El verano se vá acabando….y empieza la vida?

Para gran parte de las familias, el mes de septiembre presenta un gran reto: volver a la rutina ¡O noooo¡  …como pasan los días en verano, no me puedo creer que tan solo queden 15 días para la vuelta al cole, pero si es que todavía no descanse, ni me puse morena, ni tuve tiempo para acabar de leer esos tropecientos libros que tengo a medias y todo porque mi cabeza todavía no paro desde que acabamos el curso escolar, ni en el cole , ni en la Academia.

El inicio del curso escolar requiere regresar a la vida ordenada de horarios, comidas y sueño. Vamos a  aprovechar que durante la primera semana de septiembre los niños no tienen colegio para ir poco a poco introduciéndoles en la rutina

Seguro que a más de  a un papa, incluso a mí , todavía me saltan las lágrimas de emoción al visualizar el momento en el que dejamos a los peques en la puerta del colegio. Que la verdad, hay veces que no se si la emoción es, por volver a las rutinas, el trabajo, o porque nos da penita de nuevo volver a los horarios cuadriculados, deberes, extraescolares. Pero a más de un padre le da una satisfacción inmensa, profe Marisa le entrego  a mi hijo con todo mi corazón, hasta dentro de 5horas mas el comedor escolar que  no lo recojo. Confío en ti para que eduques a mi  niño tdha,  al cual el pediatra me recomendó no darle la medicación en verano, por eso de que coma más, porque la medicación le quita el apetito… o para mi, que la medicación tiene efecto rebote, porque la que apenas pudo comer en verano es esa madre en la piscina o en la playa.

Y en esta vuelta al cole no nos olvidamos de los niños que acuden por primera vez al colegio o a la escuela infantil. Es muy importante, queridísimo periodo de adaptación, que dependiendo de cada comunidad se vive de una forma distinta, mas días, menos, más niños, menos… yo llegué a pensar que en algún colegio la verdad,  el periodo de adaptación era más de la profesora( es un caso real). 15niños de 3 años con periodo de adaptación de 2 semanas, con entrada escalona de 4 niños por grupo, con una duración de hora en el cole y la segunda semana en dos grupos con una asistencia al centro de hora y media…es evidente que los problemas surgen tras periodo de adaptación, cuando no tienen que estar toda la mañana y son todos los  niños.

Reconozco que la organización del tiempo y el espacio en el aula es básica para el buen funcionamiento de la rutina escolar, y para que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea lo más óptimo posible.

El espacio ha de adaptarse a sus necesidades, previendo que los niños dispongan de lugares propios ,de uso común para compartir, espacios para realizar un determinado tipo de actividades…por lo que este verano tuve a mi abuela haciendo cositas para mi clase. Siiii mi abuela, me hizo unos manteles para el rincón de la cocinita, con unos retales ropita para los muñecos , unas cestas para colgar las botellas del agua  y unas cortinas para esa ventana que da reflejo en la ventana…y porque no la dejo más…sino me forra todas las sillas. Por otro lado ya también estuve pensando este verano en la nueva disposición de mi clase, quería algo distinto y llamativo , osea que ya tengo pensado como dar la vuelta a la clase, voy a llevar juguetes nuevos (colaboración de hijos, sobrinos, vecinos) y lo que más me gusta y me apasiona de todo, mi nueva biblioteca..ummm elegida casi personalmente por mi niño de 4 años.

Porque claro, estamos en verano. Y vas de vacaciones y ves puestos de libros, librerías que no conoces…¡¡ y como no vas a entrar¡¡ de repente te van entrando todos por los ojos, y cojes uno y otro y otro y deshaces la maleta y dices…si me compre mas libros que helados en la playa…entonces haces examen de conciencia y dices…bueno este está bien, pero es parecido a la temática que ya use, y este bueno no me parece tan bueno como cuando lo cogí …pero entonces ven tus niños esa pila de libros y se la devoran en una tarde y piden más y más…y piensas que buena compra hice.

 

Y sin darte cuenta , el verano se te fue de las manos, lo empezamos el día 1 de julio, pero yo no sé porque me pongo de limpieza esos odias, jubilo ropas, juguetes, hago limpieza general,(que mientras tanto mi cabeza va cavilando cosas nuevas, porque todavía no ha parado de funcionar, sigo con el ritmo del colegio), unos días a la piscina, una semanita al pueblo a casa de la abuela para que me ayude con mi clase, unos diez días en la playa, y ya mediados de agosto.

 

Y ahora que parece  que mi cabeza  empieza a frenar, ya empezamos a organizar en la Academia, diez horarios diferentes, no cuadran las clases de los jueves, porque hay muchos festivos este año, vamos a actualizar temarios, hay que reunirse para organizar talleres, técnicas de estudios, braingym, mindfulnes.. hay que proponer libros nuevos para trabajar con literatura actual en las clases…¡¡ más libros mola¡¡ hay que redecorar que mola… y darle un toque distinto, ¡¡ vamos a innovar¡¡ …otra cosa es que nos deje el jefin , porque ideas tenemos y muchas…el otro día yo pensé que se le salían los ojos de las órbitas, cuando en pleno “claustro de verano” en la piscina las profes(Infantil, Pt y Primaria, aún faltaba la de Inglés pero como está soltera pasó jajaja) con todos nuestros niños, con sus voces, sus bombas van, un mama quiero merendar, mama no quiere jugar conmigo el niño pequeño .. .soltamos bombas como proyectores, pizarra digital, libros nuevos, cambiar la distribución de las aulas, crear un aula nueva… que yo creo que por eso dijo… voy a preparar café, voy al chiringuito que hace mucho calor…jiji

 

Supongo que a todos nos pasará un poco, a mí me sigue ilusionando el primer día de cole de mis niños, me sigue ilusionando cuando se les caen los dientes, aunque ya sea el octavo, o cuando montan en bus para ir de excursión o con mis niños del cole cuando me dicen que van a tener un hermanito o se incorpora uno nuevo, me sigue emocionando los montones de dibujos el día de mi cumple o que me lleven a ver la flor pequeñita que está naciendo en entre el cemento del patio y que claro está que nadie quiere cortar, porque yo les dije mil veces, que si todos cortáramos una flor para mamá, ya no estarían los parques llenos de ellas y es bonito ir por las calles y verlas. Pues sí, lo reconozco, me encanta yo todavía duermo con nervios ansiosa el día antes de empezar el cole , o la academia…todos los años es diferente, esta sacará la plaza,esta es tan nuevina que me veo en ella cuando empecé a opositar, esta interinona si es que sabe más que yooo, está la número 1 en listas, etc etc…me encanta esa sensación, y creo que eso se lo trasmitimos también a los niños y por muchos años más, espero seguir con las mismas ganas de vivir y de soñar con un nuevo curso.

Aprovechad queda muy poco.

Academia Oposiciones

 

Facebooktwitter

Querida Maestra….

Hoy dando un paseo por mi ciudad, me encontré con una de mis compañeras de batalla, hablamos del verano, de nuestros niños, de la vuelta al cole y en mitad de la conversación salió que mi compañera(voy a llamarla  Cristina) se jubila , ya con sus 65 añitos en el mes de enero…puff… ¿ Y qué voy hacer yo sin mi compañera de batallas, a la que le pregunté mil veces como ha cambiado la educación y los niños, en los más de 30 años que lleva trabajando como maestra?… ¿Ahora con quién voy a tomar yo mi cafetín y mis galletas?

 

A lo largo de nuestra vida “alguien”  pone en nuestro camino a diversas personas que son difíciles de olvidar, a unos por cosas mejores que otras la verdad…pero todas al fin y al cabo dejan huella en nuestra vida, en nuestro corazón. Pero como digo yo muchas veces a mis alumnas la vida es como un tren, unos suben en la estación de salida, otros montan a medio viaje y se quedan hasta el final, otros se bajan en la segunda estación, hay quien pierde el tren y hay quien ni se entera que pasó. Pero al igual que la vida pasa, los trenes también y a veces nos  despedimos de gente que queremos  y duele mucho, más de lo que quisiéramos o podríamos permitirnos. Pero hay que mirar el lado positivo de las cosas, porque gracias a este viaje, y a sus pasajeros hay buenos recuerdos y lecciones aprendidas.

 

Quiero agradecerte compañera cada minuto de tu tiempo, la inmensa paciencia que tuviste para enseñarme tantas cosas, la inmensa paciencia con mis preguntas de¿ Cómo sacaste la plaza de maestra?, tus primeros años tan lejos de casa y lo duro que era estar alejada de tus seres queridos, hay veces que duele recordar toda esa parte de una vida. Gracias por sembrar en mí las ganas de saber, las ganas de enseñar. Todavía me acuerdo cuando te comente que iba a trabajar en una Academia,preparando a otros maestros para conseguir su sueño, no te sorprendió en absoluto, al revés, me dijiste” ya sabía que tú no sabes estar parada y te encanta enseñar y formar parte de la vida de los demás y con qué mejor que con tu sonrisa y tu cartera de cuentos enseñar a otras maestras a enseñar.” He aprendido de ti que la mejor maestra no es la que más sabe, sino la que mejor enseña. Cuando nos conocimos me dijiste , en realidad un buen maestro no tiene nada que enseñar porque los alumnos aprenden por sí mismos y yo he aprendido de cada uno de ellos en el momento en el que empiezas a escucharlos y los valoras “

Me considero muy afortunada por mi trabajo, porque a un médico se le permite traer una vida en un momento mágico, un arquitecto sabe que si construye con cuidado, su estructura puede permanecer siglos, una maestra sabe que si construye con amor y verdad, lo que construya durará para siempre. 

Cristina sé que voy a seguir contando contigo cada día, te voy a seguir llamando todos los sábados cuando salga de la Formarte para contarte como fue mi día, “gente muy nueva y perdida con su carrera recién acabada, ¿ te acuerdas?, alumnas que saben mucho pero no saben vender su producto ,  otras que creen saber todo y tienen ideas confundidas , y luego las eternas opositoras que están al inicio de la lista y deciden preparar sus oposiciones y hablan del proyecto educativo como si fuese el padre nuestro y se apoyan siempre en ese documento que todos sabemos que es un papel amarillo que está guardado al fondo del armario , en uno de los coles en los que trabajé tenía más de 20 años ¡¡ y eso que se actualiza¡¡…, pero ojo que en las oposiciones no puedes decir eso, que no se cambia, que no sabes dónde está, en las oposiciones se revisa, se actualiza y se hace planes de mejora. Aunque suene feo ante los tribunales de las oposiciones tenemos que ser Comerciales de la Educación e incluso llegar a vender un producto que en ocasiones no tiene que ver con la realidad educativa.

Seguiré regalándote margaritas por tu cumpleaños y te seguiré invitando a café solo sin azúcar todos los días que pueda .La sala de profesores se me hará inmensa sin ti. Pero creo que más inmensa se te hará tu casa a tí, tus días sin tus niños, conociéndote tiemblas de pensar que en enero llaman a tu puerta, puff a mitad del segundo trimestre…y carnavales por medio y no acabas la etapa de infantil con tus niños y te queda tanto y tanto por enseñar. Tranquila compañera es una nueva etapa y lo sabes y tanto yo, como mis compis ya te hemos dicho que te haremos un huequin en nuestras clases para que nos sigas contando historias, poemas, retahílas y cancioncillas de tu pueblo.

Hoy soy yo la que te dedico unas letras a tí, gracias por todo, gracias por ser como eres, gracias por llenar mi corazón.

 

Facebooktwitter

¿Por qué…por qué..y por qué?

El cerebro de los niños en sus primeros años de vida es todo un mundo por descubrir y aprender, y cada día que pasa sus conocimientos y curiosidad se van incrementando.

Los niños preguntan y preguntan y preguntan: ¿Y por qué? Esta etapa, que suele aparecer a los tres o cuatro años, puede ser agotadora. Nunca se cansan de preguntar y a veces nos agotamos o nos encontramos con cuestiones que no sabemos cómo responder . Los niños, al igual que los científicos, miran al mundo exterior tratando de encontrar patrones, buscando interpretaciones que den sentido a lo que ven.

 

Creo que es un error perder la paciencia, por mucho que nos abrumen las continuas preguntas.  Si damos una mala respuesta “¿no puedes callarte un rato?” “estate tranquilo ya de tanta  preguntita o si llegamos a calificarlos de “pesados” estamos cortando el mayor momento de impulso que su inteligencia tendrá en su vida.

 

La curiosidad de los niños explota en esta etapa y somos nosotros sus referentes para encontrar explicaciones a un mundo nuevo lleno de interrogantes. Quieren saber y saberlo todo, descubrir cómo funcionan las cosas y de donde vienen. Puede ser agotador, pero es  muy sano. Preguntar es una de las capacidades cognitivas más importantes. Significa que los niños están desarrollando su capacidad de abstracción

 

El catálogo de preguntas es infinito y no siempre son fáciles las respuestas: ¿Por qué llueve? , ¿Por qué la vecina tiene la piel obscura? , ¿Por qué se murió la abuela?, ¿Por qué el Sol calienta?, ¿Por qué nací? , ¿Por qué hay guerras?, ¿Por qué tenemos dos piernas?, ¿Por qué las estrellas no se ven de día?, ¿Por qué tengo que ir al cole?, ¿Y por qué el cielo es azul?, ¿Por qué el mar es salado?, ¿Por qué no puedo volar?, y muchos más ..e igual que nos pasa como él y porque…nos pasa y de donde ¿ dónde viven los peces?¿ de dónde sale el pan? ¿De dónde salen las chuches?..mil preguntas.

 

No hay temas prohibidos para ellos. Lo quieren saber todo. Nuestro papel es proporcionar respuestas en un lenguaje asequible y adaptado a su capacidad de comprensión, sin mentirles pero siendo conscientes de lo que pueden asimilar. Lo que debemos hacer es tener respuestas claras, directas y comprensibles para la edad del niño.

Pues vamos a aprovechar esta curiosidad innata del niño, no les coartemos, vamos a darles alas a la imaginación, a las ganas de saber, vamos a favorecer trabajos de investigación, proyectos, hagamos pequeños talleres de experimentos, que puedan manipular, experimentar, que se manchen , que descubran cosas y quieran saber más, porque como dice mi abuela “ el saber no ocupa espacio”

Facebooktwitter

Maestros y Profesores …los más estresados

 

¿Te sorprenden estos datos? No, a mi no desde luego. Desde el punto de vista del estrés, los profesores son los profesionales que ahora lo están pasando peor.

Según estudios recientes un 65% de los profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato sufren el denominado síndrome de “burnout” o alguno de sus episodios más tempranos .Este trastorno, que se traduce literalmente como estar “quemado” implica un agotamiento emocional que, en ocasiones, se desarrolla como resultado de una relación personal, “dura, intensa y frustrante” con alumnos o compañeros.
Los profesores “quemados” presentan síntomas claros, están agotados emocionalmente, se sienten más fríos, ariscos en la relación con los alumnos o con el resto de compañeros y no se sienten realizados en su trabajo. Esta situación por tanto tiene claras repercusiones en la calidad educativa, y lo peor que puede llegar a provocar estrés en los alumnos

No hay que olvidar que la escuela es una extensión de la crianza de los niños y, muchas veces, los maestros se convierten en los segundos padres.

Si los profesores tenemos buena salud mental, es más fácil que los niños lleven sus actividades escolares de manera habitual. En cambio, si cuentan con un maestro que, como muchas personas, sufre de estrés o depresión, y no es atendido por un médico, el rumbo del curso escolar puede variar de manera negativa. 

 

¿ Y qué podemos hacer para evitar situaciones de estrés? Hay nuevas aportaciones que ofrecen tanto la psicología positiva como la educación positiva, y pueden ayudar a generar una mayor resiliencia ante adversidades y bienestar en el docente.

Yo comparto las ideas de la teoría del bienestar  de Seligman en su modelo PERMA (2011). Este modelo de salud mental positiva se entiende como una presencia (siglas en inglés): presencia de emoción positiva (P), presencia de entrega (E), presencia de encontrarle sentido a la vida (M), presencia de relaciones personales satisfactorias (R) y presencia de logros (A)

 

¿Qué técnicas podemos usar para relajarnos? Hay multitud de técnicas y a cada uno le puede funcionar una cosa distinta, pero yo en mis clases con mis niños uso mindfulness y con los compañeros también lo he realizado y nos esta funcionando. La práctica de mindfulness puede ayudar no sólo a las personas que padezcan alguna psicopatología sino también a las personas que aun sin padecer problemas de salud mental, están languideciendo en su vida La práctica de la Atención Plena Mindfulness, más que un conjunto de técnicas para estar en el momento presente, es una actitud ante la vida. Se trata de un estilo de afrontamiento que impulsa las fortalezas personales, y dentro del aula, aporta beneficios tanto para los alumnos como para los profesores. El objetivo del Mindfulness en el contexto educativo es que los participantes adquieran un estado de consciencia y calma que les ayude a autorregular su comportamiento y a conocerse mejor, además de crear un ambiente propicio para el aprendizaje.

 

En el contexto educativo, el Mindfulness también se ha puesto en práctica en muchos colegios e institutos. En España, son varias las autonomías que están participando en el desarrollo de esta práctica. El Gobierno de Canarias implantó por primera vez una asignatura obligatoria que recibe el nombre de Educación Emocional, y que incluye la Atención Plena como parte de su temario. En Andalucía, la formadora e investigadora en el campo de la Conciencia Plena y la Inteligencia Emocional, Olivia Recondo, imparte cursos de Inteligencia Emocional a través de la Atención Plena para formadores en colaboración con la Junta de Andalucía. En Aragón se lleva a cabo el Programa Aulas Felices, en Cataluña el Programa Treva, y en la Comunidad Valenciana el Programa Escuelas Conscientes.

 http://www.academiaformarte.com

 

 

Facebooktwitter

Opositora, Maestra y Princesa?

Una princesa anónima, una de tantas que vemos pasar y no nos fijamos en ellas,  de las que caminan todos los días por la calle y da igual que llueva o haga sol que se levantan para trabajar.

Es de las que se tropieza, y con asiduidad, pero también de las que se levanta, de las que coleccionan besos, flores en una caja y cree en las mariposas, pero también tiene  muchos miedos, pero consigue victorias y tiene interesantes  secretos y unas cuantas locuras que desesperan la verdad…

Nadie habla de su valor; pero no hace falta tampoco, porque ella lo lleva escrito en su corazón. Es una madre trabajadora, luchadora, que se levanta a las 7 para dejar su casa preparada antes de ir a trabajar, levanta a sus niños, se pelea con ellos porque se entretienen desayunando , jugando o se pelean por quien se lava los dientes antes en el baño. La verás a la carrera, como una loca histérica con malos pelos , pero no me la hagas madrugar más, que muere …porque anoche se acostó a las 2 de la mañana por estudiar para las oposiciones y para sacar su plaza de maestra.

Pero cuando sale por la puerta de su casa con sus niños, iluminan la calle con su sonrisa, sus cancioncillas y como no…”venga que no nos sobra naaaa”. Y cuando llega a su cole nadie sabe si durmió dos u ocho horas, porque recibe a los niños con igual alegría, se los come a besos y siempre hay alguno al que limpiar los mocos o ayudarle a quitarse la chaqueta o recordarle la norma de no entrar corriendo en clase.

Las maestras estáis hechas de una materia especial,ACERO INOLVIDABLE, hay veces que no entiendo como podéis estar 5horas en el cole con los niños, con los gritos, voces, canciones, locuras de patio y llegáis a casa y seguís con vuestros niños, y los niños de los vecinos, los amiguitos y todavía os quedan ganas de tener más niños. ¿Pero cuando desconectáis si trabajáis las 24horas del día? Sois maestras y educadoras las 24h, y tenéis una santa paciencia con los peques del cole, con los de casa, que yo la verdad a la segunda que tengo que repetir las cosas chiflaría.

Por eso trabajo con adultos en la Academia aunque a veces también les daría 2 azotes a mis crías jajaja

Pero quizás todo eso os hace especiales, tenéis una chispa que nos deja embelesados. A más de uno quisiera yo ver lidiar todos los días con 23 niños de 3 años, que hacen una fila perfecta para salir de clase y en silencio…yo alucino.

Y llega el momento en que entráis por la puerta de casa , tras un largo día… en el que Jorge se cayó en el patio, María se hizo pis por dos veces y hubo que llamar a sus papas, el taller de plástica dejo la clase irreconocible y para acabar el día hubo claustro. Y llegas a casa y te ves sola con tus peques, y a seguir con deberes, parque, baños, cenas, preparas comida para el día siguiente y arañas segundos para que se vayan a dormir tus hijos pronto y te puedas poner a estudiar. Y a las 10 te sientas y a las 12 parece que mueres, pero aguantas hasta casi las 2.

Pero según mis alumnas lo que más duele, más que trasnochar por estudiar lo que MAS DUELE, es el momento en que hay que renovar interinidades y vacantes y piensas, hay que conseguir puntos de donde sea para conseguir la plaza cuanto antes y marcas todo y  te manden a un colegio a casi 200km de tu casa. En ese momento te embarga la emoción, cuando vas conduciendo y apuntas como puedes en el tiquet de la compra, que es una baja de larga duración 7 meses ¡¡ genial ¡¡más cerquita de mi plaza. Llegas a tu destino súuuuper ilusionada, unos niños maravillosos, un pueblo encantador, una odisea para encontrar una casa y no morir en el intento, porque la verdad, daba para escribir mucho sobre “maestras por el mundo  y sus casas de alquiler”. Después de un largo día llegas a casa, deseando un besin o un abrazo de tus peques y no están , llega el momento de los baños, los cuentos en la cama, las peleas por uno más..y no están. Y te intentan convencer diciendo que no pasa nada, que hay que aguantar, que son normales muchas cosas y quizás tú… te lo intentas creer para poder vivir pensando en los viernes para volver a tu casa con tus peques y achucharlos.

Y cada vez se hace más latente en tu cabeza que así no puedes seguir, que es una locura estar tan lejos, es una locura vivir sin tapar a tus niños todas las noches y es una locura que te digan que todo es normal… Y saltas al abismo y dices, quiero ser feliz, feliz con mis niños, por mis niños, y al resto del mundo que le den. No necesitas de príncipes azules que te digan como pensar o que creer a cada momento, que te reciten el mismo papel que los juglares divulgaban, intentando que creas en fantasmas. Lo que necesitas y lo que te ayuda, son personas de tu alrededor, simples mortales y con innumerables defectos que la apoyaran. Que le dirán ideas de cómo harían ellos las cosas o incluso algunas veces te indicaran la mejor opción, que tu no harás caso, porque eres enormemente cabezota , y no haces más que pensar en los demás y tú la última.

Princesa, no necesitas de un príncipe azul, y ¿sabes porque? Porque no eres de esas que esperan en la torre más alta, en el castillo más alto  a que llegue su enamorado, nooooo; tú eres de las que mira por la ventana y observa al dragón para encontrar como derribarlo , lo que pasa es que se te olvido, es que la niña loca, valiente , atrevida e irreverente estaba un poco dormida , y no se acordaba…Y sabes salir de todos los apuros porque eres maestra, inventora, cuidadora, ama de casa, enfermera 24horas,cocinera,chófer,saltadora olímpica de charcos y eres una loca maestra que gracias a tus estudios supiste fabricar un antídoto para escapar de tu torre.

Este cuento no es como los demás, no hubo príncipes, ni besos, ni final feliz de momento, quizás porque la historia no acabó…Pero tranquila lucha por tus peques, que en nada estarán contigo, porque las sentencias ochenteras ya no están de moda, porque tú no eres una princesa al uso. No eres una princesa de fresa, eres una loca guerrera, que no va a cesar hasta que haya justicia…

Mamas interinas, la vida es así de dura, pero siii, existen personas que creen que por no tener una plaza fija, por ir a buscar un mejor futuro para tus hijos y darlos  de comer a casi  200km y como nooooo, morir de amor todas las noches, y que te digan que  lo mejor es que tus hijos se queden en el castillo rodeados de fantasmas, sin su madre, sin sus besos y quieren convertirte de repente en madre de vacaciones escolares.

No me jodas, donde hay justicia… joer soy padre separado y ni para mi quiero eso, ni para mi mejor enemigo. Los hijos tienen que estar con los dos padres. Y ¿qué es eso que no hay estabilidad laboral por ser interino y que tus hijos lo mejor es que no cambien de casa?…estamos locos. Yo no cambie de casa, cambie de localidad, provincia y de colegio por varias veces y no me fue traumático. ¿No será acaso más traumático ver a tu madre solo en vacaciones escolares? Explícale a un niño de 4 años que no va a ver a su madre hasta el puente de navidad, que es preferible que duerma en su camita en la que lleva haciéndolo 3años,claro esa cama da calor, amor, besos y cuenta cuentos, no me jodas..

Princesa que no se te olvide sonreír, lucha, lucha por vivir. Y no cambies, sigue cambiando el rumbo de tu vida y la de los demás. Tus alumnos son el reflejo de ti, de tu sonrisa, de tus locuras. No te vuelvas loca pensando que la plaza da la felicidad, porque a cuantas profes conozco con plaza y son infelices, creían que iba a ser otra cosa, están deseando cambiar de curso, de etapa… Y tú eres perfecta así, en tus imperfecciones, sigue con tus malos pelos, tus noches sin dormir, tus caras de pocos amigos por la mañana, con tus botas de agua pero SONRIE.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

PDT-(Le dije cuéntame un poco tu situación para poner en preaviso a otras compis que puedan pasar por lo mismo y como siempre que habla dulcifica , todo es poesía y nooo , yo os daré datos y que cada uno crea lo que quiera porque es una persona real, compañera y no le pasará a todas pero a ella sí.Unas os identificaréis… otras no, hoy el post es de princesas y torres, mañana de vida, sentencias y no precisamente de príncipes azules).

 

 

Facebooktwitter

Diario de una Maestra

 Hoy como madre, tía, maestra quiero que veáis como es un día en mi vida. Quiero que veáis como es el papel de los maestros  que a veces cuestionado por quien nunca ha estado en una clase y valorado por los que han participado aunque sea un ratito, en la jornada escolar de un día cualquiera

Un día  en un aula de 3 años, con 23 alumnos.
A las 9.30 de la mañana, con el alboroto normal de la entrada, las mamas que dan besos, los abuelos que creen que sus nietos van a la guerra y tras una lucha constante con una sonrisa en la cara,  vamos en una especie de semi-fila a clase, porque claro está que  se despistan, se sueltan, algunos se vuelven hacia la puerta porque no quieren entrar…y tiras de ellos hasta el aula. Y a principio de curso empezamos a quitar la mayoría de chaquetones porque ellos solos no son capaces ,porque van multi capa y  entre otras cosas porque encima del chaquetón llevan envuelta una gran bufanda, gorro y guantes que hay que guardar en los bolsillos o dentro de las mochilas de cada uno con cuidado, claro yo soy del pensar que los niños deben ser autónomos y autogestionar sus cosas …pero cuidado no vaya a ser que se pierdan y te lo recriminen durante toda la semana.

Te mueves por el aula, como si caminaras por un campo de minas, intentando avanzar para sentarte en la alfombra para empezar la asamblea. Pongo orden levantando la voz, porque se ponen a contar sus cosas como si llevaran todo la vida sin verse y termino dando palmadas para ir a la alfombra.

 

A las 9:50, por fin, se han sentado todos.

Hacemos la asamblea al fin. Repito más de veinte veces que para hablar hay que levantar la mano, hay que respetar el turno, pero unos escuchan… otros están en su mundo y otros, después de un gran tazón de cereales que les han puesto en casa, sienten la llamada de la selva. Tenemos los asiduos que parecen que están deseando llegar al cole para  hacer caca. Según van acabando hay que ir mirándoles el culito, porque algunos no saben limpiarse y se llenan la ropa, manos, o a otro compañero si se acerca demasiado e incluso puede que las toallas de secarse las manos se lleven un repasito de paso. Además si van  manchados de caca a casa, puede que te lo recriminen toda la semana. Y decides continuar con la asamblea y te das cuenta que hay que  limpiar mocos…que muchos todavía no saben, y haces un repaso a todos, e intentas que aprendan a hacerlo ellos solos.

En la asamblea después de hablar del maravilloso tiempo que todavía hay dudas sobre como hará en el día, y de ver quien está en casa malo y por qué , porque lo vimos en el parque jugando con la bici saltando charcos en pleno mes de noviembre, nos contamos nuestras cosas y ya presento la ficha que vamos a trabajar. Y vamos a la mesa y  algunos no contentos con su tarea del momento, se levantan, le quitan el material a otro, gritos, llanto…niño que se sienta mal y se cae, y tu “coje bien el lápiz”, te lo llevo diciendo todo el curso.. Le cojo la mano a varios, se pinta aquí dentro, ¡¡ uii mi espalda..puff empieza a resentirse  ¡¡ Y así una tras, detrás de otro.

Empezamos el juego por los rincones, o hacer un taller, o decido hacer manualidades .Y  vuelta a empezar, grito, llanto…limpio mocos, limpio mocos, ¿dije que limpie mocos y que abroche 8 pares de zapatillas? …Plasti en las zapatillas, piezas de puzles mezcladas , lápices por el suelo, coches y muñecos mezclados por todas partes y un charco debajo de una silla. Alguien se ha hecho pipi, investigamos quién…porque nadie ha sido…nadie se siente incómodo, todos son felices jugando. Y llega el maravilloso momento de recoger la clase. Lo digo, y lo vuelvo a decir, pensando que quizás no lo había dicho… y termino GRITANDO  la canción de “A RECOGER,  A ORDENAR, CADA COSA EN SU LUGAR…” Me pongo a recoger juguetes con ellos,  mientras todos se hacen los suecos, porque recoger si recogemos…pero ya el concepto de cada cosa en su lugar…eso es más relativo.

 

Vamos al baño que esta fuera de la clase, por grupos se lavan las manos. Reparto jabón. Uno se cuela, otro quiere subirse al lavabo, porque dice que en casa así lo hace, otro empuja porque iba primero, uno mete el dedito en el grifo y crea una fuente improvisada, otro hace pis fuera, dos están haciendo caca…Reparto papel higiénico…pero no sabemos que pasa que se pierde.

 

Almorzamos: Yo a principio de curso, mando una notita con almuerzos saludables, fruta, cereales, bocadillo…debe ser como el papel del baño que se pierde inexplicablemente. Y empezamos ábreme el zumo, pélame el plátano, no puedo abrir el taper blindado. Un zumo se ha derramado y chorrea la mesa abajo, y lo veo y lo digo, pero no me muevo y ya me mojo el pantalón y que venga mi mama, galletas pisoteadas, a mi esto no me gusta, llanto…yo me quiero ir con mi mamá, pélame la pera, limpio mocos y tres niños  aún con el desayuno en la mochila, no se acordaban de almorzar a pesar de ver a todos hacerlo. Anda…fulanito ha vomitado, claro tanto moco.

 

Salimos al patio. Llantos , carreras, peleas por un balón que hay que compartir entre todos …¿Cuándo nos vamos? Aquel me ha pegado, menganito no te subas en el banco. Mocos, pipi, papel que me hago caca. A las peleas no se juega, las piedras no se chupan, la arena no se come. Aquel no quiere jugar conmigo. Algunos se están duchando en la fuente, otros no se relacionan: venga, vamos a jugar con los compañeros…Y dos se caen de boca por pisarse los cordones que llevan sueltos. Como ves de lo más relajante el recreo para descansar, te sacas una manzana, que al final la acabas dejando a medias, porque te atragantas, no das dos mordiscos sin tener que decir algo..y dices, lo dejo por imposible

 

Vuelta a clase. Nos limpiamos la cara y las manos con toallitas, y que suerte porque aprovechamos a limpiar la suela de los zapatos, la alfombra, porque detectamos que están más sucias que nuestras manos. Y llega el momento del cuento, ese momento en el que al fin logras sentarte unos minutos, y al fin logras ver a todos callados, en silencio, pendientes de las mil y una historias que cuantas con tanta pasión e ilusión. Claro está que estas sentada, pero también pendiente de todos y de sus caritas de ilusión y alegría y compensa y mucho.

 

Vuelta a la tarea. No se pinta en la ficha del compañero, no se pinta la lengua, los papeles a la papelera, la goma no se come, no pintamos en el suelo. Llanto…yo me quiero ir con mi mamá. Anda…fulanito se ha hecho pis que suerte…

 

Hora de la salida. Oyes el bullicio fuera, empiezan a llegar las familias, los reconoces por la voz .Logras encebollar a los niños, que todos vayan con sus pertenencias y cuando sales toda la familia agolpada en la puerta. Me piden explicaciones de por qué un niño se ha arrancado la postillita de la frente, otra que no se ha tomado el zumo, otra preocupada porque el niño ha bebido poco agua, otra porque su niña ha salido con mocos, una chaqueta que no aparece, un guante perdido desde la semana pasada, una botella de agua que no es suya y porque a mi niño no le han dado la invitación del cumpleaños de menganito.

 

Llego a casa con la boca seca porque ni me dio tiempo de beber agua y recuerda que comí media manzana. Necesito unas horas de silencio para volver a ser persona, pero no puedo , no me dejan mis niños por casa corriendo contentos, con mocos y con ganas de darme besos después de estar todo el día sin mí. Casi una cistitis al trimestre por aguantar el pis porque ¿con quién los dejo? Por el camino me encuentro a una vecina que me dice…ya hasta mañana, eh?? Qué poco trabajáis los maestros. Claro, porque el material del día siguiente me lo ha buscado y elaborado ella o su marido y tengo el honor de que hagan los deberes con mis hijos y me preparen la cena. Y cuando oyes lo bien que están los maestros, la de vacaciones que tienen y demás, piensas: Si las universidades aceptan matrículas todos los años ¿por qué la gente no estudia y trata de conseguir este trabajo de ensueño, dónde sin hacer nada, te pagan y siempre se está de vacaciones?


En definitiva, así con 65 años no, sino con 80  podríamos jubilarnos y estar tan frescos.

 

Facebooktwitter

Niños autónomos…Madres felices

No existe una regla mágica que confirme que a determinadas edades se tienen que realizar ciertas tareas. Depende de muchas variables: maduración del niño, conocimientos, educación de los padres, entorno en el que vive, si es hijo único, el menor de varios hermanos…

El problema, según algunos expertos, es que los padres apenas exigen tareas a sus hijos ni a edades tempranas ni en la adolescencia. Las razones, siempre suena la misma :consideran que sus hijos son demasiado pequeños para desarrollar tal o cual tarea…¡¡¡ padres, madres. Despertad ¡¡  Que nosotros con cuatro años íbamos a por el pan, los domingos íbamos solos a catequesis, y cuando estabas en el pueblo veraneando íbamos en ca dios a por huevos y leche … y no nos ha pasado nada…lo que más, que por el camino nos encontráramos con alguien y se nos hiciera tarde, que se nos rompiera algún huevo o tropezáramos y se nos cayera la leche…bueno había que correr ese riesgo.Lo comentábamos ayer las profes en la Academia y recordábamos como eran nuestras vidas hace 20 o 30 años como eran nuestros veranos, como funcionábamos con nuestros padres y ellos con nosotros.

Me sorprendo cuando hablo con otras mamas de colegio, en el parque y me dicen que sus hijos tiene cero responsabilidades, nada de autonomía personal respecto a su ropa, cuarto, baño.etc…. ¡¡ pero que niños estamos criando¡¡ Ya entiendo porque me miran raro cuando digo que mi hijo con 4 años se bañaba solo o con 5 ya hacia su cama y recogía la habitación, ahora que tiene 9 hace y hace eso y más , como ayudar a recoger en la cocina a preparar la cena o a doblar la ropa del tendal…

Y luego todavía me quedo más sorprendida cuando oigo comentarios como …mi niño no hace nada en casa, se quejan porque no ayudan , son pequeños déspotas, e impera el desorden en su vida, no puedo llevarle a comer a un restaurante porque me monta un numerito y para que no moleste le pongo los dibujos de Pepa Pig..

ABRIR los ojos ….crear niños independientes, responsables os lo agradecerán y vosotros lo agradeceréis cuando tengan 30 años y no sigan en casa o tenga 40 y no te sigan llevando la ropa a planchar. No hay que pedir cosas imposibles,hay que pedir cosas normales y factibles, por ejemplo:

Si con 1-2 años empiezan a comer solos con la cuchara es normal que derramen comida, no pasa nada, se lava el babero y punto y si se tarda el doble, empecemos un ratito antes.

Entre tres y cuatro años los niños observan la conducta del adulto, la imita y actúa en función del premio o castigo que pueda recibir, pues vamos a aprovecharlo. Que colabore en guardar juguetes y que se vista y desvista solo

Entre cinco y seis años ya ha aprendido bastantes conductas y aunque necesita que la persona adulta le señale lo que debe o no debe hacer, es ya sabe las consecuencias de sus actos. A partir de los cinco años comienza a despertar la intencionalidad, asimila algunas normas y se comporta desacuerdo con ellas.

El paso a primaria es un gran paso. Comienza la autonomía personal y puede controlar sus impulsos, en función de sus intenciones. Sabe cuándo y cómo debe obrar en situaciones habituales de su vida. La actuación de las personas adultas es decisiva dado que si persiste una presión autoritaria el niño se hace dependiente, sumiso y falto de iniciativa. Si, por el contrario, se obra de forma permisiva, el niño se convertirá en una persona caprichosa e irresponsable. Así pues, se hace imprescindible una actitud que favorezca la iniciativa y mantiene la exigencia.

Pero y ¿qué pasa si nuestro hijo presenta necesidades educativas? Cuando nuestros alumnos tienen síndrome de Down, Tea o Tdha. ¿Qué pasa que por tener alguna limitación, van a tener que ser menos independientes, no van a poder aprender? Pues no como los demás aprenderán.

Todavía me acuerdo hace unos años cuando en mi clase tenía un autista, que más que autismo parece que tenía una incapacidad para hacer todo…para que aprender a abrocharme, si mi mama lo hará, para que voy a comer el yogur solo, si me lo hará mi abuela, para que voy a pedir ir al baño si ya vendrá mi papa y me cambiara la ropa. Vaya añito que pasamos juntos, vaya luchas constantes por hacerle autónomo , porque luego sino era en casa, en el cole o el parque o patio encontraba a alguna alma caritativa que lo abrochaba o limpiaba mocos y nooo..Y aquí si tuvimos que trabajar de forma muy unida a la familia y en  la escuela, porque ya no solo fue trabajar con el niño, también con los padres, que asimilaran que su hijo es como es y que hay que normalizarlo e intentar que sea como los demás, porque al final lo acaban excluyendo ellos.

Y cuidado hay veces que la exclusión comienza en casa!! No los excluyas por apoyar en casa por su diagnóstico. Ellos también pueden aprender cómo hacerlo. “Quizá” te tome el doble de tiempo y esfuerzo desarrollar en ellos una nueva habilidad pero a la larga lo lograrán.

Facebooktwitter

Madre Opositora

Siempre que quieren hablar de madres en la televisión muestran mujeres con niños en los brazos, sonrientes, dulces, cariñosas, sin una pizca de cansancio, espléndidamente maquilladas.

¡¡Mentiras !!!

Las mamás no somos abnegadas amantes del sacrifico y aguerridas mujeres que todo lo pueden.

Las mamás lloramos abrazadas a la almohada cuando nadie nos ve, pedimos la epidural en el parto y nos quejamos en 17 idiomas cuando tenemos que poner el despertador a las siete de la mañana para dejar la casa hecha antes de ir a trabajar..¡¡ si es que no están las calles puestas a esas horas joderrrr ¡¡¡ y mira que lo repito todo los días, y nadie me hace caso…

 

Ser mamá no tiene que ver con embarazos, pañales , sonrisas de revista y tardes de parque. Tiene que ver con querer a alguien más que a una misma. Con ser capaz de cualquier cosa con tal de que nuestros hijos  no sufran. NADA, nunca, jamás, para eso estamos nosotras, para pasar noches en vela, pensando en el disfraz de carnaval, en la carta a los reyes magos, o en vela simplemente porque estáis malos y os cuesta respirar

Vosotros nos hacen felices…. Cuando dices me encanta la comida como la hiciste, cuando nos consideran grandes genios por contestar todas las preguntas de los concursos de la tele. Es que las mamas lo sabemos todo, todo y todo..

Y cuando venís llorando a gritos porque os raspasteis la rodilla, os caísteis de la bici y con nuestros mimitos, besos y una tirita se pasa a todo.

Cuando recién levantadas nos decis:” qué guapa que estás, mamá. Cuanto te quiero” Entonces ahí da igual haber dormido dos, que tres horas, nos sacáis una sonrisa que ilumina las calles. Gracias hijos de verdad, GRACIAS DE TODO CORAZON

 

¡Gracias a vosotros soy mejor!

Me dais muchas ganas y fuerzas para seguir luchando por las oposiciones. Veros felices es lo que nos hace felices.

Gracias por hacerme  mamá. Gracias por hacerme tan importante en vuestra vida hijos. Gracias por los abrazos, los besos, las lágrimas, los dolores, los dientes de leche, las cartitas de amor, los dibujos en la nevera, las plantas rotas del jardín por jugar a la pelota, por mi maquillaje arruinado por ser usado para jugar a la mamá, por las fotos de tantos días juntos.

¡Y perdóname!

Perdóname por no pasar todo el tiempo que me gustaría con vosotros, porque tengo que trabajar, hacer la casa, estudiar y reestudiar .Perdóname por los besos que pude dejar de darte, perdóname por no tener paciencia a tres días de las oposiciones y perdóname por ponerte tu película favorita dos veces en semana para poder terminar la programación.

Ayer recordaba yo a una de mis alumnas de la academia, que tenía un bebe con 3 meses y se puso a preparar las oposiciones. Y cuando su bebe lloraba no lo cogía, porque estudiaba, no le bañaba, porque tenía que acabar la programación, no lo sacaba de paseo porque tenía que repasar el tema. Soy maestra, opositora, educadora, ama de casa, luchadora incondicional  ,pero sobre todo y ante todo SOY MADRE, y no se os puede olvidar nunca.

Yo os digo muchas veces a vosotras, está muy bien tener el b2 y hacer un máster y tener mil cursos, pero ¡¡ cuidado joderrrr!! Que tenemos hijos y no podemos despreocuparnos de ellos. Ellos son lo más importante. Por ellos luchamos por una plaza, pero no podemos perderlos por el camino. Ya es bastante sufrimiento cuando tienes que dejarlos en casa para irte a 200km para conseguir puntos y estar más cerca de la plaza, y llorar en silencio por las noches por no poder darlos su beso de buenas noches, o no poder ir con ellos al médico porque se pusieron malos.

 

Mis chicos, recordar que os amo mucho, con locura y con pasión. Seguir adelante y no os dejéis vencer porque os digan que no se pueden lograr las metas, vosotros podéis hacerlo con constancia, paciencia y pasión.

Sois mi mejor regalo. Gracias porque OS AMO, OS QUIERO, OS ADORO.OS TODO Y ese, es el amor que me hace ser grande y seguir luchando.

 

 

 

Facebooktwitter

Opositor… Negligencia Emocional

Casi todo el mundo se da cuenta de que lo que nos sucede en la infancia tiene un efecto sobre quienes nos convertimos en adultos. Lo bueno y lo malo: premios, logros, maltrato o abuso. Todo tiene un impacto, en mayor o menor medida y nosotros somos los responsables de todo ello.

Un nuevo termino que me maneja en educación es la negligencia emocional , en cierto modo, es lo  opuesto del maltrato o abuso. Mientras que el maltrato y el abuso son causados por los actos de los padres, la negligencia emocional es debido a la omisión por parte de los mismos.  

 

El abandono afectivo se caracteriza por dejar pasar muchas cosas que podrían ser importantes para el niño. Esto conlleva a que silenciosamente se produzca un daño emocional en el pequeño

La negligencia emocional es la incapacidad para responder adecuadamente a las necesidades emocionales de los niños. De hecho, una de las tareas fundamentales de los padres es, precisamente, validar las emociones de sus hijos y enseñarles a encauzarlas de la manera más adecuada.

Los padres son el modelo emocional de sus hijos, son las personas en quienes estos se reflejan y buscan apoyo cuando se encuentran desorientados.

Si los padres no son capaces de reconocer esas emociones o cuando estas afloran les restan importancia a través de frases como “no hay motivos para llorar” o “no ha pasado nada”, le estarán diciendo al niño que su reacción, que es completamente normal y comprensible, no es adecuada.

 

Se considera que cometen negligencia emocional aquellos padres que no son responsables de cubrir necesidades básicas de los niños.

Los niños que son descuidados emocionalmente pueden tener dificultades para saber y confiar en sus propias emociones como adultos. Pueden tener dificultades para entender sus propios sentimientos, así como los de los demás. Debido a que una parte importante de ellos (su yo emocional) se ha negado,

Otra forma en que los padres pueden, sin saberlo, descuidan emocionalmente a su hijo es dejando de de darles la suficiente estructura y reglas para vivir, como la disciplina y el aprendizaje de la consecuencia de sus actos. Como resultado, los niños y niñas descuidados emocionalmente, a menudo luchan con la autodisciplina como si fueran adultos.

Cualquiera que sea el nivel de fracaso de los padres, quien ha sufrido descuido emocional no tiene suficiente conocimiento y carece de explicaciones para racionalizar sus dificultades actuales. Así que, con demasiada frecuencia, se culpan a sí mismos y poseen un muy baja autoestima.

 

A día de hoy, la negligencia emocional ha sido pasada por alto demasiadas veces. Debido a que es invisible, no tiene nada especial, pues es la ausencia de algo ,por lo que ha sido eclipsada en gran medida por temas más visibles, como abusos y traumas.

Poder intervenir en esos casos es difícil, pues, por lo general los padres se niegan a admitir el problema. No logran responsabilizarse de ser negligentes pero si buscan culpables. Tienen un autoconcepto de ser buenos padres, ya que piensan que cumplen su rol con normalidad.

Probablemente sea un problema traído desde la propia infancia de los progenitores. Quizá en su niñez no pudieron desarrollar de la mejor forma el afecto. Por esta razón, es necesario revisar y crear estrategias de intervención con la relación entre niños y sus padres. Se debe tener en cuenta que estos procesos pueden multiplicarse de generación a generación. Es importante tratar de hacer lo mejor posible para ser buenos padres.

Facebooktwitter

Trabajos por centros de interés

Siempre hablando de innovación pedagógica…pero no nos damos cuenta que los principios que rigen nuestra actuación educativa parten de la concepción de La Escuela Nueva.  Por ejemplo la globalización.

Para Decroly era  el primer principio pedagógico, basándose en que el desarrollo del niño se fundamenta en sus percepciones, abarcando sincretismo y una vez percibida la totalidad, su curiosidad le lleva a investigar y descubrir las partes del todo, llegando a un cierto análisis.

 

A partir del concepto de globalización se formulan los “centros de interés” ,seamos realistas el niño aprende lo que le interesa, lo que le gusta y para ello debe presentarse de forma llamativa . El centro de interés es una unidad de trabajo que articula todos los aprendizajes que debe realizar el niño en torno a un núcleo operativo o tema.

 

Se asemeja a la unidad didáctica, pero su origen  es lo que el docente supone que le interesa a los niños.  Está ligado a las supuestas necesidades evolutivas de los niños y a las características del grupo.

Hay que conectar intereses de los niños y contenidos a trabajar en los centros de interés.

 

Para Decroly los centros de interés de los niños son:

  • Necesidad de alimentarse: alimento, respiración,…
  • Necesidad de protegerse de la intemperie: calor, frío, humedad, viento,…
  • Necesidad de defenderse contra los peligros y enemigos varios: limpieza, enfermedad, accidentes,…
  • Necesidad de acción, alegría y vida en sociedad, actuar y trabajar solidariamente, de descansar.

 

Que si os dais cuenta es lo que trabajamos en las u.d de las editoriales…es decir los alimentos, el cuerpo, la familia ,la casa, la ropa, los animales, las estaciones, profesiones..

 

Hay tres tipos de ejercicios para desarrollar el centro de interés:

  • De observación:el contacto directo con los objetos, por observación directa o indirecta.
  • De asociación:en el espacio, en el tiempo, en las necesidades del hombre, en la relación causa-efecto.
  • De expresión:lectura, escritura, cálculo, dibujo, trabajo manual.

 

Osea que como ves , un centro de interés, es la u.d de siempre. Ahora lo que depende de ti  darle un toque que te haga distinto del resto de opositores. O venir a Formarte nuestra academia jajaja…Deja de llevar fichas descargadas de internet, murales de inicio de u.d y piensa, planifica materiales innovadores, llamativos, pero realistas a su vez para trabajar en el aula.

   

 

 

Facebooktwitter