Querida Maestra….

Hoy dando un paseo por mi ciudad, me encontré con una de mis compañeras de batalla, hablamos del verano, de nuestros niños, de la vuelta al cole y en mitad de la conversación salió que mi compañera(voy a llamarla  Cristina) se jubila , ya con sus 65 añitos en el mes de enero…puff… ¿ Y qué voy hacer yo sin mi compañera de batallas, a la que le pregunté mil veces como ha cambiado la educación y los niños, en los más de 30 años que lleva trabajando como maestra?… ¿Ahora con quién voy a tomar yo mi cafetín y mis galletas?

 

A lo largo de nuestra vida “alguien”  pone en nuestro camino a diversas personas que son difíciles de olvidar, a unos por cosas mejores que otras la verdad…pero todas al fin y al cabo dejan huella en nuestra vida, en nuestro corazón. Pero como digo yo muchas veces a mis alumnas la vida es como un tren, unos suben en la estación de salida, otros montan a medio viaje y se quedan hasta el final, otros se bajan en la segunda estación, hay quien pierde el tren y hay quien ni se entera que pasó. Pero al igual que la vida pasa, los trenes también y a veces nos  despedimos de gente que queremos  y duele mucho, más de lo que quisiéramos o podríamos permitirnos. Pero hay que mirar el lado positivo de las cosas, porque gracias a este viaje, y a sus pasajeros hay buenos recuerdos y lecciones aprendidas.

 

Quiero agradecerte compañera cada minuto de tu tiempo, la inmensa paciencia que tuviste para enseñarme tantas cosas, la inmensa paciencia con mis preguntas de¿ Cómo sacaste la plaza de maestra?, tus primeros años tan lejos de casa y lo duro que era estar alejada de tus seres queridos, hay veces que duele recordar toda esa parte de una vida. Gracias por sembrar en mí las ganas de saber, las ganas de enseñar. Todavía me acuerdo cuando te comente que iba a trabajar en una Academia,preparando a otros maestros para conseguir su sueño, no te sorprendió en absoluto, al revés, me dijiste” ya sabía que tú no sabes estar parada y te encanta enseñar y formar parte de la vida de los demás y con qué mejor que con tu sonrisa y tu cartera de cuentos enseñar a otras maestras a enseñar.” He aprendido de ti que la mejor maestra no es la que más sabe, sino la que mejor enseña. Cuando nos conocimos me dijiste , en realidad un buen maestro no tiene nada que enseñar porque los alumnos aprenden por sí mismos y yo he aprendido de cada uno de ellos en el momento en el que empiezas a escucharlos y los valoras “

Me considero muy afortunada por mi trabajo, porque a un médico se le permite traer una vida en un momento mágico, un arquitecto sabe que si construye con cuidado, su estructura puede permanecer siglos, una maestra sabe que si construye con amor y verdad, lo que construya durará para siempre. 

Cristina sé que voy a seguir contando contigo cada día, te voy a seguir llamando todos los sábados cuando salga de la Formarte para contarte como fue mi día, “gente muy nueva y perdida con su carrera recién acabada, ¿ te acuerdas?, alumnas que saben mucho pero no saben vender su producto ,  otras que creen saber todo y tienen ideas confundidas , y luego las eternas opositoras que están al inicio de la lista y deciden preparar sus oposiciones y hablan del proyecto educativo como si fuese el padre nuestro y se apoyan siempre en ese documento que todos sabemos que es un papel amarillo que está guardado al fondo del armario , en uno de los coles en los que trabajé tenía más de 20 años ¡¡ y eso que se actualiza¡¡…, pero ojo que en las oposiciones no puedes decir eso, que no se cambia, que no sabes dónde está, en las oposiciones se revisa, se actualiza y se hace planes de mejora. Aunque suene feo ante los tribunales de las oposiciones tenemos que ser Comerciales de la Educación e incluso llegar a vender un producto que en ocasiones no tiene que ver con la realidad educativa.

Seguiré regalándote margaritas por tu cumpleaños y te seguiré invitando a café solo sin azúcar todos los días que pueda .La sala de profesores se me hará inmensa sin ti. Pero creo que más inmensa se te hará tu casa a tí, tus días sin tus niños, conociéndote tiemblas de pensar que en enero llaman a tu puerta, puff a mitad del segundo trimestre…y carnavales por medio y no acabas la etapa de infantil con tus niños y te queda tanto y tanto por enseñar. Tranquila compañera es una nueva etapa y lo sabes y tanto yo, como mis compis ya te hemos dicho que te haremos un huequin en nuestras clases para que nos sigas contando historias, poemas, retahílas y cancioncillas de tu pueblo.

Hoy soy yo la que te dedico unas letras a tí, gracias por todo, gracias por ser como eres, gracias por llenar mi corazón.

 

Facebooktwitter

¿Por qué…por qué..y por qué?

El cerebro de los niños en sus primeros años de vida es todo un mundo por descubrir y aprender, y cada día que pasa sus conocimientos y curiosidad se van incrementando.

Los niños preguntan y preguntan y preguntan: ¿Y por qué? Esta etapa, que suele aparecer a los tres o cuatro años, puede ser agotadora. Nunca se cansan de preguntar y a veces nos agotamos o nos encontramos con cuestiones que no sabemos cómo responder . Los niños, al igual que los científicos, miran al mundo exterior tratando de encontrar patrones, buscando interpretaciones que den sentido a lo que ven.

 

Creo que es un error perder la paciencia, por mucho que nos abrumen las continuas preguntas.  Si damos una mala respuesta “¿no puedes callarte un rato?” “estate tranquilo ya de tanta  preguntita o si llegamos a calificarlos de “pesados” estamos cortando el mayor momento de impulso que su inteligencia tendrá en su vida.

 

La curiosidad de los niños explota en esta etapa y somos nosotros sus referentes para encontrar explicaciones a un mundo nuevo lleno de interrogantes. Quieren saber y saberlo todo, descubrir cómo funcionan las cosas y de donde vienen. Puede ser agotador, pero es  muy sano. Preguntar es una de las capacidades cognitivas más importantes. Significa que los niños están desarrollando su capacidad de abstracción

 

El catálogo de preguntas es infinito y no siempre son fáciles las respuestas: ¿Por qué llueve? , ¿Por qué la vecina tiene la piel obscura? , ¿Por qué se murió la abuela?, ¿Por qué el Sol calienta?, ¿Por qué nací? , ¿Por qué hay guerras?, ¿Por qué tenemos dos piernas?, ¿Por qué las estrellas no se ven de día?, ¿Por qué tengo que ir al cole?, ¿Y por qué el cielo es azul?, ¿Por qué el mar es salado?, ¿Por qué no puedo volar?, y muchos más ..e igual que nos pasa como él y porque…nos pasa y de donde ¿ dónde viven los peces?¿ de dónde sale el pan? ¿De dónde salen las chuches?..mil preguntas.

 

No hay temas prohibidos para ellos. Lo quieren saber todo. Nuestro papel es proporcionar respuestas en un lenguaje asequible y adaptado a su capacidad de comprensión, sin mentirles pero siendo conscientes de lo que pueden asimilar. Lo que debemos hacer es tener respuestas claras, directas y comprensibles para la edad del niño.

Pues vamos a aprovechar esta curiosidad innata del niño, no les coartemos, vamos a darles alas a la imaginación, a las ganas de saber, vamos a favorecer trabajos de investigación, proyectos, hagamos pequeños talleres de experimentos, que puedan manipular, experimentar, que se manchen , que descubran cosas y quieran saber más, porque como dice mi abuela “ el saber no ocupa espacio”

Facebooktwitter

Como no es lo mismo vivirlo que contarlo…..”Síndrome del niño Emperador”

Hoy os voy a hablar de niños con síndrome del emperador. Hablas con madres y comentan mi niño es perfecto, es listísimo, es un amor, un sol, vale por mil, bueno a veces un poco trasto … y yo os lo traduzco …mi hijo es asperger, tiene altas capacidades, es tdha,es un emperador.

 

Si ,te informo tu hijo es un tirano, emperador. Las horas de verano cunden mucho para analizar a los niños en el parque, en la playa, en las tiendas… y todos acabamos con la misma amaneza o te comportas o marchamos para casa, lo que cambia o hace que te quedes un poco más en el parque, es el niño y sus ganas de imponerse o no , sobre el resto. Porque yo entiendo que los niños quieran jugar, correr , saltar, poner sus normas por encima de los demás, pero cuando ya es imposición…ahí ya tenemos un problema.

Ojo porque se inicia a corta edad amiga mía. Un niño tirano no es solamente un niño caprichoso sin más , no es  que tenga  Déficit de Atención e Hiperactividad (THDA). No es un oposicionista, es un niño que, desde muy corta edad, siente placer y disfruta retorciendo la muñeca de su padre o de su madre, para conseguir lo que él se propone o se tira al suelo en mitad del supermercado a chillas, escogen qué comida hay que cocinar, dónde viajará la familia para pasar las vacaciones, la cadena de televisión que se mira en casa, las horas para ir a dormir o para realizar distintas actividades.

 

Estos niños tienen la filosofía deprimero yo y luego yo y después yo.” Piensa que todo el mundo gira a su alrededor y tiene el poder y la verdad absoluta.. que leches que eres un cagonis de 4 años. Para conseguir sus propósitos, gritan, amenazan y agreden física y psicológicamente a sus padres. Se podría decir que su nivel madurativo en el ámbito de la empatía (esa capacidad para ponerse en la piel de la otra persona) está subdesarrollado. Por esta razón parece que no sean capaces de experimentar sentimientos como el amor, la culpa, el perdón o la compasión. Tendemos a sobreprotegerlos y de esta forma estamos limitando su capacidad de aprender, de resolver problemas de forma autónoma e independiente y de enfrentarse a la realidad, retrasando lo inevitable, ya que es poco probable que nunca tengamos ningún problema en la vida. «El niño ha de aprender que no puede tener todo lo que quiere»

 

Los niños emperadores son fácilmente distinguibles: suelen mostrar rasgos de personalidad propios del egocentrismo y tienen una exigua tolerancia a la frustración: no conciben que sus exigencias no sean cumplidas. Estos rasgos no pasan desapercibidos en el entorno familiar, y mucho menos en el escolar, donde sus exigencias pueden ser menos satisfechas. Son niños que no han aprendido a auto-controlarse ni a regular sus propios sentimientos y emociones. Tienen la pericia de conocer las flaquezas de sus padres, a quienes acaban manipulando en base a amenazas, agresiones y argumentos volubles.

 

Entre las causas de este síndrome, lo cierto es que existe un gran consenso de que el Síndrome del Emperador tiene causas de origen psicosocial. Hay mujeres que están solas en la vida y es difícil educar desde la soledad, hay otras que están con el marido, pero es como si estuvieran solas, hay padres que se separan y malmeten contra el otro o ridiculizan a la madre. Muchos psicólogos afirman que la causa es el escaso tiempo de los padres para educar y establecer normas y límites a los hijos. Las necesidades económicas y el inestable mercado laboral no ofrece a los tutores el tiempo y espacio necesarios para la crianza, ocasionando un estilo educativo de tipo culpógeno, y siendo proclives a consentir y sobreproteger a los hijos.

 

 El problema es que hay un aspecto tóxico de la sociedad en general que dice que los niños son lo primero. Vamos a ver… los niños son importantes, pero ojo con afirmar que son lo primero para todo. La cultura del todo vale: la ética del hedonismo y el consumismo , esta abogándonos a fracasos educativos El estilo educativo imperante décadas atrás se basó en el autoritarismo: padres que gritaban, que dictaban órdenes y que ejercían un gran control. En cierto modo por miedo a volver a caer en ese estilo que muchos padecieron en sus propias carnes, el estilo educativo actual ha virado hacia el extremo opuesto: la ultrapermisividad.

Para educar a futuros niños, adolescentes y adultos sanos, libres y responsables, es preciso no renunciar a poner límites claros, permitir a los niños experimentar cierto grado de frustración para que puedan comprender que el mundo no gira en torno a su ego, y para inculcarles poco a poco la cultura del esfuerzo y el respeto hacia las demás personas. Solo así podrán tolerar la frustración, se comprometerán con sus objetivos y se esforzarán por alcanzar sus metas, tomando consciencia del valor de las cosas.

Pero estas conductas van empeorando con los años si no se pone remedio, es un proceso que se va degenerando, con muy mal pronóstico en poco tiempo. No tiene nada que ver con el adolescente que pega un portazo a los padres, sino con alguien que veja, que es muy despótico, injurioso y, normalmente, contra la madre.

Si las rabietas no se corrigen pueden mantenerse en el tiempo y transformarse, es decir, «que en un niño de ocho años se traduce en que éste hablará mal y puede llegar a amenazar e insultar a los padres» ,En caso de aumentar la exigencia, pueden convertirse en ser niños muy exigentes, que quieren las cosas ya, y que las piden de forma déspota. Pueden desarrollar también un exceso de apego a lo material, no valorando lo que tienen. Con lo que el niño que no aprende a gestionar la frustración, podrá ser en el futuro un adulto con problemas de insatisfacción, «con problemas para respetar límites; además de personas infelices, frustradas, con dificultades para manejar los inconvenientes de la vida desde los más cotidianos a otros más complejos».

Para incidir en la idea de que no es bueno emocionalmente darles todo y a costa de lo que sea, «no hay que darles todo ni quitarles todos los problemas», los niños «no pueden vivir en una burbuja».

Recientemente leí un articulo sobre el juez Calatayud, que la verdad comparto sus ideas  y en uno de sus artículos le preguntaban ¿Hasta cuándo los hijos deben obedecer a sus padres?

Hasta que se mueran. No hay que obedecer, pero respetar siempre. Un padre educa hasta el mismo día que se muere.

 

Pero lo que mas me impacto y siguiendo la temática de este articulo es “De un niño dictador, que hace lo que le da la gana, a los malos tratos hay un paso” Los niños que no toleran la frustración puede convertirse en adultos infelices e insatisfechos, con dificultades para manejar los inconvenientes de la vida, con problemas de agresividad, así como para respetar los límites.

 

 

Facebooktwitter

Maestros y Profesores …los más estresados

 

¿Te sorprenden estos datos? No, a mi no desde luego. Desde el punto de vista del estrés, los profesores son los profesionales que ahora lo están pasando peor.

Según estudios recientes un 65% de los profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato sufren el denominado síndrome de “burnout” o alguno de sus episodios más tempranos .Este trastorno, que se traduce literalmente como estar “quemado” implica un agotamiento emocional que, en ocasiones, se desarrolla como resultado de una relación personal, “dura, intensa y frustrante” con alumnos o compañeros.
Los profesores “quemados” presentan síntomas claros, están agotados emocionalmente, se sienten más fríos, ariscos en la relación con los alumnos o con el resto de compañeros y no se sienten realizados en su trabajo. Esta situación por tanto tiene claras repercusiones en la calidad educativa, y lo peor que puede llegar a provocar estrés en los alumnos

No hay que olvidar que la escuela es una extensión de la crianza de los niños y, muchas veces, los maestros se convierten en los segundos padres.

Si los profesores tenemos buena salud mental, es más fácil que los niños lleven sus actividades escolares de manera habitual. En cambio, si cuentan con un maestro que, como muchas personas, sufre de estrés o depresión, y no es atendido por un médico, el rumbo del curso escolar puede variar de manera negativa. 

 

¿ Y qué podemos hacer para evitar situaciones de estrés? Hay nuevas aportaciones que ofrecen tanto la psicología positiva como la educación positiva, y pueden ayudar a generar una mayor resiliencia ante adversidades y bienestar en el docente.

Yo comparto las ideas de la teoría del bienestar  de Seligman en su modelo PERMA (2011). Este modelo de salud mental positiva se entiende como una presencia (siglas en inglés): presencia de emoción positiva (P), presencia de entrega (E), presencia de encontrarle sentido a la vida (M), presencia de relaciones personales satisfactorias (R) y presencia de logros (A)

 

¿Qué técnicas podemos usar para relajarnos? Hay multitud de técnicas y a cada uno le puede funcionar una cosa distinta, pero yo en mis clases con mis niños uso mindfulness y con los compañeros también lo he realizado y nos esta funcionando. La práctica de mindfulness puede ayudar no sólo a las personas que padezcan alguna psicopatología sino también a las personas que aun sin padecer problemas de salud mental, están languideciendo en su vida La práctica de la Atención Plena Mindfulness, más que un conjunto de técnicas para estar en el momento presente, es una actitud ante la vida. Se trata de un estilo de afrontamiento que impulsa las fortalezas personales, y dentro del aula, aporta beneficios tanto para los alumnos como para los profesores. El objetivo del Mindfulness en el contexto educativo es que los participantes adquieran un estado de consciencia y calma que les ayude a autorregular su comportamiento y a conocerse mejor, además de crear un ambiente propicio para el aprendizaje.

 

En el contexto educativo, el Mindfulness también se ha puesto en práctica en muchos colegios e institutos. En España, son varias las autonomías que están participando en el desarrollo de esta práctica. El Gobierno de Canarias implantó por primera vez una asignatura obligatoria que recibe el nombre de Educación Emocional, y que incluye la Atención Plena como parte de su temario. En Andalucía, la formadora e investigadora en el campo de la Conciencia Plena y la Inteligencia Emocional, Olivia Recondo, imparte cursos de Inteligencia Emocional a través de la Atención Plena para formadores en colaboración con la Junta de Andalucía. En Aragón se lleva a cabo el Programa Aulas Felices, en Cataluña el Programa Treva, y en la Comunidad Valenciana el Programa Escuelas Conscientes.

 http://www.academiaformarte.com

 

 

Facebooktwitter

CAPITÁN CALZONCILLOS Y LA NEUROCIENCIA COGNITIVA

 

La última película que he visto con mis hijos, que son una gran fuente de aprendizaje ha sido  Capitán Calzoncillos. Para los que sois padres sabéis que el cine infantil puede ser germen de valores terribles …véase BOB ESPONJA LA PELÍCULA o transmitirles a través del mejor conducto que hay, el disfrute y la emoción; valores , ideas pensamientos etc…Pues bien, CAPITÁN CALZONCILLOS tiene mucho de todo esto ( de valores e ideas) y además tiene mucho que ver para nuestro trabajo como docentes …

En primer lugar, hay dos niños que son superamigos, de esos amigos que se tienen en la infancia. Se han hecho INSEPARABLES por que COMPARTEN SU SENTIDO DEL HUMOR …ellos le sacan la gracia a todo y no pueden parar de reírse…cuando la profe dice URANO…ellos oyen sólo ANO…(¿nadie se siente identificado?) ¡Cómo les gusta en todas las edades los juegos del lenguaje como nos reímos y lo disfrutamos ..y si rima con CACA mejor!

El director del colegio quiere pillar alguna de sus perrerías que solo suceden cuando el aburrimiento llega a un punto insoportable y se alía con otro niño que carece totalmente de sentido del humor. Berto y Lucas, nuestros protagonistas, pasan horas y horas en su casa del árbol trabajando en su comic único, combinan las cualidades de ambos y son capaces de trabajar en equipo ..colaboran , desarrollan la creatividad y fomentan el respeto a las inteligencias múltiples ¿A nadie le recuerda el trabajo motivacional  por proyectos? …En el cómic su protagonista es el Capitán Calzoncillos ..un superhéroe muy peculiar Si todos los superhéroes parece que van en calzoncillos porque no hacer uno que si lo haga”

De una manera mágica, como si no iba a suceder en la mente infantil, consiguen transformar al aburrido director en el superhéroe enrollado que ellos habían dibujado. ¿Quién no ha soñado esto alguna vez? Y el colegio recupera el arte, la música y todas las cosas que realmente nos hacen felices y fomentan el respeto de las inteligencias múltiples ..en vez de reducirse a la lingüística y matemática. ¡Qué bien nos vendría que los políticos entendieran que ese el camino de la excelencia académica (entendiendo académico como la globalidad del individuo)  para TODO EL ALUMNADO y no al revés!! ¡!Los maestros y maestras ya lo sabemos!! Pero tenemos que jugar con la baraja que nos toca.

Igual que Berto y Lucas que gracias a su sentido del humor son personas RESILENTES , capaces de enfrentarse a los retos y afrontar las dificultades.

¿Se puede enseñar la RESILENCIA? Yo creo que sí y es fundamental para la escuela del siglo XXI, porque de nada vale la capacidad sino hay un equilibrio emocional y unos valores que nos permitan hacer felices y ser felices en nuestras decisiones.

Pero seguimos con BERTO Y LUCAS, como en toda historia que se precie debe haber un villano, en este caso es un nuevo profesor con un nombre de lo más peculiar, cuyo único objetivo en la vida es erradicar en los niños y niñas el sentido del humor.

Este profesor no soporta que se rían de él. La razón es bastante graciosa pero no os voy a desvelar todos los secretos. Y aquí está el punto en el que encuentro la relación con la neurociencia cognitiva, este MALVADO  ha detectado una parte del cerebro cercana al hipotálamo que esconde nuestro sentido del humor y está diseñando un instrumento para erradicarla. Al igual que la neurociencia ha permitido aventurar gracias a las técnicas de neuroimagen las zonas del cerebro que supuestamente están relacionadas con los procesos cognitivos, la formación de la memoria, el sentido del humor , el sentido númerico..etc..

Pero …¿Qué es la neurociencia cognitiva? En palabras del neurocientífico Monfed Spitzer “la neurociencia será a la educación lo que la biología es a la medicina”, pero superando totalmente una visión genetista de la educación y por supuesto no entrando a discutir entre ambientalistas y genetistas ..que es la discusión más vieja de nuestra historia como constructo teórico.

Se trata de un avance que nos permite comprender el cerebro, su funcionamiento y sus dificultades. Por ejemplo, se ha detectado que la discalculia , que está directamente relacionada con nuestra capacidad para tener sentido numérico, se ubica en una afectación en el surco intrapairetal .Y cómo maestra dirás …¿y para que me sirve saber a mi dónde está ubicada nuestra capacidad para configurar el sentido del número? Entre otras muchas razones por que el avance en el entendimiento de nuestro aprendizaje nos obliga a establecer metodologías y prácticas educativvas que defiendan una forma de aprendizaje manipulativa, vivencial, motivacional, centrada en las novedades y con cierto grado de rutina, dentro de nuestro umbral de aprendizaje y cargada de emoción …con un claro chute de dopamina del que Berto y Lucas disfrutaban cada día gracias a su maravilloso SURCO DE LA RISA INTRAPARIETAL..y porque nuestra ACTITUD CRÍTICA como docentes y a la vez dialogante desplace hábitos mentales que nos conducen a una conformidad autocomplaciente y nos lleve  a INVESTIGAR SIEMPRE.

 

Facebooktwitter

Diario de una Maestra

 Hoy como madre, tía, maestra quiero que veáis como es un día en mi vida. Quiero que veáis como es el papel de los maestros  que a veces cuestionado por quien nunca ha estado en una clase y valorado por los que han participado aunque sea un ratito, en la jornada escolar de un día cualquiera

Un día  en un aula de 3 años, con 23 alumnos.
A las 9.30 de la mañana, con el alboroto normal de la entrada, las mamas que dan besos, los abuelos que creen que sus nietos van a la guerra y tras una lucha constante con una sonrisa en la cara,  vamos en una especie de semi-fila a clase, porque claro está que  se despistan, se sueltan, algunos se vuelven hacia la puerta porque no quieren entrar…y tiras de ellos hasta el aula. Y a principio de curso empezamos a quitar la mayoría de chaquetones porque ellos solos no son capaces ,porque van multi capa y  entre otras cosas porque encima del chaquetón llevan envuelta una gran bufanda, gorro y guantes que hay que guardar en los bolsillos o dentro de las mochilas de cada uno con cuidado, claro yo soy del pensar que los niños deben ser autónomos y autogestionar sus cosas …pero cuidado no vaya a ser que se pierdan y te lo recriminen durante toda la semana.

Te mueves por el aula, como si caminaras por un campo de minas, intentando avanzar para sentarte en la alfombra para empezar la asamblea. Pongo orden levantando la voz, porque se ponen a contar sus cosas como si llevaran todo la vida sin verse y termino dando palmadas para ir a la alfombra.

 

A las 9:50, por fin, se han sentado todos.

Hacemos la asamblea al fin. Repito más de veinte veces que para hablar hay que levantar la mano, hay que respetar el turno, pero unos escuchan… otros están en su mundo y otros, después de un gran tazón de cereales que les han puesto en casa, sienten la llamada de la selva. Tenemos los asiduos que parecen que están deseando llegar al cole para  hacer caca. Según van acabando hay que ir mirándoles el culito, porque algunos no saben limpiarse y se llenan la ropa, manos, o a otro compañero si se acerca demasiado e incluso puede que las toallas de secarse las manos se lleven un repasito de paso. Además si van  manchados de caca a casa, puede que te lo recriminen toda la semana. Y decides continuar con la asamblea y te das cuenta que hay que  limpiar mocos…que muchos todavía no saben, y haces un repaso a todos, e intentas que aprendan a hacerlo ellos solos.

En la asamblea después de hablar del maravilloso tiempo que todavía hay dudas sobre como hará en el día, y de ver quien está en casa malo y por qué , porque lo vimos en el parque jugando con la bici saltando charcos en pleno mes de noviembre, nos contamos nuestras cosas y ya presento la ficha que vamos a trabajar. Y vamos a la mesa y  algunos no contentos con su tarea del momento, se levantan, le quitan el material a otro, gritos, llanto…niño que se sienta mal y se cae, y tu “coje bien el lápiz”, te lo llevo diciendo todo el curso.. Le cojo la mano a varios, se pinta aquí dentro, ¡¡ uii mi espalda..puff empieza a resentirse  ¡¡ Y así una tras, detrás de otro.

Empezamos el juego por los rincones, o hacer un taller, o decido hacer manualidades .Y  vuelta a empezar, grito, llanto…limpio mocos, limpio mocos, ¿dije que limpie mocos y que abroche 8 pares de zapatillas? …Plasti en las zapatillas, piezas de puzles mezcladas , lápices por el suelo, coches y muñecos mezclados por todas partes y un charco debajo de una silla. Alguien se ha hecho pipi, investigamos quién…porque nadie ha sido…nadie se siente incómodo, todos son felices jugando. Y llega el maravilloso momento de recoger la clase. Lo digo, y lo vuelvo a decir, pensando que quizás no lo había dicho… y termino GRITANDO  la canción de “A RECOGER,  A ORDENAR, CADA COSA EN SU LUGAR…” Me pongo a recoger juguetes con ellos,  mientras todos se hacen los suecos, porque recoger si recogemos…pero ya el concepto de cada cosa en su lugar…eso es más relativo.

 

Vamos al baño que esta fuera de la clase, por grupos se lavan las manos. Reparto jabón. Uno se cuela, otro quiere subirse al lavabo, porque dice que en casa así lo hace, otro empuja porque iba primero, uno mete el dedito en el grifo y crea una fuente improvisada, otro hace pis fuera, dos están haciendo caca…Reparto papel higiénico…pero no sabemos que pasa que se pierde.

 

Almorzamos: Yo a principio de curso, mando una notita con almuerzos saludables, fruta, cereales, bocadillo…debe ser como el papel del baño que se pierde inexplicablemente. Y empezamos ábreme el zumo, pélame el plátano, no puedo abrir el taper blindado. Un zumo se ha derramado y chorrea la mesa abajo, y lo veo y lo digo, pero no me muevo y ya me mojo el pantalón y que venga mi mama, galletas pisoteadas, a mi esto no me gusta, llanto…yo me quiero ir con mi mamá, pélame la pera, limpio mocos y tres niños  aún con el desayuno en la mochila, no se acordaban de almorzar a pesar de ver a todos hacerlo. Anda…fulanito ha vomitado, claro tanto moco.

 

Salimos al patio. Llantos , carreras, peleas por un balón que hay que compartir entre todos …¿Cuándo nos vamos? Aquel me ha pegado, menganito no te subas en el banco. Mocos, pipi, papel que me hago caca. A las peleas no se juega, las piedras no se chupan, la arena no se come. Aquel no quiere jugar conmigo. Algunos se están duchando en la fuente, otros no se relacionan: venga, vamos a jugar con los compañeros…Y dos se caen de boca por pisarse los cordones que llevan sueltos. Como ves de lo más relajante el recreo para descansar, te sacas una manzana, que al final la acabas dejando a medias, porque te atragantas, no das dos mordiscos sin tener que decir algo..y dices, lo dejo por imposible

 

Vuelta a clase. Nos limpiamos la cara y las manos con toallitas, y que suerte porque aprovechamos a limpiar la suela de los zapatos, la alfombra, porque detectamos que están más sucias que nuestras manos. Y llega el momento del cuento, ese momento en el que al fin logras sentarte unos minutos, y al fin logras ver a todos callados, en silencio, pendientes de las mil y una historias que cuantas con tanta pasión e ilusión. Claro está que estas sentada, pero también pendiente de todos y de sus caritas de ilusión y alegría y compensa y mucho.

 

Vuelta a la tarea. No se pinta en la ficha del compañero, no se pinta la lengua, los papeles a la papelera, la goma no se come, no pintamos en el suelo. Llanto…yo me quiero ir con mi mamá. Anda…fulanito se ha hecho pis que suerte…

 

Hora de la salida. Oyes el bullicio fuera, empiezan a llegar las familias, los reconoces por la voz .Logras encebollar a los niños, que todos vayan con sus pertenencias y cuando sales toda la familia agolpada en la puerta. Me piden explicaciones de por qué un niño se ha arrancado la postillita de la frente, otra que no se ha tomado el zumo, otra preocupada porque el niño ha bebido poco agua, otra porque su niña ha salido con mocos, una chaqueta que no aparece, un guante perdido desde la semana pasada, una botella de agua que no es suya y porque a mi niño no le han dado la invitación del cumpleaños de menganito.

 

Llego a casa con la boca seca porque ni me dio tiempo de beber agua y recuerda que comí media manzana. Necesito unas horas de silencio para volver a ser persona, pero no puedo , no me dejan mis niños por casa corriendo contentos, con mocos y con ganas de darme besos después de estar todo el día sin mí. Casi una cistitis al trimestre por aguantar el pis porque ¿con quién los dejo? Por el camino me encuentro a una vecina que me dice…ya hasta mañana, eh?? Qué poco trabajáis los maestros. Claro, porque el material del día siguiente me lo ha buscado y elaborado ella o su marido y tengo el honor de que hagan los deberes con mis hijos y me preparen la cena. Y cuando oyes lo bien que están los maestros, la de vacaciones que tienen y demás, piensas: Si las universidades aceptan matrículas todos los años ¿por qué la gente no estudia y trata de conseguir este trabajo de ensueño, dónde sin hacer nada, te pagan y siempre se está de vacaciones?


En definitiva, así con 65 años no, sino con 80  podríamos jubilarnos y estar tan frescos.

 

Facebooktwitter

Niños autónomos…Madres felices

No existe una regla mágica que confirme que a determinadas edades se tienen que realizar ciertas tareas. Depende de muchas variables: maduración del niño, conocimientos, educación de los padres, entorno en el que vive, si es hijo único, el menor de varios hermanos…

El problema, según algunos expertos, es que los padres apenas exigen tareas a sus hijos ni a edades tempranas ni en la adolescencia. Las razones, siempre suena la misma :consideran que sus hijos son demasiado pequeños para desarrollar tal o cual tarea…¡¡¡ padres, madres. Despertad ¡¡  Que nosotros con cuatro años íbamos a por el pan, los domingos íbamos solos a catequesis, y cuando estabas en el pueblo veraneando íbamos en ca dios a por huevos y leche … y no nos ha pasado nada…lo que más, que por el camino nos encontráramos con alguien y se nos hiciera tarde, que se nos rompiera algún huevo o tropezáramos y se nos cayera la leche…bueno había que correr ese riesgo.Lo comentábamos ayer las profes en la Academia y recordábamos como eran nuestras vidas hace 20 o 30 años como eran nuestros veranos, como funcionábamos con nuestros padres y ellos con nosotros.

Me sorprendo cuando hablo con otras mamas de colegio, en el parque y me dicen que sus hijos tiene cero responsabilidades, nada de autonomía personal respecto a su ropa, cuarto, baño.etc…. ¡¡ pero que niños estamos criando¡¡ Ya entiendo porque me miran raro cuando digo que mi hijo con 4 años se bañaba solo o con 5 ya hacia su cama y recogía la habitación, ahora que tiene 9 hace y hace eso y más , como ayudar a recoger en la cocina a preparar la cena o a doblar la ropa del tendal…

Y luego todavía me quedo más sorprendida cuando oigo comentarios como …mi niño no hace nada en casa, se quejan porque no ayudan , son pequeños déspotas, e impera el desorden en su vida, no puedo llevarle a comer a un restaurante porque me monta un numerito y para que no moleste le pongo los dibujos de Pepa Pig..

ABRIR los ojos ….crear niños independientes, responsables os lo agradecerán y vosotros lo agradeceréis cuando tengan 30 años y no sigan en casa o tenga 40 y no te sigan llevando la ropa a planchar. No hay que pedir cosas imposibles,hay que pedir cosas normales y factibles, por ejemplo:

Si con 1-2 años empiezan a comer solos con la cuchara es normal que derramen comida, no pasa nada, se lava el babero y punto y si se tarda el doble, empecemos un ratito antes.

Entre tres y cuatro años los niños observan la conducta del adulto, la imita y actúa en función del premio o castigo que pueda recibir, pues vamos a aprovecharlo. Que colabore en guardar juguetes y que se vista y desvista solo

Entre cinco y seis años ya ha aprendido bastantes conductas y aunque necesita que la persona adulta le señale lo que debe o no debe hacer, es ya sabe las consecuencias de sus actos. A partir de los cinco años comienza a despertar la intencionalidad, asimila algunas normas y se comporta desacuerdo con ellas.

El paso a primaria es un gran paso. Comienza la autonomía personal y puede controlar sus impulsos, en función de sus intenciones. Sabe cuándo y cómo debe obrar en situaciones habituales de su vida. La actuación de las personas adultas es decisiva dado que si persiste una presión autoritaria el niño se hace dependiente, sumiso y falto de iniciativa. Si, por el contrario, se obra de forma permisiva, el niño se convertirá en una persona caprichosa e irresponsable. Así pues, se hace imprescindible una actitud que favorezca la iniciativa y mantiene la exigencia.

Pero y ¿qué pasa si nuestro hijo presenta necesidades educativas? Cuando nuestros alumnos tienen síndrome de Down, Tea o Tdha. ¿Qué pasa que por tener alguna limitación, van a tener que ser menos independientes, no van a poder aprender? Pues no como los demás aprenderán.

Todavía me acuerdo hace unos años cuando en mi clase tenía un autista, que más que autismo parece que tenía una incapacidad para hacer todo…para que aprender a abrocharme, si mi mama lo hará, para que voy a comer el yogur solo, si me lo hará mi abuela, para que voy a pedir ir al baño si ya vendrá mi papa y me cambiara la ropa. Vaya añito que pasamos juntos, vaya luchas constantes por hacerle autónomo , porque luego sino era en casa, en el cole o el parque o patio encontraba a alguna alma caritativa que lo abrochaba o limpiaba mocos y nooo..Y aquí si tuvimos que trabajar de forma muy unida a la familia y en  la escuela, porque ya no solo fue trabajar con el niño, también con los padres, que asimilaran que su hijo es como es y que hay que normalizarlo e intentar que sea como los demás, porque al final lo acaban excluyendo ellos.

Y cuidado hay veces que la exclusión comienza en casa!! No los excluyas por apoyar en casa por su diagnóstico. Ellos también pueden aprender cómo hacerlo. “Quizá” te tome el doble de tiempo y esfuerzo desarrollar en ellos una nueva habilidad pero a la larga lo lograrán.

Facebooktwitter

Poesía en el aula

Gabriela Mistral, la chilena que no sólo pasó a la historia por ganar el Premio Nobel de Literatura, sino por sus firmes convicciones y denuncias con respecto a un sistema educacional.

Su visión pedagógica, muy adelantada para la época, además de su formación autodidacta, hicieron ruido en el mundo de la pedagogía de ese momento. Sin embargo, con esfuerzo, dedicación y convicción logró posicionarse como líder, como un modelo a seguir para las mujeres y como maestra de las américas, llegando incluso a impactar notablemente en los procesos de la reforma educativa en México, país donde residió gran parte de su vida.

Gabriela no sólo era una educadora, era una artista que estaba convencida de que educar y moldear humanos, era una labor semejante a la de un talentoso escultor que después de un trabajo dedicado, obtiene los más gratificantes resultados. “Yo me pongo más feliz que Miguel Ángel cuando termina el David cuando hago una hermosa clase”

Y esa idea la confirmo y la corroboro, ya bien seas profe de infantil, de primaria o especialistas, no hay mayor satisfacción, que el trabajo bien hecho y ver como tus alumnos salen ilusionados de clase

Escribió poesía, y en su mayoría para los niños. La considero cercana, íntima, sencilla y a los niños les encanta.

Hoy recuerdo especialmente una de ellas Caricias

 

Madre, madre, tú me besas,
pero yo te beso más,
y el enjambre de mis besos
no te deja ni mirar…

Si la abeja se entra al lirio,
no se siente su aletear.
Cuando escondes a tu hijito
ni se le oye respirar…

Yo te miro, yo te miro
sin cansarme de mirar,
y qué lindo niño veo
a tus ojos asomar…

El estanque copia todo
lo que tú mirando estás;
pero tú en las niñas tienes
a tu hijo y nada más.

Los ojitos que me diste
me los tengo de gastar
en seguirte por los valles,
por el cielo y por el mar.

 

 

Facebooktwitter

Madre Opositora

Siempre que quieren hablar de madres en la televisión muestran mujeres con niños en los brazos, sonrientes, dulces, cariñosas, sin una pizca de cansancio, espléndidamente maquilladas.

¡¡Mentiras !!!

Las mamás no somos abnegadas amantes del sacrifico y aguerridas mujeres que todo lo pueden.

Las mamás lloramos abrazadas a la almohada cuando nadie nos ve, pedimos la epidural en el parto y nos quejamos en 17 idiomas cuando tenemos que poner el despertador a las siete de la mañana para dejar la casa hecha antes de ir a trabajar..¡¡ si es que no están las calles puestas a esas horas joderrrr ¡¡¡ y mira que lo repito todo los días, y nadie me hace caso…

 

Ser mamá no tiene que ver con embarazos, pañales , sonrisas de revista y tardes de parque. Tiene que ver con querer a alguien más que a una misma. Con ser capaz de cualquier cosa con tal de que nuestros hijos  no sufran. NADA, nunca, jamás, para eso estamos nosotras, para pasar noches en vela, pensando en el disfraz de carnaval, en la carta a los reyes magos, o en vela simplemente porque estáis malos y os cuesta respirar

Vosotros nos hacen felices…. Cuando dices me encanta la comida como la hiciste, cuando nos consideran grandes genios por contestar todas las preguntas de los concursos de la tele. Es que las mamas lo sabemos todo, todo y todo..

Y cuando venís llorando a gritos porque os raspasteis la rodilla, os caísteis de la bici y con nuestros mimitos, besos y una tirita se pasa a todo.

Cuando recién levantadas nos decis:” qué guapa que estás, mamá. Cuanto te quiero” Entonces ahí da igual haber dormido dos, que tres horas, nos sacáis una sonrisa que ilumina las calles. Gracias hijos de verdad, GRACIAS DE TODO CORAZON

 

¡Gracias a vosotros soy mejor!

Me dais muchas ganas y fuerzas para seguir luchando por las oposiciones. Veros felices es lo que nos hace felices.

Gracias por hacerme  mamá. Gracias por hacerme tan importante en vuestra vida hijos. Gracias por los abrazos, los besos, las lágrimas, los dolores, los dientes de leche, las cartitas de amor, los dibujos en la nevera, las plantas rotas del jardín por jugar a la pelota, por mi maquillaje arruinado por ser usado para jugar a la mamá, por las fotos de tantos días juntos.

¡Y perdóname!

Perdóname por no pasar todo el tiempo que me gustaría con vosotros, porque tengo que trabajar, hacer la casa, estudiar y reestudiar .Perdóname por los besos que pude dejar de darte, perdóname por no tener paciencia a tres días de las oposiciones y perdóname por ponerte tu película favorita dos veces en semana para poder terminar la programación.

Ayer recordaba yo a una de mis alumnas de la academia, que tenía un bebe con 3 meses y se puso a preparar las oposiciones. Y cuando su bebe lloraba no lo cogía, porque estudiaba, no le bañaba, porque tenía que acabar la programación, no lo sacaba de paseo porque tenía que repasar el tema. Soy maestra, opositora, educadora, ama de casa, luchadora incondicional  ,pero sobre todo y ante todo SOY MADRE, y no se os puede olvidar nunca.

Yo os digo muchas veces a vosotras, está muy bien tener el b2 y hacer un máster y tener mil cursos, pero ¡¡ cuidado joderrrr!! Que tenemos hijos y no podemos despreocuparnos de ellos. Ellos son lo más importante. Por ellos luchamos por una plaza, pero no podemos perderlos por el camino. Ya es bastante sufrimiento cuando tienes que dejarlos en casa para irte a 200km para conseguir puntos y estar más cerca de la plaza, y llorar en silencio por las noches por no poder darlos su beso de buenas noches, o no poder ir con ellos al médico porque se pusieron malos.

 

Mis chicos, recordar que os amo mucho, con locura y con pasión. Seguir adelante y no os dejéis vencer porque os digan que no se pueden lograr las metas, vosotros podéis hacerlo con constancia, paciencia y pasión.

Sois mi mejor regalo. Gracias porque OS AMO, OS QUIERO, OS ADORO.OS TODO Y ese, es el amor que me hace ser grande y seguir luchando.

 

 

 

Facebooktwitter

Opositor… Negligencia Emocional

Casi todo el mundo se da cuenta de que lo que nos sucede en la infancia tiene un efecto sobre quienes nos convertimos en adultos. Lo bueno y lo malo: premios, logros, maltrato o abuso. Todo tiene un impacto, en mayor o menor medida y nosotros somos los responsables de todo ello.

Un nuevo termino que me maneja en educación es la negligencia emocional , en cierto modo, es lo  opuesto del maltrato o abuso. Mientras que el maltrato y el abuso son causados por los actos de los padres, la negligencia emocional es debido a la omisión por parte de los mismos.  

 

El abandono afectivo se caracteriza por dejar pasar muchas cosas que podrían ser importantes para el niño. Esto conlleva a que silenciosamente se produzca un daño emocional en el pequeño

La negligencia emocional es la incapacidad para responder adecuadamente a las necesidades emocionales de los niños. De hecho, una de las tareas fundamentales de los padres es, precisamente, validar las emociones de sus hijos y enseñarles a encauzarlas de la manera más adecuada.

Los padres son el modelo emocional de sus hijos, son las personas en quienes estos se reflejan y buscan apoyo cuando se encuentran desorientados.

Si los padres no son capaces de reconocer esas emociones o cuando estas afloran les restan importancia a través de frases como “no hay motivos para llorar” o “no ha pasado nada”, le estarán diciendo al niño que su reacción, que es completamente normal y comprensible, no es adecuada.

 

Se considera que cometen negligencia emocional aquellos padres que no son responsables de cubrir necesidades básicas de los niños.

Los niños que son descuidados emocionalmente pueden tener dificultades para saber y confiar en sus propias emociones como adultos. Pueden tener dificultades para entender sus propios sentimientos, así como los de los demás. Debido a que una parte importante de ellos (su yo emocional) se ha negado,

Otra forma en que los padres pueden, sin saberlo, descuidan emocionalmente a su hijo es dejando de de darles la suficiente estructura y reglas para vivir, como la disciplina y el aprendizaje de la consecuencia de sus actos. Como resultado, los niños y niñas descuidados emocionalmente, a menudo luchan con la autodisciplina como si fueran adultos.

Cualquiera que sea el nivel de fracaso de los padres, quien ha sufrido descuido emocional no tiene suficiente conocimiento y carece de explicaciones para racionalizar sus dificultades actuales. Así que, con demasiada frecuencia, se culpan a sí mismos y poseen un muy baja autoestima.

 

A día de hoy, la negligencia emocional ha sido pasada por alto demasiadas veces. Debido a que es invisible, no tiene nada especial, pues es la ausencia de algo ,por lo que ha sido eclipsada en gran medida por temas más visibles, como abusos y traumas.

Poder intervenir en esos casos es difícil, pues, por lo general los padres se niegan a admitir el problema. No logran responsabilizarse de ser negligentes pero si buscan culpables. Tienen un autoconcepto de ser buenos padres, ya que piensan que cumplen su rol con normalidad.

Probablemente sea un problema traído desde la propia infancia de los progenitores. Quizá en su niñez no pudieron desarrollar de la mejor forma el afecto. Por esta razón, es necesario revisar y crear estrategias de intervención con la relación entre niños y sus padres. Se debe tener en cuenta que estos procesos pueden multiplicarse de generación a generación. Es importante tratar de hacer lo mejor posible para ser buenos padres.

Facebooktwitter