Dibujando Maestros

soñando

soñando

Trataré de describir como la relación con mi pareja María, que es funcionaria y tiene una academia de preparación para opositores a magisterio y secundaria por diferentes especialidades, con una trayectoria profesional amplísima.

Intentaré extrapolar sus logros, méritos y cualificación, que tiene y muchos, por como vive la pasión por su trabajo; por la educación, por los niños que la han hecho llegar a ser el ente que me guía, me inspira, para poder trasladarles a ustedes la visión tan especial que tiene de ver la vida, sentirla, olerla, tocarla, vivirla a través de sus historias, sus cuentos que la han llevado a ser quien es y como es.

miedo a saltar

miedo a saltar

Dicho entusiasmo lo transmite en todas y cada una de las cosas que hace. Esa pasión es la que yo os voy a intentar traducir con mis palabras desde el mayor absoluto respeto por toda esa gente que realmente la deleita desde sus micromundos. Esperando, deseando y confiando que este neófito aprendiz de todo, sea capaz de hacerles llegar tan solo un ínfima parte de lo que me hace sentir con esas historias y cuentos. Como la percepción me ha cambiado la forma de ver el mundo, como me ha hecho mejorar como padre, que es el primer puesto del ranking al que aspiro, pues a través de la lectura, la comprensión o porque no decirlo algo tan sencillo y difícil de definir, leerle dichos cuentos a mi hijo, como María me lee a mí, haciendo hincapié en la entonación, las pausas que le sorprenden, le impacientan, le atraen y esperando que el saque sus propias conclusiones, de lo que el abstraiga su propia fábula y sentido.

¿Mi visión por ser adulto tiene que ser la real, la absoluta, la cierta?

Pues no.

One thought on “Dibujando Maestros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *