Entrevistando a una opositora: Capítulo 2

Hace unas semanas Sara nos contó su experiencia con las oposiciones y como cada persona es un mundo y nadie lo vive igual, queremos traerte una nueva entrevista para que conozcas otros puntos de vista.

 

Hoy te presentamos a Sonia. Sonia es una asturiana de 29 años que estudió magisterio infantil. Sonia quiso ser profesora desde que era muy pequeña y al terminar el bachillerato decidió seguir su vocación.

Aunque no ha trabajado de profe, siempre ha estado en contacto con el mundo de la educación y con los niños/as. Aunque lo dejó para prepararse las opos, trabajó en el autobús escolar de un colegio de educación especial y a día de hoy sigue trabajando en el comedor escolar del mismo cole. Además en verano suele trabajar en una ludoteca y en campamentos de niños/as. Si esto no es sentir pasión por ellos… ¡ya nos dirás qué es!

 

Lleva tres años preparándose para las oposiciones pero aún no se ha presentado porque en Asturias no han salido. Ahora va a por todas y aunque sigue trabajando, se ha enfocado al 100% a prepararse. ¡Este va a ser su año!

 

¿Quieres saber un poquito más acerca de cómo está viviendo Sonia su camino hacía las opos? ¡Toca seguir leyendo!

 

Entrevista a Sonia: su camino hacía las opos

¿En qué momento decidiste empezar a opositar?

La verdad es que tardé mucho en empezar a opositar, de hecho es la primera vez que me voy a presentar y acabé hace muchos años la carrera, soy de las diplomadas aún…

Siempre me ponía excusas para no empezar a hacerlo, que si tengo que estudiar idiomas, que si voy a estudiar algo más… excusas al fin y al cabo. Yo creo que, en el fondo, todo era por miedo; miedo a lo desconocido, a no ser capaz de sacarla nunca…

 

 

¿Qué es lo que te hizo decidir y empezar la aventura de las opos?

Porque al final a pesar del miedo siempre quise ser maestra de educación infantil, puse el miedo y mi sueño en una balanza y ganó mis ganas de ser maestra y tener una plaza.  Los sueños hay que perseguirlos.

 

¿Por qué escogiste una academia?

Porque al no haberme presentado nunca a la oposición no sabía ni por dónde empezar y pensé que en una academia me darían todo el material y la ayuda para saber cómo lo tenía que hacer.

 

¿Y ha sido así?

¡Sí y tanto! Para empezar me ha venido muy bien porque al principio vas súper perdida, todo se te hace una montaña y que  te ayuden te hace el arranque más fácil.

 

¿Qué fue lo que te impulsó a elegir FormArte?

Había buscado varias academias en Oviedo y de otras me habían hablado conocidas. Cuando encontré la página de FormArte me pareció diferente a las demás y cuando me puse en contacto con ellos el trato muy cercano y me resolvieron mis dudas iniciales.  Me dio confianza.

 

 

¿Qué has aprendido a lo largo del camino de opositar?

A pesar de que no me he presentado aún a la oposición, que sinceramente es lo que más miedo de todo me da, si llevo varios años empezando a prepararme y una de las cosas que he aprendido es que el camino es largo pero que no tengo que desesperar. Hay momentos de más bajón y que se hace un poco más cuesta arriba pero yo quiero llegar a la meta, por lo tanto, hay que seguir luchando.

 

 

¿Qué es lo mejor de haber entrado en la familia de FormArte?

La cercanía de lo que yo llamo “la familia FormArte”, siempre están para lo que necesites y nunca te sientes solo. Y en este camino, necesitas tener a personas a tu lado y cierto apoyo.

 

¿Cómo te organizas para estudiar?

Pues yo trabajo mañana y tarde, así que me organizo en los ratos libres cuando puedo. Intento aprovechar al máximo los fines de semana para avanzar, eso sí, contando que los sábados por la mañana tengo academia. De todos modos, la academia forma parte de la preparación.

 

 

¿Qué crees que es lo más importante para opositar?

Para mi lo más importante es tener claro que quieres opositar, así lo cogerás con más ganas. Considero que es fundamental tener una buena organización y aprovechar cada rato que tengas para estudiar. Tienes que estar muy mentalizada de lo que estás haciendo y de por qué lo haces y que hay un sacrificio detrás. Y otra cosa que considero imprescindible es contar con el apoyo de la gente más cercana.

 

¿Ha cambiado tu punto de vista acerca de la enseñanza durante la preparación de las oposiciones?

Por supuesto que ha cambiado, ya que yo nunca he trabajado en un colegio como maestra, y con las clases he aprendido que no tiene nada que ver la carrera con la realidad.

 

¿Cómo se superan los momentos de “no puedo más”?

Con apoyo de la gente más cercana a ti, lo más seguro es que tengas algún bajón y es importante el ánimo o el empujoncito que ellos te puedan dar.

 

¿Llegaste a plantear dejarlo en algún momento? Si es que sí, ¿Por qué y cómo lo superaste?

A dejarlo no llegué a planteármelo porque es algo que quiero conseguir, pero sí he tenido momentos de decir que era demasiado reto para mí o que no iba a conseguirlo porque es muy difícil.

 

¿Nos puedes dar algún consejo para las futuras opositoras?

No considero que pueda dar consejos ya que yo todavía estoy en esa carrera de fondo y aún no he llegado a la meta, pero si tuviera que decirles algo sería que fueran constantes, que no lo abandonen si de verdad es lo que quieren, que se apoyen en su gente más cercana y que si hay otras personas que lo han conseguido, ¿por qué nosotros no?

 

 

Tal como dice Sonia, ¿por qué tú no?

Si luchas y lo das todo, estamos seguras que vas a conseguir tu plaza.

 

Mucha suerte Sonia, ¡sabemos que lo vas a conseguir!

FormArte, el arte de formar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.