Cómo mejorar tu concentración

 

Como opositora necesitas estar concentrada para estudiar y asimilar todos los conceptos de forma significativa.

 

A veces es muy complicado mantener la concentración y no perderse por el camino, ¿verdad? Estás rodeada de estímulos constantes y encima tienes cincuenta mil millones de cosas en la cabeza. Así no hay quién se concentre y rinda en el estudio como dios manda.

 

¿Te sientes identificada?

No worries, la concentración es como un músculo y afortunadamente se puede entrenar.

La concentración es la acción y efecto de centrar intensamente la atención sobre un objetivo. A través de la concentración, una persona deja momentáneamente de lado todo aquello que puede interferir en su capacidad de atención.

 

Y la concentración es vital para el aprendizaje.

Como bien sabes la productividad y el rendimiento no son cuestiones de echarles horas. Hay días que estudiando 3 horas eres mucho más productiva que otros que te has pasado 8 horas delante de libros y apuntes. ¿Te ha pasado? ¿te suena esta situación?

La concentración y la productividad van de la mano.

 

Y no, no es que tu no seas capaz de concentrarte o que debas darte por perdida, ¡para nada!

La concentración se puede mejorar.

¿Cómo? Hay algunas habilidades que puedes aprender y pequeñas acciones que puedes hacer para que tu cerebro se focalice más y mejor.

 

¿Intrigada por saber más? Keep on reading, ¡que allá vamos!

 

Acciones para mejorar tu concentración y ser una crack en las opos

Deja de lado las distracciones para aumentar la focalización.

Sí, esta es de lo más evidente, pero nunca está de más recordarlo. Las distracciones en sí no son malas, en las circunstancias adecuadas pueden ayudarte a sobrevivir. Nuestros ancestros tenían que tener mil ojos y oídos ante depredadores, por ejemplo, para mantenerse a salvo.

Pero ellos no tenían instagram ,facebook, móviles con 1800 apps, whatsapps, emails, blablabla. La simple vibración que te indica que te ha llegado un mensaje, te está distrayendo por mucho que no lo revises, ¿eres consciente?

 

Se acabó el multitasking.

Sabemos que eres capaz de hacer 10.000 cosas a la vez superwoman, pero el multitasking es una de las peores cosas que puedes hacer para tu concentración. De hecho, el multitasking es un mito; realmente no es que hagas varias cosas en el mismo momento, sino que tu cerebro salta de una a otra a la velocidad de la luz.

Vale sí, puedes andar y hablar a la vez, pero son tareas inconscientes, en una de las cuales no tienes que poner tu atención. Pero a la que tratas de hacer dos tareas complejas, estás sacrificando la eficiencia en una por la otra.

 

 

Di adiós al desorden

¿Sabías que las resonancias magnéticas cerebrales han mostrado de forma concluyente que el desorden afecta tu capacidad para concentrarte y procesar información?

Tener un entorno organizado puede hacerte más productiva, ayudarte a focalizarte en el estudio e incluso recordar más la información. Además ¡incluso puede mejorar tu estado de ánimo!

 

Encuentra tu BSO de estudio ideal

No todos respondemos igual a los sonidos. Hay personas que necesitan silencio total para concentrarse, otras lo hacen con música instrumental de fondo y hay quién incluso se concentran mejor en medio del bullicio de su cafetería favorita.

Se ha dicho en varias ocasiones que la música de Mozart y la barroca son la mejor música para estimular el cerebro. Nosotros ahí lo dejamos.

Si quieres probar con música, plataformas como Spotify o Youtube tienen listas de reproducción llamadas “Focus” elaboradas específicamente para la concentración, el estudio o la productividad.

Pero si sabes que tú necesitas silencio total, unos cascos que eliminen el sonido o un buen par de tapones para los oídos pueden ser tus mejores aliados.

 

Dale gasolina al cerebro.

Este punto es vital; necesitas nutrir tu cerebro para que rinda al máximo.

Comer bien para alimentar al cerebro, no para tener abdominales. Lo hemos comentado en varios posts y tenemos un artículo dedicado a la alimentación durante las opos, pero en líneas generales se trata de comer comida REAL, lo menos procesada posible y rica en nutrientes. Cuantas menos etiquetas tenga lo que compras, mejor, pero si tiene etiquetas, en lugar de mirar las kcal, mira la lista de ingredientes. Comer alimentos altos en vitaminas, antioxidantes y fitonutrientes es lo que tu cerebro necesita. Frutas, verduras, legumbres, proteínas de calidad (carne, pescado, tofu, seitán, huevos, etc), frutos secos,  En cambio, el azúcar blanco y los carbohidratos refinados lo único que hará es elevar tu nivel de azúcar en la sangre como si de una montaña rusa se tratara.

 

Dale esquinazo al estrés, es momento de focalizar.

El estrés puede mejorar la concentración y ayudar a focalizarte durante breves períodos de tiempo debido a la inyección de adrenalina que produce. Seguro que alguna vez te ha pasado, cuando tenías que entregar una tarea a tiempo y aún te quedaba trabajo.

Pero confiar en que trabajar bajo estrés será positivo es un error, dado que puede ser perjudicial para tu cerebro a largo plazo.

El estrés crónico puede llevar a la ansiedad, a tomar malas decisiones, insomnio y deterioro de memoria, y para nada te interesa encontrarte con este cuadro preparando las opos.

Una de las mejores  técnicas para reducir el estrés y mejorar la concentración es la meditación. Esta puede hacerte más feliz, darte tranquilidad y hacerte más resilente; es decir, ser capaz de afrontar los altibajos de forma más positiva.

Los meditadores regulares experimentan una mejor concentración y focalización, memoria, mayor creatividad, reducción del estrés y mejor sueño. ¿No te parece  increíble?

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a concentrarte más y mejor.

Recuerda que no eres la única que está pasando por esto y que se trata de ir pasito a pasito. SIn prisa pero sin pausa.

 

¿Más consejos, ayuda, ideas…? ¡Ponte en contacto con nosotros y hablamos!

 

 

FormArte, el arte de formar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.