Cómo retomar el estudio después de vacaciones

 

Se han acabado las vacaciones de verano y con ellas llega la vuelta a las jornadas de estudio. En estos momentos te embarga ese sentimiento de hastío y pánico al pensar en volver a sentarte durante incontables horas delante del temario.

Bienvenida a la rutina opositora.

 

Aunque apetezca menos 0, toca volver a estudiar.

Sabemos que ahora mismo ves las pruebas en el horizonte, lejos, muuuuuuy lejos. Falta tanto, ¿verdad? Te planteas tomarte unos días más de vacaciones, quizás una semana, después te pones a tope y lo compensas.

No te engañes, si empiezas a posponer la vuelta al estudio, cada vez te va a costar más ponerte a ello.

Por lo tanto, ¡fuera pereza y al lío!

Hoy te contamos algunos truquillos para que sea más fácil volver a las jornadas de estudio y empieces ¡cuanto antes mejor!

Tips para retomar el estudio tras las vacaciones

 

Organízate (una vez más):

Somos muy pesados con esto, lo sabemos. Te hemos hablado de la importancia de la organización como un millón de veces, pero es que es FUNDAMENTAL.

Repasa el planning que  tenías, los objetivos a corto y medio plazo y de qué forma tenías programado el estudio. Revisa si sigue siendo válido para ti o si ha llegado el momento de reajustarlo u organizarse de otra forma.

La vuelta a la rutina puede ser un buen momento de hacer balance y ver en qué puedes mejorar y cómo hacerlo.

 

Haz limpieza:

Una vez tenemos en plan de estudio establecido, toca repasar material y apuntes. Quizás hay material desactualizado, que no sirve o que quieras pasar a limpio. Aprovecha este inicio para poner orden y establecer algún sistema para tener controlados, en todo momento, tus apuntes. Si tienes resúmenes o esquemas a medias, ¿por qué no aprovechar estos días para terminarlos?

Empieza poco a poco:

Posiblemente volver a sentarte ocho horas a estudiar sea muy difícil. No te preocupes, no has perdido la capacidad de estudio ni de concentración, es que llevas muchos días desconectada. Lo mejor es empezar pasito a pasito; un par de horas por la mañana, un par más por la tarde y progresivamente, las vayas aumentando.

Al retomar el hábito, te acostumbrarás, poco a poco irás avanzando y te animarás a estudiar más cada día (y no te sentirás culpable por no estar estudiando).

También te podemos ofrecer, por si te ayuda, temarios gratis de oposiciones a primaria, infantil, pt, etc.

 

Retoma los hábitos saludables:

Se está mucho mejor de vacaciones, sin horarios, haciendo el vermut, comiendo unas tapitas, tomando unas cañitas y acostándose y levantándose cuando el cuerpo lo pide. Sí, totalmente de acuerdo. Pero las vacaciones han terminado. Toca volver a poner el chip “work hard”.  Y para poder rendir en condiciones y dar el 100% de ti misma necesitas sentirte bien y darle a tu mente y cuerpo aquello que necesita:

 

  • Dieta saludable: Es importante nutrirse de forma adecuada para tener energía, rendir y concentrarse más y mejor. Sigue una alimentación variada que contemple todos los grupos nutricionales (hidratos, proteínas y grasas saludables) y huye de los productos ultraprocesados.
  • Hidrátate bien durante todo el día bebiendo agua, infusiones o zumos naturales. Evita bebidas azucaradas y gaseosas.
  • Haz ejercicio: Además de ayudarte a despejarte, airearte y aliviar ansiedad, es importante para estar saludable y descansar mejor. Mente sana in corpore sano.
  • Regula tus horas de sueño. Duerme las horas que necesitas para tener energía y estar activo durante el día. No quieres ir arrastrándote todo el día y distrayéndote cada dos por tres.

 

Y sobretodo, motivación. Las vacaciones deben haberte servido para recargar pilas y volver más motivada. Recuerda por qué estás aquí, por qué haces esto y cuál es tu meta.

Esto es solo un periodo de transición. Cuesta un poco volver a ponerse pero una vez estés metida en la rutina, será mucho más fácil.

 

Y si necesitas ayuda, siempre puedes venir a FormArte y nosotros te echamos una mano (o el brazo entero si hace falta!)

 

FormArte, el arte de formar

 

 

 

 

¿Vas a empezar a opositar? 5 Rutinas para empezar en verano.

 

Hoy queremos traerte unos consejillos para que empieces a coger algunas rutinas y a mentalizarte por lo que vendrá después de vacaciones: Prepararse las oposiciones.

Ya te lo contamos, no es un camino fácil, pero tampoco imposible. Con un buen planning, paciencia, perseverancia y una buena rutina, seguro que vas a conseguirlo.

 

Y ¿por qué no empezar a tomar algunos hábitos en vacaciones?

En un primer momento puede darte pereza, lo sabemos. Independientemente de cuánto tiempo tome adquirir un hábito (hay opiniones muy diversas al respecto), lo que es seguro es que será mucho mejor ir poco a poco que querer incluirlos todos de golpe. Ya sabes lo que dicen: quien mucho abarca, poco aprieta.

 

Hoy te proponemos algunas prácticas para ir implantando poquito a poco durante el verano y así empezar con buen pie a preparar las oposiciones cuando llegue el momento.

 

5 rutinas para empezar en verano antes de opositar

 

Planificarte

Primero de todo, es importante que sepas bien qué requisitos son necesarios para opositar y en qué consisten las pruebas a nivel general. Decide cómo quieres prepararlas: si por tu cuenta o quieres contar con el soporte de una academia o preparador. Y ves pensando cómo vas a organizarte. No es necesario que lo planees todo al detalle, pero sí que tengas consciencia de todas aquellas actividades y obligaciones que vas a llevar a cabo además de preparar las oposiciones, y cómo vas a distribuir tu tiempo. Y  ya que hablamos de planificación, hacerse con una agenda, libretas, clasificadores, etc., tampoco es una mala idea. ¿Recuerdas la ilusión de ir a comprar y estrenar el material cuando empezaba el cole? ¿Por qué no recuperar esa magia?

 

Lee un poco cada día

No es necesario que empieces a leer el temario de las oposiciones, pero si puedes buscar libros y artículos de temática relacionadas con la educación. Explora aquellas ramas, técnicas o herramientas que te interesen más.

Establece una rutina de lectura diaria per ir tomando el hábito. Cada persona tiene  ritmos circadianos distintos; hay quien rinde mejor a primera  hora del día y quién es más nocturno. Busca aquel momento en que tienes más energía, te sientes más despierta e integras la información mejor. Puedes ir probando distintos horarios hasta que encuentres el que mejor encaje contigo.

 

Crea un espacio de estudio agradable

Piensa que vas a tener que dedicarle muchas horas al estudio y a las oposiciones. Puedes ir a la biblioteca, a algún café que te inspire, etc., pero probablemente también vas a pasar mucho tiempo en casa estudiando. Crea un espacio que te motive y que te permita seguir rindiendo. El lugar de estudio debe tener los elementos necesarios: mesa y silla adecuada para ti y espacio suficiente para organizarte.  Intenta disponer de un ambiente fresco y ventilado que mantenga una temperatura adecuada tanto en verano como en invierno.  Si puedes aprovechar la luz natural, mejor que mejor, ya que tu vista se cansará menos. Pero si eres nocturna, intenta usar dos focos, una luz cenital y una directa, para evitar hacerte sombra mientras estudies.

 

 

A moverse se ha dicho

Coger una rutina de deporte te ayudará a rendir mucho mejor en el estudio de tus oposiciones. No necesitas matarte durante horas, dedicar 30 minutos al día a hacer deporte tiene grandes beneficios durante las etapas de alto rendimiento académico. Es una forma estupenda de aliviar la ansiedad, mejorar la capacidad de concentración y la productividad. Además puede ser una vía de escape para olvidar durante un rato las oposiciones de lado. Ya sabes lo que dicen… mente sana in corpore sano. Tienes muchísimas opciones en función de tus gustos: running, kick boxing, yoga, pilates, natación, algún tipo de baile, rutinas de fuerza y tonificación. ¡Prueba y decide qué es lo que más te va!

 

Nutrición saludable

Mantener una buena alimentación es importante para todos los estudiantes. Lo fundamental no es tener un número de comidas fijas que debas hacer por obligación; lo importante es la calidad de los nutrientes que vas a ingerir.  Lo ideal es tener una alimentación rica en proteínas, vitaminas, carbohidratos y grasas saludables, ya que aumentará tu energía y productividad. Una dieta equilibrada y adecuada te ayuda a aumentar tu memoria y a mejorar tu capacidad de concentración y bienestar, por lo que tu rendimiento académico se mantendrá.

Sabemos que en períodos de más estrés o ansiedad, hay más predisposición en ingerir comida basura o no muy saludable provocados por el hambre emocional y que, además, no te saciarán. Apuesta por comida real y lo menos procesada posible.

 

 

Estos son nuestros consejos para que, durante las vacaciones de verano, empieces a prepararte y mentalizarte para las oposiciones.

Pero no olvides que lo más importante es desconectar y relajarse. ¡Aprovecha para coger fuerzas y disfrutar de las vacaciones!

 

 

 

Formarte, el arte de formar

 

 

Mindfulness en el aula

 

¿Has escuchado hablar del Mindfulness en el aula? ¿Sabes qué beneficios aporta, tanto a ti profesora, como a tus alumnos? Hoy entramos en materia y te hablaremos del mindfulness.

 

¿Qué es el Mindfulness?

 

Empezaremos por contarte un poco qué es esto del mindfulness. Seguro que has escuchado hablar de él, pero no todos saben exactamente qué significa.

El mindfulness es la atención plena, es decir, una manera consciente, intencionada, de sintonizar con lo que está pasando dentro de nosotros y a nuestro alrededor.

Prestar atención y pulir la consciencia mejora el enfoque mental, impulsa las fortaleza y el rendimiento académico. Además de reforzar habilidades que contribuyen al equilibrio emocional.

Es decir, el Mindfulness te va a aportar beneficios tanto a ti, a nivel personal y profesional, como a tus alumnos.

 

Mindfulness en el aula

 

El objetivo del mindfulness en el aula es que tanto profesores como alumnos adquieran un estado de consciencia y calma que ayuda a autorregular el comportamiento y conocerse mejor, además de crear un ambiente propicio para el aprendizaje.

El mindfulness es mucho más que un simple conjunto de técnicas, es una actitud ante la vida.

 

El aprendizaje en la escuela puede ser complejo. ¿Por qué? En parte, porque tanto profesores como alumnos aportan al entorno interactivo del aula sus redes individuales de conocimiento, de actitudes, de habilidades y conductas.

 

El aprendizaje es más eficaz cuando los profesores entienden sus experiencias interiores propias, reconocen las necesidades de sus alumnos e implementan estrategias pedagógicas adecuadas. Y este proceso viene impulsado por la capacidad de atención y consciencia del propio profesor; cuanto más fuertes sean esas habilidades, mejores serán los resultados.

 

La buena noticia es que tanto la atención como la consciencia se  pueden potenciar y realzar y una de las mejores formas para hacerlo es mediante el mindfulness.

 

Quizás te estás preguntando para qué te va a servir la consciencia plena. Ésta te va a aportar una estrategia para trabajar con la realidad. Quizás hay cosas que no se pueden cambiar, pero si puedes darle un giro a la forma en que vives estas situaciones inmutables. ¿Recuerdas que en el artículo sobre la reactividad vs proactividad te hablábamos de ello?

Una clase complicada puede arruinarte el día entero y hacerte dar vueltas y más vueltas acerca de lo qué ha pasado y terminar echándote la culpa de forma injusta contra ti misma. El mindfulness te permite dar un paso atrás mentalmente para considerar la situación con más perspectiva, observar lo que ha sucedido sin implicarte inmediatamente en emociones y reacciones intensas, como un escudo ante la autocrítica no constructiva que eres capaz de hacerte.

 

Cuando sientes verdaderamente esa atención plena, tu mente no está dividida entre la la vivencia del presente y tu comentario sobre esta vivencia. Sino que estás centrada en lo que estás viviendo y los comentarios, si llegan, lo harán más tarde.

 

Beneficios del Mindfulness en el aula

¿Qué beneficios puede aportarte el mindfulness en el aula?

 

A ti, como profesora:

  • Mejora el enfoque y la consciencia
  • Aumenta tu receptividad ante las necesidades de los alumnos
  • Fomenta el equilibrio emocional
  • Ayuda a gestionar el estrés y a reducirlo
  • Favorecerá las relaciones saludables; tanto en el trabajo como en casa
  • Mejorará el clima del aula
  • Es positivo para tu bienestar general

Pero el Mindfulness no es solo para ti, también aporta muchos beneficios a los niños:

 

  • Favorecerá su disposición a aprender
  • Fomenta el rendimiento académico
  • Refuerza su atención y concentración
  • Reduce la ansiedad antes de los exámenes
  • Fomenta la autorreflexión
  • Mejora la participación en el aula favoreciendo el control de los impulsos
  • Aporta herramientas para reducir el estrés
  • Mejora el aprendizaje social y emocional
  • Fomenta las conductas prosociales y las relaciones personales sanas
  • Apoya el bienestar holístico

 

Aunque cada vez más centros empiezan a aplicar esta técnica en el entorno educativo, la forma más común de introducir el mindfulness en la escuela parte de un profesor individual, como tú, con interés por el tema. Ha escuchado a hablar sobre el tema, ha encontrado información acerca de éste como estrategia para mejorar la concentración de sus alumnos y empiezas a investigar e indagar más.

 

No es necesario tener una formación profesional acerca del tema para empezar, pero si que empieces a familiarizarte tu misma con la práctica del mindfulness o atención plena. Será mil veces más fácil de implementar en el aula y de hacerlo de forma natural.

 

En FormArte estamos empezando a utilizarlo también en nuestras aulas, sobre todo en este año que se avecina, gracias a esta actividad queremos conseguir que nuestras alumnas aumenten su concentración, mejoren su rendimiento y así ganen tiempo de calidad tanto de estudio como en sus vidas. Además, podrán usar los ejercicios en sus programaciones, en sus clase…

 

¿Te animas a probar el Mindfulness? Seguro que te aportará un montón de beneficios, tanto en el aula como en tu vida personal.

 

FormArte, el arte de formar

 

Relación entre descanso y productividad, para una opositora.

Al igual que considero, que el elemento fundamental para alcanzar una productividad elevada es, la organización de tiempos, precisamente, la gestión del tiempo en el que estamos descansando es la parte más importante para cuidar nuestra fuerza y energías a la hora de ser altamente productivas.

¿Cómo conseguirlo?

Para mí hay 3 elementos esenciales para que el tiempo de descanso funcione como una palanca de nuestra productividad.

El primero de ellos es que sea un tiempo planificado y bloqueado en la agenda. Si no es así, siempre encontraremos algo para lo que somos necesarios en nuestras vidas, la organización de la despedida de nuestra amiga, esa comida aplazada con los suegros, la visita de nuestra prima la del pueblo, ¡Yo que sé! siempre sale algo.

¿Cuántas veces te ha pasado que pensabas tomarte el día libre y acabas resolviendo un supuesto que te pasó fulanita o buscas en la página de consejería porque citanita te ha dicho, que los cursos anteriores a……o solapados no……incidencias en tu día a día o asuntos pendientes? Es normal, nos preocupamos porque nuestra preparación y vida sea equilibrada, responsable, parece que si no estamos rodeadas de nuestros apuntes, no estamos haciendo las cosas bien.

Pero, realmente, tenemos que comprender que no podrá funcionar adecuadamente si nosotros, que somos su motor, no tenemos el combustible necesario. Y ese combustible se agota, pero puede recargarse.

En segundo lugar, como consecuencia de lo anterior, ese tiempo debe ser de desconexión 100%. Yo suelo apagar el móvil, irme a lugares que no tienen nada que ver con mi entorno cotidiano, cero conversaciones sobre las oposiciones, las demás academias de oposiciones de magisterio, la organización del curso, e incluso con alumnos, profes y correos.

El objetivo es lograr estar plenamente enfocados en recargar energía. Igual que cuando estamos trabajando o estudiando, preparándonos en definitiva, buscamos poner foco, también es necesario poner foco en no tenerlo. Otra habilidad que, también, podemos entrenar y desarrollar.

Finalmente, considero que el tiempo de descanso debe ser un tiempo en el que aprovechemos para cultivar hábitos positivos. Y estos son, por definición, aquellos que te hacen cargar pilas.

Hay personas a quienes les ayuda salir a correr, a otras leer un libro, a otras jugar al ajedrez, a otras respirar aire puro… (o una combinación de ellas). No hace falta definirlos, todos sabemos cuáles son los hábitos que son positivos para nosotros.

Otra cuestión es que los ejercitemos.

En definitiva, y vuelvo a hablar de habilidades: es necesario entrenarnos en el buen descanso. Y no solo porque con ello contribuimos a nuestra productividad y a mejorar nuestra vida como opositoras. Sino, lo que es más importante, porque nos estamos regalando calidad de vida.

¿Y tú como organizas el descanso?

¿Es posible sacar tiempo de calidad opositando?

Desde esta nuestra Academia Formarte, lo vemos  imprescindible, como decimos, no solo preparamos oposiciones para maestros, preparamos opositoras para la vida, es el plus o como dice mi hijo “ese punch” que nos hace destacar, ser carismáticas, en definitiva “diferentes”.

“Tenemos que crear tiempo de calidad”, el tiempo con tus hijos tiene que ser “tiempo de calidad”, con tu pareja, con tus amigos, tiempo para ti.

¿Te suena?

Quién no lo ha escuchado alguna vez,¿verdad?

Aplicado a la actividad como maestra/opositora, yo lo entiendo como convertir el tiempo en una dimensión “elástica”: en la que fluyes haciendo una tarea en la que estás completamente enfocada, concentrada.

Alcanzar ese grado de calidad debe ser un objetivo para desarrollar la mayor creatividad y eficiencia en un momento concreto.

El día a día de nuestras vidas nos dificulta alcanzar ese “estado” en el que, realmente, el tiempo desaparece. El email, el whatsapp, las redes sociales, las llamadas de teléfono, las reuniones con papás en cole(tutorías), claustros, o cualquier otro trabajo que tengamos, mientras opositamos, para lograr nuestra ansiada plaza o al menos cubrir esa vacante,¡¡¡ algooo por dios!!!

Parece que todo juega en contra de conseguir ese tiempo de calidad, para poner el foco en desarrollar el corazón de nuestra pasión . Juega en contra de poner el foco en aquello en lo que somos realmente buenos/as.

Para mí, la diferencia entre una persona productiva y la que no lo es, está precisamente en esto: en saber gestionar su tiempo de tal manera que consiga generar tiempo de calidad.

Y, ojo, la cantidad (dimensión cuantitativa) también es importante. Precisamente no puede separarse del aspecto cualitativo.

¿De qué nos sirve ser capaces de crear ese estado en el que nuestra concentración y habilidades funcionan al máximo nivel si no tenemos la cantidad de tiempo para hacerlo?

Por eso te recomiendo algo que yo planifico de antemano: programar cómo va a ser tu día. ¿Este día estarás centrada en estudiar o, por el contrario, será un día de foco( Progra y Supuestos)? ¿Cuándo vas a hacer tus descansos?

De esta manera, nos aseguramos de que tenemos la cantidad necesaria de tiempo de calidad cada semana. No descuidamos nuestro tiempo y no dejamos que nos arrastre el día a día.

Esto no se puede conseguir sin una consciencia total de la necesidad de generar diferentes tipos de tiempos para desarrollar diferentes tipos de habilidades.

Y tú, ¿trabajas de esta manera en tu vida/trabajo/oposición? ¿Reservas horas de tiempo de calidad destinado al desarrollo de tu objetivo, que no es otro que sacar la plaza?

Podemos comprar coches, casas, ropa, móviles de última generación, pero tiempo no ¿verdad?

Aprendamos a generar ese tiempo, no somos tan solo, una academia de oposiciones de educación más.

Experiencias cristalizantes y paralizantes

Esta nueva publicación en el blog también  está en: https://www.academiaformarte.com/blog-11

Ya David Feldman en 1980 utilizó el término de experiencias cristalizantes, para definir lo más señalado en el desarrollo de talentos, habilidades o capacidades de un individuo, estas experiencias suelen producirse durante la infancia y se dan en una o varias inteligencias, el mismo autor nos lo ejemplifica con Einstein y como a partir de ver una brújula magnética a los 4 años le motivó para querer averiguar todo ese proceso a sus ojos mágico, activando así su genialidad.

Experiencia Paralizante

Me reitero cuando digo como en otros post, que ya está todo inventado,¿y os preguntaréis porqué hablo de esto? si es que no la hay más tonta que yo…, tuve una preparadora como compañera aquí en la academia Formarte, a la que la escuché por primera vez el término “experiencias cristalizantessss” y lo mejor de todo es que lo acuñaba como propio, como innovador y fántástico, pero… ¿queréis que os cuente un secreto? lo mejor de esto es que yo me lo creí, hasta ella se lo llegaría a creer, pero si buscamos la lectura positiva,eso es lo que tienen que hacer nuestros alumnos/opositores/compañeros en esta academia de oposiciones magisterio o en cualquier otra, hacer suya la terminología, tener la capacidad de adaptarla en sus programaciones y temas, tener esa capacidad de hacer de un hilo conductor la magia, que en ocasiones pienso, que solo está en la literatura contemporánea de la que nos nutrimos, tocando temas como la muerte, la diversidad, el acoso escolar(“Vacío”, “Te quiero casi siempre”, “Malena la Ballena”,Orejas de Mariposa”) y tantos más, con ilustraciones que también nos harán volar, crear nuestras propias historias.

Escaleras del aula

Thomas Amstrong tiempo después acuñó las “experiencias paralizantes” para hablar de las situaciones que desactivan, que inhiben o “cierran la puerta” al desarrollo del potencial de las inteligencias, las emociones negativas y de nuevo en la infancia, como el miedo, la vergüenza, la ansiedad y si miramos la sociedad en la que vivimos está repleta de factores ansiógenos, que harán que impidamos el normal desarrollo de una o varias inteligencias.

Cuando pasa el tiempo, nuestros alumnos/amigos, que optan por esa plaza en dichas oposiciones de magisterio, para ser funcionarios de carrera nos dicen, que no solo se han preparado para las opos, que les ha servido su paso por nuestro centro de formación para la vida, el ejemplo claro está en nuestra entrada a las aulas, al mundo del color, a la magia a través de la Lupa, a las historias para desaprender.

Entrada a las aulas, academia formarte en asturias

Quién no ha visto u oído, como unos padres riñen a su hijo por tocar un instrumento musical, mal sí, cansino puede que también, pero ojo como lo hacemos y nosotros como educadores e incluso los propios compañeros del niño cuando se han burlado y este se siente humillado por ese dibujo, creación artística sí.. feo también, pero volvemos a los modos, a los acercamientos hacia ese menor.¿QUIÉN no conoce, a esa mamá que apunta a su hijo/a a ballet? aunque camine como un patito y sobre todo.. sobre todo.. no le guste a la criatura y haga sentir rídiculo y pavor al TUTuuuu.Pero es que fulanita los lleva o es que yo toda la vida quise bailar, jugar al fútbol o tocar la guitarra da igual.

Academia FormArte, el Arte de Formar opositores.