Enero no te va a ganar la batalla

La cuesta de enero es real.

Y no solo económicamente hablando, sino que enero es un mes que suele hacerse un poco cuesta arriba y empiezas a sentir que tus energías y tu motivación decrecen.

Empezaste el año súper motivada, con muchas ganas de comértelo con patatas, diciéndote: “este va a ser mi año, voy a aprobar las opos, conseguir mi plaza y lograr mis metas”, pero a estas alturas ya no estás tan convencida.

 

Esto no tiene nada que ver contigo y tu fuerza de voluntad, enero suele ser un mes complicado para la mayoría de personas. ¿Por qué? Los motivos son muy variados.

Por un lado lo que llamaríamos la resaca post Navidad: los excesos de dulces y de alcohol de la Navidad, la nostalgia de los días de reencuentros con familia y amigos.

Por otro lado, suele ser uno de los meses más fríos, nuestra cuenta bancaria se encuentra bajo mínimos, no hay días festivos hasta semana santa casi y encima se inventan días tan alegres como el blue monday.
Así no hay quien se venga arriba.

 

Pero esto no puede hacer que te vengas abajo y te duermas en los laureles. Si tienes en mente presentarte este año a las opos, te quedan menos de cinco meses.

 

Por lo tanto, es momento de sacar la fuerza que tienes dentro y darle esquinazo a enero y sus malas vibraciones.

Recuerda por qué estás haciendo esto.

Recuerda dónde quieres llegar.

Recuerda qué aspiras conseguir con esa plaza.

Recuerda la vida que quieres tener.

Recuerda que es tu sueño y que en tus manos está conseguirlo.

 

Cinco meses no son nada comparado con todo esto. Lo que te queda son menos de 151 días.

¿Y qué son 151 días? Nada.

Opositora, ponte en serio a ello.

Estudia, lee, saca momentos de dónde puedas, llévate al límite,

 

Perder la motivación después de toda una trayectoria de duro trabajo, sacrificio o estudio y, especialmente, cuando el final está tan cerca

 

Por lo tanto, es momento de inyectarnos un poco de buenas vibraciones y motivación para afrontar la recta final hacia las oposiciones.

 

¿Sabes que aprender es una suerte?

Sí, eres afortunada por tener la oportunidad de hacer este camino hacía las oposiciones. Aunque sea duro, a pesar que te robe el sueño en muchos momentos e incluso aunque te ponga al límite y, en ocasiones, quieras tirarlo todo por la borda.

 

Aprender te permite crecer como persona, te proporciona un mejor presente y te prepara para afrontar el futuro con mayores garantías de éxito.

 

Sabemos que no puedes percibir los beneficios inmediatos de tu esfuerzo y que la recompensa, al ser a largo plazo, a veces no suficiente para estimular tu voluntad y motivarte.

 

Pero tienes que tener fe ciega en ti y en lo que estás haciendo. No dejes que las circunstancias pesen más que la meta final.

Si no luchas ahora, ¿Cuándo lo harás?

 

Venga opositora, en pie. Toca sacar esa fuerza que sabemos que tienes y hacer el sprint final.

Quién sabe si es la última carrera antes de llevarte el premio, ¿no?

 

FormArte, el arte de formar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.