Opositora” Herramienta para obtener foco y priorizar”

El otro día te hablaba de la importancia de los hábitos-rutinas-procesos. Profundizaremos más en este concepto y en su relación con la productividad.

Otro de los aspectos que mejoran sustancialmente tu productividad diaria es saber priorizar tus tareas.

En la Academia, a esto le llamamos tener FOCO y es también toda una habilidad que se entrena y se mejora.

Tener foco es saber diferenciar aquello en lo que tienes que centrarte para obtener los resultados que buscas de cara a tu oposición, a tu vida

Por otro lado, están aquellas otras tareas diarias que también tienes que hacer pero no están directamente vinculadas con ese objetivo.

Evidentemente, para tomar estas decisiones sobre prioridades, debes tener claros cuales son tus objetivos en el corto-medio plazo. Cómo vincular estos grandes objetivos con tareas específicas te lo contaré más adelante.

Pero hoy quiero explicarte una fórmula sencilla para mantener el foco y que puedas aplicarla desde este mismo momento.

En mi academia recomiendo que las alumnas se  organicen semanalmente.

Antes de que comience una nueva semana cada una define las tareas que tendrá que hacer la semana siguiente distinguiéndolas entre:

  • Tareas regulares: Aquí entran todas las “rutinas” de cara a tu  oposición (estudiar temas, escribirlos a la vez que te cronometras,resolver supuestos sencillos, legislación, búsqueda de autores, lectura de blogs y artículos en busca de innovación pedagógica, crear esquemas, etc) Son tareas que se repiten en el tiempo.
  • Tareas foco: Son tareas relacionadas con la estrategia y objetivos de la oposición. Son tareas prioritarias para nosotras y, generalmente, exigen mayor concentración.(Programación, UD y creación de mapas mentales complejos para la asimilación de contenidos, resolución de supuestos con alta carga de contenido pero dando respuesta, como no puede ser de otra manera a lo que se nos pide, pero a su vez brillar)

De esta forma, integramos en una misma lista nuestras “rutinas” y nuestras “prioridades”. Es un ejercicio sencillo pero clave.

Pero no se queda ahí. Entre las tareas foco o prioritarias, hacemos una gradación:

  • Las tareas clave en el esquema de prioridades
  • Tareas urgentes o críticas
  • Tareas en proceso
  • Tareas realizadas
  • Tareas a realizar si es posible

Así, cada día puedes revisar tus tareas en esta lista y no perder tu foco.

Es tan simple como organizarte un excel semanal. Lo complejo es adoptar la rutina de utilizar esta herramienta en tu día a día, jajaja.

Si lo consigues, te aseguro que trabajarás más centrada, con menos distracciones y realizando las tareas que realmente hacen que tu vida como opositora avance.

Porque tu foco y tus prioridades están siempre al alcance de tu mano.

¿Te sirve? ¿Empleas alguna herramienta similar?

Facebooktwitter