Cómo retomar el estudio después de vacaciones

 

Se han acabado las vacaciones de verano y con ellas llega la vuelta a las jornadas de estudio. En estos momentos te embarga ese sentimiento de hastío y pánico al pensar en volver a sentarte durante incontables horas delante del temario.

Bienvenida a la rutina opositora.

 

Aunque apetezca menos 0, toca volver a estudiar.

Sabemos que ahora mismo ves las pruebas en el horizonte, lejos, muuuuuuy lejos. Falta tanto, ¿verdad? Te planteas tomarte unos días más de vacaciones, quizás una semana, después te pones a tope y lo compensas.

No te engañes, si empiezas a posponer la vuelta al estudio, cada vez te va a costar más ponerte a ello.

Por lo tanto, ¡fuera pereza y al lío!

Hoy te contamos algunos truquillos para que sea más fácil volver a las jornadas de estudio y empieces ¡cuanto antes mejor!

Tips para retomar el estudio tras las vacaciones

 

Organízate (una vez más):

Somos muy pesados con esto, lo sabemos. Te hemos hablado de la importancia de la organización como un millón de veces, pero es que es FUNDAMENTAL.

Repasa el planning que  tenías, los objetivos a corto y medio plazo y de qué forma tenías programado el estudio. Revisa si sigue siendo válido para ti o si ha llegado el momento de reajustarlo u organizarse de otra forma.

La vuelta a la rutina puede ser un buen momento de hacer balance y ver en qué puedes mejorar y cómo hacerlo.

 

Haz limpieza:

Una vez tenemos en plan de estudio establecido, toca repasar material y apuntes. Quizás hay material desactualizado, que no sirve o que quieras pasar a limpio. Aprovecha este inicio para poner orden y establecer algún sistema para tener controlados, en todo momento, tus apuntes. Si tienes resúmenes o esquemas a medias, ¿por qué no aprovechar estos días para terminarlos?

Empieza poco a poco:

Posiblemente volver a sentarte ocho horas a estudiar sea muy difícil. No te preocupes, no has perdido la capacidad de estudio ni de concentración, es que llevas muchos días desconectada. Lo mejor es empezar pasito a pasito; un par de horas por la mañana, un par más por la tarde y progresivamente, las vayas aumentando.

Al retomar el hábito, te acostumbrarás, poco a poco irás avanzando y te animarás a estudiar más cada día (y no te sentirás culpable por no estar estudiando).

También te podemos ofrecer, por si te ayuda, temarios gratis de oposiciones a primaria, infantil, pt, etc.

 

Retoma los hábitos saludables:

Se está mucho mejor de vacaciones, sin horarios, haciendo el vermut, comiendo unas tapitas, tomando unas cañitas y acostándose y levantándose cuando el cuerpo lo pide. Sí, totalmente de acuerdo. Pero las vacaciones han terminado. Toca volver a poner el chip “work hard”.  Y para poder rendir en condiciones y dar el 100% de ti misma necesitas sentirte bien y darle a tu mente y cuerpo aquello que necesita:

 

  • Dieta saludable: Es importante nutrirse de forma adecuada para tener energía, rendir y concentrarse más y mejor. Sigue una alimentación variada que contemple todos los grupos nutricionales (hidratos, proteínas y grasas saludables) y huye de los productos ultraprocesados.
  • Hidrátate bien durante todo el día bebiendo agua, infusiones o zumos naturales. Evita bebidas azucaradas y gaseosas.
  • Haz ejercicio: Además de ayudarte a despejarte, airearte y aliviar ansiedad, es importante para estar saludable y descansar mejor. Mente sana in corpore sano.
  • Regula tus horas de sueño. Duerme las horas que necesitas para tener energía y estar activo durante el día. No quieres ir arrastrándote todo el día y distrayéndote cada dos por tres.

 

Y sobretodo, motivación. Las vacaciones deben haberte servido para recargar pilas y volver más motivada. Recuerda por qué estás aquí, por qué haces esto y cuál es tu meta.

Esto es solo un periodo de transición. Cuesta un poco volver a ponerse pero una vez estés metida en la rutina, será mucho más fácil.

 

Y si necesitas ayuda, siempre puedes venir a FormArte y nosotros te echamos una mano (o el brazo entero si hace falta!)

 

FormArte, el arte de formar

 

 

 

 

Opositar y ser madre, ¿es compatible?

Muchas llamáis a la academia y nos decís mi situación es complicada, tengo dos niños, estoy trabajando y tengo poco tiempo para estudiar, y si, para mi sois unas heroínas y la situación es complicada…. pero es la situación en la que os encontráis la gran parte de vosotras, es la realidad de estas oposiciones.

Preparar una oposición es un reto para cualquiera pero, siendo madre, el esfuerzo se duplica, triplica o multiplica por mil.

Y tal como está el panorama de la conciliación, las cosas no están nada fáciles para las madres de hoy en día.

Entonces, opositar y ser madre, ¿es posible?

Es difícil y duro, no te vamos a engañar, pero se puede.

Eso sí, en tu caso, debes plantearte más cosas y meditar bien si estás en el momento y en las circunstancias de empezar a opositar.

 

No es lo mismo hacerlo con ayuda de la familia que sin ellos, o con hijos muy pequeños o más mayores. Tampoco trabajando a jornada completa o a media jornada. Y así vamos sumando circunstancias. Por eso, desde FormArte te recomendamos sentarte a deliberar objetivamente si, en estos momentos, puedes ponerte a opositar.

 

Poder, puedes. Eso sin duda y, sabemos que, si te lo propones y trabajas muy duro, vas a aprobar las oposiciones. Pero también vas a tener que sacrificar otras cosas, ¿puedes/quieres hacerlo? Aquí está el quid de la cuestión para nosotros.

 

Echa un vistazo a tu situación. Plantéate las siguientes cuestiones:

 

¿Tienes trabajo? ¿Cuántas horas supone?

¿Podrías contar con la ayuda de tu familia (pareja, padres, suegros, etc)?

¿Tu situación económica es estable?

¿Te corre mucha prisa aprobar esa oposición o puedes tomártelo con más calma?

¿Cuántas horas diarias o semanales podrías dedicarle a las oposiciones?

¿Qué estarías sacrificando dedicándole esas horas a la oposición?

¿Estudiarías por libre o buscarías una academia?

 

Estas son solo algunas de las cosas que puedes cuestionarte, pero hay mil más. El objetivo de responder estas preguntas es que tú misma puedas planificar cómo lo harías para conciliarlo todo (dado que la conciliación real no existe hoy en día).

 

Si ya tienes un trabajo a tiempo completo, las horas de estudio se van a reducir pero quizás no sientes la presión de tener que aprobar en la siguiente convocatoria sí o sí y puedes ir a tu ritmo.

Si en estos momentos no trabajas quizás te urge más aprobar, pero también dispones de más tiempo para prepararte.

Si tu pareja, padres, suegros, llámale X, pueden ayudarte quedándose con los pequeños un par de tardes a la semana, ese tiempo que te aseguras de estudio 100% concentrada.

Si tus hijos no son tan pequeños, pueden comprender mejor qué es lo que estás haciendo y ayudarte en casa con pequeñas tareas.

Y así con muchas cuestiones más.

 

También piensa en la meta, el objetivo real de todo esto. Probablemente una de las razones de más peso para embarcarte en esta aventura es mejorar tu situación familiar. La recompensa no solo será tuya, será de todos.

 

Pero ojo, si las oposiciones son un sacrificio que supone dejar de disfrutar de tus hijos y vida familiar, piénsatelo dos veces.

 

Eso sí, a los que te digan que es una situación incompatible, oídos sordos. No es incompatible, simplemente es más jodido y necesitas MUCHA organización.

 

Próximamente te daremos algunos consejos para ayudarte con esa organización. Estate atenta a nuestro blog.

 

Queremos acabar con la siguiente reflexión:

Ten por seguro que habrá más gente que se estará preparando mejor que tú las oposiciones: dedicación exclusiva, estudiando más horas que un reloj, con más facilidad para retener los conceptos e ideas, con más convocatorias a sus espaldas, etc.

Sin embargo, si no hay nadie que tenga más motivación que tú, que luche más por esa plaza que tú, y que crea más en ti que tú, ten claro, que vas a lograrlo.

 

Así que ánimo porque sí, TÚ PUEDES SUPERWOMAN

 

FormArte, el arte de formar

 

 

 

La vida más allá de las opos

 

 

Una vez hecho el examen… ¿Qué nos queda?

Cuando antes pasabas una cantidad indecente de horas delante de los libros y apuntes, ahora ya no tienes esta obligación.

 

Parece mentira, el tiempo que antes no te daba para llegar a todo (que en realidad sí, ya te hablamos de los ladrones de tiempo), ahora te sobra. ¿Dónde se meten tantas horas?

Estás un poco perdida porque no sabes a qué dedicar tu tiempo. Hasta ahora tus amigos y familia han ido cogiendo vacaciones pero sabes que con septiembre a la vuelta de la esquina, todos vuelven a sus trabajos y adiós a que estén disponibles más allá de las 8 de la tarde o del fin de semana.

Ai, que te empiezas a desesperar….

¡¡¡¡¡¡¡¡Nada de eso!!!!!!!!!

Si has suspendido, este año toca volverse a poner a ello. Con más ganas, con más fuerza, con más energía de la que has tenido jamás. Que no se diga que de los errores no se aprende.
Aprovecha para revisar qué pasó, dónde podías haber apretado más y en qué tambaleabas un poco más. No se trata de que fustigues o que te lamentes, simplemente que, desde una posición honesta y objetiva, analices cuáles fueron tus puntos débiles. Siempre se puede mejorar y hacerse mejor. Y este debe ser tu objetivo para este año.

¿Te has preparado sola y crees que te iría bien un apoyo? Búscalo
¿No estabas del todo convencida de tu programación? Encuentra formas de hacerla más innovadora. La programación debe gustarte a ti, debes sentirte orgullosa de ella cuando la presentas.
¿Crees que no te organizaste bien? A planificar desde el minuto uno.
Sea lo que sea, tiene solución. Y buscarla puede ser la mejor manera de empezar de nuevo.

Si aprobaste pero sin plaza, va a ser momento de plantearse qué quieres hacer mientras no te llaman para ninguna sustitución.

Después del tute de las opos y de las vacaciones, siéntate a pensar en el futuro. Qué quieres, qué esperas y de qué forma puedes acercarte a tus metas y objetivos. Si necesitas trabajar, busca algún trabajo que te aporte más tablas como docente. No descartes un colegio privado de mientras. La experiencia, aunque menos, también cuenta.

Segurísimo que mientras estabas opositando se te ocurrían mil cosas para hacer cuando terminaras. ¿Más deporte? ¿Apuntarte a algún curso? ¿Aprender de algo nuevo? ¿Reforzar idiomas?

 

Intenta aprovechar el tiempo para seguir formándote y preparándote como docente. Ya sabes que la actualización es fundamental y, como te hemos contado mil millones de veces, hay tantos recursos, técnicas y herramientas para usar en clase… Que pueden hacerte una maestra aún mejor, si cabe.

Y si has aprobado y con plaza… Pues nada mujer, ¡Disfrútalo! Tomate este tiempo para relajarte, descansar y reconectar, que ¡se avecinan curvas! Seguramente tu primer año de prácticas va a ser intenso, pero merecerá la pena.

¡Trabajarás de lo que te apasiona!
¡Has cumplido tu meta!
¡Estás aquí!

 

 

De todos modos, seguro que estos días puedes aprovecharlos para ir decidiendo qué cosas quieres incluir en tu nueva rutina, si hay algo en lo que quieres formarte más, si habías decidido apuntarte a alguna actividad y aún no te has apuntado… Aprovecha ahora que tienes tiempo para planificar un poco que luego ya se sabe; empiezas con la rutina y no hay dios que te quite la pereza para ponerte a hacer nada nuevo.

Te encuentres en la situación en la que te encuentres, aprovecha el tiempo y vive la vida que quieres vivir.

No te pongas excusas.

No te pongas límites.

No te dejes de lado.

 

FormArte, el arte de formar

 

 

6 películas que toda maestra debe ver

¿Recuerdas en qué momento decidiste ser profesora?

¿Siempre quisiste serlo?

¿Por qué escogiste esta bonita pero dura profesión, en lugar de otra?

 

Estamos seguros de que si decidiste convertirte en maestra fue porque sientes pasión por la profesión, los niños y tienes el gusanillo de cambiar un poco el mundo.

 

Ser profesora es maravilloso pero es normal que, a veces, quieras tirarlo todo por la borda y te olvides de los motivos que te llevaron hasta aquí, ya sea porque estás atravesando una temporada mala en el trabajo o porque el camino a las oposiciones te está sobrepasando.

 

Tanto si es este tu caso como si no hoy traemos una sugerencia para ti.

 

Date unas horas libres.

Sí, como lo escuchas. Pon el aire acondicionado, hazte unas palomitas y siéntate en el sofá, hoy toca ver una película para recordar por qué eres profesora.

Como si te recomendamos solo una película nos arriesgamos a que ya la hayas visto, te traemos cinco distintas

 

6 películas que toda maestra debe ver:

 

Like Stars on Earth

Esta película trata sobre Ishaan, un niño que muestra muchas dificultades en la escuela. Estas provocan que Ishaan sea etiquetado de problemático por sus profesores, familia y amigos. Todo cambia cuando conoce al nuevo profesor que le ofrece un mundo lleno de posibilidades, vuelve a establecer la confianza con sí mismo y le acompaña hasta que Ishaan consigue sus sueños.

Like Stars on Earth habla de las dificultades de la dislexia y todas aquellas que se le asocian pero también trata del potencial que tienen todas las personas, sea cual sea su origen y las dificultades que presenten. Te va a alentar, como profesora, a buscar vías para llegar a todos tus alumnos, hacerles sentir partícipes de lo que están aprendiendo, no etiquetarlos y darles su propio espacio.

 

Profesor Holland

Holland es un músico que sueña con componer su gran obra pero decide cambiar de profesión y convertirse en profesor en una desorganizada escuela. Aquí descubrirá su verdadera vocación; tratar de impulsar los sueños de sus alumnos mediante la música a pesar de los retos a los que debe enfrentarse. El mayor de todos que su hijo, con discapacidad auditiva, pueda vivir su pasión por la música a pesar de las dificultades.

Esta película te despertará muchas emociones y verás cómo la enseñanza está muy por encima de las dificultades que pueda presentar cualquier alumno. El amor y la comprensión que transmite la película, te llegará al corazón.

 

La lengua de las mariposas

Es una película española ambientada en la segunda república. Don Gregorio es un profesor ya mayor que conoce a Moncho, un alumno temeroso que llega a la escuela. A lo largo de la película, ambos crearán un vínculo muy especial que logrará quitar los miedos y llenar de esperanza al pequeño.

En esta película verás el rol que tiene el educador hacia los niños pero, más importante aún, la bonita relación que se puede establecer entre un profesor y un alumno a pesar de las diferencias de creencias. Te hará replantear el contexto que envuelve a la escuela hoy en día y la importancia de abrirse más a las diferencias.

 

Hoy empieza todo

Es una película un poco distinta, ya que fue grabada con una técnica documental y participan tanto actores profesionales como naturales del medio educativo.

Daniel es el director de una escuela infantil en un barrio marginal de un pueblo del norte de Francia que tiene el 30% de su población en paro. Un día, la madre una alumna llega borracha a la escuela y deja allí a su bebé y a su hija de cinco años.  Daniel decide tomar cartas en el asunto y pide ayuda a la comunidad y a los padres de los alumnos, pero entonces su papel y trabajo como docente será cuestionado.

Es una película de denuncia a la falta de atención de las instituciones públicas hacia la educación infantil, la falta de apoyos a las familias más humildes y todas las injusticias que existen a nivel político-burocrático. Pero a la vez es un homenaje a todos los maestros, a su lucha por conseguir que la escuela no sea solo un lugar donde aprender, sino un pequeño oasis de luz y color en la vida de los niños.

 

Mentes peligrosas

Y terminamos nuestra selección con una película que tiene como protagonista a una mujer. Cuenta la historia de Louanne, una profesora que entra a trabajar en un instituto de Palo Alto, donde existen serios problemas sociales. La película refleja los obstáculos con los que se encuentra en un ámbito  conflictivo y con serias dificultades y diferencias, pero que con vocación y entrega se puede conseguir motivar a los alumnos.

Está película te mostrará como es posible educar desde el conflicto y la templanza y capacidad que necesitas como maestra ante ciertas situaciones y problemas. Te demostrará, una vez más, que la comunicación es fundamental y que hay veces que se necesitan cambios y métodos educativos menos ortodoxos. No tengas miedo a salirte de la tangente y buscar otras formas de enseñar y conectar con tus alumnos.

 

Matilda

Los padres de Matilda casi no se dan cuenta de su existencia, y la animan a ver la televisión antes que a estudiar. Matilda por el contrario descubre la literatura y comienza a leer, cuando llega al colegio su maestra descubre que tiene una inteligencia extraordinaria, además de poderes telequinesicos y con ellos vencerá a la directora del cole la señorita Trunchbull.

Una película llena de magia en todos los sentidos, que como otras de las que tenemos en la lista nos harán darnos cuenta de la importancia de los maestros que se implican en la enseñanza de sus alumnos. Ahora mismo estoy en la academia, en FormArte, y detrás del ordenador veo nuestra Cuentería y pienso lo mucho que le habría gustado a Matilda, con tantos cuentos, tantos libros… como los que ella leía para escapar de la vida que le ofrecían sus padres. A través, de los libros ella se evadía e iba a otros mundos, dejemos que nuestros alumnos descubran esos mundos.

 

¿Te animas a ver estas películas? ¿Tienes alguna otra recomendación?

 

¡Esperamos que disfrutes de tu sesión de cine y termines con energías renovadas!

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Érase una vez….

¿Te gusta leer? Ay la lectura… poder evadirse durante un buen rato de todo y centrarte en una historia que te guste, ya sea de intriga, romántica, de miedo o dramática. Meterse tanto en un libro que sin darte cuenta te han pasado ya 2 horas y terminas acostándote a la 1 de la madrugada, ¿Te suena?.

En FormArte, nada más abrir la puerta encuentras nuestra cuentería, para mí uno de los rincones favoritos. Las alumnas alargan 5 minutos más del descanso del café aquí, mirando los cuentos nuevos, comparte unas con otras “con este hice yo una actividad en clase”, “mira este para trabajar la familia que divertido”… y no sólo cuentos, también tenemos libros para ellas como maestras, libros de PNL, de educación emocional…

 

Leer es un placer y es fundamental transmitir a los más pequeños el gusto por la lectura y, en su caso, por los cuentos.

 

Gianni Rodari decía:

“El primer conocimiento de la lengua escrita no ha encontrado ningún itinerario más rico, más lleno de color y más atractivo que un libro de cuentos”.

 

A través del cuento podemos introducir a nuestros alumnos el gusto por la literatura, que es la base esencial para la cultura. A medida que la narración o el relato es presentado, se motiva e incita a los alumnos a introducirse, mediante el lenguaje, en mundos distintos al suyo. Es una fuente para aprender, comprender, escuchar, saber y pensar.

BENEFICIOS DE LOS CUENTOS

Pero los cuentos no solo son interesantes en la educación porque llevan la mente del niño más allá del presente, también aporta aprendizajes del mundo físico y social que les rodea, de las cosas, fenómenos y relaciones, actitudes, normas y valores.

 

El valor de los cuentos radica en dos aspectos fundamentales:

  • Ofrecer una visión animista del mundo
  • Los cuentos expresan problemas existenciales típicos de los niños.

 

Pero no son solo estas las virtudes de los cuentos. Por medio de los cuentos, se puede empezar a reconocer la estructura de la lengua, el cambio de significado que tienen las palabras, el sentido de las pausas, la diferencia entre relato y diálogo. El cuento usa recursos expresivos y plásticos que ayudan en la comprensión del texto a la vez que potencian habilidades necesarias para el uso de la lengua escrita.

 

Todo lo que pueden aportar los cuentos a tus alumnos, podríamos resumirlo en los siguientes puntos:

  • Los cuentos infantiles ofrecen la posibilidad de traducir la fantasía de los niños en palabras mientras despiertan y desarrollan la sensibilidad hacia la belleza del lenguaje.
  • Ponen en contacto al niño/a con la realidad, los prepara para la vida dado que se les da la oportunidad de conocer hechos y situaciones distintas a las suyas y a saber cómo pueden resolverlas.
  • Facilitan la estructuración temporal de la mente infantil mediante la comprensión de la simultaneidad y la sucesión ordenada de hechos en el tiempo.
  • Les inician en el código moral; el concepto de bueno y malo y la aproximación a virtudes como el respeto, la honestidad, la generosidad… de forma que ayudan a superar su egocentrismo y a preocuparse por los demás.
  • Satisface su deseo de saber y la curiosidad infantil. Los cuentos ofrecen informaciones y conocimientos de una forma concreta, atractiva y accesible.
  • Ayudan a descargar momentos de ansiedad y agresividad, a eliminar miedos y tensiones. Los cuentos intentan transmitir consuelo, esperanza y confianza en el final feliz y el triunfo del bien sobre del mal.
  • Dan la oportunidad de vivir con la imaginación lo que le gustaría ser y hacer mediante la identificación con los personajes del relato.
  • Desarrollan la fantasía infantil. El carácter vivo de los personajes, las escenas y situaciones contribuyen a educar la imaginación infantil. Así mismo también les ayuda a distinguir entre fantasía y realidad.
  • Los cuentos son una forma excelente de aprender, de manera natural, la lengua, tanto materna como no.
  • Favorecen la relación y el nexo entre adultos y niños; es un medio sencillo y eficaz de establecer una corriente de simpatía y afecto.
  • Les ayuda a evadirse y a concentrarse desarrollando su inteligencia de forma intencionada.

 

Los cuentos son esenciales en cualquier etapa, pero podemos afirmar que sin ellos, la educación infantil sería inviable. Como profesora deberías incluir rutinas que sumerjan a los más pequeños en este mundo de imaginación y fantasía, acercarles los cuentos y, con suerte, abrirles las puertas a una afición que les durará toda la vida.

 

LOS CUENTOS EN EL AULA

Seguro que como maestr@ ya utilizas en el aula mil dinámicas diferentes a través de los cuentos y los libros, ¿conoces estás?

  • Storytelling, o lo que es lo mismo contar historias que conecten con el alumnado que les haga sentir. Uno de los rasgos más importantes que desarrolla en nuestros alumnos el uso del storytelling es la inteligencia. Para Howard Gadner la inteligencia es “la capacidad mental de resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas”, pero añade que al igual que hay cantidad de problemas para resolver, no solo poseemos una sola inteligencia sino que cada individuo posee 8 tipos y que desarrolla de un modo y a un nivel particular, usando cada una de manera personal y única…
  • Mi libro favorito: una actividad que gusta tanto a padres, a alumnos, como a nosostras maestras es crear un libro con los cuentos o libros preferidos desde nuestros alumnos. Cada semana uno de nuestros alumnos puede traer su libro favorito, el que le gusta leer antes de dormir o el que se lleva cada vez que se va de vacaciones. Nos lo presentá y nos dirá porque le gusta tanto. Con esos datos iremos creando “una enciclopedia” con los libros favoritos de nuestra clase. Así daremos ideas a los padres de libros que les pueden gustar, a nosotras para nuestra propia biblioteca y el niño la oportunidad de llevarnos su libro favorito.
  • A través de los cuentos podemos trabajar actividades de creatividad, de psicomotricidad, trabajar la salud, las diferencias, podemos llevar a cabo incluso talleres… si en el libro hacen una fiesta ¿por que no la vamos a hacer nosotros? podemos hacer las invitaciones, preparar la decoración, pensar el menú, ¡incluso hacer una tarta!

Hoy en día existen miles de cuentos preciosos para todas las edades que puedes emplear en tus clases. ¡Solo es cuestión de explorar un poco!

FormArte, el arte de formar

 

Por qué es importante trabajar las emociones en el aula

 

 

Creemos firmemente que la inteligencia emocional es una de las habilidades de la vida que deberían enseñarse en el sistema educativo.

 

Las investigaciones al respecto nos muestran en sus resultados que los niños y adolescentes que aprenden habilidades sociales y emocionales logran un mejor desarrollo académico, salud física y calidad de vida. Algunos de los modelos teóricos de Inteligencias múltiples, como el expuesto por Gadner, asume que la Inteligencia no es algo unitario, sino que debemos entenderla como un complejo de distintos factores susceptibles de ser analizados independientemente. Entre ellos la capacidad de regular las propias emociones y sentimientos y la comprensión de la de los demás, son unos de los pilares esenciales.

 

¿Qué es la inteligencia emocional?

 

La inteligencia emocional es la capacidad de entender, tomar conciencia y manejar nuestras emociones y las de terceras personas.

¿Y qué entendemos por emociones? Tal como nos explican desde Psicoactiva, una emoción es un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influidos por la experiencia.

 

La educación de las emociones es una de las tareas pendientes de nuestro sistema educativo que, poco a poco se va incluyendo dentro del currículo escolar, pero que aún necesita ser más valorado e incluido como foco principal.

 

¿Cuáles son los objetivos de la educación emocional?

 

Adquirir un mejor conocimiento de las emociones propias.

Identificar las emociones de los demás.

Desarrollar la habilidad de controlar las propias emociones.

Prevenir los efectos perjudiciales de las emociones negativas.

Desarrollar la habilidad para generar emociones positivas.

Desarrollar una mayor competencia emocional.

Desarrollar la habilidad de automotivarse.

Adoptar una actitud positiva ante la vida.

 

 

 

Como consecuencia de conseguir estos objetivos los niños van a ser capaces de aumentar sus habilidades sociales y construir mejores relaciones interpersonales, construir una autoconcepto más positivo de sí mismos, así como una mejor autoestima, mejorar tanto el rendimiento académico como la adaptación escolar, familiar y social. Y, a largo plazo, como han demostrado distintos estudios, tener habilidades emocionales y sociales puede ayudar a aumentar la probabilidad de graduarse de la escuela secundaria, la preparación para la educación postsecundaria, el éxito profesional, las relaciones positivas y una mejor salud mental. Educando en emociones, estamos preparando los cimientos para una vida más feliz, preparando a los alumnos para afrontar la vida desde una perspectiva optimista, dándole las herramientas que necesita para saber gestionar sus emociones y cómo reacciona a los distintos acontecimientos. No podemos prever qué circunstancias van a sucederles a lo largo de su vida, pero sí podemos ayudarles para que, sean cuáles sean, puedan afrontarlas de la mejor manera posible.

 

 

Para desarrollar una inteligencia emocional satisfactoria es imprescindible trabajar las emociones en el aula para que los niños conozcan y comprendan sus sentimientos y los de sus compañeros. De esta forma, aprenderán a autorregularse cuando sea preciso.

 

Y ¿de qué forma implementar la educación emocional en clase?

Se puede hacer mediante una gran variedad de recursos, dinámicas y técnicas. Desde ejercicios, juegos, películas, libros, etc. Puedes dedicar 10 minutos al día para conversar con tu clase, hacer ejercicios puntuales o emprender actividades que puedan llevarse a cabo durante todo el curso escolar. ¡Las posibilidades para trabajar emociones son infinitas!

 

El próximo día te contaremos algunas dinámicas que puedes llevar a cabo para trabajar las emociones en el aula.

 

FormArte, el arte de formar

 

 

 

Storytelling en el aula

Hoy te queremos hablar del storytelling en el aula; uno de los métodos más completos para aprender y fijar una lengua, tanto nativa como extranjera, especialmente en la etapa de primaria. ¿A quién no le entretiene una buena historia? Te aseguramos que a los más pequeños les fascina y, ¿qué mejor que aprovecharlo como herramienta educativa?

El storytelling existe desde hace siglos. Incluso antes de que se inventara la escritura, ya se contaban historias que se transmitían, de forma oral, de generación en generación con el fin de entretener, educar o difundir la cultura.

¿Qué es el storytelling y por qué es útil usarlo en el aula?

Con el nombre de storytelling entendemos lo que, comúnmente, llamamos narrativa. Por todos es sabido que a los niños hay que contarles cuentos, pero, ¿por qué contar historias en el aula es tan útil? Te damos algunas razones para que implantes este recurso cuanto antes en tu aula:

 

  1. Porque son divertidas, involucran a los alumnos y ayudan a que muestren una actitud positiva frente a la lengua.
  2. Los niños y niñas se involucran personalmente en las historias porque se identifican con cierta facilidad con los personajes. En cierto modo, viven esa historia.
  3. Favorecen su creatividad e imaginación que es una de las primeras fuentes de resolución de problemas en los niños.
  4. Escuchar historias además hace que los pequeños sean conscientes de la entonación y el ritmo, factores esenciales para la adquisición y posterior uso de una lengua.
  5. La narración permite trabajar muchos aspectos de la lengua, desde estructuras gramaticales hasta los lenguajes no verbales.
  6. A través de las narraciones se presentan contenidos culturales del país donde se habla la lengua, por ende, las narraciones fomentan el conocimiento y la relación intercultural.

 

¿Cómo puede funcionar un storytelling?

 

Queremos mostrarte distintas actividades que puedes llevar a cabo en el aula relacionadas con el storytelling.

 

  • Historias incompletas: Se presenta una historia sin principio, sin final o sin el desarrollo. El objetivo es que entre tus alumnos completen la parte que falta. Tanto puede hacerse de forma individual, en grupos o entre toda la clase.
  • Focalización y punto de vista: La misma historia se puede plantear desde el punto de vista de dos personajes (protagonista y antagonista, por ejemplo, o desde el punto de vista de un objeto o animal). También se puede alterar el punto de vista del narrador (como protagonista, personaje secundario o narrador externo). Con este ejercicio, tus alumnos van a aprender tanto a empatizar y ponerse en la piel de distintos personajes como a poner en marcha su creatividad e imaginación.

  • Orden temporal: Se puede jugar a cambiar el orden de la narración. Por ejemplo, alterando el orden cronológico usando el flash back.

 

  • Ambientación: Este recurso se basa en cambiar el tiempo y espacio de una historia y pone el foco en la fantasía de los alumnos. Por ejemplo, una historia ambientada en la época de los antiguos romanos, se pasa a ambientar en la actualidad y de esta forma, cambian los roles, costumbres y caracterización de personajes. Con este ejercicio no solo estimularán su imaginación sino que puede ser una excelente forma de aprender historia, sobre otras culturas o ¡lo que se te ocurra!

 

¡Un último consejo! Siempre es útil usar elementos extratextuales para motivar e involucrar más a los alumnos en una historia. Por ejemplo imágenes, objetos, efectos sonoros o luz. Añadiendo atrezzo a las historias, cogerán los ejercicios con más ganas y el tiempo se les pasará volando. No hay excusas para no divertirse en clase.

No olvides que el uso del storytelling, además de todo lo que ya te hemos comentado, favorece el aprendizaje cooperativo entre tus alumnos. Si planteas los ejercicios para ser desarrollados en grupos o de forma global, propiciarás también un ambiente de intercambio de opiniones.

 

Una misma historia, además, se puede usar como hilo conductor que, a lo largo del año, desemboca en todo un conjunto de actividades. En otro artículo te explicaremos cómo puedes llevarlo a cabo.

 

¿Te animas a empezar a usar el storytelling en clase?

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Mindfulness en el aula

 

¿Has escuchado hablar del Mindfulness en el aula? ¿Sabes qué beneficios aporta, tanto a ti profesora, como a tus alumnos? Hoy entramos en materia y te hablaremos del mindfulness.

 

¿Qué es el Mindfulness?

 

Empezaremos por contarte un poco qué es esto del mindfulness. Seguro que has escuchado hablar de él, pero no todos saben exactamente qué significa.

El mindfulness es la atención plena, es decir, una manera consciente, intencionada, de sintonizar con lo que está pasando dentro de nosotros y a nuestro alrededor.

Prestar atención y pulir la consciencia mejora el enfoque mental, impulsa las fortaleza y el rendimiento académico. Además de reforzar habilidades que contribuyen al equilibrio emocional.

Es decir, el Mindfulness te va a aportar beneficios tanto a ti, a nivel personal y profesional, como a tus alumnos.

 

Mindfulness en el aula

 

El objetivo del mindfulness en el aula es que tanto profesores como alumnos adquieran un estado de consciencia y calma que ayuda a autorregular el comportamiento y conocerse mejor, además de crear un ambiente propicio para el aprendizaje.

El mindfulness es mucho más que un simple conjunto de técnicas, es una actitud ante la vida.

 

El aprendizaje en la escuela puede ser complejo. ¿Por qué? En parte, porque tanto profesores como alumnos aportan al entorno interactivo del aula sus redes individuales de conocimiento, de actitudes, de habilidades y conductas.

 

El aprendizaje es más eficaz cuando los profesores entienden sus experiencias interiores propias, reconocen las necesidades de sus alumnos e implementan estrategias pedagógicas adecuadas. Y este proceso viene impulsado por la capacidad de atención y consciencia del propio profesor; cuanto más fuertes sean esas habilidades, mejores serán los resultados.

 

La buena noticia es que tanto la atención como la consciencia se  pueden potenciar y realzar y una de las mejores formas para hacerlo es mediante el mindfulness.

 

Quizás te estás preguntando para qué te va a servir la consciencia plena. Ésta te va a aportar una estrategia para trabajar con la realidad. Quizás hay cosas que no se pueden cambiar, pero si puedes darle un giro a la forma en que vives estas situaciones inmutables. ¿Recuerdas que en el artículo sobre la reactividad vs proactividad te hablábamos de ello?

Una clase complicada puede arruinarte el día entero y hacerte dar vueltas y más vueltas acerca de lo qué ha pasado y terminar echándote la culpa de forma injusta contra ti misma. El mindfulness te permite dar un paso atrás mentalmente para considerar la situación con más perspectiva, observar lo que ha sucedido sin implicarte inmediatamente en emociones y reacciones intensas, como un escudo ante la autocrítica no constructiva que eres capaz de hacerte.

 

Cuando sientes verdaderamente esa atención plena, tu mente no está dividida entre la la vivencia del presente y tu comentario sobre esta vivencia. Sino que estás centrada en lo que estás viviendo y los comentarios, si llegan, lo harán más tarde.

 

Beneficios del Mindfulness en el aula

¿Qué beneficios puede aportarte el mindfulness en el aula?

 

A ti, como profesora:

  • Mejora el enfoque y la consciencia
  • Aumenta tu receptividad ante las necesidades de los alumnos
  • Fomenta el equilibrio emocional
  • Ayuda a gestionar el estrés y a reducirlo
  • Favorecerá las relaciones saludables; tanto en el trabajo como en casa
  • Mejorará el clima del aula
  • Es positivo para tu bienestar general

Pero el Mindfulness no es solo para ti, también aporta muchos beneficios a los niños:

 

  • Favorecerá su disposición a aprender
  • Fomenta el rendimiento académico
  • Refuerza su atención y concentración
  • Reduce la ansiedad antes de los exámenes
  • Fomenta la autorreflexión
  • Mejora la participación en el aula favoreciendo el control de los impulsos
  • Aporta herramientas para reducir el estrés
  • Mejora el aprendizaje social y emocional
  • Fomenta las conductas prosociales y las relaciones personales sanas
  • Apoya el bienestar holístico

 

Aunque cada vez más centros empiezan a aplicar esta técnica en el entorno educativo, la forma más común de introducir el mindfulness en la escuela parte de un profesor individual, como tú, con interés por el tema. Ha escuchado a hablar sobre el tema, ha encontrado información acerca de éste como estrategia para mejorar la concentración de sus alumnos y empiezas a investigar e indagar más.

 

No es necesario tener una formación profesional acerca del tema para empezar, pero si que empieces a familiarizarte tu misma con la práctica del mindfulness o atención plena. Será mil veces más fácil de implementar en el aula y de hacerlo de forma natural.

 

En FormArte estamos empezando a utilizarlo también en nuestras aulas, sobre todo en este año que se avecina, gracias a esta actividad queremos conseguir que nuestras alumnas aumenten su concentración, mejoren su rendimiento y así ganen tiempo de calidad tanto de estudio como en sus vidas. Además, podrán usar los ejercicios en sus programaciones, en sus clase…

 

¿Te animas a probar el Mindfulness? Seguro que te aportará un montón de beneficios, tanto en el aula como en tu vida personal.

 

FormArte, el arte de formar

 

Cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio sin morir en el intento

Que no te engañen, las oposiciones de magisterio no son un camino de rosas y sobrevivir a ellas no es tan sencillo como puede parecer. Es un trabajo duro y que tiene sus momentos de “no puedo más”, “hasta aquí”, “lo dejo”. Pero aunque no sea oro todo lo que reluce, SÍ SE PUEDE.

Hemos acompañado a muchísimas opositoras a lo largo del camino. Las hemos visto reír, llorar, alegres, preocupadas… y sintiendo un sin fin de emociones. Y a pesar de todos los momentos que han vivido a lo largo de este proceso, han podido sobrevivir a las oposiciones y la mayoría de ellas, las han aprobado.

 

Hoy queremos traerte unos consejillos sobre cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio sin perder la cabeza. Esperamos que te sirvan de ayuda. ¿Empezamos?

 

Cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio: 8 consejos

 

Mentalízate

Opositar es un proceso que puede durar meses o incluso años. Va a haber momentos duros y es muy fácil caer en el derrotismo y que empieces a dudar de ti y de tus capacidades.Ten paciencia y mentalízate de todo lo que va a conllevar dedicarte a unas oposiciones.

Sé constante

De nada te sirve empezar muy motivado y a tope, si luego no eres capaz de perseverar en el estudio. Fíjate unos horarios y cúmplelos.

También es importante tener en cuenta que habrá días en que no estarás al 100% y no vas a poder rendir como te gustaría. No hay nada de malo en ello, somos humanos. Si necesitas tomar un poco de aire durante un día, date la libertad. Eso sí, que un día no se conviertan en 200.

Sé organizado

El orden es importante para muchos aspectos de la vida, pero en unas oposiciones, se convierte en fundamental. Divide el temario en partes, y busca la forma más efectiva de ir avanzando. Puedes hacer una planificación anual, mensual y semanal para ir cumpliendo tus objetivos. Es importante que la planificación sea realista y que dejes un margen para los imprevistos. Al ir cumpliendo la planificación establecita te sentirás más autorealizada y eficiente y eso, a su vez, te dará dosis extras de motivación.
Pero no solo es importante la organización del tiempo, también debes tener en cuenta la organización de tus apuntes. Separa tus apuntes por carpetas, enuméralos y busca una forma sencilla y efectiva de tenerlo todo organizado. ¡Lo vas a agradecer!

No te aisles

Sabemos que opositar es un proceso un tanto solitario, pero no tienes porque recorrerlo sola. En una academia vas a encontrar a otras personas como tú, con ilusión, dudas, preocupaciones, etc.,  que pueden ser un gran apoyo durante esta carrera de fondo. Pero aunque no sea el caso, seguro que puedes encontrar grupos y comunidades de opositores de magisterio con los que compartir el camino. Y sobre todo, haz partícipe a tu família y amigos. Quizás ellos no estén opositando, pero seguro que pueden ser un apoyo fantástico en esos momentos de bajón.

 El ocio también es importante

Nadie es capaz de estudiar 24h al día, por eso es fundamental que sepas gestionar bien tu tiempo. Pero por mucho que lo gestiones, si no disfrutas de un poquito de tiempo libre para hacer aquello que te gusta, preparar las oposiciones de magisterio va a ser una tarea mucho más árdua. Esfuérzate al máximo, sí, pero también haz aquello que te apasione. ¿Salir a tomar unas cañas con tus amigos? ¿Una salida de fin de semana con tu pareja? ¿Una excursión en familia? Desconecta por un rato y ¡A vivir!

Haz alguna actividad que te motive

Intenta encontrar tiempo en tu rutina para alguna afición que te permita desconectar. ¿tocar algún instrumento? ¿Salir a correr? ¿Yoga? ¿Pintura? Seguro que hay alguna actividad que te apasiona y has dejado de hacer o que te encantaría probar. Este puede ser el momento. No solo para desenchufarte un rato de las oposiciones sino para tomártelas con más ganas. Si sabes que a las 20h vas a clase de yoga seguro que eres mucho más productiva para poder tener tu ratito.

Busca ayuda

Si sientes que te está superando y que no eres capaz de hacerlo por ti sola, no pasa nada. Es completamente normal. Existen academias y preparadores que van a enseñarte cómo prepararte, qué es lo fundamental, qué debes tener en cuenta y pequeños truquillos para afrontar las oposiciones con más recursos. Además, vas a poder apoyarte en ellos que saben perfectamente lo que se sufre.

Si sientes que no es lo tuyo, déjalo.

Opositar NO es obligatorio. Desde FormArte te animamos a que lo des todo e intentes sacar esa plaza, pero si sientes que ya no puedes más y opositar te está pasando factura, no hay nada de malo en dejarlo. Nos han educado de tal forma que abandonar algo parece sinónimo de fracaso, pero no es cierto. Tan valiente es conseguir nuestro objetivo como ser capaz de decir: hasta aquí hemos llegado. Lucha todo lo que puedas pero que opositar no te cueste la vida.

Esperamos que pongas en práctica estos consejos (si aún no lo haces) y que te ayuden a hacer más llevaderas y sobrevivir a las oposiciones de magisterio.

 

Para terminar queremos dejarte con una bonita frase de Jean Cocteau:

“No sabían que era imposible y lo consiguieron.”

 

FormArte, el arte de formar

 

 

5 blogs de educación que deberías seguir ¡ahora mismo!

 

Como profesora seguro que te gusta mantenerte al día, leer acerca de nuevas técnicas y recursos educativos así como apuntarte algunos consejos de aquellos que llevan más tiempo en las aulas.

Ya sabes de la importancia de seguir formándote y aprendiendo día a día. En cualquier profesión es necesario, pero como docente, esto cobra aún más relevancia. Los cambios en la sociedad, las diferencias individuales entre alumnos, los problemas de aprendizaje, las nuevas tecnologías que cada día cobran más relevancia en la educación…. Es important mantenerse actualizado y buscar nuevas formas de enseñar y de dar a tus alumnos aquello que necesitan.Resultado de imagen de actualizarse

Además gracias al mundo online puedes tener acceso a muchísimos más recursos… ¡las posibilidades son INFINITAS!

A nosotros nos encanta leer blogs de educación y aprender cada día algo nuevo. Ya sabes lo que dicen: ¡el saber no ocupa lugar! Y menos cuando es acerca de aquello que te apasiona como en tu caso, la educación.

Hoy queremos compartir contigo 5 blogs de educación que nos encantan por su frescura, su perspectiva y la pasión que transmiten sus autores.

 

5 Blogs de educación para apasionadas de la enseñanza

Justifica tu respuesta

Detrás del blog Justifica tu respuesta está Santiago Moll, un maestro apasionado de su profesión. Lo transmite en cada uno de sus artículos en los cuales vas a encontrar un poco de todo: consejos, trucos y errores a evitar en clase, herramientas para tus clases, dinámicas para tratar una gran variedad de temas, etc. Además está muy enfocado a la educación emocional, que en FormArte consideramos imprescindible.

Resultado de imagen de justifica tu respuesta blog

 

Ayuda para maestros

Manu Velasco es quién escribe el blog Ayuda para maestros, lleno de recursos educativos para ti y para tu aula.  Desde charlas TED o artículos interesantes hasta juegos, vídeos, manualidades y herramientas para compartir con tus alumnos. Una vez que empieces a descubrir los recursos que te propone, este blog va a pasar a ser uno de tus favoritos.

 

El blog de Silvina Martinez

Silvina Martinez trabaja bajo el concepto “un aula emocionalmente sana facilita el aprendizaje” y bajo esta premisa encontramos sus artículos. Y como en FormArte también creemos en la Educación Emocional como motor del aprendizaje, queremos recomendarte su blog encarecidamente. A parte de muchos artículos que tratan aspectos más pedagógicos y psicológicos dentro del aula, Silvina hace muchas reseñas de libros. Libros que enseñan valores y que pueden ayudarte a tratar temas muy diversos en el aula.

 

El blog de Salvaroj

En el blog de Salvaroj vas a encontrar reflexiones de lo más interesantes acerca del mundo de la docencia. Se define como un “entusiasta de la educación” y precisamente, eso es lo que transmite a través de cada una de sus entradas: pasión por la enseñanza.  Seguro que sus posts te harán pensar y darle vueltas al tema que plantea y te dará una gran dosis de motivación.

 

El blog de Nuria Andreu

Aunque Nuria no hable de educación o de ser maestra, creemos que su blog puede ayudarte en tu camino como opositora. Es un blog… inspirador. Lleno de ideas para el crecimiento

personal, superar obstáculos y vivir una vida más plena y feliz. Sí, suena utópico, pero si pones en práctica sus consejos, seguro que te tomas el camino de opositora con otra filosofía. ¿Estás dispuesta a probarlo?

 

 

Esperamos que te gusten tanto como a nosotros estos blogs. ¿Tienes algún otro blog favorito de educación? ¡Compártelo con nosotros!

 

FormArte, el arte de formar