Cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio sin morir en el intento

Que no te engañen, las oposiciones de magisterio no son un camino de rosas y sobrevivir a ellas no es tan sencillo como puede parecer. Es un trabajo duro y que tiene sus momentos de “no puedo más”, “hasta aquí”, “lo dejo”. Pero aunque no sea oro todo lo que reluce, SÍ SE PUEDE.

Hemos acompañado a muchísimas opositoras a lo largo del camino. Las hemos visto reír, llorar, alegres, preocupadas… y sintiendo un sin fin de emociones. Y a pesar de todos los momentos que han vivido a lo largo de este proceso, han podido sobrevivir a las oposiciones y la mayoría de ellas, las han aprobado.

 

Hoy queremos traerte unos consejillos sobre cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio sin perder la cabeza. Esperamos que te sirvan de ayuda. ¿Empezamos?

 

Cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio: 8 consejos

 

Mentalízate

Opositar es un proceso que puede durar meses o incluso años. Va a haber momentos duros y es muy fácil caer en el derrotismo y que empieces a dudar de ti y de tus capacidades.Ten paciencia y mentalízate de todo lo que va a conllevar dedicarte a unas oposiciones.

Sé constante

De nada te sirve empezar muy motivado y a tope, si luego no eres capaz de perseverar en el estudio. Fíjate unos horarios y cúmplelos.

También es importante tener en cuenta que habrá días en que no estarás al 100% y no vas a poder rendir como te gustaría. No hay nada de malo en ello, somos humanos. Si necesitas tomar un poco de aire durante un día, date la libertad. Eso sí, que un día no se conviertan en 200.

Sé organizado

El orden es importante para muchos aspectos de la vida, pero en unas oposiciones, se convierte en fundamental. Divide el temario en partes, y busca la forma más efectiva de ir avanzando. Puedes hacer una planificación anual, mensual y semanal para ir cumpliendo tus objetivos. Es importante que la planificación sea realista y que dejes un margen para los imprevistos. Al ir cumpliendo la planificación establecita te sentirás más autorealizada y eficiente y eso, a su vez, te dará dosis extras de motivación.
Pero no solo es importante la organización del tiempo, también debes tener en cuenta la organización de tus apuntes. Separa tus apuntes por carpetas, enuméralos y busca una forma sencilla y efectiva de tenerlo todo organizado. ¡Lo vas a agradecer!

No te aisles

Sabemos que opositar es un proceso un tanto solitario, pero no tienes porque recorrerlo sola. En una academia vas a encontrar a otras personas como tú, con ilusión, dudas, preocupaciones, etc.,  que pueden ser un gran apoyo durante esta carrera de fondo. Pero aunque no sea el caso, seguro que puedes encontrar grupos y comunidades de opositores de magisterio con los que compartir el camino. Y sobre todo, haz partícipe a tu família y amigos. Quizás ellos no estén opositando, pero seguro que pueden ser un apoyo fantástico en esos momentos de bajón.

 El ocio también es importante

Nadie es capaz de estudiar 24h al día, por eso es fundamental que sepas gestionar bien tu tiempo. Pero por mucho que lo gestiones, si no disfrutas de un poquito de tiempo libre para hacer aquello que te gusta, preparar las oposiciones de magisterio va a ser una tarea mucho más árdua. Esfuérzate al máximo, sí, pero también haz aquello que te apasione. ¿Salir a tomar unas cañas con tus amigos? ¿Una salida de fin de semana con tu pareja? ¿Una excursión en familia? Desconecta por un rato y ¡A vivir!

Haz alguna actividad que te motive

Intenta encontrar tiempo en tu rutina para alguna afición que te permita desconectar. ¿tocar algún instrumento? ¿Salir a correr? ¿Yoga? ¿Pintura? Seguro que hay alguna actividad que te apasiona y has dejado de hacer o que te encantaría probar. Este puede ser el momento. No solo para desenchufarte un rato de las oposiciones sino para tomártelas con más ganas. Si sabes que a las 20h vas a clase de yoga seguro que eres mucho más productiva para poder tener tu ratito.

Busca ayuda

Si sientes que te está superando y que no eres capaz de hacerlo por ti sola, no pasa nada. Es completamente normal. Existen academias y preparadores que van a enseñarte cómo prepararte, qué es lo fundamental, qué debes tener en cuenta y pequeños truquillos para afrontar las oposiciones con más recursos. Además, vas a poder apoyarte en ellos que saben perfectamente lo que se sufre.

Si sientes que no es lo tuyo, déjalo.

Opositar NO es obligatorio. Desde FormArte te animamos a que lo des todo e intentes sacar esa plaza, pero si sientes que ya no puedes más y opositar te está pasando factura, no hay nada de malo en dejarlo. Nos han educado de tal forma que abandonar algo parece sinónimo de fracaso, pero no es cierto. Tan valiente es conseguir nuestro objetivo como ser capaz de decir: hasta aquí hemos llegado. Lucha todo lo que puedas pero que opositar no te cueste la vida.

Esperamos que pongas en práctica estos consejos (si aún no lo haces) y que te ayuden a hacer más llevaderas y sobrevivir a las oposiciones de magisterio.

 

Para terminar queremos dejarte con una bonita frase de Jean Cocteau:

“No sabían que era imposible y lo consiguieron.”

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Lo que quieres saber sobre las pruebas de oposiciones docentes

 

¿En qué consisten las pruebas de las oposiciones docentes? ¿De qué va todo esto? ¿Qué partes tiene? Te estás haciendo muchas preguntas que necesitan respuesta.

Lo sabemos, por eso hoy, te traemos respuestas.

Ya sabes los requisitos para las oposiciones de magisterio , pero ha llegado el momento de saber a qué te vas a enfrentar.

 

Antes de contarte nada, IMPRESCINDIBLE: ¡¡¡¡LEE LAS ÚLTIMAS CONVOCATORIAS!!!!

Ahí está toda la información referente a las oposiciones de tu CCAA, qué documentos debes entregar, cómo presentarlo, etc. Por lo tanto, atenta a cuando salgan.

 

En las oposiciones hay dos fases: la de oposición en sí, que hoy te vamos a contar, y la de concurso. La de oposición es la que te debes preparar y en la que te examinas, tanto teórica como de práctica.

 

¿Teórica? ¿Práctica?

Sí, vamos a por ello. Dentro de la fase de oposición hay dos fases:

 

La primera prueba consta de ejercicios relacionados con los contenidos teóricos y prácticos de tu especialidad. Es en este punto en que debes demostrar que dominas tu materia y que eres toda una experta de tus asignaturas. Esta primera prueba consta de dos partes: .

  • Parte A: parte práctica.,. El supuesto práctico describe una determinada situación escolar relacionada con tu especialidad para que plantees una intervención argumentada y con fundamento. Recuerda que el objetivo es que el tribunal compruebe que tienes la formación adecuada y que posees las habilidades necesarias. En ocasiones son preguntas cortas acerca de distintos aspectos del proceso de enseñanza, como es el caso de Galicia. Hay otras que plantean un supuesto como Asturias o Madrid o comunidades que dan a elegir entre varias opciones como Castilla y León, La Rioja.

Es decir cada Comunidad Autónoma especifica las características propias de esta prueba en la convocatoria En Madrid, por ejemplo, esta parte se subdivide en dos pruebas; una de cultura general común a todas las especialidades(excepto para infantil, según ultima convocatoria) y un supuesto práctico. Recuerda, entérate bien de cómo es tu convocatoria, dependiendo de las comunidades puede variar de hora y media, hasta 3horas en País Vasco

  • Parte B: Desarrollo de un tema o lo que es lo mismo: la teoría. En esta parte deberás desarrollar un tema por escrito entre varios elegidos por el Tribunal al azar, hasta ahora de entre los 25 temas, se extraían dos temas al azar, con el nuevo Real Decreto 84/2018 de 23de febrero ,por el que se modifica el RD 276 /2007 de 23 de febrero por el que se aprueba el reglamento de ingreso y acceso y adquisición de nuevas especialidades docentes cuando el temario es inferior a 25 temas, se elegirá entre 3 temas elegidos al azar Tu escoges cuál de estos quieres desarrollar, este examen puede variar entre hora y media y dos horas , como en Cantabria,Extremadura , recuerda que depende de las comunidades

 

 

En estos momentos, las pruebas son eliminatorias. Tenlo en cuenta al prepararte. Si no apruebas esta primera parte, no te evaluaran la siguiente.

 

La segunda fase gira alrededor de tus aptitudes pedagógicas. Hablando claro, si vas a ser capaz  de ser un buen docente y ponerte enfrente de una clase. También está formada por dos partes:

  • Parte A: Presentación y defensa de una programación didáctica.
  • Parte B: Preparación y exposición oral de una unidad didáctica.

 

Como opositor elegirás el contenido de la unidad didáctica que vas a exponer, de entre tres extraídas al azar por ti mismo de tu propia programación al azar. Dispondrás de una hora para la preparación de la unidad didáctica, pudiendo utilizar material auxiliar, sin posibilidad de conexión con el exterior (pero puede varias en algunas comunidades). Este es el momento conocido como “la encerrona”

 

Esta es la parte que suele generar más nervios. Te pones delante del Tribunal tu sola e impone que no veas. Para la defensa de tu programación y la exposición oral de una unidad didáctica la mayoría de las comunidades dan una hora, que deberás repartir entre la defensa de la programación y de la unidad. Por ejemplo, si optas por Madrid tienes 20 minutos para programación y 30 para la unidad didáctica, aunque la mayoría de las comunidades establecen 30 minutos para programación, y 20 para exposición de la unidad didáctica, País Vasco sin embargo le da mucho peso a la unidad didáctica y son 50 minutos para exposición. Una vez hayas terminado tu exposición, el tribunal puede hacerte preguntas acerca de tu presentación.

Debes tener en cuenta que esta parte varía según la CCAA. Ya lo hemos dicho varias veces , es imprescindible que te leas “de pe a pa” tu convocatoria. Nada de confiarse, que luego vienen los disgustos.

 

Pero no todo termina aquí, ¡que va!.

Una vez has superado la fase de la oposición, llega la fase de concurso. ¿De qué va? Básicamente es cuando se valorarán los méritos de cada aspirante en función del baremo establecido en la convocatoria. Los méritos son todos aquellos puntos que te dan por tener cursos de formación, experiencia docente, títulos de idiomas, etc.  Otro día profundizaremos más sobre el tema, ¡no te preocupes!

 

Y estas vendrían a ser las distintas pruebas de las que consta la oposición de maestros. Si necesitas ayuda para su preparación, en FormArte estaremos encantados de echarte una mano y que redescubras la pasión por la enseñanza. Sin emoción no hay aprendizaje y el que mejor comunica marca la diferencia, esa es la guía que hace que marquemos un carácter diferenciador en nuestros alumnos.

 

FormArte, el arte de formar

 

 

¿Quieres ser una docente proactiva o reactiva? ¡Toma partido!

 

Ser una docente proactiva o reactiva puede marcar la diferencia entre ser una profesora más que pasa por la vida de sus alumnos sin pena ni gloria o tomar medidas para conseguir objetivos y dejar huella en tus estudiantes.

Seguro que has escuchado millones de veces la palabra proactividad y que ésta es una de las mejores cualidades que un trabajador puede poseer. Pero no es solo válida en grandes empresas o entornos de negocios. Para nada. Tú, como profesora también puedes ser proactiva y coger el toro por los cuernos en lugar de dejarte llevar por la corriente.
¿Te contamos un poco más? ¡Sigue leyendo!

 

Proactividad VS Reactividad

 

Empezaremos poniendo un poco de luz al término proactividad. ¿Qué es exactamente ser proactivo?

Una persona proactiva es aquella que tiene la capacidad de actuar ante las circunstancias, que toma partido y responsabilidad ante lo que le sucede y no se queda de brazos cruzados.

 

Es aquella persona que sabe identificar los problemas antes de que aparezcan y es capaz de tomar acciones anticipadas, pensando y con consciencia.  Busca constantemente oportunidad, crea situaciones y tiene iniciativas nuevas fijadas en sus metas.

 

En cambio una persona reactiva se deja arrastrar por las circunstancias, siempre encuentran excusas para no hacer lo que tendría que hacer y todo le sobrepasa. Una persona reactiva actúa en función de cómo se produzcan los acontecimientos, viéndose afectadas por su entorno de forma constante.

 

Vamos a ver un ejemplo que seguro que te suena mucho. Ante un examen suspendido una persona proactiva acepta que podría haber estudiado más o de una forma más efectiva ; asume su culpa y se propone poner más actitud y ganas para la próxima vez. En cambio, una persona reactiva tiende a culpar a los demás o a las circunstancias; me han suspendido, el profesor me tiene manía, el examen era demasiado complicado para mí.

 

 

¿Qué significa ser una docente proactiva?

 

Como docente tú también puedes optar por ser proactiva o reactiva. ¡En tus manos queda!

 

 

Tenemos que avisarte; ser proactiva es, en un principio, el camino más duro. Habrá días en que todo parecerá estar en tu contra hagas lo que hagas. Independientemente de cuánto estés dando o lo mucho que te esfuerces, estos días existirán. Pero ¡no todo son malas noticias! A largo plazo, ser proactiva te va a dar mejores resultados y cada vez tendrás mayor capacidad de resilencia y de adaptación ante cualquier situación.

Y si hay un entorno en el que la adaptación es clave, ese es el aula. Cualquier aula está formada por niños muy diferentes entre ellos y que tienen necesidades, velocidades de aprendizajes y circunstancias distintas. Pero no solo eso, sino que además, como bien sabrás, pueden suceder muchos factores que alteren la clase.

 

Los profesores proactivos son conscientes de qué sucederán eventos inesperados que pondrán su planificación patas arriba, pero mantienen la calma, tienen un plan para abordar este tipo de sorpresas. Si se ha creado un plan de contingencia, no llegará el momento de pánico absoluto de: ¡¿Y qué hacemos ahora?!

Los docentes proactivos están menos estresados y son mucho más flexibles.

Ya te contamos que la flexibilidad era uno de los rasgos de un buen docente.

Al final de día, si eliges ser una maestra proactiva te sentirás satisfecha acerca de cómo fue el día. Sabrás que hay algunas cosas que se deben cambiar pero tomarás las decisiones más adecuadas y positivas para hacer estos cambios. Y sabrás que hay cosas que no puedes cambiar pero sí tendrás control sobre cómo reaccionas ante estos sucesos.

 

Seguro que alguna vez te ha pasado en tu vida personal; sientes que algo se te escapa de las manos y no puedes hacer nada para coger las riendas. ¿Cómo te sientes ante eso?

No hay nada peor que sentirse impotente y que no tienes control sobre lo que sucede. Todos necesitamos sentir el éxito en algún nivel y teniendo en cuenta el peso que tiene el trabajo en nuestras vidas, es importante saber que lo has hecho lo mejor que has podido. Saber que has sido capaz de tomar el control y reaccionar a los hechos inesperados, es un pequeño logro que te hace sentir mejor al terminar el día.

Pero no solo es un beneficio para ti. Tus propios alumnos notarán que tienes autoridad y que eres capaz de mantener la calma, y también les dará más seguridad y confianza a ellos.

 

Es momento de ser proactivo y recuperar el control de tu clase. Se lo debes a tus alumnos, pero sobre todo, te lo debes a ti misma. Tienes que sentirte bien con respecto a tus elecciones, incluso cuando parece que no tienes elección. Nadie te ha quitado el control; cómo decides trabajar dentro de tus opciones es lo que realmente te lo da.

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Un testimonio muy especial…

Hoy queremos traerte un vídeo que ha elaborado una de nuestras alumnas, Laura, para contarte cómo fue su experiencia en nuestra academia. Laura es alumna de infantil, viene todos los sábados de Gijón para vernos, y en su tiempo libre es escritora.

Cuando leemos vuestras opiniones en las redes sociales o vemos vídeos como estos, sabemos que lo estamos haciendo bien. Mucha gente entrará por la puerta verá nuestra cuentería, libros, grafitis, hasta la silla de la reina y marchará corriendo; pero muchos otros como nuestra amiga Laura habrán entendido la razón por la que estamos aquí…

Formamos maestros, de los que cantan, bailan y no tienen vergüenza, formamos maestros que cuando llegan a casa se ponen a fabricar globos aerostáticos para decorar la clase y hacer a los niños volar, formamos a los maestros que queremos que den clase a nuestros hijos.

Y sin más, os dejamos con Laura…

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Cómo empezar a preparar las oposiciones de magisterio

Acabas de terminar la carrera y empiezas a plantearte opositar para sacar una plaza fija y trabajar en lo que realmente te apasiona. Sí, sacar las oposiciones y obtener tu plaza es tu objetivo. Suena fabuloso, ¿verdad?

 

Pero oh, no sabes ni por dónde empezar a preparar las oposiciones de magisterio. ¿Qué debes hacer? ¿Por dónde empezar? ¿Cuál es la mejor forma de organizarte? Muchas preguntas y pocas respuestas.

 

 

Hoy vamos a darte un pequeño empujón para que sea mucho más fácil encararlas y empezar a preparar las oposiciones de magisterio no se convierta en un quebradero de cabeza.

 

Pasos para empezar a preparar tus oposiciones de magisterio 

 

  1. Entérate bien de cuáles son los requisitos de tu prueba y en qué consiste

Cada comunidad autónoma y cada tipo de oposición tiene unos requisitos específicos que pueden cambiar de una convocatoria a otra. Infórmate correctamente de cuáles son antes de inscribirte y empezar a preparar las oposiciones.

 

  1. Planifica el trabajo.

Es importante que hagas una planificación realista del tiempo para preparar las oposiciones de magisterio. Haz un plan de trabajo que tenga en cuenta el tiempo del que dispones hasta el examen y sobre todo, del tiempo qué puedes dedicarle. No será el mismo si estás trabajando o no.

Si te haces un plan de trabajo, este debe ser realista: sesiones de estudio que puedas cumplir, ¡no te pongas sesiones maratonianas de 8 horas si no es tu estilo! Y no te olvides de planificar los descansos. Tan importante es trabajar duro como darse ese merecido descanso.

 

  1. Usa técnicas de estudio

Hay muchísimas formas de estudiar. No te limites a leer el temario una vez tras otra hasta que tus ojos y tu mente digan ¡Basta! Grábate en audio y sal a pasear escuchando el temario, haz resúmenes, esquemas, etc. Cada persona es un mundo, solo es cuestión de encontrar la forma más efectiva y eficaz de estudiar.

 

 

  1. Horarios:

Tener horarios fijos te va a ayudar a ser constante y cumplir con la planificación. Decide el horario que mejor se adapte a ti y fija unas horas diarias para dedicarte a preparar tus oposiciones de magisterio.  Hay muchas técnicas para gestionar el tiempo y la productividad, como por ejemplo, el método pomodoro o la regla 80/20. Administra bien tu tiempo de estudio y no lo dejes para el último momento. Las prisas nunca son buenas.

  

  1. Descansa:

Tan importante es fijar un tiempo de estudio como de descanso. Es necesario que te tomes tu tiempo para recargar pilas. Como ya te contamos hace unos días, el descanso es fundamental para tu productividad. Desconecta, relájate y haz aquello que más te gusta para renovar tu energía y volver al estudio.

 

  1. Mentalidad positiva

Por mucho que te organices, estudies, y te prepares a conciencia, si tienes una mentalidad negativa y crees que no vas a aprobar o que no estás preparada, tu mente te va a jugar una mala pasada. Sí, eres capaz de superar este reto, aprobar tus oposiciones y conseguir la ansiada plaza. Grábatelo a fuego y cree en ti. Si no lo haces tú, ¿quién lo hará?

 

  1. Déjate asesorar por profesionales

Si te sientes superada, necesitas apoyo o alguien que te guíe al preparar tus oposiciones de magisterio, no dudes en acudir a una academia para que sea mucho más fácil prepararte.

 

En FormArte vamos a prepararte para que destaques en tu prueba por ti misma. En diez meses aprenderás cómo preparar tu prueba, marcando la diferencia para que puedas volar por ti misma.

Si quieres que te echemos una mano, ¡contáctanos!

FormArte, el arte de formar

 

 

 

¿Es posible sacar tiempo de calidad opositando?

Desde esta nuestra Academia Formarte, lo vemos  imprescindible, como decimos, no solo preparamos oposiciones para maestros, preparamos opositoras para la vida, es el plus o como dice mi hijo “ese punch” que nos hace destacar, ser carismáticas, en definitiva “diferentes”.

“Tenemos que crear tiempo de calidad”, el tiempo con tus hijos tiene que ser “tiempo de calidad”, con tu pareja, con tus amigos, tiempo para ti.

¿Te suena?

Quién no lo ha escuchado alguna vez,¿verdad?

Aplicado a la actividad como maestra/opositora, yo lo entiendo como convertir el tiempo en una dimensión “elástica”: en la que fluyes haciendo una tarea en la que estás completamente enfocada, concentrada.

Alcanzar ese grado de calidad debe ser un objetivo para desarrollar la mayor creatividad y eficiencia en un momento concreto.

El día a día de nuestras vidas nos dificulta alcanzar ese “estado” en el que, realmente, el tiempo desaparece. El email, el whatsapp, las redes sociales, las llamadas de teléfono, las reuniones con papás en cole(tutorías), claustros, o cualquier otro trabajo que tengamos, mientras opositamos, para lograr nuestra ansiada plaza o al menos cubrir esa vacante,¡¡¡ algooo por dios!!!

Parece que todo juega en contra de conseguir ese tiempo de calidad, para poner el foco en desarrollar el corazón de nuestra pasión . Juega en contra de poner el foco en aquello en lo que somos realmente buenos/as.

Para mí, la diferencia entre una persona productiva y la que no lo es, está precisamente en esto: en saber gestionar su tiempo de tal manera que consiga generar tiempo de calidad.

Y, ojo, la cantidad (dimensión cuantitativa) también es importante. Precisamente no puede separarse del aspecto cualitativo.

¿De qué nos sirve ser capaces de crear ese estado en el que nuestra concentración y habilidades funcionan al máximo nivel si no tenemos la cantidad de tiempo para hacerlo?

Por eso te recomiendo algo que yo planifico de antemano: programar cómo va a ser tu día. ¿Este día estarás centrada en estudiar o, por el contrario, será un día de foco( Progra y Supuestos)? ¿Cuándo vas a hacer tus descansos?

De esta manera, nos aseguramos de que tenemos la cantidad necesaria de tiempo de calidad cada semana. No descuidamos nuestro tiempo y no dejamos que nos arrastre el día a día.

Esto no se puede conseguir sin una consciencia total de la necesidad de generar diferentes tipos de tiempos para desarrollar diferentes tipos de habilidades.

Y tú, ¿trabajas de esta manera en tu vida/trabajo/oposición? ¿Reservas horas de tiempo de calidad destinado al desarrollo de tu objetivo, que no es otro que sacar la plaza?

Podemos comprar coches, casas, ropa, móviles de última generación, pero tiempo no ¿verdad?

Aprendamos a generar ese tiempo, no somos tan solo, una academia de oposiciones de educación más.

El copia y Pega en las Programaciones.

Como opositora ¿qué opinas?, parece que el próximo año, tal y como me hacen saber desde sindicatos y desde los más altos estamentos educativos, habrá que entregar las programaciones en cd también, para como en un máster que estoy haciendo, en el TFG no puede haber más de un 20% similar en algún otro sitio digásmolo así y se controlará a través de un programa informático, detectan los copia y pega, los calcos con otros trabajos, las coincidencias o incluso las Progras que en ocasiones, en mil anuncios o similares, se venden a uno y a otro, a diestro y siniestro; las macro academias que generan Programaciones y Planes de Apoyo como churros, el toma mi programación de hace 2 años que saqué un 9, el uso fraudulento de preparadores y academias que pasan a alumnas nuevas, Progras de otros años de antiguas alumnas y se conocen casos. Vaya lío.

De verdad, como persona que dirige una academia, FormArte me parece ya rizar el rizo, para una academia pequeña como la nuestra y en la que cada alumna,  hace su Progra desde el min uno y es suya.. muy suyaaa …suyiiisima... es una buena noticia, al igual que para esos opositores, que se lo curran todo ellos , sus Temas, sus Supuestos, Programación y UD esos si que son los verdaderos cracks, por la complejidad que ello conlleva, cuentan con todos mis respetos y admiración, no es que no respete al resto también, por supuesto, soy de los que si va al gym, necesita tutorización del entrenador o si se pone a dieta, va al nutricionista para que le controle, respeto ante todo, para todos, cada uno y sus circunstancias, no seré yo quien diga que no he copiado, o hecho corta- pega jajaja, que vaya por delante, después se me criticará tanto si digo uno como otro, o se pondrá en entredicho mi profesionalidad o esto y lo otro, pero me da igual, lo pongo encima de la mesa, creo que es un sano debate, e interesante para todos, habrá defensores y detractores, habrá gente a la que le sirva de aviso o de por si acaso no lo haré y habrá otros que dirán, claro para que se apunten a tu academia o para crear más miedos, ¿cómo que ya no estáis suficientemente puteadas verdad?, pero para mis alumnas sería buenísimo, menos competencia seguro.  ¿Qué opináis al respecto?¿Podrá ser verdad?

Pincha en la imagen y verás, como programamos en Formarte. La pieza clave

Opositora” Herramienta para obtener foco y priorizar”

El otro día te hablaba de la importancia de los hábitos-rutinas-procesos. Profundizaremos más en este concepto y en su relación con la productividad.

Otro de los aspectos que mejoran sustancialmente tu productividad diaria es saber priorizar tus tareas.

En la Academia, a esto le llamamos tener FOCO y es también toda una habilidad que se entrena y se mejora.

Tener foco es saber diferenciar aquello en lo que tienes que centrarte para obtener los resultados que buscas de cara a tu oposición, a tu vida

Por otro lado, están aquellas otras tareas diarias que también tienes que hacer pero no están directamente vinculadas con ese objetivo.

Evidentemente, para tomar estas decisiones sobre prioridades, debes tener claros cuales son tus objetivos en el corto-medio plazo. Cómo vincular estos grandes objetivos con tareas específicas te lo contaré más adelante.

Pero hoy quiero explicarte una fórmula sencilla para mantener el foco y que puedas aplicarla desde este mismo momento.

En mi academia recomiendo que las alumnas se  organicen semanalmente.

Antes de que comience una nueva semana cada una define las tareas que tendrá que hacer la semana siguiente distinguiéndolas entre:

  • Tareas regulares: Aquí entran todas las “rutinas” de cara a tu  oposición (estudiar temas, escribirlos a la vez que te cronometras,resolver supuestos sencillos, legislación, búsqueda de autores, lectura de blogs y artículos en busca de innovación pedagógica, crear esquemas, etc) Son tareas que se repiten en el tiempo.
  • Tareas foco: Son tareas relacionadas con la estrategia y objetivos de la oposición. Son tareas prioritarias para nosotras y, generalmente, exigen mayor concentración.(Programación, UD y creación de mapas mentales complejos para la asimilación de contenidos, resolución de supuestos con alta carga de contenido pero dando respuesta, como no puede ser de otra manera a lo que se nos pide, pero a su vez brillar)

De esta forma, integramos en una misma lista nuestras “rutinas” y nuestras “prioridades”. Es un ejercicio sencillo pero clave.

Pero no se queda ahí. Entre las tareas foco o prioritarias, hacemos una gradación:

  • Las tareas clave en el esquema de prioridades
  • Tareas urgentes o críticas
  • Tareas en proceso
  • Tareas realizadas
  • Tareas a realizar si es posible

Así, cada día puedes revisar tus tareas en esta lista y no perder tu foco.

Es tan simple como organizarte un excel semanal. Lo complejo es adoptar la rutina de utilizar esta herramienta en tu día a día, jajaja.

Si lo consigues, te aseguro que trabajarás más centrada, con menos distracciones y realizando las tareas que realmente hacen que tu vida como opositora avance.

Porque tu foco y tus prioridades están siempre al alcance de tu mano.

¿Te sirve? ¿Empleas alguna herramienta similar?

Preparadores en B, ¡ Te mando un privado!

Las aguas bajan turbias y no solo para los que como llaman en la prensa  Cántabra, Preparadores en B.

En Asturias ya las alumnas, todas en general, “upsss claro, menos las que se preparan con preparadores,  en lo más oculto de esos pisos patera”, están en pie de guerra, por que se conoce de casos por ejemplo, en Lengua y literatura un tal Rafael, según cuentan mis alumnas, que no declina estar en el tribunal y ha estado formando gente en su casa, otro de Francés que preparando también en B, se la trae al pairo, más cuando todo el mundo lo sabe, solo hay dos tribunales, esto quiere decir que sus chic@s tienen un 50% de probabilidades que les toque, es el colmo. ¿Cómo no aprobarte si te ha preparado el? y la presión a la que estás alumnas le podrán someter, o me apruebas… o cascoooo, que me preparaste..y…, las consecuencias serían se dice para ambos, en Cantabria les han quitado su plaza a dos maestros de momento y hay en estudio 8 casos más, al igual que va a pasar en Asturias, hay ya base legal y como en Cantabria se aceptará la prueba” te paso un privado” ¿Sabes a quién le estas pasando el mismo? y otra cosina, como alumna sabes.. que si conocessss o te has preparado connn, eres familia deee… estás obligada a comunicarlo, aunque nadie lo hace, yo tampoco lo diría jaja, pero claro si te estás preparándote con el o ella uhmmm, hablan de consecuencias también con esos aprobados, aviso a navegantes este año con la previsión que hay en primaria y que yaaa; todas las academias prácticamente tenemos puesto el cartel, de No hay plazas, bueno me caben 20 ó 25 en claseee jajaja, no lo haré, me comprometo, en FormArte no más de 15, abriré más grupos si es necesario, pero no se masificarán mis aulas.

¿Qué os parece? ¿Es justo para los demás opositores? y no hablamos del dinero B, o de gente jubilada por años e incluso enfermedad ¿Deberían quitarles la plaza?¿Las pensiones?Estáis indignadas, hasta el waaa de sacaperras, academias, preparadores, cursos inútiles, máster de pago, sindicatos y ministerios.

Pon caritas de enfado, critica, me gustas, date de baja de face, la vida es una mierda.

“Al final todo saldrá bien, y si no sale bien, es que aún no es final” hipócrates jajaja

Opositora a tus rutinas.

Generalmente, coloquialmente, un rutina es entendida como una costumbre, como una acción repetitiva. Decimos que tenemos la rutina de levantarnos a tal hora, de lavarnos los dientes después de las comidas…

Es un área interesante de investigar como opositor@. Nuestros tiempos de trabajo y de vida se rigen por rutinas.

La propia mención de la idea “rutina” a veces nos hace bostezar… jajaja

Buscamos una vida llena de pasión, emociones, cambios. Y como opositor@s todavía somos más susceptibles a esto.

Me ha parecido que este era un buen tema para retomar el contacto de nuevo con las oposiciones, este año la gente está como loca, como si lo fueran a regalar; si que esperamos que sean unos años muy buenos los que están por venir, peroooo.. que a estas alturas ya prácticamente tenga cerrados los grupos en la academia…, pero bueno es lo que hay, desde FormArte nuestra felicidad pasa por ayudaros, de ahí que retome con las publicaciones en este blog, confiando  que os ayuden de corazón.

En el equipo estamos totalmente inmersos en el proceso de “volver a la rutina”. Otro lugar común.

Acabamos de cerrar prácticamente este curso y estamos arrancando aún más fuerte el próximo.Retomar la regularidad es imprescindible para la consecución de nuestros objetivos.

Sobre todo, para dar el mejor servicio a todos los opositores, un grupo con una energía imparable, completamente implicado en la búsqueda de su felicidad, estabilidad, SU PLAZA, como yo digo, preparamos Opositoras para la vida…..

Que las rutinas estén correctamente establecidas es importantísimo y siempre una prioridad esencial. Su análisis y mejora debería ser un eje central, para tu preparar unas oposiciones con garantías. Porque tus rutinas son tus procesos.

Pero me gustaría ir un poco más allá en el análisis de esta idea.

Si buscas la definición de rutina, descubrirás que también se puede entender como habilidad. Algo que se tiene y, por tanto, se puede conseguir, mejorar.

En este sentido hablo de mejorar las rutinas. Porque están directamente relacionadas con nuestra mejora de los procesos cognitivos y esto; afecta a nuestra productividad , nuestros tiempos de aprendizajes y optimización de tiempos.

Y van más allá. Seguro sabrás la importancia que tiene para un opositor o un maestro, el equilibrio y manejo de los procesos de trabajo-vida.

Las rutinas-habilidades son hábitos. Un importante pensador hablaba de los hábitos como “estructuras estructurantes estructuradas”. Es decir, son sistemas que guían nuestra acción y que están relacionadas con nuestro conocimiento del mundo.Por ejemplo:

LOS OBJETIVOS DE UNA RUTINA DE MAÑANA

1-Genera la energía física y emocional necesaria para mantenerse productivo

2-Mejora la concentración, enfocado en tus actividades con la tarea más importante del día

3-Ayuda a tener mejor control del tiempo para una máxima productividad

¡Imagínate qué importantes!

Y ahí va la cuestión(es): ¿Qué haces para mejorar tus procesos? ¿Mides tus rutinas? ¿Cómo son tus hábitos? Es más, ¿te haces estas preguntas habitualmente?

Te adelanto que este es un tema que me gustaría tratar en profundidad en el próximo curso. Vamos a trabajar juntos sobre la productividad en clase. ¿Te apetece?

Para terminar, te invito a reflexionar sobre qué importancia le das tú a las rutinas en tu vida y a los procesos regulares de cara a una oposición y de cara a tu vida en general.

¿Te gustaría ser una persona con hábitos-rutinas y así mejorar tu vida?