¿Quieres ser una docente proactiva o reactiva? ¡Toma partido!

 

Ser una docente proactiva o reactiva puede marcar la diferencia entre ser una profesora más que pasa por la vida de sus alumnos sin pena ni gloria o tomar medidas para conseguir objetivos y dejar huella en tus estudiantes.

Seguro que has escuchado millones de veces la palabra proactividad y que ésta es una de las mejores cualidades que un trabajador puede poseer. Pero no es solo válida en grandes empresas o entornos de negocios. Para nada. Tú, como profesora también puedes ser proactiva y coger el toro por los cuernos en lugar de dejarte llevar por la corriente.
¿Te contamos un poco más? ¡Sigue leyendo!

 

Proactividad VS Reactividad

 

Empezaremos poniendo un poco de luz al término proactividad. ¿Qué es exactamente ser proactivo?

Una persona proactiva es aquella que tiene la capacidad de actuar ante las circunstancias, que toma partido y responsabilidad ante lo que le sucede y no se queda de brazos cruzados.

 

Es aquella persona que sabe identificar los problemas antes de que aparezcan y es capaz de tomar acciones anticipadas, pensando y con consciencia.  Busca constantemente oportunidad, crea situaciones y tiene iniciativas nuevas fijadas en sus metas.

 

En cambio una persona reactiva se deja arrastrar por las circunstancias, siempre encuentran excusas para no hacer lo que tendría que hacer y todo le sobrepasa. Una persona reactiva actúa en función de cómo se produzcan los acontecimientos, viéndose afectadas por su entorno de forma constante.

 

Vamos a ver un ejemplo que seguro que te suena mucho. Ante un examen suspendido una persona proactiva acepta que podría haber estudiado más o de una forma más efectiva ; asume su culpa y se propone poner más actitud y ganas para la próxima vez. En cambio, una persona reactiva tiende a culpar a los demás o a las circunstancias; me han suspendido, el profesor me tiene manía, el examen era demasiado complicado para mí.

 

 

¿Qué significa ser una docente proactiva?

 

Como docente tú también puedes optar por ser proactiva o reactiva. ¡En tus manos queda!

 

 

Tenemos que avisarte; ser proactiva es, en un principio, el camino más duro. Habrá días en que todo parecerá estar en tu contra hagas lo que hagas. Independientemente de cuánto estés dando o lo mucho que te esfuerces, estos días existirán. Pero ¡no todo son malas noticias! A largo plazo, ser proactiva te va a dar mejores resultados y cada vez tendrás mayor capacidad de resilencia y de adaptación ante cualquier situación.

Y si hay un entorno en el que la adaptación es clave, ese es el aula. Cualquier aula está formada por niños muy diferentes entre ellos y que tienen necesidades, velocidades de aprendizajes y circunstancias distintas. Pero no solo eso, sino que además, como bien sabrás, pueden suceder muchos factores que alteren la clase.

 

Los profesores proactivos son conscientes de qué sucederán eventos inesperados que pondrán su planificación patas arriba, pero mantienen la calma, tienen un plan para abordar este tipo de sorpresas. Si se ha creado un plan de contingencia, no llegará el momento de pánico absoluto de: ¡¿Y qué hacemos ahora?!

Los docentes proactivos están menos estresados y son mucho más flexibles.

Ya te contamos que la flexibilidad era uno de los rasgos de un buen docente.

Al final de día, si eliges ser una maestra proactiva te sentirás satisfecha acerca de cómo fue el día. Sabrás que hay algunas cosas que se deben cambiar pero tomarás las decisiones más adecuadas y positivas para hacer estos cambios. Y sabrás que hay cosas que no puedes cambiar pero sí tendrás control sobre cómo reaccionas ante estos sucesos.

 

Seguro que alguna vez te ha pasado en tu vida personal; sientes que algo se te escapa de las manos y no puedes hacer nada para coger las riendas. ¿Cómo te sientes ante eso?

No hay nada peor que sentirse impotente y que no tienes control sobre lo que sucede. Todos necesitamos sentir el éxito en algún nivel y teniendo en cuenta el peso que tiene el trabajo en nuestras vidas, es importante saber que lo has hecho lo mejor que has podido. Saber que has sido capaz de tomar el control y reaccionar a los hechos inesperados, es un pequeño logro que te hace sentir mejor al terminar el día.

Pero no solo es un beneficio para ti. Tus propios alumnos notarán que tienes autoridad y que eres capaz de mantener la calma, y también les dará más seguridad y confianza a ellos.

 

Es momento de ser proactivo y recuperar el control de tu clase. Se lo debes a tus alumnos, pero sobre todo, te lo debes a ti misma. Tienes que sentirte bien con respecto a tus elecciones, incluso cuando parece que no tienes elección. Nadie te ha quitado el control; cómo decides trabajar dentro de tus opciones es lo que realmente te lo da.

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Razones por las que deberías aplicar PNL en el aula

Nos gusta innovar y nos gusta encontrar nuevas formas de enseñar, no limitarnos a los métodos tradicionales. Estamos hablando que la PNL nace a principios de los 70, que nosotros no inventamos la pólvora, fue Richard Bandler junto con de John Grinder profesor de lingüística cuando empezaron a desarrollar la PNL en sí misma. En nuestra academia de oposiciones para maestros buscamos técnicas para que nuestros alumnos den ese salto de calidad que se precisa para sacar la plaza, y como docentes, para llevar a cabo en sus aulas con sus propios alumnos. Como digo siempre

sin emoción no hay aprendizaje y el que mejor comunica marca la diferencia

La sociedad está cambiando, ¿por qué no vamos a hacerlo los docentes?

 

Mucho se ha hablado de la Programación Neurolingüística aplicada a algunos campos como la psicología o la empresa, pero no son los únicos. ¿Por qué no usarla en la enseñanza?

 

En este artículo te vamos a hablar un poco de esta técnica y por qué usarla, 4 pinceladas que es lo que da tiempo a poner en un post. De cara a este curso estamos trabajando para ofrecer nosotros también ese carácter diferenciador, a través de la PNL, el mindfulness, el coach educativo…

¿Qué es la Programación Neurolíngüística? 

 

Seguro que has escuchado hablar de la PNL, pero quizás no tienes muy claro qué es eso. Pues vamos a empezar explicándote qué es exactamente eso de la PNL.
La Programación Neurolingüística, también llamada PNL, es una técnica de autodesarrollo que pretende ayudar a las personas a entender y tomar el control de sus procesos de pensamiento y sentimientos, y usarlos para conseguir un cambio positivo en sus vidas.
Como profesora tu trabajo no implica solo la enseñanza de conocimientos y valores, sino también poder proporcionarles a tus alumnos herramientas para que sean más seguros de sí mismos, más proactivos y, en definitiva, más felices.

 

Hablando en claro, la PNL nos permite mejorar los procesos mentales a través del uso y asociación adecuadas de palabras y lenguaje. Cada palabra y frase que decimos da inicio a un proceso neuronal interno y éste, definirá la conducta futura.

Como bien sabes, ser profesora no se limita a tener un amplio conocimiento de tu asignatura, sino también disponer de una buena habilidad comunicativa para liderar a tu grupo de alumnos y ser un referente para ellos.

 

¿Por qué usar la PNL en el aula? 

 

  • Mejora la efectividad de la enseñanza a través de una comunicación clara y entendiendo cómo el lenguaje puede afectar e influenciar a tus alumnos. Debes poder explicar de forma clara y en un formato fácil de comprender para cada uno de tus niños. La PNL puede mejorar las habilidades de comunicación y lenguaje y marcar una gran diferencia en el entorno del aula. Si das las explicaciones de una forma comprensible y que ellos puedan relacionar, es mucho más probable que escuchen y participen, con lo que tendremos un entorno de aprendizaje mucho más saludable.

 

  • La PNL puede ayudarte a lidiar con el comportamiento desafiante y aliviar cualquier situación difícil en el aula. Tratar con alumnos con una actitud más complicada puede ocupar muchísimo tiempo, además de alterar a toda la clase. La programación neurolingüística puede garantizar a los profesores que estén mejor equipados y preparados para enfrentar este tipo de situaciones. Te proporciona los recursos y herramientas necesarios para tomar el control durante los tiempos de prueba y abordar y erradicar el mal comportamiento perjudicial.

 

  • Encontrar un estilo de aprendizaje que se adapte al estudiante es una parte clave de un buen sistema educativo. Hay muchos estilos distintos de aprendizaje y cada alumno es diferente; lo que funciona para uno no tiene porque funcionar para los demás. Tu, como profesora, debes ser flexible. Hay que intentar satisfacer las necesidades de cada uno de los alumnos, en lugar de usar un enfoque único para todos. La PNL puede ayudarte a identificar los mejores estilos de aprendizaje para tus alumnos y comprender cómo aplicarlos de la mejor manera posible.

 

 

  • La Programación Neurolingüística puede ser clave para ayudarte también a aprender y comprender las herramientas de gestión del aula necesarias para tener un entorno de aprendizaje más feliz y efectivo para sus alumnos. Esto a menudo involucra la construcción de la confianza de los maestros, que a menudo pueden caer en situaciones desafiantes y cuando no se sienten en control del aula, al desarrollar y aumentar sus habilidades de liderazgo y gestión. Parte de la buena dirección del aula implica poder participar y construir una buena relación con los alumnos a fin de construir un ambiente de aprendizaje de apoyo y de confianza, lo que ayudará a fomentar la seguridad y la actitud de los estudiantes hacia la educación.

 

 

 

Como te hemos expuesto, la Programación Neurolingüística es una metodología de comunicación interpersonal que puedes aplicar en el aula y que va a ayudarte a conectar, motivar y enseñar a tus alumnos, apoyándolos para afrontar las dificultades durante el aprendizaje.

 

 

En FormArte estamos siempre a favor de las nuevas técnicas y metodologías que promuevan una educación positiva que atienda las diferencias individuales entre alumnos. Y tú, ¿aplicarías técnicas de PNL en el aula?

 

FormArte, el arte de formar

 

5 blogs de educación que deberías seguir ¡ahora mismo!

 

Como profesora seguro que te gusta mantenerte al día, leer acerca de nuevas técnicas y recursos educativos así como apuntarte algunos consejos de aquellos que llevan más tiempo en las aulas.

Ya sabes de la importancia de seguir formándote y aprendiendo día a día. En cualquier profesión es necesario, pero como docente, esto cobra aún más relevancia. Los cambios en la sociedad, las diferencias individuales entre alumnos, los problemas de aprendizaje, las nuevas tecnologías que cada día cobran más relevancia en la educación…. Es important mantenerse actualizado y buscar nuevas formas de enseñar y de dar a tus alumnos aquello que necesitan.Resultado de imagen de actualizarse

Además gracias al mundo online puedes tener acceso a muchísimos más recursos… ¡las posibilidades son INFINITAS!

A nosotros nos encanta leer blogs de educación y aprender cada día algo nuevo. Ya sabes lo que dicen: ¡el saber no ocupa lugar! Y menos cuando es acerca de aquello que te apasiona como en tu caso, la educación.

Hoy queremos compartir contigo 5 blogs de educación que nos encantan por su frescura, su perspectiva y la pasión que transmiten sus autores.

 

5 Blogs de educación para apasionadas de la enseñanza

Justifica tu respuesta

Detrás del blog Justifica tu respuesta está Santiago Moll, un maestro apasionado de su profesión. Lo transmite en cada uno de sus artículos en los cuales vas a encontrar un poco de todo: consejos, trucos y errores a evitar en clase, herramientas para tus clases, dinámicas para tratar una gran variedad de temas, etc. Además está muy enfocado a la educación emocional, que en FormArte consideramos imprescindible.

Resultado de imagen de justifica tu respuesta blog

 

Ayuda para maestros

Manu Velasco es quién escribe el blog Ayuda para maestros, lleno de recursos educativos para ti y para tu aula.  Desde charlas TED o artículos interesantes hasta juegos, vídeos, manualidades y herramientas para compartir con tus alumnos. Una vez que empieces a descubrir los recursos que te propone, este blog va a pasar a ser uno de tus favoritos.

 

El blog de Silvina Martinez

Silvina Martinez trabaja bajo el concepto “un aula emocionalmente sana facilita el aprendizaje” y bajo esta premisa encontramos sus artículos. Y como en FormArte también creemos en la Educación Emocional como motor del aprendizaje, queremos recomendarte su blog encarecidamente. A parte de muchos artículos que tratan aspectos más pedagógicos y psicológicos dentro del aula, Silvina hace muchas reseñas de libros. Libros que enseñan valores y que pueden ayudarte a tratar temas muy diversos en el aula.

 

El blog de Salvaroj

En el blog de Salvaroj vas a encontrar reflexiones de lo más interesantes acerca del mundo de la docencia. Se define como un “entusiasta de la educación” y precisamente, eso es lo que transmite a través de cada una de sus entradas: pasión por la enseñanza.  Seguro que sus posts te harán pensar y darle vueltas al tema que plantea y te dará una gran dosis de motivación.

 

El blog de Nuria Andreu

Aunque Nuria no hable de educación o de ser maestra, creemos que su blog puede ayudarte en tu camino como opositora. Es un blog… inspirador. Lleno de ideas para el crecimiento

personal, superar obstáculos y vivir una vida más plena y feliz. Sí, suena utópico, pero si pones en práctica sus consejos, seguro que te tomas el camino de opositora con otra filosofía. ¿Estás dispuesta a probarlo?

 

 

Esperamos que te gusten tanto como a nosotros estos blogs. ¿Tienes algún otro blog favorito de educación? ¡Compártelo con nosotros!

 

FormArte, el arte de formar

 

 

Cómo empezar a preparar las oposiciones de magisterio

Acabas de terminar la carrera y empiezas a plantearte opositar para sacar una plaza fija y trabajar en lo que realmente te apasiona. Sí, sacar las oposiciones y obtener tu plaza es tu objetivo. Suena fabuloso, ¿verdad?

 

Pero oh, no sabes ni por dónde empezar a preparar las oposiciones de magisterio. ¿Qué debes hacer? ¿Por dónde empezar? ¿Cuál es la mejor forma de organizarte? Muchas preguntas y pocas respuestas.

 

 

Hoy vamos a darte un pequeño empujón para que sea mucho más fácil encararlas y empezar a preparar las oposiciones de magisterio no se convierta en un quebradero de cabeza.

 

Pasos para empezar a preparar tus oposiciones de magisterio 

 

  1. Entérate bien de cuáles son los requisitos de tu prueba y en qué consiste

Cada comunidad autónoma y cada tipo de oposición tiene unos requisitos específicos que pueden cambiar de una convocatoria a otra. Infórmate correctamente de cuáles son antes de inscribirte y empezar a preparar las oposiciones.

 

  1. Planifica el trabajo.

Es importante que hagas una planificación realista del tiempo para preparar las oposiciones de magisterio. Haz un plan de trabajo que tenga en cuenta el tiempo del que dispones hasta el examen y sobre todo, del tiempo qué puedes dedicarle. No será el mismo si estás trabajando o no.

Si te haces un plan de trabajo, este debe ser realista: sesiones de estudio que puedas cumplir, ¡no te pongas sesiones maratonianas de 8 horas si no es tu estilo! Y no te olvides de planificar los descansos. Tan importante es trabajar duro como darse ese merecido descanso.

 

  1. Usa técnicas de estudio

Hay muchísimas formas de estudiar. No te limites a leer el temario una vez tras otra hasta que tus ojos y tu mente digan ¡Basta! Grábate en audio y sal a pasear escuchando el temario, haz resúmenes, esquemas, etc. Cada persona es un mundo, solo es cuestión de encontrar la forma más efectiva y eficaz de estudiar.

 

 

  1. Horarios:

Tener horarios fijos te va a ayudar a ser constante y cumplir con la planificación. Decide el horario que mejor se adapte a ti y fija unas horas diarias para dedicarte a preparar tus oposiciones de magisterio.  Hay muchas técnicas para gestionar el tiempo y la productividad, como por ejemplo, el método pomodoro o la regla 80/20. Administra bien tu tiempo de estudio y no lo dejes para el último momento. Las prisas nunca son buenas.

  

  1. Descansa:

Tan importante es fijar un tiempo de estudio como de descanso. Es necesario que te tomes tu tiempo para recargar pilas. Como ya te contamos hace unos días, el descanso es fundamental para tu productividad. Desconecta, relájate y haz aquello que más te gusta para renovar tu energía y volver al estudio.

 

  1. Mentalidad positiva

Por mucho que te organices, estudies, y te prepares a conciencia, si tienes una mentalidad negativa y crees que no vas a aprobar o que no estás preparada, tu mente te va a jugar una mala pasada. Sí, eres capaz de superar este reto, aprobar tus oposiciones y conseguir la ansiada plaza. Grábatelo a fuego y cree en ti. Si no lo haces tú, ¿quién lo hará?

 

  1. Déjate asesorar por profesionales

Si te sientes superada, necesitas apoyo o alguien que te guíe al preparar tus oposiciones de magisterio, no dudes en acudir a una academia para que sea mucho más fácil prepararte.

 

En FormArte vamos a prepararte para que destaques en tu prueba por ti misma. En diez meses aprenderás cómo preparar tu prueba, marcando la diferencia para que puedas volar por ti misma.

Si quieres que te echemos una mano, ¡contáctanos!

FormArte, el arte de formar

 

 

 

A la caza de la plaza

Hoy os vengo a contar la historia de una gran amiga, de esas con las que ya jugabas en el patio del colegio. Vamos a llamarla Irene…

Irene, lleva casi 10 años trabajando en un local de comida rápida mientras se sacaba la carrera, el máster y por último preparaba las oposiciones; durante estos años, conoció el amor de su vida, se independizó y hace un año se casó, ahora quiere ser madre y por supuesto sacar las oposiciones. Este fin de semana Irene se va a hacer más de 1000km para ir a examinarse, dejando atrás muchas cosas, pero luchando por su futuro.

Me imagino que esa historia os sonará a muchas, y por ella y por vosotras hoy escribo este post.

Para muchas este es el primer año, pero para otras muchas personas es ya casi una tradición que si hay suerte pasa cada dos años y si no, cada cuatro, como el mundial… pero al final todas con las mismas ilusiones, todas con vuestros sueños, vuestras vidas, y con esos nervios de los días antes, así que, aquí van nuestras recomendaciones para estas últimas horas:

 

¡NO ESTUDIES! Se recomienda que las 24 horas antes de un examen no se estudie. Llevas un año entero estudiando, ¿en 24 horas cuántos temas te da tiempo a repasar? Eso solo va a servir para ponerte más nerviosa y generarte confusión.

 

DUERME. Es difícil, lo sé, pero hay que descansar antes del examen, acuéstate pronto, intenta dormir 8 horas, y también levántate temprano y llega pronto a la prueba, si llegamos corriendo 3 minutos antes solo generamos ESTRÉS.

 

 

RELÁJATE. ¿Qué es lo que más te gusta hacer? ¡Pues hazlo! Sal a correr, vete a nadar, escucha música, lee o haz maratón de tu película favorita, si estás en otra ciudad aprovecha para conocerla, pero relájate.

 

PIENSA QUE LA PLAZA ES TUYA. Aumenta tus niveles de testosterona de manera natural. Si vas con la cabeza gacha, desanimada, tu cuerpo generará cortisol, por muy bien que te lo sepas estarás jugando en contra de ti misma. Ponte tu canción favorita antes de entrar, haz como los gorilas levanta el pecho y entra al examen pensando que lo vas a conseguir.

 

Aunque ya sabemos que en estas oposiciones todo depende de muchos factores, vuestra tarea ya está hecha, ahora mucha suerte a todas, en especial a todas nuestras alumnas que estos días se van a presentar aquí en Asturias, en Aragón, Baleares, en la Comunidad Valenciana, Extremadura, Canarias, Castilla y león, Galicia…

FormArte, el arte de formar

 

 

Experiencias cristalizantes y paralizantes

Esta nueva publicación en el blog también  está en: https://www.academiaformarte.com/blog-11

Ya David Feldman en 1980 utilizó el término de experiencias cristalizantes, para definir lo más señalado en el desarrollo de talentos, habilidades o capacidades de un individuo, estas experiencias suelen producirse durante la infancia y se dan en una o varias inteligencias, el mismo autor nos lo ejemplifica con Einstein y como a partir de ver una brújula magnética a los 4 años le motivó para querer averiguar todo ese proceso a sus ojos mágico, activando así su genialidad.

Experiencia Paralizante

Me reitero cuando digo como en otros post, que ya está todo inventado,¿y os preguntaréis porqué hablo de esto? si es que no la hay más tonta que yo…, tuve una preparadora como compañera aquí en la academia Formarte, a la que la escuché por primera vez el término “experiencias cristalizantessss” y lo mejor de todo es que lo acuñaba como propio, como innovador y fántástico, pero… ¿queréis que os cuente un secreto? lo mejor de esto es que yo me lo creí, hasta ella se lo llegaría a creer, pero si buscamos la lectura positiva,eso es lo que tienen que hacer nuestros alumnos/opositores/compañeros en esta academia de oposiciones magisterio o en cualquier otra, hacer suya la terminología, tener la capacidad de adaptarla en sus programaciones y temas, tener esa capacidad de hacer de un hilo conductor la magia, que en ocasiones pienso, que solo está en la literatura contemporánea de la que nos nutrimos, tocando temas como la muerte, la diversidad, el acoso escolar(“Vacío”, “Te quiero casi siempre”, “Malena la Ballena”,Orejas de Mariposa”) y tantos más, con ilustraciones que también nos harán volar, crear nuestras propias historias.

Escaleras del aula

Thomas Amstrong tiempo después acuñó las “experiencias paralizantes” para hablar de las situaciones que desactivan, que inhiben o “cierran la puerta” al desarrollo del potencial de las inteligencias, las emociones negativas y de nuevo en la infancia, como el miedo, la vergüenza, la ansiedad y si miramos la sociedad en la que vivimos está repleta de factores ansiógenos, que harán que impidamos el normal desarrollo de una o varias inteligencias.

Cuando pasa el tiempo, nuestros alumnos/amigos, que optan por esa plaza en dichas oposiciones de magisterio, para ser funcionarios de carrera nos dicen, que no solo se han preparado para las opos, que les ha servido su paso por nuestro centro de formación para la vida, el ejemplo claro está en nuestra entrada a las aulas, al mundo del color, a la magia a través de la Lupa, a las historias para desaprender.

Entrada a las aulas, academia formarte en asturias

Quién no ha visto u oído, como unos padres riñen a su hijo por tocar un instrumento musical, mal sí, cansino puede que también, pero ojo como lo hacemos y nosotros como educadores e incluso los propios compañeros del niño cuando se han burlado y este se siente humillado por ese dibujo, creación artística sí.. feo también, pero volvemos a los modos, a los acercamientos hacia ese menor.¿QUIÉN no conoce, a esa mamá que apunta a su hijo/a a ballet? aunque camine como un patito y sobre todo.. sobre todo.. no le guste a la criatura y haga sentir rídiculo y pavor al TUTuuuu.Pero es que fulanita los lleva o es que yo toda la vida quise bailar, jugar al fútbol o tocar la guitarra da igual.

Academia FormArte, el Arte de Formar opositores.

 

¿En clase no se juega?

La respuesta casi siempre es sí. ¿Siguiente paso? Aprovechar las ventajas de la tecnología para facilitar el aprendizaje mediante el juego. ¡Bienvenidos a la gamificación!

 

Artículo extraído de Telefónica-Educación Digital y sigue la corriente pedagógica que desde Formarte tratamos de inculcar a nuestros maestros-alumnos-opositores, no solo para adaptar en sus Programaciones e UD sino para trasladarlas al aula.

Cuenta Ángel González de la Fuente, periodista, escritor, reconocido gamer del mundo de la educación y jefe de Proyecto en Telefónica Educación Digital, que en unas escuelas de primaria de California llamadas Rocketship Schools crearon un software educacional de matemática básica sin enunciados porque estaba hecha para hijos de inmigrantes latinos y asiáticos.

Su gamificación era muy básica: a un lado de la pantalla, un pingüino llamado Jiji quería pasar al otro lado. Para ello los alumnos tenían que resolver un problema. “Es muy sencillo, pero con un flowfabuloso”, dice González. Tanto es así que los chicos se engancharon desde el primer momento a resolver problemas y en los test estatales están sacando mejores calificaciones que los niños de cualquier otra escuela. Pero Rocketship va más allá. Al principio la mascota era un canguro y a los niños no les motivaba ayudarle porque se preguntaban que cómo siendo un canguro no saltaba por encima del problema. Lógico, ¿no? Cuando cambiaron la mascota por este pingüino adorable y algo desvalido triunfaron. “Esa es la magia de la gamificación”, afirma González. Y como este, cientos de ejemplos.

La idea de utilizar mecánicas lúdicas para fomentar el aprendizaje no es nueva, pero la irrupción de la tecnología en el mundo de la educación le ha puesto nombre: gamification y/o edutainment. Pero ¿qué significan? ¿Para qué sirven? ¿Son lo mismo?

 CATAPULTA DE LA MOTIVACIÓN

No hay una respuesta universal. Para muchos pedagogos de nuestro país, como Javier Espinosa, profesor de tecnología en un instituto de Madrid y Premio Nacional de Innovación Educativa 2015, la diferencia es evidente: “La gamificación, que podría traducirse como hacer juego, es el empleo de mecánicas de juego en entornos no lúdicos, como la formación, con un claro objetivo: mejorar el proceso de aprendizaje hasta convertirlo en una experiencia memorable, épica. Por contra, el objetivo del edutainment education+entertainment— es entretener y, en un segundo plano, educar a través de un juego o contenido”. Sin embargo, en el otro lado de la balanza, González opina que la diferencia es solo cuestión de matices: “Lo importante es que en ambos casos el juego actúa como catapulta de la motivación en el aula”.

Y en eso sí están de acuerdo los expertos. El juego como método innovador de aprendizaje desarrolla habilidades y competencias como la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos comunes a todos los juegos y, además, permite modificar determinados comportamientos y actitudes.

INNOVAR NO ES COSA DE FRIKIS 
Gamificar es innovar, pero innovar no es cosa de frikis, ni en el lado del profesor ni en el lado del alumno, aseguran los expertos. Y aunque no hay datos sobre la penetración de la gamificación en las aulas españolas, los gamers más destacados tienen claro que no es algo pasajero. De hecho, el evento más importante del sectorel Gamification World Congresstiene sello español. En él se dan cita cada año empresas y profesionales interesados en el uso del juego en áreas como el engagement con clientes, la mejora de la productividad de los trabajadores, la innovación, la salud y la educación. “El juego permite crear una zona segura de aprendizaje donde el error está permitido y equivocarse mola porque se aprende de ello y se utiliza como base para crear aprendizajes sostenidos en el tiempo”, señala Sergio Jiménez, cofundador del evento. Y aunque el Gamification World Congress tiene un enfoque más empresarial, en el terreno educativo las iniciativas también crecen. GamificaTuAula, por ejemplo, es una comunidad abierta formada por profesores de primaria, secundaria y universidad, que han decidido unir fuerzas para convertir las aulas de España en territorio de juego.  “Cualquiera puede gamificar su aula, su claustro, su centro…”, dice Espinosa, miembro de la asociación. “Queremos mejorar, convertirnos en mejores profesores cada día, ayudarnos entre los docentes y difundir que no estamos solos”.

Espinosa, ferviente defensor de demostrar el movimiento andando, emplea a diario la gamificación en su instituto. “Yo utilizo con mis alumnos de ESO herramientas de gamificación como ClassDojo —una plataforma de gestión del comportamiento gamificada— y los resultados son fantásticos: se genera un ambiente muy positivo, se consiguen objetivos y la motivación se convierte en algo intrínseco a la clase”.

ERES ÚNICO E IRREPETIBLE
Y no es el único ejemplo: Class of Clans es el juego de estrategia online por el que Espinosa, junto con otros dos docentes, fue galardonado con el Premio Nacional de Innovación el año pasado. El juego integra cuatro asignaturas en una misma gamificación que mete a los alumnos en un viaje por el paleolítico en el que deben sobrevivir y avanzar como civilización en equipo. “El juego expone los contenidos reglados de forma vivencial, práctica y divertida, lo que fomenta que el aprendizaje sea realmente significativo y que no se olvide fácilmente”, asegura.

El juego, como método innovador de aprendizaje, desarrolla habilidades y competencias como la motivación, la concentración y el esfuerzo.

El alcance de la gamificación, sin embargo, va más allá de lo puramente cognoscitivo, alcanzando también aspectos emocionales. Gameofmylife es un claro exponente. “En este juego los alumnos y yo hemos vivido una experiencia emocional fantástica a través de los sueños. El objetivo era mejorar su autoestima y hacerles conscientes de que son únicos e irrepetibles y, sin duda, lo hemos logrado”, afirma Espinosa.

Y es que en la guerra de la motivación el juego tiene dos componentes que lo hacen imbatible: la interactividad, que hace a cualquiera protagonista de un universo fascinante, y la capacidad social. En este sentido, añade González, “los juegos siempre van a ganar la batalla. Eso sí la victoria nunca es eterna. Hay que reinventarse y tirar de magia e ingenio constantemente”.

“El juego permite crear una zona segura de aprendizaje donde el error está permitido y equivocarse mola porque sirve como base para crear aprendizajes sostenidos en el tiempo”. Sergio Jiménez, cofundador del Gamification World Congress.

OPOSITOR SALTA…NO TE CONFORMES

¡Sufro el síndrome de la rana hervida!

Si metemos una rana en un cazo de agua hirviendo, esta saltará para escapar; pero si llenamos un cazo de agua fría, metemos una rana en el agua y ponemos el cazo a fuego lento, nuestra amiga la rana poco a poco irá ajustando su temperatura corporal a la del agua.

Cuando el agua esté a punto de hervir, la rana no podrá aumentar más su temperatura e intentará salir, pero como ha gastado todas sus energías adaptándose al agua, ya no le quedarán fuerzas suficientes y perecerá hervida.

Lo que hoy es un experimento científico, que demuestra que si se calienta el agua a 1,2 grados cada hora una rana permanece dentro del agua y muere, nació a partir de una fábula de Olivier Clerc que hacia referencia a lo peligroso que resulta el conformismo y la sobre-adaptación.

Yo actúo bajo el síndrome de la rana hervida cuando me adaptconsciente o inconscientemente apersonas situaciones o relaciones que me son perjudiciales de algún modo, ya sea porque me dañan o porque no me permiten avanzar o evolucionar.

El arte de adaptarse a lo dañino

Seguro que en tu entorno mas cercano conoces a alguien que nunca se queja, que se adapta, al que todo le parece bien, el típico buenazo….pues esa persona más que buenazo es una pobre “rana hervida”.

Estas conductas hiper-adaptativas, mansas y sumisas que suelen ser vistas como una virtud, suelen ser el resultado de, entre otros, una baja autoestima.

Existe una linea muy fina entre lo que supone el síndrome de la rana hervida, que lleva asociado una baja autoestima, con actitudes vitales que podríamos considerar sanas, como son la empatía y la paz interior.

Muchas personas confunden el amor hacia otra persona con relaciones dependientes, interesadas o abusivas en las que la manipulación es un medio para conseguir las cosas. En casos así lo que está ocurriendo realmente son situaciones de dependencia, desigualdad o abuso, ya sea emocional, psicológico, físico o económico; la persona ha dejado de respetarse, de escucharse, de no hacer caso de sus propias necesidades, porque no se sienten capaces de enfrentarse a la realidad de una situación que les da miedo o les resulta dolorosaPusimos de ejemplo el amor, pero este tipo de conducta también aparece en ámbitos familiares, laborales o sociales.

¿Qué nos lleva a no saltar a tiempo del cazo?

Algunas de las causas por las que no reaccionamos ante lo que nos daña puede ser:

  • Restarle importancia a cosas que la tienen, engañándose con pensamientos del tipo: “no vale la pena” o “no sirven para nada”.

  • Creer que “esto es lo que toca”, que no existe ni otra salida ni otra opción

  • No querer ver, por culpa de las expectativas que hemos creado sobre algo o sobre alguien.

  • Lo nocivo de pensar que “más vale lo malo conocido…”

  • La esperanza deque la situación mejorará o incluso llegará a cambiar con el tiempo.

  • La falta de contacto con nuestras necesidades reales, con lo que nos gusta, con lo que necesitamos, con lo que queremos que nos ocurra en la vida.

    Al igual que el agua se va calentando poco a poco, lo suficiente como para que la rana pueda ir adaptándose, por lo general las situaciones se transforman de manera muy lenta y paulatina y es complicado detectar el momento en el que empiezan a cambiar.

 

¿Qué actitudes pueden evitar el síndrome de la Rana Hervida?

Como el miedo, la incertidumbre, la comodidad, la inseguridad, la falta de Asertividad o una baja autoestima son alguna de las emociones que nos hacen permanecer dentro de la olla:

  • Escuchate, escucha tu entorno y SIENTE, actitudes de alerta nos harán darnos cuenta de que e“el agua se está calentando”.

  • No siempre es adecuado adaptarse; has de aprender a distinguir cuando lo haces por miedo o por comodidad.

  • No te creas falsas expectativas y asume cuanto antes que no se puede cambiar a las personas y que si actúan dañándote es porque no saben hacerlo de otra forma.

  • No aguantes situaciones por el qué dirán, por comodidad o con la esperanza de que cambien: no lo harán.

  • Marca tus límites en lo personal, laboral, etc… y mantente fiel a ellos y defiéndelos a “capa y espada”

  • Acepta la realidad tal y como es y se consciente de como te afecta.

  • ¡Atrevete a saltar del cazo!, ya sea por tus propios medios o aunque para hacerlo necesites ayuda terapéutica de profesionales como los que integran nuestro equipo en Gestión Emocional

¿Qué hacer?

Si consentimos permanecer en algo o con alguien que nos daña, quiere decir que estamos escondiéndonos a nosotros mismos nuestras emociones y nos estamos autoengañando. ¿Auto-engañando?, Si, autoengañando, porque nos estamos obligando a creer que no es para tanto, que no nos perjudica, que no nos daña, que no nos duele.

Aunque no sea posible cambiar las circunstancias porque a veces no dependen de nosotros, siempre podemos comprometernos en la parte que sí debemos asumir: en la elección de cómo enfrentarnos a ellas, tomar conciencia de cómo nos influyen y adoptar las medidas necesarias para vivirlas de la forma más sana y consciente posible.

… y recuerda, la “olla” no es solo cosa de complacientes o sumisos. En realidad, es tan perjudicial ser intransigente, estricto oinflexible como ser sumiso, extremadamente complaciente o adaptativo. Cualquier actitud, llevada a su extremo, nos perjudica.

Saltar de la olla es un acto no solo de valentía, sino más bien de respeto, valoración y amor hacia nosotros mismos.

TE AYUDAMOS CON EL SALTO.

¿ Y TÚ PORQUÉ ERES MEDIOCRE?

La mediocridad se elige.

Desde hace años que disfruto de los escritos de Jorge Wagensberg y me siento muy cercano a su forma de ver el mundo y la capacidad humana de ser creativos.

En un artículo publicado en El País, opina que hay colectivos que funcionan y otros que no, que hay sociedades que funcionan y otras no, e incluso países que funcionan y otros que no.

Para él, lo que consigue que un colectivo funcione, lo que permite el triunfo o fracaso de una sociedad, radica en los valores individuales, el conocimiento, en la tradición y en la cultura que permiten que se produzcan encuentros y avancemos colectivamente.

En su visión para que el progreso continúe, plantea asomarse al conflicto humano entre dos conceptos extremos e inseparables: la creatividad y la mediocridad. El mediocre sabe que lo es porque ser mediocre es una decisión personal, dice el científico, afirmando que el mediocre no desea descubrir ese talento que todos llevamos dentro.

Está claro que el mediocre que lea esta afirmación dudará o negará que el mismo posea este talento, como tantas veces se lo habrá negado y hará lo mismo con todos los que le rodean. o quizá no, y salve a algún artista lejano.

Sin embargo, todos poseemos la capacidad creadora, nacemos con ella. Lo que haya sucedido en nuestro pasado, tanto social como familiarmente, es significativo pero no decisivo a la hora de elegir ser mediocre. 

La diferencia entre las personas que usan su creatividad y los que no la usan no reside en la inteligencia tal como ésta se mide en las pruebas de inteligencia, sino en su capacidad empática, en desde donde nos relacionamos con los otros  y somos los dueños de nuestro destino, con un alto conocimiento de nosotros mismos.

Todos estamos en un tris de caer en la mediocridad, es más laxa, más fácil.

Es mucho más fácil seguirse a uno mismo que trabajar para un proyecto de la índole que sea, poner las energía en algo que nos permita crecer tanto como persona o como profesionales.

Y no hablo ya de algo que nos haga transcender como personas, sino de algo que nos ilusione, motive o mueva interiormente.

El mediocre que elige este personaje, elige  no crecer, es un niño que aún no ha desarrollado su empatía.

Es aquel que se ríe de los demás y de su desgracia, esto tan español, el que se burla de las imperfecciones de los demás.

El mediocre se piensa perfecto o desea alcanzar la perfección. Y, como niños, son amantes de la destrucción y no de la construcción. Wagensberg dice: Construir es ir de cualquier parte a una parte muy especial, y para ello hay que invertir tiempo, talento y esfuerzo; destruir es ir de una parte muy especial a cualquier otra parte, y para ello no se requiere absolutamente nada.

El mediocre no ve la película completa, no tiene perspectiva ni de su vida ni del mundo, se conforma con lo inmediato, con el caramelo rápido, y no espera la recompensa del trabajo bien hecho, ni la del esfuerzo.

Sistémicamente los mediocres son unos excluidos de si mismos y solo encajan en un sistema de mediocres.

Por lo que excluyen a los que son diferentes y desean serlo, a los que ven la posibilidad del cambio y trabajan para ello. Los que se transforman.

Los individuos creativos parecen estar relativamente liberados de prejuicios y convencionalismos, y no les interesa particularmente lo que sus semejantes o cualquier persona piensen de ellos.

Tienen poco respeto por las tradiciones y reglas establecidas y por la autoridad en lo referente a su campo de actividad, prefiriendo fiarse de sus propios juicios.

Se dice asimismo que los varones creativos obtienen a menudo resultados altos en los tests de “feminidad”, lo cual indica que tienen una mayor sensibilidad y son más conscientes de sí mismos y más abiertos a la emoción y a la intuición que el hombre medio de la cultura occidental.

Dice  Wagensberg en su último libro que la creatividad es la principal fuente de autoestima y de equilibrio mental. Lo que destaca de las personas creativas es su confianza en sí mismos, su coraje, la flexibilidad, la alta capacidad de asociación.

También su capacidad intuitiva, así como la crítica, así como su imaginación, la curiosidad intelectual y las características afectivas de sentirse querido y protegido.

Tienen soltura y libertad, entusiasmo y tenacidad. Y se destacan por su profundidad.

Los mediocres destacan también por un racionalismo extremo, y un enfoque superficial.

Poseen falta de confianza y poca motivación. Escuchan poco y respetan excesivamente a la autoridad. Tienen un talante no crítico, no observador.

Y, de esta forma, al convertirme en mediocre acallo mi conciencia, es decir, sigo a la masa.

Ya se sabe que existe la fuerte creencia de que “al que sobresale en este mundo se le corta la cabeza”, luego es preferible callar ante las opiniones de los demás, silenciarse ante los primeros vaivenes. “Las ideas hay que llevarlas por dentro”, me aleccionaba mi padre y afortunadamente no le seguí en eso.

Afortunadamente sobresalí y me convertí en creativo y creador, finalmente, de mi vida. Hoy me dedico a acompañar a aquellos que desean salir de esa mediocridad vital para vivir en esta época de incertidumbres tan creativas.

LAS OTRAS TIC: Ternura, Interés y Cariño

 

Estamos embaucados en un mundo tecnológico, presente en nuestras vidas, trabajos, casa…todo es estar conectados y  avanzar hacia las tecnologías innovadoras, SIEMPRE MAS, es un slogan de una de las operadores de telefonía móvil…pero en este caso más tecnologias, significan menos en los ámbitos.

Las TIC constituyen en fenómeno social de gran trascendencia. Según el Informe de la Fundación Telefónica “La Sociedad de Información en España 2014”.Casi el 80% de la población accede a Internet a diario y lo hace mayoritariamente a través de un dispositivo móvil.

¿Pero qué es lo que aportan las nuevas tecnologías a la educación?

Parece que además de comodidad, rapidez, sencillez, y la mejora de la productividad en general, suponen un cambio radical en el proceso educativo. La incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la educación abre un amplio abanico de oportunidades y posibilidades en el sector educativo contribuyendo a la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje, elimina barreras geográficas, se presenta como un potente recurso pedagógico que puede actuar como catalizador del aprendizaje, así como una valiosa herramienta para alumnos con necesidades educativas, y un largo etcétera pero… ¿nos ocultan las pantallas táctiles y la realidad aumentada la verdadera mirada de los alumnos? ¿Cuándo fue la última vez que miraste a alguien a los ojos? ¿De qué color son los ojos del niño de la primera fila? o simplemente ¿te fijaste que tu compi se cortó el pelo, o que lleva sin sonreí unos días?…No verdad… no te fijaste no levantaste tu mirada del móvil, Tablet, libro de texto…se te olvido mirar que es lo que pasaba a tu alrededor.

 

Pero para mí las mejores TIC que yo tengo en mi casa, en mi clase y que año tras año me funcionan  son: LA TERNURA, EL INTERÉS Y EL CARIÑO.

A veces los maestros, profesores , perdemos el norte, actuamos como si fuesen máquinas nuestros alumnos, como si estuvieran programados para aprender, de estudiar, de repetir, de obedecer. Nooooo, eso no son nuestros niños, son personas, son la mejor selección de los seres vivos: son niños Son el futuro de la sociedad, ¿cómo queremos que actúen en ese futuro? ¿Cómo máquinas o con corazón? Yo prefiero una sociedad dirigida con y desde el corazón.

 

Los docentes tocamos vidas para siempre, escribimos y dejamos huellas en los corazones de nuestros alumnos, por eso debemos hacerlo con mucha ternura, creatividad y alegría. Capaz de encontrar la inspiración en cualquier persona que tenga algo que aportar-

Creo que educar es algo más emocional que curricular. ¿Y porque educar con ternura, interés y cariño? ¿Y por qué no? Piénsalo.

No es fácil educar a los niños, no viene con manual de instrucciones, ni con botón on /off. Los niños crecen seguros de sí mismos y con buena personalidad cuando los padres y educadores les hemos transmitido esa seguridad y confianza que les va a permitir entre otras cosas, asumir la responsabilidad de sus actos. Sin ternura ni cercanía no puede haber aprendizaje. Uno no aprende de aquel al que teme, ni de aquel al que observa desde la lejanía impuesta por una barrera invisible de frialdad. Sin ternura no hay mirada cómplice. Y sin mirada cómplice, la educación está perdida. Porque la confianza y la ilusión son motores incombustibles e imprescindibles. Ternura en el trato, comprensión, apoyo, guía y mano tendida. Para ayudar a levantarse cuando uno cae, para ayudar a percibir el mundo como un lugar que merece la pena

 

¿Es posible que tus alumnos o hijos disfruten al sentarse delante de los libros para estudiar? Si,  si existe la motivación y el impulso para ello, claro que  si. Para que haya interés tiene que haber una motivación, pero no solo por parte del alumno, sino también nuestra, de los maestros. Los docentes somos algo parecido a unos comerciales, sí, unos comerciales. Porque lo que hacemos es vender un producto, “el del conocimiento”. Y vender un producto, sea el que sea, no es fácil. El buen comercial es aquel que es capaz de llegar al corazón del consumidor, que es capaz de convencerle con argumentos sólidos, que es capaz de hacerle creer que realmente necesita consumir ese producto, de crear esa necesidad .Y ¿Cómo hacer que se interesen por lo que les queremos enseñar? Es necesario que  se emocionen con lo que hacen, que les despierte sentimientos es fundamental para que quieran aprender más y más. Es importante partir del interés de los niños y buscar actividades adecuadas a la edad de cada niño. Podemos realizar actividades con los niños para que aprendan a aprender en otros ambientes, visitas interactivas a museos, exposiciones… Hoy, educar no es enseñar contenidos, es enseñar caminos; es dar alas a la creatividad y encenderle una vela a la imaginación; es hacer que un ánimo apagado se ponga a caminar y que quien había perdido la esperanza vuelva a soñar. Educar es saber mover un corazón. El buen maestro ya no es solo aquel que enseña, es aquel que inspira y despierta en el alumno las ganas de crecer.

Al menos así lo entendemos en nuestra Academia y  se lo transmitimos del mismo modo también a nuestras niñas, maestras de presente y funcionarias de futuro.

Y  el cariño, con mayúsculas, del de verdad, del que vale ,del que es para siempre… del que da “abrazos calentitos” y toca el corazón, cuando tus niños te ven triste y te besan, o te diste otro golpe en la rodilla con la mesa y te abrazan con el corazón. Ese cariño que te hace ver al alumno que tienes en frente como el niño que es, con sus temores, sus sueños, sus alegrías.

 

A la educación de hoy en día no le faltan más horas de matemáticas, ni de lengua, ni de science. A la educación de hoy  lo que le falta es alma. “La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza – decía Howard G.  – , sino de corazón a corazón”. El buen maestro ya no es solo aquel que enseña, es aquel que inspira y despierta en el alumno las ganas de crecer.

¿Quieres mejorar el aprendizaje de tus alumnos?

GRATIS

Descárgate gratis el eBook con 3 ....