTRAS TIC: Ternura, Interés y Cariño

 

Estamos embaucados en un mundo tecnológico, presente en nuestras vidas, trabajos, casa…todo es estar conectados y  avanzar hacia las tecnologías innovadoras, SIEMPRE MAS, es un slogan de una de las operadores de telefonía móvil…pero en este caso más tecnologias, significan menos en los ámbitos.

Las TIC constituyen en fenómeno social de gran trascendencia. Según el Informe de la Fundación Telefónica “La Sociedad de Información en España 2014”.Casi el 80% de la población accede a Internet a diario y lo hace mayoritariamente a través de un dispositivo móvil.

¿Pero qué es lo que aportan las nuevas tecnologías a la educación?

Parece que además de comodidad, rapidez, sencillez, y la mejora de la productividad en general, suponen un cambio radical en el proceso educativo. La incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la educación abre un amplio abanico de oportunidades y posibilidades en el sector educativo contribuyendo a la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje, elimina barreras geográficas, se presenta como un potente recurso pedagógico que puede actuar como catalizador del aprendizaje, así como una valiosa herramienta para alumnos con necesidades educativas, y un largo etcétera pero… ¿nos ocultan las pantallas táctiles y la realidad aumentada la verdadera mirada de los alumnos? ¿Cuándo fue la última vez que miraste a alguien a los ojos? ¿De qué color son los ojos del niño de la primera fila? o simplemente ¿te fijaste que tu compi se cortó el pelo, o que lleva sin sonreí unos días?…No verdad… no te fijaste no levantaste tu mirada del móvil, Tablet, libro de texto…se te olvido mirar que es lo que pasaba a tu alrededor.

 

Pero para mí las mejores TIC que yo tengo en mi casa, en mi clase y que año tras año me funcionan  son: LA TERNURA, EL INTERÉS Y EL CARIÑO.

A veces los maestros, profesores , perdemos el norte, actuamos como si fuesen máquinas nuestros alumnos, como si estuvieran programados para aprender, de estudiar, de repetir, de obedecer. Nooooo, eso no son nuestros niños, son personas, son la mejor selección de los seres vivos: son niños Son el futuro de la sociedad, ¿cómo queremos que actúen en ese futuro? ¿Cómo máquinas o con corazón? Yo prefiero una sociedad dirigida con y desde el corazón.

 

Los docentes tocamos vidas para siempre, escribimos y dejamos huellas en los corazones de nuestros alumnos, por eso debemos hacerlo con mucha ternura, creatividad y alegría. Capaz de encontrar la inspiración en cualquier persona que tenga algo que aportar-

Creo que educar es algo más emocional que curricular. ¿Y porque educar con ternura, interés y cariño? ¿Y por qué no? Piénsalo.

No es fácil educar a los niños, no viene con manual de instrucciones, ni con botón on /off. Los niños crecen seguros de sí mismos y con buena personalidad cuando los padres y educadores les hemos transmitido esa seguridad y confianza que les va a permitir entre otras cosas, asumir la responsabilidad de sus actos. Sin ternura ni cercanía no puede haber aprendizaje. Uno no aprende de aquel al que teme, ni de aquel al que observa desde la lejanía impuesta por una barrera invisible de frialdad. Sin ternura no hay mirada cómplice. Y sin mirada cómplice, la educación está perdida. Porque la confianza y la ilusión son motores incombustibles e imprescindibles. Ternura en el trato, comprensión, apoyo, guía y mano tendida. Para ayudar a levantarse cuando uno cae, para ayudar a percibir el mundo como un lugar que merece la pena

 

¿Es posible que tus alumnos o hijos disfruten al sentarse delante de los libros para estudiar? Si,  si existe la motivación y el impulso para ello, claro que  si. Para que haya interés tiene que haber una motivación, pero no solo por parte del alumno, sino también nuestra, de los maestros. Los docentes somos algo parecido a unos comerciales, sí, unos comerciales. Porque lo que hacemos es vender un producto, “el del conocimiento”. Y vender un producto, sea el que sea, no es fácil. El buen comercial es aquel que es capaz de llegar al corazón del consumidor, que es capaz de convencerle con argumentos sólidos, que es capaz de hacerle creer que realmente necesita consumir ese producto, de crear esa necesidad .Y ¿Cómo hacer que se interesen por lo que les queremos enseñar? Es necesario que  se emocionen con lo que hacen, que les despierte sentimientos es fundamental para que quieran aprender más y más. Es importante partir del interés de los niños y buscar actividades adecuadas a la edad de cada niño. Podemos realizar actividades con los niños para que aprendan a aprender en otros ambientes, visitas interactivas a museos, exposiciones… Hoy, educar no es enseñar contenidos, es enseñar caminos; es dar alas a la creatividad y encenderle una vela a la imaginación; es hacer que un ánimo apagado se ponga a caminar y que quien había perdido la esperanza vuelva a soñar. Educar es saber mover un corazón. El buen maestro ya no es solo aquel que enseña, es aquel que inspira y despierta en el alumno las ganas de crecer.

Al menos así lo entendemos en nuestra Academia y  se lo transmitimos del mismo modo también a nuestras niñas, maestras de presente y funcionarias de futuro.

Y  el cariño, con mayúsculas, del de verdad, del que vale ,del que es para siempre… del que da “abrazos calentitos” y toca el corazón, cuando tus niños te ven triste y te besan, o te diste otro golpe en la rodilla con la mesa y te abrazan con el corazón. Ese cariño que te hace ver al alumno que tienes en frente como el niño que es, con sus temores, sus sueños, sus alegrías.

 

A la educación de hoy en día no le faltan más horas de matemáticas, ni de lengua, ni de science. A la educación de hoy  lo que le falta es alma. “La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza – decía Howard G.  – , sino de corazón a corazón”. El buen maestro ya no es solo aquel que enseña, es aquel que inspira y despierta en el alumno las ganas de crecer.

Facebooktwitter

3 thoughts on “LAS OTRAS TIC: Ternura, Interés y Cariño

  1. Creo que sería más correcto citar a Manu Velasco al hablar de estas otras TIC. .parecen idea vuestra, cuando él ya llevo tiempo hablando de ellas.

    • Como veis he aprobado tanto tu comentario como el de Iván, en educación claro que ya está todo inventado y no dudo haberlo escuchado o leído en algún sitio, si Manu Velasco se pronunció primero que un servidor a este respecto, estoy totalmente de acuerdo con su modo de ver la educación, para nada era mi intención hacer mías sus palabras, que quede claro, y ya Montesori hablaba en estos términos de la educación, antes incluso de que se acuñaran las TIC.
      Pero si tal y como veo, el citado maestro por ustedes,sigue esa línea pedagógica; habrá que seguirle y mencionarle en próximas publicaciones, siempre aprendiendo y en continua búsqueda de lo mejor para nuestros discentes sean niños, o alumnos de nuestra Academia.
      Gracias por vuestra aclaración, con la crítica constructiva siempre se crece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *