En la piel de una opositora: Entrevistando a Sara

Te traemos una nueva entrevista a otra opositora para que te de energía y motivación para seguir con el estudio.

Hoy te presentamos a Sara; una chica de 30 años que aprobó las oposiciones hace algunos añitos. Estudió educación primaria mientras trabajaba como monitora de niños los fines de semana y en verano. Mientras estudió las oposiciones, a tiempo completo, seguía trabajando como monitora porque le apasionan los niños. Hoy en día es profesora de inglés en ciclo medio y superior de primaria y está encantada con su trabajo.

Le hemos pedido que nos hable un poco de su experiencia durante el camino hacia las opos, ¿quieres conocer cómo fue?

Quédate leyendo e inspírate con su caso.

 

 

¿En qué momento decidiste empezar a opositar?

Lo decidí cuando termine la carrera. Sabía que ser profesora era mi vocación, siempre me han gustado los niños y trabajaba de monitora los fines de semana y en verano.  Además mis padres son docentes, trabajan en escuelas públicas y siempre tuve claro que quería que ese fuera mi camino.

 

¿Por qué decidiste empezar a opositar?

Supongo que por el mismo motivo que la mayoría de personas que se presentan a una oposición; para tener un trabajo estable e independiente.

 

¿Cómo te preparaste? ¿Por libre, preparador, academia…?

Al principio fui a una academia pero no me terminaba de convencer y lo dejé. Seguí estudiando por libre, pero veía que me costaba mucho y que no conseguía ponerme las pilas. Entonces decidí darle otra oportunidad a las academias y me topé con FormArte.

 

¿Por qué escogiste FormArte?

Sinceramente porque sentí que era mi sitio. La primera vez que busqué academia, no me lo plantee demasiado, escogí la primera que encontré. Después de esa primera experiencia estaba bastante desencantada y no confiaba mucho en encontrar una que me convenciera, pero llegué aquí, pregunté, me gustó mucho todo lo que me contaron, ví que eran innovadores y que hacían las cosas distintas y .. me quedé.

 

 

¿Qué has aprendido a lo largo del camino de opositar?

Muchas cosas, pero se podría resumir en que si quieres, puedes.

 

 

 

¿Cuál fue el momento más duro de cara a la oposición?

Hubo algunos momentos duros, pero una de las peores épocas fue justo el enero antes de opositar. Me había pasado las Navidades estudiando, había dejado de hacer muchas cosas por estudiar, sentía que no lo llevaba tan bien como debería… Fue el momento en que pensé que quizás, después de todo lo que me estaba esforzando, no lo conseguiría.

 

¿Cómo te organizabas para estudiar? 

Diariamente. Había terminado la carrera hacía relativamente poco y fue como seguir con la dinámica de la universidad, pero más en serio.

 

 

 

¿Qué crees que es lo más importante para opositar?

Rutina y organización.

 

 

 

¿Qué es lo mejor de haber opositado?

Además de lo que te llevas a nivel personal y ver que realmente puedes conseguirlo si te lo curras, la estabilidad económica y los derechos laborales que tienes.

 

¿Ha cambiado tu punto de vista acerca de la enseñanza durante la preparación de las oposiciones?

En mi caso creo que sí. No diría que  por la preparación en sí, pero cuando compartes este proceso con otras personas tienes la oportunidad de descubrir otros puntos de vistas y de pensar, diferentes formas de enfocar las cosas…

 

 

¿Cómo se superan los momentos de “no puedo más”?

Pensando en lo que te espera al final del camino.

 

 

¿Llegaste a plantear dejarlo en algún momento? Si es que sí, ¿Por qué y cómo lo superaste?

A dejarlo no. Como ya he comentado, hubo algún momento duro de “no puedo” pero no pensé en dejarlo. Sabía que me presentaría pasara lo que pasara.

 

¿Nos puedes dar algún consejo para las futuras opositoras?

Si quieres puedes.

 

Y con esta frase tan importante, cerramos el post de hoy.

Ya sabes opositora, ¡si ella quiso y pudo, TÚ TAMBIÉN!

 

Y si quieres seguir leyendo entrevistas a otras opositoras, puedes hacerlo aquí.

 

FormArte, el arte de formar.

Descubre cómo tus pensamientos te están frenando y cámbialos (I)

¿Cuáles son las últimas palabras qué te has dedicado?

¿Las recuerdas?

 

Estamos constantemente hablando con nosotras mismas y mandándonos mensajes. Quizás no te has parado a pensarlo, pero no, la mayoría de tus mensajes no son vía whatsapp a tu madre, a tu pareja o a tu grupo de amigas, la mayoría de mensajes te los dedicas a ti.

El diálogo interno que mantienes contigo misma puede ser un paso gigante para alcanzar tus metas o un obstáculo.

¿Qué queremos decir con esto?

 

Si constantemente haces predicciones del estilo: “No voy a aprobar las opos”, te estás tirando piedras a tu propio tejado. Solo consigues robarte motivación y fuerza mental, ahogarte en tus problemas, haciéndolos más grandes de lo que realmente son.

En cambio, si tu mensaje es: “Voy a aprobar porque me lo estoy currando como una campeona”, la cosa ya cambia.

Si creemos que estamos destinados al fracaso, probablemente encontraremos fracaso.

Si creemos que todo va a salir bien, quizás a la primera no salga bien, pero seguirás luchando y al final, llegarás a la meta.

Tus pensamientos afectan a cómo te sientes y cómo te comportas. La forma en que piensas tiene el poder de convertirse en una profecía autocumplida (ya te hablamos de esto en este artículo). Nuestra mente tiene un gran poder sobre nuestro comportamiento y emociones.

 

Gandhi decía algo así como:

“Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.”

 

Pero, ¿por qué sucede esto?
Pues, al igual que la mayor parte de tus conductas, tus pensamientos y el diálogo que mantienes contigo misma (sea positivo o negativo) son aprendidos. Sin dejar de lado la predisposición genética con la que naces, lo que determina tu forma de pensar, sentir y comportarte son las experiencias que has vivido, tus aprendizajes.
Todos los factores que influyen en estos aprendizajes son motivacionales, familiares y educativos, culturales, amistades y compañeros, las experiencias vividas y las expectativas

 

Si eres de las que se sabotean constantemente con pensamientos catastróficos y abocados al fracaso ¡NO ESTÁS SOLA!

Las dudas, las predicciones dramáticas y las palabras duras, son uno de los males comunes. Pero que sea un mal común no justifica que lo sigas haciendo.

Mal de muchos, consuelo de tontos. Y como tú eres una mujer inteligente, valiente y con un gran poder de cambio, se acabó eso de ser la víctima de tu propio abuso verbal.

Es por ello que tienes que aprender a gestionar esta conversación interior, dirigiendo de manera constructiva tus emociones y acciones y, así, tener más oportunidades de conseguir tus metas.

 

Suficiente tienes que aguantar para que encima tengas que lidiar con tus propios ataques, ¿no?

 

Y sí, es algo que se puede aprender. No podemos eliminar los patrones de comportamiento que ya tenemos, pero sí podemos aprender nuevos y entrenarlos para que se activen en primer lugar.

 

Suena bien, ¿verdad? Si quieres que te expliquemos cómo puedes ser consciente de tus pensamientos y trabajar en ellos, tendrás que esperar al próximo post.

¡La espera merecerá la pena! 😉

 

 

FormArte, el arte de formar

 

Cuentas de instagram que nos encantan

A pesar que hace unas semanas te contábamos cómo desintoxicarte de las redes sociales, las redes sociales en sí no son el demonio o algo que se deba evitar a toda costa.

El gran problema de ellas, es que se ha pasado del 0 al 100. De no tener apenas redes sociales a tener 5 perfiles en 5 plataformas distintas y estar conectado casi las 24h del día.

 

Pero si sabes gestionar el tiempo que le dedicas, las redes sociales pueden convertirse en una herramienta fantástica. ¿Para qué?

Ventajas y beneficios tiene unos cuantos: comunicarte y mantener el contacto con tu entorno, tener acceso a muchísima información y estar informada de (casi) todo lo que sucede,  conocer a otras personas que estén estudiando opos, por ejemplo, e incluso encontrar trabajo. 

 

Pero hoy queremos centrarnos en otra de las ventajas de las redes sociales y, concretamente, queremos centrarnos en Instagram. Una plataforma estupenda para inspirarte, descubrir y conocer otros puntos de vista.

 

Y como queremos ponerte las cosas fáciles, te traemos algunas cuentas que nos encantan y que pueden servirte de inspiración.

¿Vamos a ello?

 

5 cuentas de Instagram que nos encantan y que debes conocer:

 

Viquissori

Viqui transmite una energía y una pasión por la enseñanza increíbles en cada uno de sus posts. Está opositando para sacar plaza en Madrid y cree al 100% en el método Montessori. A través de  su instagram puedes seguir su camino hacía las opos así como empaparte de sus reflexiones e ideas para hacer en clase.

 

Julitisaguda

Rebe es la madre de Julia, una bonita niña de 3 años y medio y si la sigues en su instagram, vas a descubrir una barbaridad de actividades, experimentos, materiales y juegos para hacer con niños. Rebe transmite mucha cercanía en cada uno de sus publis y además de explicarte de dónde es cada cosa, cómo hacerlo y por qué.

Nosotros cada día descubrimos nuevas actividades que pueden hacerse en clase con los alumnos/as.

 

Cosasmolonaskids

¿Se te había ocurrido hacer ceras de colores con distintas formas gracias a los moldes de hielo? ¿No? A nosotros tampoco hasta que Noelia nos dio la idea. Y como este DIY, encontrarás un montón más de ideas de toda índole. Además tiene muchísimas recomendaciones de libros para peques. Noelia es asturiana, pedagoga y también está detrás del blog Cosas Molonas, un blog que os recomendamos encarecidamente. Tienen reseñas, reflexiones, DIY, consejos de viajes e ¡incluso descargables que te vendrán de perlas para organizarte en las opos!

Una buena distracción para tus ratitos libres entre estudio y estudio

 

 

Mi Rincon de Especial

¡Este instagram es una pasada! De la mano de una apasionada profesora de PT y AL, descubrirás mil recursos para clase y especialmente enfocados a alumnos/as con necesidades especiales. Aunque lleva menos de un añito en instagram, encontrarás muchas ideas fáciles y sencillas de hacer que marcaran la diferencia. Y como plus, te explica que estás trabajando con cada actividad. ¿Se puede pedir más?

 

 

Y como extra….

 

Tiger

Sí, ¿quién no ha entrado en tiger pensando en comprar una cosa o en no comprar y ha salido con siete? Entre sus precios y sus productos.. ¡hay de todo! Encontrarás juegos y materiales que podrás usar en clase pero también un montón de cosas para organizarte, estudiar y tomar apuntes. Y eso siempre motiva a estudiar con muuuuuchas más ganas, ¿verdad?

 

 

Y estas son nuestras cinco recomendaciones de hoy.

Tenemos muchísimas más, pero ya lo dejamos para otro día. Con estas ya tienes un buen rato de investigación.

¿Nos recomiendas tú también alguna?

 

FormArte, el arte de formar

Entrevistando a una opositora: Capítulo 2

Hace unas semanas Sara nos contó su experiencia con las oposiciones y como cada persona es un mundo y nadie lo vive igual, queremos traerte una nueva entrevista para que conozcas otros puntos de vista.

 

Hoy te presentamos a Sonia. Sonia es una asturiana de 29 años que estudió magisterio infantil. Sonia quiso ser profesora desde que era muy pequeña y al terminar el bachillerato decidió seguir su vocación.

Aunque no ha trabajado de profe, siempre ha estado en contacto con el mundo de la educación y con los niños/as. Aunque lo dejó para prepararse las opos, trabajó en el autobús escolar de un colegio de educación especial y a día de hoy sigue trabajando en el comedor escolar del mismo cole. Además en verano suele trabajar en una ludoteca y en campamentos de niños/as. Si esto no es sentir pasión por ellos… ¡ya nos dirás qué es!

 

Lleva tres años preparándose para las oposiciones pero aún no se ha presentado porque en Asturias no han salido. Ahora va a por todas y aunque sigue trabajando, se ha enfocado al 100% a prepararse. ¡Este va a ser su año!

 

¿Quieres saber un poquito más acerca de cómo está viviendo Sonia su camino hacía las opos? ¡Toca seguir leyendo!

 

Entrevista a Sonia: su camino hacía las opos

¿En qué momento decidiste empezar a opositar?

La verdad es que tardé mucho en empezar a opositar, de hecho es la primera vez que me voy a presentar y acabé hace muchos años la carrera, soy de las diplomadas aún…

Siempre me ponía excusas para no empezar a hacerlo, que si tengo que estudiar idiomas, que si voy a estudiar algo más… excusas al fin y al cabo. Yo creo que, en el fondo, todo era por miedo; miedo a lo desconocido, a no ser capaz de sacarla nunca…

 

 

¿Qué es lo que te hizo decidir y empezar la aventura de las opos?

Porque al final a pesar del miedo siempre quise ser maestra de educación infantil, puse el miedo y mi sueño en una balanza y ganó mis ganas de ser maestra y tener una plaza.  Los sueños hay que perseguirlos.

 

¿Por qué escogiste una academia?

Porque al no haberme presentado nunca a la oposición no sabía ni por dónde empezar y pensé que en una academia me darían todo el material y la ayuda para saber cómo lo tenía que hacer.

 

¿Y ha sido así?

¡Sí y tanto! Para empezar me ha venido muy bien porque al principio vas súper perdida, todo se te hace una montaña y que  te ayuden te hace el arranque más fácil.

 

¿Qué fue lo que te impulsó a elegir FormArte?

Había buscado varias academias en Oviedo y de otras me habían hablado conocidas. Cuando encontré la página de FormArte me pareció diferente a las demás y cuando me puse en contacto con ellos el trato muy cercano y me resolvieron mis dudas iniciales.  Me dio confianza.

 

 

¿Qué has aprendido a lo largo del camino de opositar?

A pesar de que no me he presentado aún a la oposición, que sinceramente es lo que más miedo de todo me da, si llevo varios años empezando a prepararme y una de las cosas que he aprendido es que el camino es largo pero que no tengo que desesperar. Hay momentos de más bajón y que se hace un poco más cuesta arriba pero yo quiero llegar a la meta, por lo tanto, hay que seguir luchando.

 

 

¿Qué es lo mejor de haber entrado en la familia de FormArte?

La cercanía de lo que yo llamo “la familia FormArte”, siempre están para lo que necesites y nunca te sientes solo. Y en este camino, necesitas tener a personas a tu lado y cierto apoyo.

 

¿Cómo te organizas para estudiar?

Pues yo trabajo mañana y tarde, así que me organizo en los ratos libres cuando puedo. Intento aprovechar al máximo los fines de semana para avanzar, eso sí, contando que los sábados por la mañana tengo academia. De todos modos, la academia forma parte de la preparación.

 

 

¿Qué crees que es lo más importante para opositar?

Para mi lo más importante es tener claro que quieres opositar, así lo cogerás con más ganas. Considero que es fundamental tener una buena organización y aprovechar cada rato que tengas para estudiar. Tienes que estar muy mentalizada de lo que estás haciendo y de por qué lo haces y que hay un sacrificio detrás. Y otra cosa que considero imprescindible es contar con el apoyo de la gente más cercana.

 

¿Ha cambiado tu punto de vista acerca de la enseñanza durante la preparación de las oposiciones?

Por supuesto que ha cambiado, ya que yo nunca he trabajado en un colegio como maestra, y con las clases he aprendido que no tiene nada que ver la carrera con la realidad.

 

¿Cómo se superan los momentos de “no puedo más”?

Con apoyo de la gente más cercana a ti, lo más seguro es que tengas algún bajón y es importante el ánimo o el empujoncito que ellos te puedan dar.

 

¿Llegaste a plantear dejarlo en algún momento? Si es que sí, ¿Por qué y cómo lo superaste?

A dejarlo no llegué a planteármelo porque es algo que quiero conseguir, pero sí he tenido momentos de decir que era demasiado reto para mí o que no iba a conseguirlo porque es muy difícil.

 

¿Nos puedes dar algún consejo para las futuras opositoras?

No considero que pueda dar consejos ya que yo todavía estoy en esa carrera de fondo y aún no he llegado a la meta, pero si tuviera que decirles algo sería que fueran constantes, que no lo abandonen si de verdad es lo que quieren, que se apoyen en su gente más cercana y que si hay otras personas que lo han conseguido, ¿por qué nosotros no?

 

 

Tal como dice Sonia, ¿por qué tú no?

Si luchas y lo das todo, estamos seguras que vas a conseguir tu plaza.

 

Mucha suerte Sonia, ¡sabemos que lo vas a conseguir!

FormArte, el arte de formar.

 

 

7 mujeres inspiradoras a través de la historia que deberías conocer

Dicen que detrás de cada hombre exitoso, hay una mujer. Este proverbio se ha extendido por todo el mundo y, a menudo, ha demostrado ser cierto. Pero, la contribución de una mujer al mundo nunca puede limitarse al éxito de un individuo. Durante décadas, las mujeres han desempeñado un papel importante en el desarrollo de ideas y en la búsqueda de un futuro mejor para el mundo.

Las mujeres han logrado hazañas monumentales en los campos de la tecnología, la política, el bienestar humano y, lo que es más importante, la educación.

Las educadoras en todo el mundo han enseñado a miles e influenciado a millones.

Cualquier educador que se toma en serio su trabajo y que pone corazón en lo que hace, es un agente de cambio. Tú lo eres o lo vas a ser.

 

Para darte un chute extra de motivación y como pequeño homenaje, hoy queremos hablarte de 7 educadoras famosas. Quizás las conozcas a todas o no, pero seguro que pueden ser una fuente de inspiración como lo son para nosotros.

 

¿Quieres conocerlas?

 

7 mujeres inspiradoras que promovieron el cambio:

Savitribai Phule:
Fue una reformadora social,educadora y poeta india. De hecho, es considerada  la primera maestra de la India. En un país donde las mujeres todavía no se ven a la par con los hombres, el papel de Savitribai como maestra en una escuela de una aldea en Pune, apenas un año después de la independencia, fue notable. Se dice que cuando Savitribai iba a la escuela, la gente solía arrojarle estiércol de vaca, piedras y verduras y huevos podridos. Aun así, luchando contra todo pronóstico, su marido y ella fundaron la primera escuela para niñas y abrieron otras cinco escuelas, teniendo un papel importante en la mejora de los derechos de las mujeres en la India durante el gobierno británico. Además, trabajó para abolir la discriminación y el trato injusto de las personas por su casta y género. Impresionante, ¿verdad?

 

Maria Montessori:

Ella fue la mujer que comenzó la cultura de la guardería. Nacida en 1870, María Montessori dedicó su vida a la educación. Hoy en día nos puede parecer que la mayoría de sus ideas son evidentes y lógicas pero, en su momento, fueron innovaciones radicales que levantaron controversias entre los sectores más conservadores. Propagó la idea de que los niños deberían ser capaces de moldear su futuro a su manera y defendió el juego como principal actividad a través de la cual el niño lleva su vida durante sus primeros años.. Esto se denominó Método Montessori y todavía es seguido por alrededor de 30,000 escuelas en todo el mundo.

 

 

Emma Willard:
Emma fue una activista estadounidense que luchó por los derechos de las mujeres y dedicó su vida a la educación. Proviniendo de una familia humilde y sin tener los recursos, con solo 20 años, se convirtió en maestra. Fundó la primera escuela de educación superior para mujeres, el Seminario de Mujeres de Troy en Nueva York, que pasó a llamarse Escuela Emma Willard en 1895 en su honor.  Emma también se ganaba la vida con la escritura, escribiendo varios libros de texto a lo largo de su vida, incluyendo libros de historia y geografía. Una mujer todoterreno en pleno siglo XIX.

 

 

Mary Mcleod Bethune:

Mary fue una educadora estadounidense, estadista, filántropa, activista humanitaria y de los derechos civiles. Sus dos padres eran esclavos antes de que ella naciera, por lo tanto, no tenían dinero para permitir que la pequeña Mary fuera a la escuela. Sin embargo, Mary consiguió una beca y estudió para convertirse en maestra. Mary fue, sobre todo, conocida por fundar una escuela privada para estudiantes afroamericanos en Florida, gracias a a las donaciones de tiempo y dinero que obtuvo. También fue nombrada asesora nacional del presidente Franklin D. Roosevelt como parte de lo que se conoció como su Gabinete Negro. Fue conocida como “La primera dama de la lucha” debido a su compromiso de obtener mejores vidas para los afroamericanos. ¿Sabías que el nombre de Bethune es sinónimo de lucha y logro?

 

Helen Keller:

Helen Keller fue una escritora, oradora y activista política sordociega de EEUU. Nacida con una incapacidad visual y auditiva, Helen Keller estudió con su mentora personal Anne Sullivan y aprendió sobre el mundo a través del conocimiento: invisible, sin adulterar. Entre otros muchos méritos, recaudó dinero para la Fundación Americana para Ciegos y promovió el sufragio femenino, los derechos de los trabajadores, el socialismo y otras causas. Ella fue mentora de cientos de personas y aún hoy en día, continúa inspirando a millones en todo el mundo.

 

 

Clara Barton:

La educación formal puede ayudar a una persona a entender el mundo de una mejor manera, pero en una situación en la que el mundo está en peligro, las habilidades son útiles. Clara Barton es la mujer que estableció la Cruz Roja Americana en un momento en que las mujeres apenas se veían trabajando fuera de la casa. Clare, que era enfermera, asesoró a toda una generación sobre la necesidad de poseer los conocimientos médicos básicos y el sentido de enfermería.

 

 

Mary Ward:
En el año era 1609, una hermana católica inglesa pensó en establecer una escuela para niñas que fuera diferente de los conventos que existían en esos momentos. Las escuelas de niñas de entonces eran muy restrictivas. Esos institutos no permitían que las niñas salieran de las instalaciones del instituto, se vieron obligados a asistir al coro, usar uniformes prescritos, etc. Mary se separó de esto. Ella construyó las Hermanas de Loreto, con una visión del trabajo de la mujer en la iglesia en igualdad con los hombres. Hoy en día tiene centros en todo el mundo incluso ahora.

 

 

¿Conocías a estas mujeres? ¿Qué te han parecido sus historias?

Ellas son un claro ejemplo que no hay nada imposible. Con ganas, pasión y mucho esfuerzo tú también puedes llegar dónde quieras. ¿Lo sabes?

 

Sí aún no terminas de creértelo, empieza a interiorizar este mantra: Si yo quiero, puedo. 

FormArte, el arte de formar.

 

 

 

 

 

Queridos Reyes Magos,

Os escribimos desde FormArte porque este año queremos pediros algo muy importante para nosotras y para la mayoría de las personas con las que compartimos este mundo.

 

Nos gustaría vivir en un mundo diferente.

 

Sabemos que las cosas no se pueden cambiar de un día para otro, pero no queremos que este sea el mundo en el que crezcan las futuras generaciones. Tenemos miedo que todo siga igual y nada cambie. Que siga habiendo injusticias, intolerancias y miedo. Que no haya libertad de casi ninguna clase ni condición.

 

Por eso venimos a pediros algunas cosas, a ver si podéis ponerlas en marcha para que, en un futuro, esta sea nuestra realidad.

 

Primero de todo, y para ayudaros a que nuestro deseo sea más fácil de cumplir, pedimos que todas aquellas personas que aún andan dormidas en los laureles, despierten y tomen la decisión de luchar por un mundo más justo. A veces es por desconocimiento, otras por creencias erróneas y otras simplemente por pereza. Pero no podemos dejar que haya tantas personas que no se pronuncien y que esto nos frene, queremos un mundo en que todos luchemos por conseguir una sociedad mejor.

 

Después y, porque nosotros vivimos esta realidad de cerca y nos importa, pedimos que se empiece a poner el foco en la educación. Sabemos de lo que hablamos, estamos en contacto día a día y mano a mano con profesoras y futuras docentes y no se les da la importancia que se merecen. Ellas forman y formarán parte de la educación de la generación del mañana. Ellas luchan a diario para conseguir un mundo mejor. Pero con las barreras y la poca atención que les presta la sociedad, el camino es un maldito despropósito.

¿Qué estamos haciendo?

¿Por qué nadie se da cuenta que los niños de hoy son nuestro futuro? Que ellos pueden seguir cambiando el mundo, haciéndolo un lugar más tolerante, más respetuoso, más libre y menos peligroso.

 

Tiene cojones que a día de hoy aún estemos así.

 

También queremos pediros más tolerancia para que cualquier persona pueda decir, sin temor, así soy yo. Y que se le acepte incondicionalmente, que se le mire como a un igual. Independientemente de si es o se siente mujer u hombre, de si ha nacido aquí o en la conchinchina, de sus capacidades o condiciones. Independientemente de todo. ¿Podríamos empezar a valorar a los demás por lo que tienen que aportar? ¿Por su bondad? ¿Por aquellas pequeñas cosas que les hacen especiales y únicos?

 

Puestos a pediros tolerancia para todos, queremos pediros que ser normal englobe todas las posibilidades. O directamente que eliminemos el concepto NORMALIDAD de nuestro vocabulario. Que aprendamos a tratar y respetar a las personas que han nacido con alguna discapacidad o trastorno. Hay mucho desconocimiento sobre este tema. Aún hay personas que no entienden que una depresión es muy jodida o que hay niños que tienen dislexia y que les cuesta el doble.  Por eso nos gustaría que todos comprendamos y aceptemos a cualquier persona con la que nos cruzamos y que dejemos de poner etiquetas que solo hacen más daño.

 

Y porque nosotras estamos muy concienciadas, queremos pediros que TODAS/OS nos unamos al movimiento feminista. Que las mujeres podamos ir solas por la calle sin temor. Sin tener que mirar a todos lados, sin acelerar el paso, sin hacer llamadas para tranquilizarnos y saber que hay alguien que nos “escolta” a su manera. Que se terminen los mensajes de: ya he llegado a casa o enviar la ubicación en directo, por si las moscas. Que podamos sentirnos libres y saber que no hay peligro.

Que ya no tengamos que escuchar barbaridades por cómo vamos vestidas, por cómo actuamos o por hacer o dejar de hacer algo. Que no tengamos que demostrar con el doble de esfuerzo lo que valemos en nuestros puestos de trabajo. Ni que se nos mire con asombro porque parecemos jóvenes e inexpertas.

Ya está bien,¿no?

Y, aunque no debería hacer falta aclararlo, NO, nuestra lucha no es contra los hombres. Luchamos por la IGUALDAD y en esta lucha estamos todos; no es exclusivamente de mujeres.

 

Os pedimos todo esto para que no tengan que pedíroslo las próximas generaciones. Que los niños que estamos educando den por hecho el respeto y que se encuentren con una sociedad igualitaria dónde todos valemos por igual.

 

Os pedimos que las niñas y niños que mañana serán presidentes, banqueras/os, consejeras/os, docentes, diseñadoras/es, médicos, peluqueras/os o lo que les dé la real gana ser, miren hacia atrás y se asombren de la sociedad en que estamos viviendo nosotros. Ojalá piensen que cómo era posible que aún fuéramos tan atrasados.

 

Sabemos que es mucho pedir pero…

Pero es que lo necesitamos.

 

Ya no se trata de nosotras. No.

Se trata de todas/os aquellas/os que vendrán.

FormArte, el arte de formar

 

Storytelling en el aula

Hoy te queremos hablar del storytelling en el aula; uno de los métodos más completos para aprender y fijar una lengua, tanto nativa como extranjera, especialmente en la etapa de primaria. ¿A quién no le entretiene una buena historia? Te aseguramos que a los más pequeños les fascina y, ¿qué mejor que aprovecharlo como herramienta educativa?

El storytelling existe desde hace siglos. Incluso antes de que se inventara la escritura, ya se contaban historias que se transmitían, de forma oral, de generación en generación con el fin de entretener, educar o difundir la cultura.

¿Qué es el storytelling y por qué es útil usarlo en el aula?

Con el nombre de storytelling entendemos lo que, comúnmente, llamamos narrativa. Por todos es sabido que a los niños hay que contarles cuentos, pero, ¿por qué contar historias en el aula es tan útil? Te damos algunas razones para que implantes este recurso cuanto antes en tu aula:

 

  1. Porque son divertidas, involucran a los alumnos y ayudan a que muestren una actitud positiva frente a la lengua.
  2. Los niños y niñas se involucran personalmente en las historias porque se identifican con cierta facilidad con los personajes. En cierto modo, viven esa historia.
  3. Favorecen su creatividad e imaginación que es una de las primeras fuentes de resolución de problemas en los niños.
  4. Escuchar historias además hace que los pequeños sean conscientes de la entonación y el ritmo, factores esenciales para la adquisición y posterior uso de una lengua.
  5. La narración permite trabajar muchos aspectos de la lengua, desde estructuras gramaticales hasta los lenguajes no verbales.
  6. A través de las narraciones se presentan contenidos culturales del país donde se habla la lengua, por ende, las narraciones fomentan el conocimiento y la relación intercultural.

 

¿Cómo puede funcionar un storytelling?

 

Queremos mostrarte distintas actividades que puedes llevar a cabo en el aula relacionadas con el storytelling.

 

  • Historias incompletas: Se presenta una historia sin principio, sin final o sin el desarrollo. El objetivo es que entre tus alumnos completen la parte que falta. Tanto puede hacerse de forma individual, en grupos o entre toda la clase.
  • Focalización y punto de vista: La misma historia se puede plantear desde el punto de vista de dos personajes (protagonista y antagonista, por ejemplo, o desde el punto de vista de un objeto o animal). También se puede alterar el punto de vista del narrador (como protagonista, personaje secundario o narrador externo). Con este ejercicio, tus alumnos van a aprender tanto a empatizar y ponerse en la piel de distintos personajes como a poner en marcha su creatividad e imaginación.

  • Orden temporal: Se puede jugar a cambiar el orden de la narración. Por ejemplo, alterando el orden cronológico usando el flash back.

 

  • Ambientación: Este recurso se basa en cambiar el tiempo y espacio de una historia y pone el foco en la fantasía de los alumnos. Por ejemplo, una historia ambientada en la época de los antiguos romanos, se pasa a ambientar en la actualidad y de esta forma, cambian los roles, costumbres y caracterización de personajes. Con este ejercicio no solo estimularán su imaginación sino que puede ser una excelente forma de aprender historia, sobre otras culturas o ¡lo que se te ocurra!

 

¡Un último consejo! Siempre es útil usar elementos extratextuales para motivar e involucrar más a los alumnos en una historia. Por ejemplo imágenes, objetos, efectos sonoros o luz. Añadiendo atrezzo a las historias, cogerán los ejercicios con más ganas y el tiempo se les pasará volando. No hay excusas para no divertirse en clase.

No olvides que el uso del storytelling, además de todo lo que ya te hemos comentado, favorece el aprendizaje cooperativo entre tus alumnos. Si planteas los ejercicios para ser desarrollados en grupos o de forma global, propiciarás también un ambiente de intercambio de opiniones.

 

Una misma historia, además, se puede usar como hilo conductor que, a lo largo del año, desemboca en todo un conjunto de actividades. En otro artículo te explicaremos cómo puedes llevarlo a cabo.

 

¿Te animas a empezar a usar el storytelling en clase?

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Un testimonio muy especial…

Hoy queremos traerte un vídeo que ha elaborado una de nuestras alumnas, Laura, para contarte cómo fue su experiencia en nuestra academia. Laura es alumna de infantil, viene todos los sábados de Gijón para vernos, y en su tiempo libre es escritora.

Cuando leemos vuestras opiniones en las redes sociales o vemos vídeos como estos, sabemos que lo estamos haciendo bien. Mucha gente entrará por la puerta verá nuestra cuentería, libros, grafitis, hasta la silla de la reina y marchará corriendo; pero muchos otros como nuestra amiga Laura habrán entendido la razón por la que estamos aquí…

Formamos maestros, de los que cantan, bailan y no tienen vergüenza, formamos maestros que cuando llegan a casa se ponen a fabricar globos aerostáticos para decorar la clase y hacer a los niños volar, formamos a los maestros que queremos que den clase a nuestros hijos.

Y sin más, os dejamos con Laura…

 

FormArte, el arte de formar

 

 

¿ Y TÚ PORQUÉ ERES MEDIOCRE?

La mediocridad se elige.

Desde hace años que disfruto de los escritos de Jorge Wagensberg y me siento muy cercano a su forma de ver el mundo y la capacidad humana de ser creativos.

En un artículo publicado en El País, opina que hay colectivos que funcionan y otros que no, que hay sociedades que funcionan y otras no, e incluso países que funcionan y otros que no.

Para él, lo que consigue que un colectivo funcione, lo que permite el triunfo o fracaso de una sociedad, radica en los valores individuales, el conocimiento, en la tradición y en la cultura que permiten que se produzcan encuentros y avancemos colectivamente.

En su visión para que el progreso continúe, plantea asomarse al conflicto humano entre dos conceptos extremos e inseparables: la creatividad y la mediocridad. El mediocre sabe que lo es porque ser mediocre es una decisión personal, dice el científico, afirmando que el mediocre no desea descubrir ese talento que todos llevamos dentro.

Está claro que el mediocre que lea esta afirmación dudará o negará que el mismo posea este talento, como tantas veces se lo habrá negado y hará lo mismo con todos los que le rodean. o quizá no, y salve a algún artista lejano.

Sin embargo, todos poseemos la capacidad creadora, nacemos con ella. Lo que haya sucedido en nuestro pasado, tanto social como familiarmente, es significativo pero no decisivo a la hora de elegir ser mediocre. 

La diferencia entre las personas que usan su creatividad y los que no la usan no reside en la inteligencia tal como ésta se mide en las pruebas de inteligencia, sino en su capacidad empática, en desde donde nos relacionamos con los otros  y somos los dueños de nuestro destino, con un alto conocimiento de nosotros mismos.

Todos estamos en un tris de caer en la mediocridad, es más laxa, más fácil.

Es mucho más fácil seguirse a uno mismo que trabajar para un proyecto de la índole que sea, poner las energía en algo que nos permita crecer tanto como persona o como profesionales.

Y no hablo ya de algo que nos haga transcender como personas, sino de algo que nos ilusione, motive o mueva interiormente.

El mediocre que elige este personaje, elige  no crecer, es un niño que aún no ha desarrollado su empatía.

Es aquel que se ríe de los demás y de su desgracia, esto tan español, el que se burla de las imperfecciones de los demás.

El mediocre se piensa perfecto o desea alcanzar la perfección. Y, como niños, son amantes de la destrucción y no de la construcción. Wagensberg dice: Construir es ir de cualquier parte a una parte muy especial, y para ello hay que invertir tiempo, talento y esfuerzo; destruir es ir de una parte muy especial a cualquier otra parte, y para ello no se requiere absolutamente nada.

El mediocre no ve la película completa, no tiene perspectiva ni de su vida ni del mundo, se conforma con lo inmediato, con el caramelo rápido, y no espera la recompensa del trabajo bien hecho, ni la del esfuerzo.

Sistémicamente los mediocres son unos excluidos de si mismos y solo encajan en un sistema de mediocres.

Por lo que excluyen a los que son diferentes y desean serlo, a los que ven la posibilidad del cambio y trabajan para ello. Los que se transforman.

Los individuos creativos parecen estar relativamente liberados de prejuicios y convencionalismos, y no les interesa particularmente lo que sus semejantes o cualquier persona piensen de ellos.

Tienen poco respeto por las tradiciones y reglas establecidas y por la autoridad en lo referente a su campo de actividad, prefiriendo fiarse de sus propios juicios.

Se dice asimismo que los varones creativos obtienen a menudo resultados altos en los tests de “feminidad”, lo cual indica que tienen una mayor sensibilidad y son más conscientes de sí mismos y más abiertos a la emoción y a la intuición que el hombre medio de la cultura occidental.

Dice  Wagensberg en su último libro que la creatividad es la principal fuente de autoestima y de equilibrio mental. Lo que destaca de las personas creativas es su confianza en sí mismos, su coraje, la flexibilidad, la alta capacidad de asociación.

También su capacidad intuitiva, así como la crítica, así como su imaginación, la curiosidad intelectual y las características afectivas de sentirse querido y protegido.

Tienen soltura y libertad, entusiasmo y tenacidad. Y se destacan por su profundidad.

Los mediocres destacan también por un racionalismo extremo, y un enfoque superficial.

Poseen falta de confianza y poca motivación. Escuchan poco y respetan excesivamente a la autoridad. Tienen un talante no crítico, no observador.

Y, de esta forma, al convertirme en mediocre acallo mi conciencia, es decir, sigo a la masa.

Ya se sabe que existe la fuerte creencia de que “al que sobresale en este mundo se le corta la cabeza”, luego es preferible callar ante las opiniones de los demás, silenciarse ante los primeros vaivenes. “Las ideas hay que llevarlas por dentro”, me aleccionaba mi padre y afortunadamente no le seguí en eso.

Afortunadamente sobresalí y me convertí en creativo y creador, finalmente, de mi vida. Hoy me dedico a acompañar a aquellos que desean salir de esa mediocridad vital para vivir en esta época de incertidumbres tan creativas.

Educación y grupos de WhastApp…

Como ha cambiado la educación, como ha cambiado nuestra visión de los derechos y deberes de nuestros hijos.

Vamos a retroceder20, 25 años atrás, piensa en tu etapa de la EGB, para los más jóvenes en  la LOGSE. ¿Tenías deberes? ¿Qué pasaba si no los hacías?  ¿Qué pasaba si te olvidabas del cuaderno? ¿Qué pasaba cuando estabas malo, como los conseguías..?

 

Yo niña de la EGB te cuento.. Deberes teníamos, por supuesto que sí, unos pocos ejercicios todos los días ..y el tema del estudio…hacia lo que podía. A mi pocas veces se me olvido el cuaderno en el colegio, pero si así era, lo apuntaba en otro cuaderno y listo…que se me había olvidado apuntar que había que hacer mates, en el cambio de hora como loca lo hacía o lo copiaba de la compi y me salvaba. Si me ponía mala y no fui al cole, pues como no había teléfono en mi casa, mi hermana o una amiguita me los pasaba  o simplemente le decía a la profe no vine y al día siguiente los hacia

Volvemos a la triste realidad… ¿Si tu hijo no trae los deberes? No apunto los deberes en la agenda? ¿Si no trae el libro?….TRANQUILA….para eso están los GRUPOS DE WHASTAPP.

Los grupos de whastapp  vuelven… o bueno no se han ido dependiendo, algunos usuarios.. Porque no hay nada mejor que recibir unos mensajes a las 6 de la mañana para decirte que el niño se despertó con nervios porque no hay cole, hay excursión…y sinceramente tu hijo me cae muy bien, es un amor…pero tú lo estas dejando de hacer…porque yo no te estoy contando que  hace dos horas me acosté después de que mi pequeño llorará durante 1hora.

Todavía me acuerdo cuando el año pasado, Marina no fue el cole una semana porque se fue de vacaciones, y su madre todos los días nos mandó una foto para que viéramos los feliz que era su hija… de verdad…ese tipo de cosas cansan, son fotos innecesarias e irresponsables, porque  el mundo video chorra  que  no hace ni pizquita de gracia…ahí no voy a entrar.

Y al final tanto grupo, tanto grupo para deberes y al final es para lo que menos se usa…y que daño hacen estos grupos…¿ y por qué? Muy sencillo…nuestros hijos se acostumbran a que hay un grupo en el que están los deberes, las tarea, los exámenes y si algo se me olvida…pues mi madre se entera…que no preste atención y no sé qué hay examen…mi madre se entera …que me deje el libro de science, no pasa nada…por whastapp me lo pasan ¿ y de verdad esto es bueno?…ummm permitidme que lo dude, yo acabé la EGB hace ya 20años y al cole voy, siii, pero como maestra…no como alumna, y ves a las madres agobiadas, porque no han escrito nada en el grupo y tu hijo tiene anotado 3 ejercicios…y piensas… ¿será que no los acabó en clase? ¿Será un castigo? y no te atreves a decir nadaaaaaa

 

Pero por encima de todo, lo que peor llevo es que se propaguen rumores sin fundamento sobre los docentes, niños…padres…y por ahí por ahí sí que ya no paso. Quien quiera cotilleos, que compre la revista Hola¡¡¡, Que me dices¡¡ y demás … Los grupos de WhatsApp de padres y madres del colegio son la evolución de los corrillos que antes se daban en la puerta de la escuela.

Porque como madre, yo soy de las que no me gusta dar ruedas de prensa de lo que pasa en mi vida, soy celosa de mi intimidad y yo decido lo que quiero contar, cuando y como…que vengan a decirme que si dijeron, dimes y diretes….andaaaa…ya veré yo lo que hago. Me preocupa quizás más, el último informe de El Defensor del Profesor del sindicato independiente ANPE, donde se refleja el aumento del ciberacoso a través de las redes sociales a los profes.

Yo he visto como criticaban a profes y lo penoso es …si tienes un problema dilo, háblalo, no intentes esparcir mierda para que otro hable por ti.

¡Ojo yo no critico la existencia de los grupos!, pero sí el mal uso de ellos. Los comentarios que se hacen llegan a muchas personas, a veces se insulta a los docentes, se critica la forma de corregir, de dar clase y hasta el volumen de deberes y  luego llega la hora de las reuniones obligatorias con el tutor de los alumnos, pero no asiste casi nadie.

Lo recomendable sería hablar  padres y tutores sobre la necesidad o no de crear un grupo de whastapp, quién será el administrador, cuál será su finalidad y fijar unas normas. Hay que informar a todo el mundo y luego que cada uno decida si quiere participar en él o no. Estos grupos deberían servir  para resolver dudas puntuales en cuanto a temas educativos, y  en muchas ocasiones se utilizan, por ejemplo, para cuestiones personales como organizar cumpleaños, algo que también “genera controversia porque no todos los niños están invitados”.

Venía el otro día en el coche escuchando la radio , y me quede con el nombre Miquel Àngel  Prats (es director de grado de infantil, en una universidad española) y decía “No podemos pedir a los hijos que hagan un buen uso de las redes sociales si no tenemos autoridad moral, ni somos un buen ejemplo para ellos. Más que nativos digitales, muchos son huérfanos digitales porque no tienen a ningún adulto como referencia y modelo a seguir”. Y que razón que tiene, nuestros hijos están en la era de la tecnología, nos ven con ordenadores, portátiles, móvil, redes sociales Facebook, whastapp… y no les estamos enseñando a ser consumidores responsables …solo a consumir y consumir..

Pero no todo es negativo en el campo de los grupos de WhatsApp escolares. Hay padres y madres que los utilizan bien, por ejemplo, a la hora de organizar dónde se pueden realizar los trabajos en equipo o de ofrecerse para llevar a más de un alumno al autobús , organizar tertulias dialógicas , etc. El uso que le quieras dar depende de ti .