6 películas que toda maestra debe ver

¿Recuerdas en qué momento decidiste ser profesora?

¿Siempre quisiste serlo?

¿Por qué escogiste esta bonita pero dura profesión, en lugar de otra?

 

Estamos seguros de que si decidiste convertirte en maestra fue porque sientes pasión por la profesión, los niños y tienes el gusanillo de cambiar un poco el mundo.

 

Ser profesora es maravilloso pero es normal que, a veces, quieras tirarlo todo por la borda y te olvides de los motivos que te llevaron hasta aquí, ya sea porque estás atravesando una temporada mala en el trabajo o porque el camino a las oposiciones te está sobrepasando.

 

Tanto si es este tu caso como si no hoy traemos una sugerencia para ti.

 

Date unas horas libres.

Sí, como lo escuchas. Pon el aire acondicionado, hazte unas palomitas y siéntate en el sofá, hoy toca ver una película para recordar por qué eres profesora.

Como si te recomendamos solo una película nos arriesgamos a que ya la hayas visto, te traemos cinco distintas

 

6 películas que toda maestra debe ver:

 

Like Stars on Earth

Esta película trata sobre Ishaan, un niño que muestra muchas dificultades en la escuela. Estas provocan que Ishaan sea etiquetado de problemático por sus profesores, familia y amigos. Todo cambia cuando conoce al nuevo profesor que le ofrece un mundo lleno de posibilidades, vuelve a establecer la confianza con sí mismo y le acompaña hasta que Ishaan consigue sus sueños.

Like Stars on Earth habla de las dificultades de la dislexia y todas aquellas que se le asocian pero también trata del potencial que tienen todas las personas, sea cual sea su origen y las dificultades que presenten. Te va a alentar, como profesora, a buscar vías para llegar a todos tus alumnos, hacerles sentir partícipes de lo que están aprendiendo, no etiquetarlos y darles su propio espacio.

 

Profesor Holland

Holland es un músico que sueña con componer su gran obra pero decide cambiar de profesión y convertirse en profesor en una desorganizada escuela. Aquí descubrirá su verdadera vocación; tratar de impulsar los sueños de sus alumnos mediante la música a pesar de los retos a los que debe enfrentarse. El mayor de todos que su hijo, con discapacidad auditiva, pueda vivir su pasión por la música a pesar de las dificultades.

Esta película te despertará muchas emociones y verás cómo la enseñanza está muy por encima de las dificultades que pueda presentar cualquier alumno. El amor y la comprensión que transmite la película, te llegará al corazón.

 

La lengua de las mariposas

Es una película española ambientada en la segunda república. Don Gregorio es un profesor ya mayor que conoce a Moncho, un alumno temeroso que llega a la escuela. A lo largo de la película, ambos crearán un vínculo muy especial que logrará quitar los miedos y llenar de esperanza al pequeño.

En esta película verás el rol que tiene el educador hacia los niños pero, más importante aún, la bonita relación que se puede establecer entre un profesor y un alumno a pesar de las diferencias de creencias. Te hará replantear el contexto que envuelve a la escuela hoy en día y la importancia de abrirse más a las diferencias.

 

Hoy empieza todo

Es una película un poco distinta, ya que fue grabada con una técnica documental y participan tanto actores profesionales como naturales del medio educativo.

Daniel es el director de una escuela infantil en un barrio marginal de un pueblo del norte de Francia que tiene el 30% de su población en paro. Un día, la madre una alumna llega borracha a la escuela y deja allí a su bebé y a su hija de cinco años.  Daniel decide tomar cartas en el asunto y pide ayuda a la comunidad y a los padres de los alumnos, pero entonces su papel y trabajo como docente será cuestionado.

Es una película de denuncia a la falta de atención de las instituciones públicas hacia la educación infantil, la falta de apoyos a las familias más humildes y todas las injusticias que existen a nivel político-burocrático. Pero a la vez es un homenaje a todos los maestros, a su lucha por conseguir que la escuela no sea solo un lugar donde aprender, sino un pequeño oasis de luz y color en la vida de los niños.

 

Mentes peligrosas

Y terminamos nuestra selección con una película que tiene como protagonista a una mujer. Cuenta la historia de Louanne, una profesora que entra a trabajar en un instituto de Palo Alto, donde existen serios problemas sociales. La película refleja los obstáculos con los que se encuentra en un ámbito  conflictivo y con serias dificultades y diferencias, pero que con vocación y entrega se puede conseguir motivar a los alumnos.

Está película te mostrará como es posible educar desde el conflicto y la templanza y capacidad que necesitas como maestra ante ciertas situaciones y problemas. Te demostrará, una vez más, que la comunicación es fundamental y que hay veces que se necesitan cambios y métodos educativos menos ortodoxos. No tengas miedo a salirte de la tangente y buscar otras formas de enseñar y conectar con tus alumnos.

 

Matilda

Los padres de Matilda casi no se dan cuenta de su existencia, y la animan a ver la televisión antes que a estudiar. Matilda por el contrario descubre la literatura y comienza a leer, cuando llega al colegio su maestra descubre que tiene una inteligencia extraordinaria, además de poderes telequinesicos y con ellos vencerá a la directora del cole la señorita Trunchbull.

Una película llena de magia en todos los sentidos, que como otras de las que tenemos en la lista nos harán darnos cuenta de la importancia de los maestros que se implican en la enseñanza de sus alumnos. Ahora mismo estoy en la academia, en FormArte, y detrás del ordenador veo nuestra Cuentería y pienso lo mucho que le habría gustado a Matilda, con tantos cuentos, tantos libros… como los que ella leía para escapar de la vida que le ofrecían sus padres. A través, de los libros ella se evadía e iba a otros mundos, dejemos que nuestros alumnos descubran esos mundos.

 

¿Te animas a ver estas películas? ¿Tienes alguna otra recomendación?

 

¡Esperamos que disfrutes de tu sesión de cine y termines con energías renovadas!

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Opositora, no te dejes perseguir por los ladrones de tiempo

“El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar”

 

Esto lo dijo Teofrasto, un filósofo griego del siglo III a.C. y tropecientos años más tarde, sigue siendo una frase muy cierta y que no admite réplica alguna.

 

Probablemente a lo largo de la semana se escapa de tu boca más de una frase del estilo “no me da la vida para llegar a todo”, “no tengo tiempo”, “el día debería tener más horas”.

¿Te suenan?

Primero de todo, vamos a decirte que es mentira. SÍ TIENES TIEMPO.

 

Uno de los grandes problemas que tenemos en pleno siglo XXI es el tiempo y su gestión; nos cuesta horrores llegar a todo y focalizarnos a hacer aquello que debemos hacer.

El día tiene 24 horas y aunque te parezcan insuficientes, no lo son.

Este no es el problema, amiga.

El verdadero problema es cómo inviertes tu tiempo. Y durante la gestión del tiempo te vas a encontrar con los temidos ladrones de tiempo.

 

¿Te suena este concepto? ¿No? Pues hoy te contamos un poquito acerca de ellos para que sepas identificarlos y eliminarlos. De esta forma vas a ver como se multiplica tu productividad y eficiencia (y como tendrás más tiempo libre para ti y para hacer aquello que te gusta).

 

¿Qué son los ladrones del tiempo?

Los ladrones del tiempo es un concepto que explica los distintos factores negativos que te impiden sacar partido, de forma efectiva, del tiempo del que dispones.

 

Algunos ladrones de tiempo son inevitables y necesarios, otros en cambio, no lo son. Estos son los que debes intentar reducir o erradicar .Saber autogestionar el tiempo es una habilidad que, con práctica, puedes aprender.

 

¿Sabías que los ladrones de tiempo reducen un 60% tus horas efectivas de trabajo? ¿O que afectan a tu capacidad de concentración? ¿que cada vez que sucumbes a una tentación pierdes entre 6 y 9 minutos?

Los datos son un poco escalofriantes, ¿verdad?

 

Los ladrones de tiempo no solo te quitan tiempo sino que te alejan de aquello que realmente quieres conseguir; de tu trabajo, tus tareas, tus objetivos, tus metas y, al fin y al cabo, de tus sueños. Cada vez que te dejas vencer por los ladrones de tiempo, te estás alejando de aquello que persigues y les estás restando valor. 

 

¿Es eso lo que quieres?

 

¿Qué tipos de ladrones de tiempo existen?

Hay muchos ladrones de tiempo y con Internet y las nuevas tecnologías han aparecido muchos más que se suman a los que ya existían. Tenemos dos tipos de ladrones de tiempo; los internos y los externos. Y necesitas conocerlos bien para hacerles frente.

 

Los ladrones de tiempo externos son aquellas circunstancias que no dependen de ti y que no puedes controlar como por ejemplo, llamadas de teléfono, visitas inesperadas, reuniones de trabajo y, en general, cualquier interrupción que venga de fuera.

 

Los ladrones de tiempo internos son aquellas circunstancias tuyas que corresponden a tu forma de actuar y a la manera en cómo gestionas tu tiempo y tus tareas. Por ejemplo, los hábitos multitarea, no tener objetivos concretos y específicos, la falta de motivación, no ser capaz de dar respuestas negativas a los demás, el hecho de posponer, de procrastinar…

 

 

 

Ya ves por donde van los tiros. Debes estar empezando a ver cómo algunos de estos ladrones te han estado acechando, ¿puede ser?

 

Como cuando estás estudiando tus opos, escuchas una notificación de WhatsApp y miras quién te ha escrito, respondes y, de paso, abres instagram para ver qué están haciendo tus amigos. Si esto sucede cada media hora, ¿cuánto tiempo estás perdiendo?

No te preocupes, no eres la única, la mayoría de nosotros caemos en ellos.

 

Independientemente del tipo de ladrones de tiempo que más te acechen, una vez detectados, debes analizar cuáles son los que más frecuentemente te roban el tuyo. Eso dependerá de tu forma de ser, de tus hábitos de trabajo, rutina, etc.

 

Pinta un poco negro, pero ¿la buena noticia?

¡Tiene solución! Próximamente te contaremos cómo evitar estos ladrones de tiempo y ganarles la batalla. ¿Estás preparada?

 

Eso sí, ahora que lo sabes, ya no vale eso de decir: No tengo tiempo.

 

 

Desde FormArte queremos darte un último mensaje: no desprecies tu tiempo, no le quites importancia a tus metas y objetivos. Deja a un lado aquellas tareas intrascendentes y céntrate en lo que realmente te importa o en aquello que tienes que hacer para conseguir tus sueños. Y como recomendación un cuento, un cuento que deberían leernos nuestros alumnos o nuestros hijos a nosotros…

 

 

 

FormArte, el arte de formar

Creemos en tí opositora, hazlo tú también.

Tienes todos los ingredientes necesarios para conseguirlo. Tú, sí, tú opositora vas a lograrlo. ¿Lo sabes? Si aún no te lo crees, empieza a cambiar el chip y déjate de tonterías. Conseguirlo está en tus manos.

Haz oídos sordos a todos aquellos que no creen en ti. No pierdas tu tiempo con ellos, no se lo merecen. Quien te quiere bien, te apoyará, te dará calor, aliento y estará a tu lado. Aunque no sepan lo qué significa ser opositora.

Por mucho que no comprendan qué duro es, cuántas dudas te asaltan o ese miedo irracional que sientes al pensar en los años que llevas luchando, o los que te quedan por luchar. Antes que nada, deshazte de ese miedo. Échalo a patadas porque no sirve de nada. Solo te paraliza.
Y tú no has nacido par quedarte quieta muerta de miedo. Para nada. Tú estás aquí para sacar tus garras y pelear por lo que quieres.

Es tu sueño, ¿verdad?
Pues lucha por él. Cree en ti antes que en nadie y quiérete mucho.
No es fácil, lo sabemos. Noches en vela, largos días de estudio, encerrarse en casa cuando los demás se divierten, hacer malabarismos para llegar a todo, sacarle horas al día y quitártelas del sueño, dar uno, dos, tres o cinco años de tu vida para intentar cumplir ese sueño.

Nos quitamos el sombrero. Por lanzarte a vivir esta aventura, aún sabiendo que las ibas a pasar canutas. Por ser valiente. Eres una mujer bella, poderosa, decidida y con la vida por delante.
Este proceso, este camino tan jodido, te hará aún más fuerte. Prometido.

Cierra los ojos un minuto e imagina que ya lo has conseguido. Sí, lo has conseguido. Visualiza el momento, ponle todo lujo de detalles.

¿Cómo te sientes? Estás feliz, radiante. Lo has logrado. Sí, por fin. Lloras de alegría, gritas, ries, saltas de la emoción. Después de tanto tiempo, de todos los tropiezos y los obstaculos, has llegado a la meta.

Lo celebras con tus amigos, tu pareja, tu familia, con todos aquellos que sí creyeron en ti, que te han apoyado y con quienes has compartido esta etapa. Descorchas una botella de cava, de vino o de lo que sea y brindas. Por ti, por el futuro, por ser una mujer valiente, por tener los ovarios de apostar por ti. Focalízate en esa imagen y recuérdala. Tenla siempre presente cuando te fallen las fuerzas, cuando creas que no puedas más.

Porque sí que puedes más. Y llegará un día en que te levantarás y sabrás que lo has conseguido. Que ha sido jodido pero que aquí estás.

Aviso para opositoras: Cree en ti. Si no crees en ti, ¿Quién lo hará? Esta batalla la vas a ganar.

Paciencia, fuerza e ilusión. Porqué cuando te dejas la piel, cuando tienes fe en ti, cuando pones el corazón en lo que haces… Lo demás llega solo.

Opositora, no estás sola.
No desistas.
No dejes que la vida te pase.

Abraza tu meta. Deséala, anhélala.

Estamos contigo y queremos que vivas este sueño, y en FormArte queremos formar parte de él, no podemos prometerte la plaza (ni nosotros ni nade, que no te engañen), pero te guiaremos y te acompañaremos como si de tu familia se tratase, porque para nosotros nuestras opositoras son nuestra familia. Trabajaremos técnicas de neurolingüística, mindfulness, que te harán crecer a nivel profesional pero aún más en el personal. Pero sin tu compromiso, si no crees en ti, no funcionará, así que, vuelve a esa imagen, en el momento en el que te ves con tu sueño cumplido, y vete a por todas.

 

FormArte, el arte de formar

 

5 Dinámicas para trabajar las emociones en el aula

 

En nuestro último artículo te contábamos por qué era importante trabajar las emociones en el aula y cuáles eran sus beneficios. Te prometimos ejercicios para trabajarlas en clase, y … ¡aquí estamos!

Hoy nosotros te traemos algunas dinámicas para poder trabajar las emociones en el aula.

1. El semáforo
Objetivo: Comprender cómo reaccionar en momentos de enojo.
Material: Cartulinas de color rojo, amarillo y verde.
Ejercicio: Sentamos a toda la clase en círculo y le damos a cada alumno una cartulina roja, una amarilla y una verde. Vamos a describir situaciones conflictivas que puedan provocarles enfado, como por ejemplo, que quieran algo y no se lo compren, que quieran jugar con un juguete con el que quiere jugar otro niño, etc. Después de exponer la situaciones, pediremos a un niño que responda a la situación. El resto de los alumnos deberá valorar su reacción levantando la cartulina verde si creen que ha parado a pensar y actúa de forma comprensiva, la amarilla si su reacción muestra signos de enojo pero no es desmesurada y roja si no hay un razonamiento y es una reacción desmesurada. Después valoraremos la respuesta y explicaremos cómo se podría reaccionar en estas circunstancias.
Una forma alternativa de realizar la actividad, es exponiendo directamente la situación y la reacción y valorándola. Hay un montón de maneras de trabajar el semáforo ¿Cómo lo trabajarías tu?

2. Ponerse en el lugar del otro
Objetivo: aprender a tratar a los demás, crear confianza.
Material: papel y lápiz
Desarrollo de la actividad: Recortamos cuadraditos de papel y damos un papel y un lápiz a cada alumno.
Cada alumno escoge a otro de forma secreta (en su pensamiento) y escribe en el papel lo que esa persona que ha elegido debe hacer y firmar el papel con su nombre. Por ejemplo: Yo Paula, quiero que Alejandro haga el pino.
Después de que cada alumno haya escrito su deseo, deberá doblar el papel y entregárselo al profesor. Este coje todos los papeles y exploica que el juego consiste en “no hacer a los demás lo que no quieres que hagan contigo”.
A partir de aquí, el profesor irá leyendo cada papel y el alumno deberá hacer lo que ha escrito en su propio papel. Todos deben participar.
Es una forma fantástica de aprender a tratar a los demás como quieres que te traten a ti y a respetar a todos y cada uno de los compañeros.

 

3. Confianza: “ El Lazarillo”
Objetivos: conseguir una confianza suficiente para que se pueda dar la colaboración.
Material: pañuelos o venas para tapar los ojos.
Desarrollo: La mitad del grupo tiene los ojos tapados. Están agrupados de dos en dos (un ciego y un guía). Los guías eligen a los ciegos, sin que éstos sepan quien los guía. Durante diez minutos, los lazarillos conducen a los ciegos, después hacemos un cambio de papeles (se escoge pareja de nuevo, ahora escogen los que antes habían estado ciegos).
Una vez terminada la segunda tanda, se hace un coloquio en grupo para compartir la experiencia: ¿Cómo se han sentido al hacer el papel de ciegos? ¿Se han sentido acompañados y seguros? ¿Qué es necesario tener en cuenta para que los demás se sientan comprendidos y acompañados?

 

4. La caja de las emociones
Esta actividad está pensada para ser llevada a largo plazo, por ejemplo, durante todo el curso escolar. Antes de implementar la caja de las emociones en clase, sería aconsejable trabajar las emociones y las características de estas con los alumnos. Se puede adaptar en función del grupo de alumnos y sus necesidades.
Objetivos:Conseguir que los alumnos y alumnas adquieran conocimiento de las distintas emociones y aprendan a comunicarse emocionalmente.
Materiales: Caja de cartón o plástico, papeles o cartulinas y rotuladores.
Desarrollo: Con todo el grupo de alumnos escribimos en la caja el nombre de las distintas emociones y un dibujo representativo de cada una (¡los emoticonos pueden ser muy útiles!). Colocaremos la caja en un lugar visible de la clase y accesible a todos los alumnos. La finalidad de la caja es que sea como un buzón dónde los alumnos puedan expresar, por escrito, sus emociones y sentimientos. La idea es que cada alumno pueda describir una situación concreta y la emoción que le ha provocado, sea positiva o negativa. No se puede obligar a ningún alumno a participar, pero como lo mejor es predicar con el ejemplo, puedes empezar tú poniendo algún mensaje en la caja.
Una vez al día o a la semana, se pueden leer las notas introducidas en la caja y empezar una charla a nivel grupal sobre las situaciones y emociones expresadas.

A partir de esta actividad podemos profundizar en el conocimiento de las distintas emociones y a la vez, desarrollar un trabajo preventivo respecto a posibles conflictos que surjan en clase.

 

5. El tarro de las buenas noticias:
Objetivo: Potenciar el optimismo y los pensamientos positivos de los niños.
Materiales: Un tarro, papel y lápices.
Desarrollo: Esta actividad es muy simple y está pensada para ser llevada a cabo a largo plazo, durante un trimestre o durante todo el curso escolar.
Cada vez que ocurra una buena noticia en el contexto de la clase (por ejemplo, un cumpleaños, el nacimiento de un hermano o hermana, un logro personal de algún niño, etc.) , los alumnos deben escribirlo o representarlo con algún dibujo y ponerlo dentro del tarro. El contenido del tarro puede ser revisado de forma semanal o mensual y ser hablado y festejado por toda la clase. Se puede hacer un mural e ir poniendo todas las buenas noticias que van sucediendo durante el curso, por ejemplo.

 

 

Estas son algunas de las dinámicas que se pueden llevar a cabo para trabajar las emociones, pero como ya te comentamos, existen mil formas de hacerlos. Busca aquellas actividades que puedan motivar más a tus alumnos y ponlas en práctica. Es muy positivo comentar a nivel grupal las sensaciones y emociones experimentadas con la actividad y qué han aprendido acerca de ellas.

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Por qué es importante trabajar las emociones en el aula

 

 

Creemos firmemente que la inteligencia emocional es una de las habilidades de la vida que deberían enseñarse en el sistema educativo.

 

Las investigaciones al respecto nos muestran en sus resultados que los niños y adolescentes que aprenden habilidades sociales y emocionales logran un mejor desarrollo académico, salud física y calidad de vida. Algunos de los modelos teóricos de Inteligencias múltiples, como el expuesto por Gadner, asume que la Inteligencia no es algo unitario, sino que debemos entenderla como un complejo de distintos factores susceptibles de ser analizados independientemente. Entre ellos la capacidad de regular las propias emociones y sentimientos y la comprensión de la de los demás, son unos de los pilares esenciales.

 

¿Qué es la inteligencia emocional?

 

La inteligencia emocional es la capacidad de entender, tomar conciencia y manejar nuestras emociones y las de terceras personas.

¿Y qué entendemos por emociones? Tal como nos explican desde Psicoactiva, una emoción es un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influidos por la experiencia.

 

La educación de las emociones es una de las tareas pendientes de nuestro sistema educativo que, poco a poco se va incluyendo dentro del currículo escolar, pero que aún necesita ser más valorado e incluido como foco principal.

 

¿Cuáles son los objetivos de la educación emocional?

 

Adquirir un mejor conocimiento de las emociones propias.

Identificar las emociones de los demás.

Desarrollar la habilidad de controlar las propias emociones.

Prevenir los efectos perjudiciales de las emociones negativas.

Desarrollar la habilidad para generar emociones positivas.

Desarrollar una mayor competencia emocional.

Desarrollar la habilidad de automotivarse.

Adoptar una actitud positiva ante la vida.

 

 

 

Como consecuencia de conseguir estos objetivos los niños van a ser capaces de aumentar sus habilidades sociales y construir mejores relaciones interpersonales, construir una autoconcepto más positivo de sí mismos, así como una mejor autoestima, mejorar tanto el rendimiento académico como la adaptación escolar, familiar y social. Y, a largo plazo, como han demostrado distintos estudios, tener habilidades emocionales y sociales puede ayudar a aumentar la probabilidad de graduarse de la escuela secundaria, la preparación para la educación postsecundaria, el éxito profesional, las relaciones positivas y una mejor salud mental. Educando en emociones, estamos preparando los cimientos para una vida más feliz, preparando a los alumnos para afrontar la vida desde una perspectiva optimista, dándole las herramientas que necesita para saber gestionar sus emociones y cómo reacciona a los distintos acontecimientos. No podemos prever qué circunstancias van a sucederles a lo largo de su vida, pero sí podemos ayudarles para que, sean cuáles sean, puedan afrontarlas de la mejor manera posible.

 

 

Para desarrollar una inteligencia emocional satisfactoria es imprescindible trabajar las emociones en el aula para que los niños conozcan y comprendan sus sentimientos y los de sus compañeros. De esta forma, aprenderán a autorregularse cuando sea preciso.

 

Y ¿de qué forma implementar la educación emocional en clase?

Se puede hacer mediante una gran variedad de recursos, dinámicas y técnicas. Desde ejercicios, juegos, películas, libros, etc. Puedes dedicar 10 minutos al día para conversar con tu clase, hacer ejercicios puntuales o emprender actividades que puedan llevarse a cabo durante todo el curso escolar. ¡Las posibilidades para trabajar emociones son infinitas!

 

El próximo día te contaremos algunas dinámicas que puedes llevar a cabo para trabajar las emociones en el aula.

 

FormArte, el arte de formar

 

 

 

Cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio sin morir en el intento

Que no te engañen, las oposiciones de magisterio no son un camino de rosas y sobrevivir a ellas no es tan sencillo como puede parecer. Es un trabajo duro y que tiene sus momentos de “no puedo más”, “hasta aquí”, “lo dejo”. Pero aunque no sea oro todo lo que reluce, SÍ SE PUEDE.

Hemos acompañado a muchísimas opositoras a lo largo del camino. Las hemos visto reír, llorar, alegres, preocupadas… y sintiendo un sin fin de emociones. Y a pesar de todos los momentos que han vivido a lo largo de este proceso, han podido sobrevivir a las oposiciones y la mayoría de ellas, las han aprobado.

 

Hoy queremos traerte unos consejillos sobre cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio sin perder la cabeza. Esperamos que te sirvan de ayuda. ¿Empezamos?

 

Cómo sobrevivir a las oposiciones de magisterio: 8 consejos

 

Mentalízate

Opositar es un proceso que puede durar meses o incluso años. Va a haber momentos duros y es muy fácil caer en el derrotismo y que empieces a dudar de ti y de tus capacidades.Ten paciencia y mentalízate de todo lo que va a conllevar dedicarte a unas oposiciones.

Sé constante

De nada te sirve empezar muy motivado y a tope, si luego no eres capaz de perseverar en el estudio. Fíjate unos horarios y cúmplelos.

También es importante tener en cuenta que habrá días en que no estarás al 100% y no vas a poder rendir como te gustaría. No hay nada de malo en ello, somos humanos. Si necesitas tomar un poco de aire durante un día, date la libertad. Eso sí, que un día no se conviertan en 200.

Sé organizado

El orden es importante para muchos aspectos de la vida, pero en unas oposiciones, se convierte en fundamental. Divide el temario en partes, y busca la forma más efectiva de ir avanzando. Puedes hacer una planificación anual, mensual y semanal para ir cumpliendo tus objetivos. Es importante que la planificación sea realista y que dejes un margen para los imprevistos. Al ir cumpliendo la planificación establecita te sentirás más autorealizada y eficiente y eso, a su vez, te dará dosis extras de motivación.
Pero no solo es importante la organización del tiempo, también debes tener en cuenta la organización de tus apuntes. Separa tus apuntes por carpetas, enuméralos y busca una forma sencilla y efectiva de tenerlo todo organizado. ¡Lo vas a agradecer!

No te aisles

Sabemos que opositar es un proceso un tanto solitario, pero no tienes porque recorrerlo sola. En una academia vas a encontrar a otras personas como tú, con ilusión, dudas, preocupaciones, etc.,  que pueden ser un gran apoyo durante esta carrera de fondo. Pero aunque no sea el caso, seguro que puedes encontrar grupos y comunidades de opositores de magisterio con los que compartir el camino. Y sobre todo, haz partícipe a tu família y amigos. Quizás ellos no estén opositando, pero seguro que pueden ser un apoyo fantástico en esos momentos de bajón.

 El ocio también es importante

Nadie es capaz de estudiar 24h al día, por eso es fundamental que sepas gestionar bien tu tiempo. Pero por mucho que lo gestiones, si no disfrutas de un poquito de tiempo libre para hacer aquello que te gusta, preparar las oposiciones de magisterio va a ser una tarea mucho más árdua. Esfuérzate al máximo, sí, pero también haz aquello que te apasione. ¿Salir a tomar unas cañas con tus amigos? ¿Una salida de fin de semana con tu pareja? ¿Una excursión en familia? Desconecta por un rato y ¡A vivir!

Haz alguna actividad que te motive

Intenta encontrar tiempo en tu rutina para alguna afición que te permita desconectar. ¿tocar algún instrumento? ¿Salir a correr? ¿Yoga? ¿Pintura? Seguro que hay alguna actividad que te apasiona y has dejado de hacer o que te encantaría probar. Este puede ser el momento. No solo para desenchufarte un rato de las oposiciones sino para tomártelas con más ganas. Si sabes que a las 20h vas a clase de yoga seguro que eres mucho más productiva para poder tener tu ratito.

Busca ayuda

Si sientes que te está superando y que no eres capaz de hacerlo por ti sola, no pasa nada. Es completamente normal. Existen academias y preparadores que van a enseñarte cómo prepararte, qué es lo fundamental, qué debes tener en cuenta y pequeños truquillos para afrontar las oposiciones con más recursos. Además, vas a poder apoyarte en ellos que saben perfectamente lo que se sufre.

Si sientes que no es lo tuyo, déjalo.

Opositar NO es obligatorio. Desde FormArte te animamos a que lo des todo e intentes sacar esa plaza, pero si sientes que ya no puedes más y opositar te está pasando factura, no hay nada de malo en dejarlo. Nos han educado de tal forma que abandonar algo parece sinónimo de fracaso, pero no es cierto. Tan valiente es conseguir nuestro objetivo como ser capaz de decir: hasta aquí hemos llegado. Lucha todo lo que puedas pero que opositar no te cueste la vida.

Esperamos que pongas en práctica estos consejos (si aún no lo haces) y que te ayuden a hacer más llevaderas y sobrevivir a las oposiciones de magisterio.

 

Para terminar queremos dejarte con una bonita frase de Jean Cocteau:

“No sabían que era imposible y lo consiguieron.”

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Todo lo que necesitas saber sobre los requisitos para las oposiciones de magisterio

Si has llegado hasta aquí es porque te estás planteando presentarte a las oposiciones de magisterio , ya seas de infantil, primaria, pedagogía terapéutica, inglés… todas tenemos las mismas dudas, y quieres saber todos los requisitos para poder hacerlo.

Probablemente quieras obtener una plaza en un colegio u instituto de titularidad pública por eso, antes de empezar el recorrido para preparar las oposiciones, necesitas saber qué condiciones debes cumplir para poder acceder.

Ten en cuenta que cada oposición tiene unos requisitos específicos y pueden variar de una Comunidad Autónoma a otra, pero, de todas formas, los requerimientos básicos, el estilo de pruebas y temarios no suelen tener grandes cambios de año en año. Por lo tanto, los que te explico a continuación pueden servirte como referencia.

 

  1. Ser española o nacional de alguno de los demás Estados miembros de la Unión Europea o nacional de algún Estado al que sea de aplicación la Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo sobre libre circulación de trabajadores y la norma que se dicte para su incorporación al ordenamiento jurídico español.
  2. Tener cumplidos dieciocho años y no haber alcanzado la edad establecida, con carácter general, para la jubilación.
  3. No padecer ninguna enfermedad ni estar afectada por limitaciones físicas o psíquicas incompatibles con el desempeño de las funciones correspondientes al cuerpo y especialidad al que optas.
  4. No haber sido expulsada o separada, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquiera de las Administraciones públicas, ni hallarte inhabilitada para el ejercicio de funciones públicas. Si tu nacionalidad no es española, deberás acreditar, igualmente, no estar sometida a sanción disciplinaria o condena penal que impida, en tu Estado, el acceso a la función pública.
  5. No ser funcionaria de carrera, en prácticas o estar pendiente del correspondiente nombramiento como funcionaria de carrera del mismo cuerpo al que se refiera la convocatoria, salvo que se concurra a los procedimientos para la adquisición de nuevas especialidades a que se refiere el Título V de este Reglamento.
  6. Acreditar, en cada caso, el conocimiento de la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma a la que te presentes, de acuerdo con su normativa.
  7. Requisito específico de titulación. En función del tipo de oposiciones al que quieras optar, deberás estar en posesión del título de Maestro/a de Grado correspondiente.

 

Espero que te haya sido de ayuda conocer estos requisitos. El próximo día te contaré en qué consisten las pruebas de la fase de oposición.

¡No te pierdas el próximo artículo!

 

 

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Trabajo…niños..familias…amor?

Qué bonito, hablar de la neurociencia, de la necesidad de que los niños sean felices, aprendan felices, se desarrollen felices…que bien suena, que bonito es…pero ¿y cuando no es así? Cuando ese niño ha pasado por maltratos, abandono, negligencias emocionales… ¿qué pasa con esos niños ? Llevo toda la semana dándole vueltas, quizás porque el otro día estuve trabajando el tema 7″ La familia” con mis alumnas de infantil en la Academia.

FAMILIA, que palabra tan grande, tan bonita, si cierras los ojos y piensas en familia a todos nos viene una imagen ¿verdad?… El diccionario de la lengua española la define como :  un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas. Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Como ves, cada uno contesta a un aspecto diferente, grupo de personas, derechos…pero ¿y el amor, el cariño? ¿La protección, el cuidado? ¿ el sentirme amado y arropado? Nadie habla de eso…de que me sirve tener personas a mí alrededor si no me quieren, si no soy valiosa para ellos…

Casi ningún padre está dispuesto a admitir que no ama a su hijo, pero los hay…conozco casos de… tengo un hijo, para que mi padre vea que tiene nietos, otros para no separarse o por cumplir o por entretener a la mujer…tanto se ve en los coles y en nuestras ciudades…Y el problema es que  esto sucede con más frecuencia de lo que debiera y es muy doloroso.

Como decía antes las razones para esa falta de amor son muchas. Una de la más importantes sería que la decisión de tener descendencia no obedeció a un deseo consciente y suficientemente razonado, es un porque si, porque la sociedad lo dice, mi padre me lo pide, porque tengo que contentar a la mujer… No había un lugar en el corazón para ese niño y por lo tanto fue imposible construirlo y ahora ese corazón no sabe darlo.

La situación se complica cuando los padres se resisten a admitir conscientemente que sí, que esto les viene grande, que no es lo que pensaban, creían que iba a ser más fácil, en definitiva…que un hijo no les iba a cambiar la vida .  ¿Y el niño, todo esto como lo vive?  Siente que no encaja, que algo debe estar haciendo mal y se esfuerza el doble en….. Un niño que no es amado percibe que casi todo lo que hace molesta a sus padres. Y que nada de lo que haga es suficiente para que, por fin, ellos lo acepten. . Creará una autopercepción negativa y desarrollará una indefensión aprendida: tiene la sensación de que haga lo que haga el resultado siempre es el mismo, y por lo tanto, incontrolable. Las madres incluso dicen que el niño  la exaspera, que le saca de sus casillas .Pero el problema reside en el alto nivel de estrés que tiene, porque no sabe cómo interaccionar con el niño.

 

Sin embargo, basta con ver a un niño que no es amado y enseguida se detectan esas huellas indelebles de la falta de afecto…Cuando un niño no es amado, su corazón se rompe. Como no logra darle forma ni sentido al sufrimiento que experimenta, lo manifiesta de manera indirecta. Desarrolla comportamientos o ideas cuya función es dejar salir la angustia y el dolor que habita en su interior.

Algunas de las conductas que revelan la carencia de afecto en un niño son:

Se “invisibiliza” o lo intenta. Está ahí, pero es como si no estuviera. Trata de esconderse, de parapetarse, de “no existir”.

Tiene pocas habilidades sociales. Se siente incómodo o es muy transgresor cuando está con otros niños o adultos.

Se vuelve muy impulsivo. No logra contener la ira, o el llanto, o la risa, o cualquier emoción. Sus expresiones emocionales siempre tienen un tono exagerado.

Desarrolla miedos y fobias. A la oscuridad, a algunos objetos o animales, a ciertas situaciones. Son incontrolables para el pequeño.

Un niño que no es amado, sin afecto, se vuelve muy desconfiado. Muestra muchas señales de confusión y de inquietud. A veces son muy necios y otras, extremadamente acartonados y formales para su edad. En general, se les ve tristes, serviles y ansiosos por el refuerzo.

Piensa …seguro que conoces algún niño así!!!!

Todos los niños necesitan de caricias, abrazos y palabras cariñosas durante toda su vida. Especialmente en los primeros años, esas muestras de afecto son el alimento emocional imprescindible necesario para poder crecer: es una necesidad tan  básica, como comer o dormir. Ósea que si tienes un hijo, que nadie te diga, no lo cojas tanto, no lo achuches, no le acostumbres a tus brazos, no le des tantos besos que le pasas los virus…si puede que coja un virus llamado AMOR .

 

Esta claro que ningún padre es perfecto, pero una vez  que se tiene un hijo, sí o sí, hay que trabajar para que se sienta querido y acogido en la familia en la que va a crecer, aprender, va a sonreír y llorar…Nosotros casi siempre fuimos los que elegimos que nuestro hijo viniera a este mundo el Nooo. Hoy cuando llegues a casa, deja la lavadora sin poner, no recojas los platos…y siéntate con tu hijo, háblale, escúchale, abrázale y cógele en tus brazos como el día en que nació y mírale a los ojos y dile TE QUIERO, eres muy importante para mí y siempre lo serás, y perdóname por parecer una máquina que va a todo gas, acelerada ,detenme y bésame.

 

 

Los niños de ayer y hoy…¿Que será de ellos mañana?

Ayer estuve leyendo y viendo un video de Álvaro Bilbao, neuropsicólogo, que afirmaba : “Si queremos hijos felices hay que enseñarles a navegar en tempestades”

Y que razón que tiene, cuando todo va bien, Marina  es maravillosa, que hija más buena, más tranquila o que alumna más aplicada, no da guerra, así quisiera que fueran todos. Pero cuando algo va mal…hija igualito que tu padre, de quien sacarías esos genes!!! o como profe, que mal educada, que consentida que está…Y  de ahí ya parte nuestro primer error, Marina es la misma niña, ella no cambió, ella sigue con sus dos coletitas, sus pecas y su rodillas peladas de jugar en el parque, ¿pero que hizo que cambiara nuestra idea sobre ella? ¿Qué pasó?

Entonces empieza nuestra labor de investigación y cuidado, no pequemos con el efecto iceberg…una cosa es lo que se ve, y otra lo que hay por detrás de la historia de esta niña, la muerte de un familiar, la separación de los padres, tuvo una hermanita, se cambia de casa…y hay que enseñarles a afrontar las tempestades y aprender de ellas.

 

Los niños muchas veces no saben expresarse, no han desarrollado una inteligencia emocional, unas relaciones sociales satisfactorias, no saben empatizas…y eso significa que hay una parte de su cerebro que no sabe conectar, que no encontró las vías para poder desarrollar esas habilidades al igual que aprendemos a sumar, a leer.

Por tanto está claro…ya sabemos una de las causas del problema, falta de desarrollo

 

. Álvaro Bilbao  brinda cuatro ideas fundamentales para ayudar a nuestros hijos y alumnos  a cuidar su cerebro.

 

Lo primero y quizás más fundamental  a mi parecer es EL AMOR , que se sienta el niño querido, protegido,  que no debemos confundir con la sobreprotección. Cuidado con sobre proteger ,el niño no aprenderá a resolver problemas porque será el papá o la mamá el que lo haga, estamos creándole una indefensión ante la vida, lo importante es enseñarles la manera de  tomar buenas decisiones no es evitarle los problemas sino dejar que tenga aciertos y errores , ayudarle a aprender de ellos .

Yo me acuerdo perfectamente de mi hijo el pequeño cuando empezó el colegio que decía.. no me gusta mi profe mama no da besos, no cuenta cuentos y hablé con la profesora y le expliqué que  mi hijo lo que necesita muchas veces es un beso, una caricia, un estoy contigo tranquilo.. su contestación fue “ya no estamos en la guardería para esas cosas”. Me dejó helada, sin más. Pero cuando acabó el curso, unos días antes tuve tutoría y me dijo. “estamos trabajando que empieza el verano y preparamos la maleta para irnos de vacaciones y tu pequeño cuando llega, cuando se va me dice profe dame un beso que lo meto en la maleta para guardarlo para este verano cuando no te vea”  Así es mi pequeño, mi gitano. Y como madre que deciros… el Facebook me recordaba hace unos días, que un día me acosté pues a eso de las dos de la mañana después de  haber trabajado por la mañana en mi cole y” actualizando temas para mis niñas de la Academia y sus correcciones de Progra y Supuesto semanal”, dejar casa recogida, ropas preparadas , que cuando te metes en la cama, ya no sabes si estas o no estas…, me llamó mi pequeño… que se hacía pis…pues para allá que fuí y dormidin,  cogido  en brazos  me dijo “mama te quiero , mañana nos vemos, pero antes de irte dame besos para hoy y para mañana ”

Creo que me entendéis perfectamente, no solo hay que educar la mente de un niño, también su corazón.. Un cerebro que no recibe afecto en los primeros años de vida va a crecer con serias dificultades, tanto emocionales como intelectuales, cuántos niños conozco yo con abandono emocional..

 

 

Otro de los pilares básico es el EJERCICIO FÍSICO para oxigenar bien el cerebro. El cerebro es un gran consumidor de oxígeno”. Con tan solo un 2% del peso corporal consume el 33% del oxígeno que está en nuestros pulmones. Esto es por todos bien sabido, incluso cuando estudias te recomiendan que salgas a andar, que actives tu cuerpo, que tu corazón bombé sangre y que te oxigenes, ¿por qué crees que cuando discutes muchas veces te vas a la calle a que te del aire y se te pase?

 

Y que importante es la NUTRICIÓN NEUROSALUSABLE .  Habrás escuchado el dicho “somos lo que comemos”, y no le falta razón. Sin embargo, pocas veces tenemos en cuenta cómo nuestra alimentación puede influir en nuestro estado de ánimo, rendimiento intelectual o manera de envejecer. Una alimentación neurosaludable se basa en seguir una serie hábitos con el objetivo último de proporcionar beneficios para nuestro cerebro; aumentar nuestro nivel de energía y rendimiento intelectual, mejorar nuestro estado de ánimo y favorecer un envejecimiento cerebral sano.

 

Aquí es donde llega la puntilla de profe cuando digo ¿ya entendéis porque trabajo con almuerzos saludables, porque promuevo cero chuches y hago talleres de cocina? Ahora solo piensa como madre.. No tengo cena llamo al telepizaa que tarde 40 minutos en llegar o por el contrario  preparas una ensalada de pasta, o un revuelto de verduras…no tardas esos 40minutos del telepizza , es más sano y tus hijos te pueden ayudar a elaborarlo, yo la diferencia la veo claramente. Creo que esta frase de Alvaro Bilbao lo resume claramente “El hecho de que vuestros hijos tengan las arterias limpias u obstruidas tiene mucho que ver con si compras la merienda de tus hijos en la sección de frutería del supermercado o en la sección de grasas hidrogenadas y azúcares”.

 

Y hoy en día  LA GESTIÓN DEL ESTRÉS Y EL AUTOCONTROL son las claves, imprescindibles y muy necesarias, ya no solo ese autocontrol de los niños, sino también nuestro, porque el estrés del día, se lo trasmitimos a los niños. Hoy en día tenemos niños que viven con mucho estrés. No tienen ni un momento libre,

Y si mi cerebro esta estresado, descuida que feliz no estará ¿Tu estas feliz cuando estás estresado? Y esto ocasiona el síndrome de decaimiento, la sensación de que no estamos muy motivados ante las situaciones cotidianas de la vida

 

Padre, profesores, cuidadores todos enseñamos pautas básicas de higiene corporal e higiene dental, enseñamos a ser autónomos a los niños y está muy bien. Y sin embargo la mayoría de padres tienen muy poca idea acerca de cómo pueden cuidar el órgano más importante de sus hijos: su cerebro”. Y esto es así, porque nadie nos lo ha dicho. Nuestros hijos no viene con un manual de instrucciones y según van creciendo sabes, esto no le gusta, esta ropa no le queda bien, cuando está malo lo sé porque le salen granitos, si tiene fiebre apiretal, cuando hay mocos pues suero, si se cae betadine o mi barrita mágica de argidol..Veis cuidamos lo que se ve, aprendemos como podemos cuidarlos desde fuera…pero ¿ y desde dentro? Nadie nos dijo como cuidarlos por dentro ..

Y que diferencia de nuestra infancia a la suya, nosotros  locos por acabar los deberes y salir al parque a jugar a la goma, a pillar, incluso a los toros jugaba yo… y hoy los niños no quieren salir, quieren practicar “sofyng” y su puede ser acompañado de la maquinita de última generación mejor..¡¡Para que voy a salir, si me voy a cansar y sudar y me van a mandar bañar…me quedo calentito en casa¡¡

Nuestras tardes eran de calle y calle, ahora todos a actividades extraescolares, por favor elegirlas con cuidado, que sean pocas, es muy importante que los niños tengan un juego libre, porque la imaginación es fundamental en el desarrollo del niño. Déjalo, ya aprenderán karate, padel, tres idiomas, encaje de bolillos en otro momento de su vida, no tiene por qué ser todo de golpe, ¡¡ vamos a dejarlos respiraaaar¡¡ Los mejores frutos no crecen en pocos días. Para que nuestros hijos den sus mejores frutos, no es favorable meterles en un invernadero que acelere su crecimiento, sino que hay que ser pacientes”.

 

Einstein decía que la lógica nos puede llevar del punto A al B y la imaginación nos puede llevar a cualquier sitio. Los niños no solo deben estar en casa con sus padres, deben poder jugar,leer, fantasear y crear, es la manera de desarrollar un cerebro pleno”.

Rebeca G. L.

Si, somos maestros muy modernos.

Cada vez nos aproximamos más a modelos finlandeses de Educación….

 

No ceso en transmitir la pedagogía proactiva, el storytelling, análisis sistémico… mis opositores y yo nos sentimos como si camináramos cual salmones frente a una sociedad algo enjuta y de repente… la hostia.

Ayer me explicaba un amigo de la zona donde vivo, que conoció hace pocos años a un chaval que andaba con las manos y una pierna, la otra le quedó inútil después de romperla y no acudir a un centro sanitario, estaba muy lejos.(PONGA)

Pronto aparecieron casos que me dejaron sin palabras, a 100 Km de nuestra zona de confort, unos padres tenían atado a su hijo en el establo, les había salido mal -dijeron – y al no poder llevarle a un centro por falta de transporte, decidieron atarle y darle de comer como al resto del ganado. Sin hablar, imitando sonidos allí estaba aquel muchacho.

¿Niño de Aveyron? ¿Seguimos estudiando ese “peculiar” caso? Los estudiamos en la historia, en el resto del mundo como sucesos alejados de nuestra vida

 

 

 

Pero si fue en Colunga, Rafael, el «niño gallina» que, según la prensa asturiana de finales de los sesenta, fue encerrado durante años por sus padres con las gallinas, las imitaba y se comunicaba solo con ellas. Nos estamos remontando a casos publicitados, pero HOY, esos niños que no son útiles para el trabajo o los quehaceres del campo, se ocultan, se atan, se aniquilan.

 

Cuál es el motivo de que no conociera esos casos hasta ayer, personas dedicadas a la construcción, electricidad, transportes en general me dieron datos reales y actuales ¿Qué pasa? Son personas atadas a una infame vida sin que nadie haga nada de nada.

Cada día me replanteo si estoy haciendo el gilipollas, pero mucho.

Dono a varias asociaciones de niños en desventaja, al principio de invierno recopilo mantas y colchones para las perreras, ayudo todo lo que puedo y creía que estaba en el camino. Al menos era algo que me satisfacía. Pero como puedo vivir ahora pensando que hay personas, niños en esas situaciones y yo me preocupo por los perros. Lo que es peor, qué hago yo??biblioburro??? Cierro los ojos como todo el mundo y vivo la realidad que he creado y no la real?

Joder, tengo una punzada en el cerebro. Algo pensaré…

En Melilla hace 15 años , me comentaron que el 80 por ciento era analfabetos ¡¡¡en la mili!!! Ya sé que es mal menor de lo que comento, pero es la madre que nos parió.

Algo pensaré, lo juro, actuaciones a corto plazo no demasiado pretenciosas, no puedo salir de ahí, pero poco a poco se hace una catedral y quizá yo sola no pueda, pero los medios son poderosos.

Mientras tanto, mirad por Dios a este hombre que es para comerlo. Decidió ayudar dentro de sus posibilidades y lo hizo.

Lloro…que riqísimo.

 

Mientras tanto, os cuento que he abierto  un grupin, con lo que ¡¡¡ aún podéis formar parte de nuestro proyecto!!!

Logo blanco