6 películas que toda maestra debe ver

¿Recuerdas en qué momento decidiste ser profesora?

¿Siempre quisiste serlo?

¿Por qué escogiste esta bonita pero dura profesión, en lugar de otra?

 

Estamos seguros de que si decidiste convertirte en maestra fue porque sientes pasión por la profesión, los niños y tienes el gusanillo de cambiar un poco el mundo.

 

Ser profesora es maravilloso pero es normal que, a veces, quieras tirarlo todo por la borda y te olvides de los motivos que te llevaron hasta aquí, ya sea porque estás atravesando una temporada mala en el trabajo o porque el camino a las oposiciones te está sobrepasando.

 

Tanto si es este tu caso como si no hoy traemos una sugerencia para ti.

 

Date unas horas libres.

Sí, como lo escuchas. Pon el aire acondicionado, hazte unas palomitas y siéntate en el sofá, hoy toca ver una película para recordar por qué eres profesora.

Como si te recomendamos solo una película nos arriesgamos a que ya la hayas visto, te traemos cinco distintas

 

6 películas que toda maestra debe ver:

 

Like Stars on Earth

Esta película trata sobre Ishaan, un niño que muestra muchas dificultades en la escuela. Estas provocan que Ishaan sea etiquetado de problemático por sus profesores, familia y amigos. Todo cambia cuando conoce al nuevo profesor que le ofrece un mundo lleno de posibilidades, vuelve a establecer la confianza con sí mismo y le acompaña hasta que Ishaan consigue sus sueños.

Like Stars on Earth habla de las dificultades de la dislexia y todas aquellas que se le asocian pero también trata del potencial que tienen todas las personas, sea cual sea su origen y las dificultades que presenten. Te va a alentar, como profesora, a buscar vías para llegar a todos tus alumnos, hacerles sentir partícipes de lo que están aprendiendo, no etiquetarlos y darles su propio espacio.

 

Profesor Holland

Holland es un músico que sueña con componer su gran obra pero decide cambiar de profesión y convertirse en profesor en una desorganizada escuela. Aquí descubrirá su verdadera vocación; tratar de impulsar los sueños de sus alumnos mediante la música a pesar de los retos a los que debe enfrentarse. El mayor de todos que su hijo, con discapacidad auditiva, pueda vivir su pasión por la música a pesar de las dificultades.

Esta película te despertará muchas emociones y verás cómo la enseñanza está muy por encima de las dificultades que pueda presentar cualquier alumno. El amor y la comprensión que transmite la película, te llegará al corazón.

 

La lengua de las mariposas

Es una película española ambientada en la segunda república. Don Gregorio es un profesor ya mayor que conoce a Moncho, un alumno temeroso que llega a la escuela. A lo largo de la película, ambos crearán un vínculo muy especial que logrará quitar los miedos y llenar de esperanza al pequeño.

En esta película verás el rol que tiene el educador hacia los niños pero, más importante aún, la bonita relación que se puede establecer entre un profesor y un alumno a pesar de las diferencias de creencias. Te hará replantear el contexto que envuelve a la escuela hoy en día y la importancia de abrirse más a las diferencias.

 

Hoy empieza todo

Es una película un poco distinta, ya que fue grabada con una técnica documental y participan tanto actores profesionales como naturales del medio educativo.

Daniel es el director de una escuela infantil en un barrio marginal de un pueblo del norte de Francia que tiene el 30% de su población en paro. Un día, la madre una alumna llega borracha a la escuela y deja allí a su bebé y a su hija de cinco años.  Daniel decide tomar cartas en el asunto y pide ayuda a la comunidad y a los padres de los alumnos, pero entonces su papel y trabajo como docente será cuestionado.

Es una película de denuncia a la falta de atención de las instituciones públicas hacia la educación infantil, la falta de apoyos a las familias más humildes y todas las injusticias que existen a nivel político-burocrático. Pero a la vez es un homenaje a todos los maestros, a su lucha por conseguir que la escuela no sea solo un lugar donde aprender, sino un pequeño oasis de luz y color en la vida de los niños.

 

Mentes peligrosas

Y terminamos nuestra selección con una película que tiene como protagonista a una mujer. Cuenta la historia de Louanne, una profesora que entra a trabajar en un instituto de Palo Alto, donde existen serios problemas sociales. La película refleja los obstáculos con los que se encuentra en un ámbito  conflictivo y con serias dificultades y diferencias, pero que con vocación y entrega se puede conseguir motivar a los alumnos.

Está película te mostrará como es posible educar desde el conflicto y la templanza y capacidad que necesitas como maestra ante ciertas situaciones y problemas. Te demostrará, una vez más, que la comunicación es fundamental y que hay veces que se necesitan cambios y métodos educativos menos ortodoxos. No tengas miedo a salirte de la tangente y buscar otras formas de enseñar y conectar con tus alumnos.

 

Matilda

Los padres de Matilda casi no se dan cuenta de su existencia, y la animan a ver la televisión antes que a estudiar. Matilda por el contrario descubre la literatura y comienza a leer, cuando llega al colegio su maestra descubre que tiene una inteligencia extraordinaria, además de poderes telequinesicos y con ellos vencerá a la directora del cole la señorita Trunchbull.

Una película llena de magia en todos los sentidos, que como otras de las que tenemos en la lista nos harán darnos cuenta de la importancia de los maestros que se implican en la enseñanza de sus alumnos. Ahora mismo estoy en la academia, en FormArte, y detrás del ordenador veo nuestra Cuentería y pienso lo mucho que le habría gustado a Matilda, con tantos cuentos, tantos libros… como los que ella leía para escapar de la vida que le ofrecían sus padres. A través, de los libros ella se evadía e iba a otros mundos, dejemos que nuestros alumnos descubran esos mundos.

 

¿Te animas a ver estas películas? ¿Tienes alguna otra recomendación?

 

¡Esperamos que disfrutes de tu sesión de cine y termines con energías renovadas!

 

FormArte, el arte de formar

 

 

¿Es posible trabajar y opositar a la vez?

Trabajar y opositar es posible.

Sí, como lo oyes, hemos visto de todo, no solo maestras, alumnas que trabajaba en bares, tiendas o en hoteles con turnos de noches, fines de semana, horarios partidos, alumnos con varios trabajos…y es posible!!!

 

 

No es fácil, no hay que tomárselo a broma, es realmente jodido y te va a costar, tanto física como psicológicamente.  Pero, ¿hay algo que no puedas alcanzar si te lo propones?

 

Ya respondemos nosotros por ti: NO.

 

Puedes con esto y más.

 

Es evidente que, si pudieras elegir, no escogerías trabajar y opositar al mismo tiempo, pero las circunstancias te han llevado a este punto y tú has decidido liarte la manta a la cabeza e ir a por todas.

 

Como punto de partida, debes asumir que opositar en esta situación implica sacrificio y esfuerzo. Tendrás menos tiempo libre y de ocio y tras la jornada laboral debes ser consciente que tocará ponerse a estudiar.

 

Sin embargo, tienes la tranquilidad de que trabajando tienes una serie de ingresos fijos que te permiten tomártelo con cierta tranquilidad, no necesitas aprobar con urgencia. No te agobies porque no sirve de nada.

 

La planificación será la llave del éxito

Para trabajar y opositar a la vez, se necesita saber gestionar el tiempo eficazmente y tener una buena planificación (y eliminar los ladrones de tiempo de tu vida). Y lo que es más complicado aún, mantenerla a largo plazo.

Primero de todo, decide en cuánto tiempo quieres prepararte las oposiciones. En función de esta decisión, reparte el temario a lo largo de ese periodo y fíjate metas.

 

Es fundamental tener una planificación de horas semanales. No tienes porque estudiar la misma cantidad de horas cada día, distribuyelas en función de tu rutina. Por ejemplo, si

un día terminas antes de trabajar puedes dedicarle más horas que otro día que termines más tarde.

Si tienes un horario fijo de estudio, o una rutina marcada, el cerebro se acostumbra. Si todos los días, te levantas de la siesta a las 16:30, te preparas un café, y a las 17:00 te pones a estudiar, tu cerebro se va a acostumbrar y después de varios días, a las 17h estará listo para ponerse en faena. Y no te olvides del mindfulness puedes prácticarlo siempre unos minutos antes de estudiar y te ayudará a concentrarte. Os dejo una nueva adquisición en nuestra cuentería que es útil para mayores y para pequeños.

 

 

Decidir si quieres hacerlo por libre o con una academia.

Hoy justo tuvimos una llamada de una alumna que se prepara por primera vez y estaba indecisa, si hacerlo por libre, por preparador o con una academia. Eso depende de ti y de cómo te veas. Si crees que necesitas una ayuda externa, confiar en una academia puede ser una buena decisión. Hay muchas academias que tienen clases los fines de semana o que te permiten hacerlo de forma online. La parte positiva de confiar en una academia es que podrán ayudarte a planificarte, te quitarán el trabajo de tener que buscarte la vida tu sola y contarás con un apoyo especializado, te guiará y te acompañará durante todo el proceso.

 

Sea como sea, busca apoyo a tu alrededor sobre todo si te preparas por libre. Habrá momentos de bajón y de no poder más, por lo que es necesario tener puntos de soporte que te ayuden a remontar. También puedes buscar grupos de facebook o comunidades en internet donde encontrar a otras opositoras; la unión hace la fuerza, créenos.

 

Los benditos truquillos nemotécnicos para ir repasando

¿Por qué no aprovechar el trayecto al trabajo o cuando sales a correr para seguir repasando? Estás trabajando y es evidente que no cuentas con todo el día para ponerte delante de los libros pero eso no significa que no puedas estudiar y repasar.

No todas las técnicas sirven para todos, debes encontrar aquella que te funcione mejor. Puedes usar fichas con notas de conceptos claves o ponerte post-its por casa para verlos y repasar.

Si te gusta leer antes de irte a la cama, puedes aprovechar media horita para leerte de nuevo aquello que hayas estudiado ese día o el día anterior. No es un capítulo de tu novela favorita, pero esa lectura nocturna te va a ayudar con tus oposiciones.

Otra opción fantástica es grabarte los temas, ponértelos en el móvil y escucharlos cuando vayas a correr, a pasear a tu perro, o cuando te desplaces de un lado a otro. Parece una tontería pero tu cerebro estará reteniendo la información mientras haces cualquier otra cosa.

 

No te olvides del relax y el ocio

Es muy fácil caer en la vorágine de trabajar y opositar a la vez y descuidar nuestra vida personal. Y aquí entra tanto tener un hábito saludable como disfrutar del tiempo de ocio. No descuides tu alimentación, hacer algún tipo de ejercicio físico ni dormir entre 6 y 8 horas diarias. Es imprescindible tener energía suficiente para concentrarse como es debido y rendir al máximo, hay alimentos que ayudan a la concentración y descansar para rendir es fundamental.

Pero tampoco dejes de lado la desconexión. Márcate un tiempo a la semana para salir con tus amigos, pareja o familia y hacer aquello que te gusta. Ir al cine, de excursión, salir a cenar fuera o a bailar. No te dejes de lado y mímate.

Motivación NON STOP

Solemos empezar muy motivados y, con el paso de los días, vamos perdiendo la motivación a causa del ritmo frenético de nuestra rutina.

 

¿Cómo mantener esa motivación? Piensa en la vida que aspiras a conseguir (y que vas a conseguir, sin duda alguna) y visualízala. Hazlo cuando te levantes, cuando debas ponerte a estudiar o cuando notes que te fallan las fuerzas. Pero no solo eso, dedica 5 minutillos antes de ir a dormir a imaginar cómo cambiarán las cosas cuando consigas esa plaza.  Deja de lado los miedos, los “no puedo” y cualquier obstáculo que te esté quitando fuerzas. No tienes tiempo para perderlo con pensamientos negativos.

 

 

Trabajar y opositar no es una tarea sencilla, pero es apta para heroínas como tú. Para mujeres valientes que hacen malabares pero acaban consiguiendo todo aquello que se proponen. Sabemos que eres capaz superwoman.

No estás sola, tienes muchas posibilidades y desde FormArte te enviamos toda la energía y fuerza del mundo, y estaremos aquí para hacerte reír, para motivarte y para superar a tu lado las oposiciones.

 

Formarte, el arte de formar

 

Érase una vez….

¿Te gusta leer? Ay la lectura… poder evadirse durante un buen rato de todo y centrarte en una historia que te guste, ya sea de intriga, romántica, de miedo o dramática. Meterse tanto en un libro que sin darte cuenta te han pasado ya 2 horas y terminas acostándote a la 1 de la madrugada, ¿Te suena?.

En FormArte, nada más abrir la puerta encuentras nuestra cuentería, para mí uno de los rincones favoritos. Las alumnas alargan 5 minutos más del descanso del café aquí, mirando los cuentos nuevos, comparte unas con otras “con este hice yo una actividad en clase”, “mira este para trabajar la familia que divertido”… y no sólo cuentos, también tenemos libros para ellas como maestras, libros de PNL, de educación emocional…

 

Leer es un placer y es fundamental transmitir a los más pequeños el gusto por la lectura y, en su caso, por los cuentos.

 

Gianni Rodari decía:

“El primer conocimiento de la lengua escrita no ha encontrado ningún itinerario más rico, más lleno de color y más atractivo que un libro de cuentos”.

 

A través del cuento podemos introducir a nuestros alumnos el gusto por la literatura, que es la base esencial para la cultura. A medida que la narración o el relato es presentado, se motiva e incita a los alumnos a introducirse, mediante el lenguaje, en mundos distintos al suyo. Es una fuente para aprender, comprender, escuchar, saber y pensar.

BENEFICIOS DE LOS CUENTOS

Pero los cuentos no solo son interesantes en la educación porque llevan la mente del niño más allá del presente, también aporta aprendizajes del mundo físico y social que les rodea, de las cosas, fenómenos y relaciones, actitudes, normas y valores.

 

El valor de los cuentos radica en dos aspectos fundamentales:

  • Ofrecer una visión animista del mundo
  • Los cuentos expresan problemas existenciales típicos de los niños.

 

Pero no son solo estas las virtudes de los cuentos. Por medio de los cuentos, se puede empezar a reconocer la estructura de la lengua, el cambio de significado que tienen las palabras, el sentido de las pausas, la diferencia entre relato y diálogo. El cuento usa recursos expresivos y plásticos que ayudan en la comprensión del texto a la vez que potencian habilidades necesarias para el uso de la lengua escrita.

 

Todo lo que pueden aportar los cuentos a tus alumnos, podríamos resumirlo en los siguientes puntos:

  • Los cuentos infantiles ofrecen la posibilidad de traducir la fantasía de los niños en palabras mientras despiertan y desarrollan la sensibilidad hacia la belleza del lenguaje.
  • Ponen en contacto al niño/a con la realidad, los prepara para la vida dado que se les da la oportunidad de conocer hechos y situaciones distintas a las suyas y a saber cómo pueden resolverlas.
  • Facilitan la estructuración temporal de la mente infantil mediante la comprensión de la simultaneidad y la sucesión ordenada de hechos en el tiempo.
  • Les inician en el código moral; el concepto de bueno y malo y la aproximación a virtudes como el respeto, la honestidad, la generosidad… de forma que ayudan a superar su egocentrismo y a preocuparse por los demás.
  • Satisface su deseo de saber y la curiosidad infantil. Los cuentos ofrecen informaciones y conocimientos de una forma concreta, atractiva y accesible.
  • Ayudan a descargar momentos de ansiedad y agresividad, a eliminar miedos y tensiones. Los cuentos intentan transmitir consuelo, esperanza y confianza en el final feliz y el triunfo del bien sobre del mal.
  • Dan la oportunidad de vivir con la imaginación lo que le gustaría ser y hacer mediante la identificación con los personajes del relato.
  • Desarrollan la fantasía infantil. El carácter vivo de los personajes, las escenas y situaciones contribuyen a educar la imaginación infantil. Así mismo también les ayuda a distinguir entre fantasía y realidad.
  • Los cuentos son una forma excelente de aprender, de manera natural, la lengua, tanto materna como no.
  • Favorecen la relación y el nexo entre adultos y niños; es un medio sencillo y eficaz de establecer una corriente de simpatía y afecto.
  • Les ayuda a evadirse y a concentrarse desarrollando su inteligencia de forma intencionada.

 

Los cuentos son esenciales en cualquier etapa, pero podemos afirmar que sin ellos, la educación infantil sería inviable. Como profesora deberías incluir rutinas que sumerjan a los más pequeños en este mundo de imaginación y fantasía, acercarles los cuentos y, con suerte, abrirles las puertas a una afición que les durará toda la vida.

 

LOS CUENTOS EN EL AULA

Seguro que como maestr@ ya utilizas en el aula mil dinámicas diferentes a través de los cuentos y los libros, ¿conoces estás?

  • Storytelling, o lo que es lo mismo contar historias que conecten con el alumnado que les haga sentir. Uno de los rasgos más importantes que desarrolla en nuestros alumnos el uso del storytelling es la inteligencia. Para Howard Gadner la inteligencia es “la capacidad mental de resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas”, pero añade que al igual que hay cantidad de problemas para resolver, no solo poseemos una sola inteligencia sino que cada individuo posee 8 tipos y que desarrolla de un modo y a un nivel particular, usando cada una de manera personal y única…
  • Mi libro favorito: una actividad que gusta tanto a padres, a alumnos, como a nosostras maestras es crear un libro con los cuentos o libros preferidos desde nuestros alumnos. Cada semana uno de nuestros alumnos puede traer su libro favorito, el que le gusta leer antes de dormir o el que se lleva cada vez que se va de vacaciones. Nos lo presentá y nos dirá porque le gusta tanto. Con esos datos iremos creando “una enciclopedia” con los libros favoritos de nuestra clase. Así daremos ideas a los padres de libros que les pueden gustar, a nosotras para nuestra propia biblioteca y el niño la oportunidad de llevarnos su libro favorito.
  • A través de los cuentos podemos trabajar actividades de creatividad, de psicomotricidad, trabajar la salud, las diferencias, podemos llevar a cabo incluso talleres… si en el libro hacen una fiesta ¿por que no la vamos a hacer nosotros? podemos hacer las invitaciones, preparar la decoración, pensar el menú, ¡incluso hacer una tarta!

Hoy en día existen miles de cuentos preciosos para todas las edades que puedes emplear en tus clases. ¡Solo es cuestión de explorar un poco!

FormArte, el arte de formar

 

5 Dinámicas para trabajar las emociones en el aula

 

En nuestro último artículo te contábamos por qué era importante trabajar las emociones en el aula y cuáles eran sus beneficios. Te prometimos ejercicios para trabajarlas en clase, y … ¡aquí estamos!

Hoy nosotros te traemos algunas dinámicas para poder trabajar las emociones en el aula.

1. El semáforo
Objetivo: Comprender cómo reaccionar en momentos de enojo.
Material: Cartulinas de color rojo, amarillo y verde.
Ejercicio: Sentamos a toda la clase en círculo y le damos a cada alumno una cartulina roja, una amarilla y una verde. Vamos a describir situaciones conflictivas que puedan provocarles enfado, como por ejemplo, que quieran algo y no se lo compren, que quieran jugar con un juguete con el que quiere jugar otro niño, etc. Después de exponer la situaciones, pediremos a un niño que responda a la situación. El resto de los alumnos deberá valorar su reacción levantando la cartulina verde si creen que ha parado a pensar y actúa de forma comprensiva, la amarilla si su reacción muestra signos de enojo pero no es desmesurada y roja si no hay un razonamiento y es una reacción desmesurada. Después valoraremos la respuesta y explicaremos cómo se podría reaccionar en estas circunstancias.
Una forma alternativa de realizar la actividad, es exponiendo directamente la situación y la reacción y valorándola. Hay un montón de maneras de trabajar el semáforo ¿Cómo lo trabajarías tu?

2. Ponerse en el lugar del otro
Objetivo: aprender a tratar a los demás, crear confianza.
Material: papel y lápiz
Desarrollo de la actividad: Recortamos cuadraditos de papel y damos un papel y un lápiz a cada alumno.
Cada alumno escoge a otro de forma secreta (en su pensamiento) y escribe en el papel lo que esa persona que ha elegido debe hacer y firmar el papel con su nombre. Por ejemplo: Yo Paula, quiero que Alejandro haga el pino.
Después de que cada alumno haya escrito su deseo, deberá doblar el papel y entregárselo al profesor. Este coje todos los papeles y exploica que el juego consiste en “no hacer a los demás lo que no quieres que hagan contigo”.
A partir de aquí, el profesor irá leyendo cada papel y el alumno deberá hacer lo que ha escrito en su propio papel. Todos deben participar.
Es una forma fantástica de aprender a tratar a los demás como quieres que te traten a ti y a respetar a todos y cada uno de los compañeros.

 

3. Confianza: “ El Lazarillo”
Objetivos: conseguir una confianza suficiente para que se pueda dar la colaboración.
Material: pañuelos o venas para tapar los ojos.
Desarrollo: La mitad del grupo tiene los ojos tapados. Están agrupados de dos en dos (un ciego y un guía). Los guías eligen a los ciegos, sin que éstos sepan quien los guía. Durante diez minutos, los lazarillos conducen a los ciegos, después hacemos un cambio de papeles (se escoge pareja de nuevo, ahora escogen los que antes habían estado ciegos).
Una vez terminada la segunda tanda, se hace un coloquio en grupo para compartir la experiencia: ¿Cómo se han sentido al hacer el papel de ciegos? ¿Se han sentido acompañados y seguros? ¿Qué es necesario tener en cuenta para que los demás se sientan comprendidos y acompañados?

 

4. La caja de las emociones
Esta actividad está pensada para ser llevada a largo plazo, por ejemplo, durante todo el curso escolar. Antes de implementar la caja de las emociones en clase, sería aconsejable trabajar las emociones y las características de estas con los alumnos. Se puede adaptar en función del grupo de alumnos y sus necesidades.
Objetivos:Conseguir que los alumnos y alumnas adquieran conocimiento de las distintas emociones y aprendan a comunicarse emocionalmente.
Materiales: Caja de cartón o plástico, papeles o cartulinas y rotuladores.
Desarrollo: Con todo el grupo de alumnos escribimos en la caja el nombre de las distintas emociones y un dibujo representativo de cada una (¡los emoticonos pueden ser muy útiles!). Colocaremos la caja en un lugar visible de la clase y accesible a todos los alumnos. La finalidad de la caja es que sea como un buzón dónde los alumnos puedan expresar, por escrito, sus emociones y sentimientos. La idea es que cada alumno pueda describir una situación concreta y la emoción que le ha provocado, sea positiva o negativa. No se puede obligar a ningún alumno a participar, pero como lo mejor es predicar con el ejemplo, puedes empezar tú poniendo algún mensaje en la caja.
Una vez al día o a la semana, se pueden leer las notas introducidas en la caja y empezar una charla a nivel grupal sobre las situaciones y emociones expresadas.

A partir de esta actividad podemos profundizar en el conocimiento de las distintas emociones y a la vez, desarrollar un trabajo preventivo respecto a posibles conflictos que surjan en clase.

 

5. El tarro de las buenas noticias:
Objetivo: Potenciar el optimismo y los pensamientos positivos de los niños.
Materiales: Un tarro, papel y lápices.
Desarrollo: Esta actividad es muy simple y está pensada para ser llevada a cabo a largo plazo, durante un trimestre o durante todo el curso escolar.
Cada vez que ocurra una buena noticia en el contexto de la clase (por ejemplo, un cumpleaños, el nacimiento de un hermano o hermana, un logro personal de algún niño, etc.) , los alumnos deben escribirlo o representarlo con algún dibujo y ponerlo dentro del tarro. El contenido del tarro puede ser revisado de forma semanal o mensual y ser hablado y festejado por toda la clase. Se puede hacer un mural e ir poniendo todas las buenas noticias que van sucediendo durante el curso, por ejemplo.

 

 

Estas son algunas de las dinámicas que se pueden llevar a cabo para trabajar las emociones, pero como ya te comentamos, existen mil formas de hacerlos. Busca aquellas actividades que puedan motivar más a tus alumnos y ponlas en práctica. Es muy positivo comentar a nivel grupal las sensaciones y emociones experimentadas con la actividad y qué han aprendido acerca de ellas.

 

FormArte, el arte de formar

 

 

¿Vas a empezar a opositar? 5 Rutinas para empezar en verano.

 

Hoy queremos traerte unos consejillos para que empieces a coger algunas rutinas y a mentalizarte por lo que vendrá después de vacaciones: Prepararse las oposiciones.

Ya te lo contamos, no es un camino fácil, pero tampoco imposible. Con un buen planning, paciencia, perseverancia y una buena rutina, seguro que vas a conseguirlo.

 

Y ¿por qué no empezar a tomar algunos hábitos en vacaciones?

En un primer momento puede darte pereza, lo sabemos. Independientemente de cuánto tiempo tome adquirir un hábito (hay opiniones muy diversas al respecto), lo que es seguro es que será mucho mejor ir poco a poco que querer incluirlos todos de golpe. Ya sabes lo que dicen: quien mucho abarca, poco aprieta.

 

Hoy te proponemos algunas prácticas para ir implantando poquito a poco durante el verano y así empezar con buen pie a preparar las oposiciones cuando llegue el momento.

 

5 rutinas para empezar en verano antes de opositar

 

Planificarte

Primero de todo, es importante que sepas bien qué requisitos son necesarios para opositar y en qué consisten las pruebas a nivel general. Decide cómo quieres prepararlas: si por tu cuenta o quieres contar con el soporte de una academia o preparador. Y ves pensando cómo vas a organizarte. No es necesario que lo planees todo al detalle, pero sí que tengas consciencia de todas aquellas actividades y obligaciones que vas a llevar a cabo además de preparar las oposiciones, y cómo vas a distribuir tu tiempo. Y  ya que hablamos de planificación, hacerse con una agenda, libretas, clasificadores, etc., tampoco es una mala idea. ¿Recuerdas la ilusión de ir a comprar y estrenar el material cuando empezaba el cole? ¿Por qué no recuperar esa magia?

 

Lee un poco cada día

No es necesario que empieces a leer el temario de las oposiciones, pero si puedes buscar libros y artículos de temática relacionadas con la educación. Explora aquellas ramas, técnicas o herramientas que te interesen más.

Establece una rutina de lectura diaria per ir tomando el hábito. Cada persona tiene  ritmos circadianos distintos; hay quien rinde mejor a primera  hora del día y quién es más nocturno. Busca aquel momento en que tienes más energía, te sientes más despierta e integras la información mejor. Puedes ir probando distintos horarios hasta que encuentres el que mejor encaje contigo.

 

Crea un espacio de estudio agradable

Piensa que vas a tener que dedicarle muchas horas al estudio y a las oposiciones. Puedes ir a la biblioteca, a algún café que te inspire, etc., pero probablemente también vas a pasar mucho tiempo en casa estudiando. Crea un espacio que te motive y que te permita seguir rindiendo. El lugar de estudio debe tener los elementos necesarios: mesa y silla adecuada para ti y espacio suficiente para organizarte.  Intenta disponer de un ambiente fresco y ventilado que mantenga una temperatura adecuada tanto en verano como en invierno.  Si puedes aprovechar la luz natural, mejor que mejor, ya que tu vista se cansará menos. Pero si eres nocturna, intenta usar dos focos, una luz cenital y una directa, para evitar hacerte sombra mientras estudies.

 

 

A moverse se ha dicho

Coger una rutina de deporte te ayudará a rendir mucho mejor en el estudio de tus oposiciones. No necesitas matarte durante horas, dedicar 30 minutos al día a hacer deporte tiene grandes beneficios durante las etapas de alto rendimiento académico. Es una forma estupenda de aliviar la ansiedad, mejorar la capacidad de concentración y la productividad. Además puede ser una vía de escape para olvidar durante un rato las oposiciones de lado. Ya sabes lo que dicen… mente sana in corpore sano. Tienes muchísimas opciones en función de tus gustos: running, kick boxing, yoga, pilates, natación, algún tipo de baile, rutinas de fuerza y tonificación. ¡Prueba y decide qué es lo que más te va!

 

Nutrición saludable

Mantener una buena alimentación es importante para todos los estudiantes. Lo fundamental no es tener un número de comidas fijas que debas hacer por obligación; lo importante es la calidad de los nutrientes que vas a ingerir.  Lo ideal es tener una alimentación rica en proteínas, vitaminas, carbohidratos y grasas saludables, ya que aumentará tu energía y productividad. Una dieta equilibrada y adecuada te ayuda a aumentar tu memoria y a mejorar tu capacidad de concentración y bienestar, por lo que tu rendimiento académico se mantendrá.

Sabemos que en períodos de más estrés o ansiedad, hay más predisposición en ingerir comida basura o no muy saludable provocados por el hambre emocional y que, además, no te saciarán. Apuesta por comida real y lo menos procesada posible.

 

 

Estos son nuestros consejos para que, durante las vacaciones de verano, empieces a prepararte y mentalizarte para las oposiciones.

Pero no olvides que lo más importante es desconectar y relajarse. ¡Aprovecha para coger fuerzas y disfrutar de las vacaciones!

 

 

 

Formarte, el arte de formar

 

 

Storytelling en el aula

Hoy te queremos hablar del storytelling en el aula; uno de los métodos más completos para aprender y fijar una lengua, tanto nativa como extranjera, especialmente en la etapa de primaria. ¿A quién no le entretiene una buena historia? Te aseguramos que a los más pequeños les fascina y, ¿qué mejor que aprovecharlo como herramienta educativa?

El storytelling existe desde hace siglos. Incluso antes de que se inventara la escritura, ya se contaban historias que se transmitían, de forma oral, de generación en generación con el fin de entretener, educar o difundir la cultura.

¿Qué es el storytelling y por qué es útil usarlo en el aula?

Con el nombre de storytelling entendemos lo que, comúnmente, llamamos narrativa. Por todos es sabido que a los niños hay que contarles cuentos, pero, ¿por qué contar historias en el aula es tan útil? Te damos algunas razones para que implantes este recurso cuanto antes en tu aula:

 

  1. Porque son divertidas, involucran a los alumnos y ayudan a que muestren una actitud positiva frente a la lengua.
  2. Los niños y niñas se involucran personalmente en las historias porque se identifican con cierta facilidad con los personajes. En cierto modo, viven esa historia.
  3. Favorecen su creatividad e imaginación que es una de las primeras fuentes de resolución de problemas en los niños.
  4. Escuchar historias además hace que los pequeños sean conscientes de la entonación y el ritmo, factores esenciales para la adquisición y posterior uso de una lengua.
  5. La narración permite trabajar muchos aspectos de la lengua, desde estructuras gramaticales hasta los lenguajes no verbales.
  6. A través de las narraciones se presentan contenidos culturales del país donde se habla la lengua, por ende, las narraciones fomentan el conocimiento y la relación intercultural.

 

¿Cómo puede funcionar un storytelling?

 

Queremos mostrarte distintas actividades que puedes llevar a cabo en el aula relacionadas con el storytelling.

 

  • Historias incompletas: Se presenta una historia sin principio, sin final o sin el desarrollo. El objetivo es que entre tus alumnos completen la parte que falta. Tanto puede hacerse de forma individual, en grupos o entre toda la clase.
  • Focalización y punto de vista: La misma historia se puede plantear desde el punto de vista de dos personajes (protagonista y antagonista, por ejemplo, o desde el punto de vista de un objeto o animal). También se puede alterar el punto de vista del narrador (como protagonista, personaje secundario o narrador externo). Con este ejercicio, tus alumnos van a aprender tanto a empatizar y ponerse en la piel de distintos personajes como a poner en marcha su creatividad e imaginación.

  • Orden temporal: Se puede jugar a cambiar el orden de la narración. Por ejemplo, alterando el orden cronológico usando el flash back.

 

  • Ambientación: Este recurso se basa en cambiar el tiempo y espacio de una historia y pone el foco en la fantasía de los alumnos. Por ejemplo, una historia ambientada en la época de los antiguos romanos, se pasa a ambientar en la actualidad y de esta forma, cambian los roles, costumbres y caracterización de personajes. Con este ejercicio no solo estimularán su imaginación sino que puede ser una excelente forma de aprender historia, sobre otras culturas o ¡lo que se te ocurra!

 

¡Un último consejo! Siempre es útil usar elementos extratextuales para motivar e involucrar más a los alumnos en una historia. Por ejemplo imágenes, objetos, efectos sonoros o luz. Añadiendo atrezzo a las historias, cogerán los ejercicios con más ganas y el tiempo se les pasará volando. No hay excusas para no divertirse en clase.

No olvides que el uso del storytelling, además de todo lo que ya te hemos comentado, favorece el aprendizaje cooperativo entre tus alumnos. Si planteas los ejercicios para ser desarrollados en grupos o de forma global, propiciarás también un ambiente de intercambio de opiniones.

 

Una misma historia, además, se puede usar como hilo conductor que, a lo largo del año, desemboca en todo un conjunto de actividades. En otro artículo te explicaremos cómo puedes llevarlo a cabo.

 

¿Te animas a empezar a usar el storytelling en clase?

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Experiencias cristalizantes y paralizantes

Esta nueva publicación en el blog también  está en: https://www.academiaformarte.com/blog-11

Ya David Feldman en 1980 utilizó el término de experiencias cristalizantes, para definir lo más señalado en el desarrollo de talentos, habilidades o capacidades de un individuo, estas experiencias suelen producirse durante la infancia y se dan en una o varias inteligencias, el mismo autor nos lo ejemplifica con Einstein y como a partir de ver una brújula magnética a los 4 años le motivó para querer averiguar todo ese proceso a sus ojos mágico, activando así su genialidad.

Experiencia Paralizante

Me reitero cuando digo como en otros post, que ya está todo inventado,¿y os preguntaréis porqué hablo de esto? si es que no la hay más tonta que yo…, tuve una preparadora como compañera aquí en la academia Formarte, a la que la escuché por primera vez el término “experiencias cristalizantessss” y lo mejor de todo es que lo acuñaba como propio, como innovador y fántástico, pero… ¿queréis que os cuente un secreto? lo mejor de esto es que yo me lo creí, hasta ella se lo llegaría a creer, pero si buscamos la lectura positiva,eso es lo que tienen que hacer nuestros alumnos/opositores/compañeros en esta academia de oposiciones magisterio o en cualquier otra, hacer suya la terminología, tener la capacidad de adaptarla en sus programaciones y temas, tener esa capacidad de hacer de un hilo conductor la magia, que en ocasiones pienso, que solo está en la literatura contemporánea de la que nos nutrimos, tocando temas como la muerte, la diversidad, el acoso escolar(“Vacío”, “Te quiero casi siempre”, “Malena la Ballena”,Orejas de Mariposa”) y tantos más, con ilustraciones que también nos harán volar, crear nuestras propias historias.

Escaleras del aula

Thomas Amstrong tiempo después acuñó las “experiencias paralizantes” para hablar de las situaciones que desactivan, que inhiben o “cierran la puerta” al desarrollo del potencial de las inteligencias, las emociones negativas y de nuevo en la infancia, como el miedo, la vergüenza, la ansiedad y si miramos la sociedad en la que vivimos está repleta de factores ansiógenos, que harán que impidamos el normal desarrollo de una o varias inteligencias.

Cuando pasa el tiempo, nuestros alumnos/amigos, que optan por esa plaza en dichas oposiciones de magisterio, para ser funcionarios de carrera nos dicen, que no solo se han preparado para las opos, que les ha servido su paso por nuestro centro de formación para la vida, el ejemplo claro está en nuestra entrada a las aulas, al mundo del color, a la magia a través de la Lupa, a las historias para desaprender.

Entrada a las aulas, academia formarte en asturias

Quién no ha visto u oído, como unos padres riñen a su hijo por tocar un instrumento musical, mal sí, cansino puede que también, pero ojo como lo hacemos y nosotros como educadores e incluso los propios compañeros del niño cuando se han burlado y este se siente humillado por ese dibujo, creación artística sí.. feo también, pero volvemos a los modos, a los acercamientos hacia ese menor.¿QUIÉN no conoce, a esa mamá que apunta a su hijo/a a ballet? aunque camine como un patito y sobre todo.. sobre todo.. no le guste a la criatura y haga sentir rídiculo y pavor al TUTuuuu.Pero es que fulanita los lleva o es que yo toda la vida quise bailar, jugar al fútbol o tocar la guitarra da igual.

Academia FormArte, el Arte de Formar opositores.

 

¿ Y TÚ PORQUÉ ERES MEDIOCRE?

La mediocridad se elige.

Desde hace años que disfruto de los escritos de Jorge Wagensberg y me siento muy cercano a su forma de ver el mundo y la capacidad humana de ser creativos.

En un artículo publicado en El País, opina que hay colectivos que funcionan y otros que no, que hay sociedades que funcionan y otras no, e incluso países que funcionan y otros que no.

Para él, lo que consigue que un colectivo funcione, lo que permite el triunfo o fracaso de una sociedad, radica en los valores individuales, el conocimiento, en la tradición y en la cultura que permiten que se produzcan encuentros y avancemos colectivamente.

En su visión para que el progreso continúe, plantea asomarse al conflicto humano entre dos conceptos extremos e inseparables: la creatividad y la mediocridad. El mediocre sabe que lo es porque ser mediocre es una decisión personal, dice el científico, afirmando que el mediocre no desea descubrir ese talento que todos llevamos dentro.

Está claro que el mediocre que lea esta afirmación dudará o negará que el mismo posea este talento, como tantas veces se lo habrá negado y hará lo mismo con todos los que le rodean. o quizá no, y salve a algún artista lejano.

Sin embargo, todos poseemos la capacidad creadora, nacemos con ella. Lo que haya sucedido en nuestro pasado, tanto social como familiarmente, es significativo pero no decisivo a la hora de elegir ser mediocre. 

La diferencia entre las personas que usan su creatividad y los que no la usan no reside en la inteligencia tal como ésta se mide en las pruebas de inteligencia, sino en su capacidad empática, en desde donde nos relacionamos con los otros  y somos los dueños de nuestro destino, con un alto conocimiento de nosotros mismos.

Todos estamos en un tris de caer en la mediocridad, es más laxa, más fácil.

Es mucho más fácil seguirse a uno mismo que trabajar para un proyecto de la índole que sea, poner las energía en algo que nos permita crecer tanto como persona o como profesionales.

Y no hablo ya de algo que nos haga transcender como personas, sino de algo que nos ilusione, motive o mueva interiormente.

El mediocre que elige este personaje, elige  no crecer, es un niño que aún no ha desarrollado su empatía.

Es aquel que se ríe de los demás y de su desgracia, esto tan español, el que se burla de las imperfecciones de los demás.

El mediocre se piensa perfecto o desea alcanzar la perfección. Y, como niños, son amantes de la destrucción y no de la construcción. Wagensberg dice: Construir es ir de cualquier parte a una parte muy especial, y para ello hay que invertir tiempo, talento y esfuerzo; destruir es ir de una parte muy especial a cualquier otra parte, y para ello no se requiere absolutamente nada.

El mediocre no ve la película completa, no tiene perspectiva ni de su vida ni del mundo, se conforma con lo inmediato, con el caramelo rápido, y no espera la recompensa del trabajo bien hecho, ni la del esfuerzo.

Sistémicamente los mediocres son unos excluidos de si mismos y solo encajan en un sistema de mediocres.

Por lo que excluyen a los que son diferentes y desean serlo, a los que ven la posibilidad del cambio y trabajan para ello. Los que se transforman.

Los individuos creativos parecen estar relativamente liberados de prejuicios y convencionalismos, y no les interesa particularmente lo que sus semejantes o cualquier persona piensen de ellos.

Tienen poco respeto por las tradiciones y reglas establecidas y por la autoridad en lo referente a su campo de actividad, prefiriendo fiarse de sus propios juicios.

Se dice asimismo que los varones creativos obtienen a menudo resultados altos en los tests de “feminidad”, lo cual indica que tienen una mayor sensibilidad y son más conscientes de sí mismos y más abiertos a la emoción y a la intuición que el hombre medio de la cultura occidental.

Dice  Wagensberg en su último libro que la creatividad es la principal fuente de autoestima y de equilibrio mental. Lo que destaca de las personas creativas es su confianza en sí mismos, su coraje, la flexibilidad, la alta capacidad de asociación.

También su capacidad intuitiva, así como la crítica, así como su imaginación, la curiosidad intelectual y las características afectivas de sentirse querido y protegido.

Tienen soltura y libertad, entusiasmo y tenacidad. Y se destacan por su profundidad.

Los mediocres destacan también por un racionalismo extremo, y un enfoque superficial.

Poseen falta de confianza y poca motivación. Escuchan poco y respetan excesivamente a la autoridad. Tienen un talante no crítico, no observador.

Y, de esta forma, al convertirme en mediocre acallo mi conciencia, es decir, sigo a la masa.

Ya se sabe que existe la fuerte creencia de que “al que sobresale en este mundo se le corta la cabeza”, luego es preferible callar ante las opiniones de los demás, silenciarse ante los primeros vaivenes. “Las ideas hay que llevarlas por dentro”, me aleccionaba mi padre y afortunadamente no le seguí en eso.

Afortunadamente sobresalí y me convertí en creativo y creador, finalmente, de mi vida. Hoy me dedico a acompañar a aquellos que desean salir de esa mediocridad vital para vivir en esta época de incertidumbres tan creativas.

LAS OTRAS TIC: Ternura, Interés y Cariño

 

Estamos embaucados en un mundo tecnológico, presente en nuestras vidas, trabajos, casa…todo es estar conectados y  avanzar hacia las tecnologías innovadoras, SIEMPRE MAS, es un slogan de una de las operadores de telefonía móvil…pero en este caso más tecnologias, significan menos en los ámbitos.

Las TIC constituyen en fenómeno social de gran trascendencia. Según el Informe de la Fundación Telefónica “La Sociedad de Información en España 2014”.Casi el 80% de la población accede a Internet a diario y lo hace mayoritariamente a través de un dispositivo móvil.

¿Pero qué es lo que aportan las nuevas tecnologías a la educación?

Parece que además de comodidad, rapidez, sencillez, y la mejora de la productividad en general, suponen un cambio radical en el proceso educativo. La incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la educación abre un amplio abanico de oportunidades y posibilidades en el sector educativo contribuyendo a la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje, elimina barreras geográficas, se presenta como un potente recurso pedagógico que puede actuar como catalizador del aprendizaje, así como una valiosa herramienta para alumnos con necesidades educativas, y un largo etcétera pero… ¿nos ocultan las pantallas táctiles y la realidad aumentada la verdadera mirada de los alumnos? ¿Cuándo fue la última vez que miraste a alguien a los ojos? ¿De qué color son los ojos del niño de la primera fila? o simplemente ¿te fijaste que tu compi se cortó el pelo, o que lleva sin sonreí unos días?…No verdad… no te fijaste no levantaste tu mirada del móvil, Tablet, libro de texto…se te olvido mirar que es lo que pasaba a tu alrededor.

 

Pero para mí las mejores TIC que yo tengo en mi casa, en mi clase y que año tras año me funcionan  son: LA TERNURA, EL INTERÉS Y EL CARIÑO.

A veces los maestros, profesores , perdemos el norte, actuamos como si fuesen máquinas nuestros alumnos, como si estuvieran programados para aprender, de estudiar, de repetir, de obedecer. Nooooo, eso no son nuestros niños, son personas, son la mejor selección de los seres vivos: son niños Son el futuro de la sociedad, ¿cómo queremos que actúen en ese futuro? ¿Cómo máquinas o con corazón? Yo prefiero una sociedad dirigida con y desde el corazón.

 

Los docentes tocamos vidas para siempre, escribimos y dejamos huellas en los corazones de nuestros alumnos, por eso debemos hacerlo con mucha ternura, creatividad y alegría. Capaz de encontrar la inspiración en cualquier persona que tenga algo que aportar-

Creo que educar es algo más emocional que curricular. ¿Y porque educar con ternura, interés y cariño? ¿Y por qué no? Piénsalo.

No es fácil educar a los niños, no viene con manual de instrucciones, ni con botón on /off. Los niños crecen seguros de sí mismos y con buena personalidad cuando los padres y educadores les hemos transmitido esa seguridad y confianza que les va a permitir entre otras cosas, asumir la responsabilidad de sus actos. Sin ternura ni cercanía no puede haber aprendizaje. Uno no aprende de aquel al que teme, ni de aquel al que observa desde la lejanía impuesta por una barrera invisible de frialdad. Sin ternura no hay mirada cómplice. Y sin mirada cómplice, la educación está perdida. Porque la confianza y la ilusión son motores incombustibles e imprescindibles. Ternura en el trato, comprensión, apoyo, guía y mano tendida. Para ayudar a levantarse cuando uno cae, para ayudar a percibir el mundo como un lugar que merece la pena

 

¿Es posible que tus alumnos o hijos disfruten al sentarse delante de los libros para estudiar? Si,  si existe la motivación y el impulso para ello, claro que  si. Para que haya interés tiene que haber una motivación, pero no solo por parte del alumno, sino también nuestra, de los maestros. Los docentes somos algo parecido a unos comerciales, sí, unos comerciales. Porque lo que hacemos es vender un producto, “el del conocimiento”. Y vender un producto, sea el que sea, no es fácil. El buen comercial es aquel que es capaz de llegar al corazón del consumidor, que es capaz de convencerle con argumentos sólidos, que es capaz de hacerle creer que realmente necesita consumir ese producto, de crear esa necesidad .Y ¿Cómo hacer que se interesen por lo que les queremos enseñar? Es necesario que  se emocionen con lo que hacen, que les despierte sentimientos es fundamental para que quieran aprender más y más. Es importante partir del interés de los niños y buscar actividades adecuadas a la edad de cada niño. Podemos realizar actividades con los niños para que aprendan a aprender en otros ambientes, visitas interactivas a museos, exposiciones… Hoy, educar no es enseñar contenidos, es enseñar caminos; es dar alas a la creatividad y encenderle una vela a la imaginación; es hacer que un ánimo apagado se ponga a caminar y que quien había perdido la esperanza vuelva a soñar. Educar es saber mover un corazón. El buen maestro ya no es solo aquel que enseña, es aquel que inspira y despierta en el alumno las ganas de crecer.

Al menos así lo entendemos en nuestra Academia y  se lo transmitimos del mismo modo también a nuestras niñas, maestras de presente y funcionarias de futuro.

Y  el cariño, con mayúsculas, del de verdad, del que vale ,del que es para siempre… del que da “abrazos calentitos” y toca el corazón, cuando tus niños te ven triste y te besan, o te diste otro golpe en la rodilla con la mesa y te abrazan con el corazón. Ese cariño que te hace ver al alumno que tienes en frente como el niño que es, con sus temores, sus sueños, sus alegrías.

 

A la educación de hoy en día no le faltan más horas de matemáticas, ni de lengua, ni de science. A la educación de hoy  lo que le falta es alma. “La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza – decía Howard G.  – , sino de corazón a corazón”. El buen maestro ya no es solo aquel que enseña, es aquel que inspira y despierta en el alumno las ganas de crecer.

Trabajo…niños..familias…amor?

Qué bonito, hablar de la neurociencia, de la necesidad de que los niños sean felices, aprendan felices, se desarrollen felices…que bien suena, que bonito es…pero ¿y cuando no es así? Cuando ese niño ha pasado por maltratos, abandono, negligencias emocionales… ¿qué pasa con esos niños ? Llevo toda la semana dándole vueltas, quizás porque el otro día estuve trabajando el tema 7″ La familia” con mis alumnas de infantil en la Academia.

FAMILIA, que palabra tan grande, tan bonita, si cierras los ojos y piensas en familia a todos nos viene una imagen ¿verdad?… El diccionario de la lengua española la define como :  un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas. Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Como ves, cada uno contesta a un aspecto diferente, grupo de personas, derechos…pero ¿y el amor, el cariño? ¿La protección, el cuidado? ¿ el sentirme amado y arropado? Nadie habla de eso…de que me sirve tener personas a mí alrededor si no me quieren, si no soy valiosa para ellos…

Casi ningún padre está dispuesto a admitir que no ama a su hijo, pero los hay…conozco casos de… tengo un hijo, para que mi padre vea que tiene nietos, otros para no separarse o por cumplir o por entretener a la mujer…tanto se ve en los coles y en nuestras ciudades…Y el problema es que  esto sucede con más frecuencia de lo que debiera y es muy doloroso.

Como decía antes las razones para esa falta de amor son muchas. Una de la más importantes sería que la decisión de tener descendencia no obedeció a un deseo consciente y suficientemente razonado, es un porque si, porque la sociedad lo dice, mi padre me lo pide, porque tengo que contentar a la mujer… No había un lugar en el corazón para ese niño y por lo tanto fue imposible construirlo y ahora ese corazón no sabe darlo.

La situación se complica cuando los padres se resisten a admitir conscientemente que sí, que esto les viene grande, que no es lo que pensaban, creían que iba a ser más fácil, en definitiva…que un hijo no les iba a cambiar la vida .  ¿Y el niño, todo esto como lo vive?  Siente que no encaja, que algo debe estar haciendo mal y se esfuerza el doble en….. Un niño que no es amado percibe que casi todo lo que hace molesta a sus padres. Y que nada de lo que haga es suficiente para que, por fin, ellos lo acepten. . Creará una autopercepción negativa y desarrollará una indefensión aprendida: tiene la sensación de que haga lo que haga el resultado siempre es el mismo, y por lo tanto, incontrolable. Las madres incluso dicen que el niño  la exaspera, que le saca de sus casillas .Pero el problema reside en el alto nivel de estrés que tiene, porque no sabe cómo interaccionar con el niño.

 

Sin embargo, basta con ver a un niño que no es amado y enseguida se detectan esas huellas indelebles de la falta de afecto…Cuando un niño no es amado, su corazón se rompe. Como no logra darle forma ni sentido al sufrimiento que experimenta, lo manifiesta de manera indirecta. Desarrolla comportamientos o ideas cuya función es dejar salir la angustia y el dolor que habita en su interior.

Algunas de las conductas que revelan la carencia de afecto en un niño son:

Se “invisibiliza” o lo intenta. Está ahí, pero es como si no estuviera. Trata de esconderse, de parapetarse, de “no existir”.

Tiene pocas habilidades sociales. Se siente incómodo o es muy transgresor cuando está con otros niños o adultos.

Se vuelve muy impulsivo. No logra contener la ira, o el llanto, o la risa, o cualquier emoción. Sus expresiones emocionales siempre tienen un tono exagerado.

Desarrolla miedos y fobias. A la oscuridad, a algunos objetos o animales, a ciertas situaciones. Son incontrolables para el pequeño.

Un niño que no es amado, sin afecto, se vuelve muy desconfiado. Muestra muchas señales de confusión y de inquietud. A veces son muy necios y otras, extremadamente acartonados y formales para su edad. En general, se les ve tristes, serviles y ansiosos por el refuerzo.

Piensa …seguro que conoces algún niño así!!!!

Todos los niños necesitan de caricias, abrazos y palabras cariñosas durante toda su vida. Especialmente en los primeros años, esas muestras de afecto son el alimento emocional imprescindible necesario para poder crecer: es una necesidad tan  básica, como comer o dormir. Ósea que si tienes un hijo, que nadie te diga, no lo cojas tanto, no lo achuches, no le acostumbres a tus brazos, no le des tantos besos que le pasas los virus…si puede que coja un virus llamado AMOR .

 

Esta claro que ningún padre es perfecto, pero una vez  que se tiene un hijo, sí o sí, hay que trabajar para que se sienta querido y acogido en la familia en la que va a crecer, aprender, va a sonreír y llorar…Nosotros casi siempre fuimos los que elegimos que nuestro hijo viniera a este mundo el Nooo. Hoy cuando llegues a casa, deja la lavadora sin poner, no recojas los platos…y siéntate con tu hijo, háblale, escúchale, abrázale y cógele en tus brazos como el día en que nació y mírale a los ojos y dile TE QUIERO, eres muy importante para mí y siempre lo serás, y perdóname por parecer una máquina que va a todo gas, acelerada ,detenme y bésame.